Misiones: atentaron contra el guardaparque provincial Jorge Bondar y su familia en San Pedro

El hecho ocurrió el martes (3) y piden se investiguen a los responsables por “intento de homicidio”, ya que intentaron incendiar su vivienda, quemaron dos vehículos y pusieron en riesgo la  integridad física del guardaparque Jorge Bondar y la de su familia.  Así lo explicaron desde la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) Seccional San Pedro, Misiones. El gremio expresó  su “categórico apoyo” y en relación “al vil atentado incendiario del cual han sido víctimas; estamos como personas y como organización sindical a entera disposición para colaborar en lo que haga falta”, señalaron.

Por Patricia Escobar 

@argentinaforest 

MISIONES (5/3/2020).- Desde el gremio ATE San Pedro instaron este miércoles a las autoridades con competencia en la actuación a realizar “una investigación profunda, imparcial, y con la máxima pericia y tecnología disponible a fin de dar con él/los responsables de este hecho infame;  hecho que representa por la naturaleza con la que fue consumada un directo intento de homicidio”, aseveran en el comunicado.

Jorge Bondar fue guardaparque en el Parque Provincial Teyú Cuaré, en San Ignacio, y en los últimos años se lo asigno como responsable institucional de la Reserva de Biosfera Yabotí, en San Pedro, donde se realizan controles y permanentes operativos para detener delitos ambientales relacionados a la madera ilegal, la caza furtiva y la pesca.

El guardaparque tiene funciones distintas en las áreas naturales protegidas, con operativos de control cotidianos. 

 

Vehículos incendiados en la vivienda del guardaparque 

Tarea de riesgo: custodiar la selva misionera

Desde ATE San Pedro indicaron que son numerosos los casos de violencia contra los trabajadores de las Áreas Protegidas ocurridos en el municipio. “Uno de los más graves fue el caso de Daniel Kurday. Nuevamente, segundo caso con la modalidad incendiaria contra la familia y los bienes personales, pero además preexisten amenazas verbales de distintos tenores, los cuales son más frecuentes aún”.

Advirtieron que estas situaciones de intimidación los profesionales guardaparques enfrentan en las distintas zonas de la provincia, “incluso se dieron hechos con incendios de destacamentos completos, como el caso del Parque Horacio Foerster”.

Finalmente, en el documento, solicitan a las autoridades provinciales de Misiones, “políticas ambientales integrales y serias”, en resguardo de las vida de los custodios de la selva misionera.

Consideraron que “de lo contrario, simplemente se está  exponiendo la vida del trabajador de la conservación y sus familias al capricho de sectores vinculados a las actividades ilícitas de la madera, la cacería o pesca, en un contexto de un marco laboral precario que vuelve la tarea en las ANPs totalmente insalubre e insostenible”, concluyeron.

 

Indignación y masiva solidaridad con el guardaparque

Durante la tarde del miércoles, tras darse a conocer la noticia, en redes sociales fueron cientos los mensajes de solidaridad para con el profesional. “En San Pedro ya hubo un Guardaparque baleado, quedó en sillas de rueda de por vida Daniel Kurday. También hubieron amenazas a varios compañeros, y ahora esto que demuestra que falta un profundo trabajo de educación en cierto sector de la población de esta zona, que ven a los guardaparques como si fuera su mayor enemigo, por diferentes intereses”, expresó el guardaparque provincial, Leonardo Rangel.

“Otra vez un nuevo atentado a un colega guardaparques. Solidaridad con el compañero. Necesitamos recursos, herramientas legales, más guardaparques en las áreas naturales protegidas, y un genuino apoyo de la clase política para así poder defender la selva sin jugarnos la vida”, expresó el guardaparque provincial y delegado gremial en ATE, Diego Ciarmiello.

Por otra parte, Walter Atenen, inspector de Control Forestal del Ministerio de Ecología y delegado gremial de UPCN, también hizo llegar la solidaridad de todos sus compañeros con el colega guardaparque por la agresión sufrida. “Solicitamos, ante estos hechos, la urgente necesidad de contar con mayor legislación ambiental y más recursos para todos los sectores del Ministerio de Ecología, ya que se trata de una problemática que se viene soportando desde hace años y la clase política está al tanto de numerosas denuncias realizadas a estos efectos”, indicó Atenen.

Consideró que ante las presentes circunstancias, se necesita fortalecer con profesionales una mejor capacidad de gestión. “En estos años, en nuestra función existen situaciones extremadamente delicadas, muchas situaciones de tensión e intimidación. Por esto, es necesario encuadrar jurídicamente la función del inspector de Bosques. Desde la integridad jurídica del personal, las guardias, los refuerzos. Se trabajan 330 horas al mes y solo se abonan 120 horas”, aseveró el gremialista.

Agregó que “todas estas situaciones delicadas ya fueron presentadas en tiempo y forma por nuestra organización gremial, incluida la seguridad del personal”.

 

Claudio Bertonatti: “No necesitamos más mártires por la naturaleza”

El reconocido naturalista y asesor científico de la Fundación Azara, Claudio Bertonatti, también se solidarizó con el guardaparque Jorge Bondar con algunas reflexiones: “Incendiaron su casa y su auto. No es la primera sino la sexta vez que un guardaparque misionero es víctima por cumplir con su deber. Recordemos que en 2004 el Guardaparque Daniel Kurday (por entonces, de 35 años) fue baleado por un cazador, que lo hirió de gravedad y lo dejó paralítico. A nivel mundial son asesinados unos 100 guardaparques por año. No necesitamos más mártires de la conservación de la naturaleza”, expresó,

Este nuevo “mensaje” mafioso proviene de las personas perjudicadas por los recientes operativos de control del tráfico de maderas y fauna que Bondar y sus compañeros realizan cotidianamente en defensa de la naturaleza mientras recorren y custodian los Parques Provinciales misioneros. “Por eso, este atentado no está dirigido solo a él, su familia ni al resto de los guardaparques. Es una amenaza contra todos los misioneros y contra todos los argentinos de bien que anhelan que las leyes se cumplan. Por eso es importante que el Gobierno de Misiones se constituya en querellante y que la Justicia esclarezca este caso, brindando la máxima seguridad a quienes custodian el patrimonio natural y cultural, y que sentencie a los responsables con condenas que sean un mensaje más poderoso que el que nos mandan los mafiosos”, concluye el ambientalista. 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *