Marcos Pereda, productor y exportador: “Para concretar grandes inversiones forestales en la Argentina aún nos falta seguridad jurídica y estabilidad política económica”

El empresario argentino Marcos Pereda, CEO del Grupo Bermejo (ganadería, agricultura, forestación) y dirigente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), productor y exportador forestal, en una entrevista a un programa radial que se emite por Radio Colonia (AM 550), de Uruguay, y que reproducimos desde ArgentinaForestal.com, explicó por qué “no tendrá mayor impacto” la quita de aranceles de China a los productos forestales de la Argentina, cómo evoluciona la recuperación de los envíos a EEUU, y cuáles son las materias pendientes para ser competitivos  y lograr así en el largo plazo ser una potencia forestal global, como Brasil o Chile.

Por Patricia Escobar

@argentinaforest

 

URUGUAY Y ARGENTINA (25/1/2021).- Nuevamente, lo que a priori pareciera ser una muy buena noticia para la producción forestal del país ante la decisión de China de reducir arancel de exportaciones de 22 posiciones, la realidad es que en el  rubro madera, las exportaciones en volumen de la Argentina a China se están dando básicamente en madera y rollos, y ambos rubros no fueron alcanzados por las medidas del país asiático. Así lo explicó el empresario argentino Marcos Pereda, CEO del Grupo Bermejo (ganadería, agricultura, forestación) y dirigente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), productor y exportador forestal, en una entrevista a un programa radial que se emite por Radio Colonia (AM 550), de Uruguay, y que reproducimos desde ArgentinaForestal.com.

“Desde la Argentina se exporta rollos de pino desde 2018, y en promedio por año se logran unas 500 mil toneladas, al igual que en productos de madera aserrada. Y los principales rubros que dieron baja en los aranceles en China no fueron precisamente ninguno de estos dos productos, con lo cual el impacto en el rubro forestal argentino no es tan importante. Sí se verán beneficiados en el rubro Carbón Vegetal, en ese segmento tendría un impacto mayor, aunque no es un gran volumen lo que  se comercializa. De todas formas, es una actitud interesante y muy buena señal para seguir avanzando en incentivos de los distintos rubros de la cadena foresto-industrial, para seguir avanzando en el mercado exportador y generar divisas, que es lo que el país necesita”, expresó Pereda en la entrevista con el programa “Colonia Agropecuaria”.

En esa línea, reflexionó sobre el escenario del mercado forestal y maderero de la Argentina, su competitividad exportadora en relación a países vecinos como Uruguay o Chile, y marcó su visión de negocios respondiendo por qué en el sector no se ha logrado en los últimos 20 años atraer inversores y concretar proyectos de base forestal en el país frente a gran potencial de desarrollo exportador que representa. Apuntó principalmente a la “inestabilidad política e inseguridad jurídica” de desalentar la inversión.

“Si se concretaran las inversiones industriales que aprovechen la materia prima forestal existente podríamos hablar de alcanzar un nivel anual de exportaciones por 6.000 millones de dólares”, asegura el empresario.

Escuchar audio Radio Colonia (AM 550)- Programa Colonia Agropecuaria. (Entrevista de  Jorgelina Traut y Luciano Fondado)

CA: ¿Cuál es la competitividad actual del sector de la industria forestal y maderera?

Depende de cómo nos comparemos. Estamos de acuerdo en que el tipo de cambio favorece la exportación y la Argentina está competitiva. Si nos comparamos con el mercado de Uruguay o Chile, en la Argentina se tiene una competitividad mayor. Pero el país tiene otras dificultades. Los exportadores del rubro están pagando entre un 3 a 4,5 por ciento de retenciones a las exportaciones, depende del producto, por ejemplo.

Otra dificultad es que no tenemos ventajas en términos de industrias. Nuestro sector viene desde hace décadas con falta de inversiones. Nuestras industrias en la actualidad no son las más competitivas en términos de productividad en relación a nuestros vecinos donde lograron instalarse grandes industrias que generan una producción con un valor agregado en volumen y escala.

La Argentina esto (industrias competitivas) aún lo tiene. Desde hace tiempo ambiciona grandes inversiones en el sector pero no se ha podido lograr. Este es un punto pendiente.

 

CA: Como empresa exportadora a Uruguay, si tuviera que hacer un análisis del resultado económico ¿cómo se ubicaría nuestro país para este mercado?

La exportación a Uruguay es algo incipiente. Es un mercado pequeño, aún no es un flujo importante. Además, existen grandes problemas logísticos que debemos resolver, cruzar por el puente hoy es una verdadera dificultad. No tenemos aún desde Argentina ventajas comparativas frente a Uruguay. Estamos peleando, ajustando varios aspectos en términos de compras.

CA: ¿A qué países exporta en la actualidad la Argentina su producción forestal, además de China y Uruguay?

Estados Unidos. El principal producto es la madera de pino, y tradicionalmente, hasta el año 2008, se vendía a EEUU frente a la demanda del mercado de la construcción de viviendas. Después de la crisis suprime norteamericana, comenzó a caer progresivamente la demanda y los envíos desde la Argentina se redujeron.

En 2020 comenzó a recuperarse este mercado, se está volviendo a reflotar. Por lo tanto, tanto la demanda de China de rollos de madera, sumado a las compras desde EEUU, lograron movilizar el grueso de la exportación forestal argentina. Incluso, a pesar de la pandemia, estos dos países no han interrumpido el nivel de compra.

La realidad es que recién en estos últimos dos años se están reactivando las exportaciones forestales. Durante muchos años estuvo frenada y la sobreoferta para el mercado interno generó una caída de precios que hizo que el sector estuviera realmente muy mal en la actividad.

Hoy podemos decir que se está recuperando.

Inversiones en la Argentina, una materia pendiente

CA: Habló anteriormente ud. de la “deuda pendiente” en la Argentina, que son las grandes inversiones en la industria forestal. ¿Por qué no invirtieron en las últimas décadas en el país? ¿Qué faltó para que se concreten?

A la Argentina le faltan inversiones importantes desde hace más de 20 años en casi todos los rubros. Diría que se debe principalmente por nuestra inestabilidad política e inseguridad jurídica, factores frenan la posibilidad de llegada de grandes inversiones de volúmenes importantes como son las fábricas de celulosas modernas que hoy se instalan en el mundo.

Estas plantas tienen un mínimo de capacidad de producción anual de un millón de toneladas por año para ser competitivas. Son proyectos que demandan inversiones de 1.500 millones de dólares.

En el primer mundo están dispuestos a financiar estas inversiones en la Argentina, pero en la medida que exista seguridad jurídica que garantice el largo plazo.

Estamos hablando de una estabilidad jurídica de por lo menos de 30 años, y la Argentina no ha tenido esto desde los 90.

Si me piden una respuesta, es esta: como país nos falta seguridad jurídica para atraer inversiones.

 

CA: Y de concretarse estas grandes inversiones: ¿Cómo mejoraría al sector forestal? ¿Cuál sería su impacto en la Argentina?

Mejoría enormemente. Si miramos a la foresto-industria como un sector estratégico para el país, la Argentina podría tener forestada alrededor de 3 a 4 millones de hectáreas, pero no llegamos aún una superficie de 1,3 millones de hectáreas de plantaciones (entre pinos, eucaliptos y álamos).

Si se tuviera las inversiones industriales adecuadas, competitivas, podríamos estar hablando de proyectar exportaciones forestales por un volumen anual de 6 mil millones de dólares. Movilizar eso, como aporte para las economías regionales del país, es de un impacto enorme.

También en términos de empleo, estamos hablando de generar 350 mil nuevos puestos de trabajo (hoy se alcanzan los 100 mil empleos directos).

Lamentablemente, todavía no han generado las condiciones en el país para convencer a los grandes inversores a que vengan a invertir a la Argentina.

CA: ¿Considera que se sumaría más gente, en la medida que se den las condiciones de inversión, a la producción forestal?

Esto es una gran cadena de producción, el negocio arranca con el dueño de tierra que puede arrendar o plantar, y esa producción lograda colocar en la industria. Se monetiza una vez que se procesa, sea parte fina del rollo de madera (celulosa, biomasa para energía, pellets) o parte gruesa (madera aserrada, tablas, tirantes, vigas, muebles, etcétera).

Hay un montón de oportunidades en toda la cadena de valor, que a partir de la forestación puede tener destino al mercado interno o de exportación.

Hoy la Argentina exhibe una balanza comercial deficitaria en el rubro forestal-maderero, ya que por ejemplo solamente en la compra en el exterior de papel para embalar y cartón, importa por unos 600 millones de dólares cada año. Esto podría evitarse si el país lograra las inversiones necesarias para sustituir la importación.

Creo que el desafío que tenemos por delante es enorme. Las condiciones no están dadas aún para las inversiones. Se necesitan reglas claras, tasa de interés razonable, que no haya cambios impositivos  que afecten la rentabilidad de las inversiones proyectadas. Es decir, seguridad jurídica y estabilidad política.

 

 

Noticias relacionadas

Marcos Pereda sobre la situación forestal en Argentina: “El país debería estar entre los principales exportadores mundiales de celulosa”

Con las experiencias de desarrollo foresto-industrial en Brasil y Uruguay demuestran el potencial estratégico que tiene la Argentina para el crecimiento del sector 

Expectativas de los empresarios frente a las políticas de Estado necesarias para atraer proyectos de desarrollo foresto-industrial de largo plazo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *