El fuego en las islas del Delta del Paraná vuelve a ser noticia

Posición institucional de Aves Argentinas.

 

El fuego en las islas del Delta del Paraná vuelve a ser noticia. Si bien los pulsos de fuego e inundaciones son parte de la dinámica natural de muchos ambientes, su práctica regular para actividades productivas puede tener una incidencia negativa en los mismos. Nos encontramos ante acciones intencionales que, buscando obtener un mejor rinde de las pasturas, impactan negativamente en la biodiversidad y salud de los ecosistemas.

Parelamente, los incendios de esta magnitud también ejercen influencia en la problemática del clima, aportando inmensas cantidades de dióxido de carbono a la atmósfera.

El Delta del Paraná es un macrosistema de humedales  de gran importancia para la conservación de la biodiversidad, como así también, para regulación de inundaciones, carga y descarga de acuíferos, la protección contra la erosión y la mitigación contra el cambio climático. Si a este análisis se le suma la importancia comercial que tiene la región como parte de la mayor hidrovía del país, nos encontramos ante un escenario complejo donde el ordenamiento territorial se vuelve vital.

Esta necesidad encontró su respuesta, en el año 2008, con la creación del Plan Integral Estratégico para la Conservación y Aprovechamiento Sostenible en el Delta del Paraná (PIECAS-DP), una herramienta clave en la búsqueda de este ordenamiento.

 

La presencia de varios focos de fuego a la altura de la ciudad de Rosario no hizo más que visibilizar algunos de los casi 2800 incendios detectados por el PIECAS DP en lo que va del corriente año. 

 

Más allá de las impactantes imágenes que recorren las redes en estos días, nuevamente nos encontramos discutiendo un modelo productivo. Modelo que requiere, de forma urgente, ser acompañado por un plan de ordenamiento territorial y su efectiva implementación. 

La quema de estos pastizales de islas está íntimamente ligada con la necesidad de reubicar a la ganadería ante el avance de la agricultura extensiva sobre zonas tradicionalmente ganaderas. Un mes atrás, quedaba en evidencia un escenario similar ante los desmontes generados en la región chaqueña.

Argentina posee una serie de planes estratégicos (ambientales, productivos y sociales), y leyes de presupuestos mínimos que parecen no haber sido analizados nunca de forma integral. Esta situación muestra la falta de coordinación entre sectores e intereses.

Para el caso particular de los incendios en las islas del Delta del Paraná, queda en evidencia la necesidad de la tan esperada ley de humedales, como herramienta básica para el desarrollo de los mencionados procesos de ordenamiento. 

Resulta también evidente la necesidad de ampliación de la superficie protegida de esta ecorregión que actualmente tiene un porcentaje de representación menor al 10% dentro del Sistema Nacional de Areas Protegidas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *