Entrevista a Martín Aguerre: “El desafío de Misiones es lograr que MiPyMES sean competitivas en un contexto global y local, basadas en un desarrollo sustentable”

El investigador de la Universidad Nacional de La Plata, ingeniero forestal y especialista en Marketing Internacional, Economía Forestal y Cadenas de Valor – y ex gerente de la Asociación Forestal Argentina- , con más de 40 años de experiencia en la foresto-industria argentina y gran conocimiento del territorio misionero, aportó a la Mesa Forestal Provincial de Misiones su visión para el desarrollo sostenible y competitivo de las MiPyMEs con una propuesta a mediano y largo plazo para lograr un destino diferencial sobre la Ruta 14 con una actividad productiva e industrial integrada a lo tecnológico, turístico, ambiental y cultural..

 

Por Patricia Escobar

@argentinaforest

 

MISIONES (13/11/20229.- El ingeniero forestal Martín Aguerre es investigador y docente de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), especialista en Marketing Internacional, Economía Forestal y Cadenas de Valor – y ex gerente de la Asociación Forestal Argentina-, fue uno de los impulsores para que Misiones lleve adelante la ejecución del Programa de Competitividad y Sustentabilidad Forestal ya que se había identificado las debilidades de las industrias maderera de la Ruta 14 (San Vicente, El Soberbio, San Pedro, Oberá, Dos de Mayo) hace casi 20 años atrás, y se requerían de inversiones del Estado para planificar el desarrollo competitivo de la zona del Alto Uruguay misionero.

Aguerre integra el equipo técnico de Proyectos Forestales de la Unidad para el Cambio Rural (UCAR) dependiente del ex Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación (MAGyP), hoy Secretaria de Agricultura de la Nación, y se encuentra supervisando en la provincia la última etapa de ejecución del Programa de Sustentabilidad y Competitividad Forestal (BID 2853 OC/AR), que en forma directa o con la sub-ejecución a nivel provincial por la UEP del Ministerio del Agro y la Producción, avanzó entre 2015-2022 en el trabajo en el territorio con obras, financiamiento MIPyME,  capacitación y certificación grupal.

El viernes 11 de noviembre, el especialista disertó en la apertura de la reunión de la Mesa Forestal Provincial en San Vicente, invitado por la Subsecretaria de Desarrollo Forestal que coordina el espacio institucional, y en la oportunidad aportó información, conocimiento y algunas reflexiones disparadoras para debatir el desarrollo sustentable de la zona, camino imprescindible para crecer e insertarse globalmente, mejorando la calidad de vida de la gente localmente.

En una entrevista con ArgentinaForestal.com en Posadas, horas antes de su regreso a Buenos Aires, se refirió a lo que considera el mayor valor que deja el programa ejecutado en Misiones, que ronda los 74 millones de dólares: “El programa deja fundamentalmente herramientas, y en Misiones fue particularmente valioso porque tuvo una Unidad Ejecutora provincial, que de alguna manera adapto estas herramientas de manera más precisa para el territorio para impulsar en las MiPyMEs la “competitividad sistémica”, ayudando con capacitación, asistencia técnica considerando que es el lugar donde se desarrollan las personas, atendiendo ese “paisaje humano”, no solamente el paisaje natural.

¿Qué dejó el Programa de Competitividad y Sustentabilidad Forestal (BID 2853 OC/AR) ?

Con el financiamiento del programa se creó un nuevo Centro de capacitación y extensión, con un Vivero Forestal Modelo en Dos de Mayo; un nuevo Centro Tecnológico de la Madera Ruta 14 en Salto Encantado; se realizó una ampliación del Centro Tecnológico de la Madera de Montecarlo, con la construcción de una nave de remanufactura y sala de capacitación con vista panorámica y equipamiento nuevo, en línea de producción de vigas multilaminadas de 12 metros, sistema de aspiración y aire comprimido, autoelevador, planta de secado de 35 metros cúbicos (m3), mobiliario.

Se creó un Centro de capacitación, innovación y servicios “Espacio INN” en Oberá, con máquinas y equipamientos para el diseño en madera. “Este es un espacio de diseño, innovación, con áreas de prototipos, capacitación y vinculación, todo para la madera. También se logró equipar el FAB LAB (laboratorio de fabricación digital y prototipos). Se ejecutaron inversiones en laboratorios para evaluar calidades físico mecánicas y químicas de la madera en la sede de APICOFOM y de la FCF-UNAM, todo es pensando a futuro”, dijo Aguerre.

“Si hablamos del valor de la biodiversidad, por ejemplo, para algunos puede ser que las capueras se puedan reforestar con plantaciones, pero otro lado, algunos lugares pueden destinarse a regeneración y restauración de especies nativas. Es decir, hay que analizar que le conviene a futuro según cada emprendimiento. El vivero modelo tiene hoy en producción 120 mil plantas nativas, con lo cual disponen de material para restauración para la Ruta 14”, precisó Aguerre.

También se está terminando el Centro Foresto-Industrial de Salto Encantado (CTM), que tiene una línea de aserrado, secadero, que puede escalar, que dispone de una gran sala de afilado que excede las necesidades del centro porque fue pensada para atender las necesidades del lugar.

“Entre ellas, da respuesta al afilado de fresas, que es complicado de conseguir mano de obra calificada. Y el CTM Montecarlo tuvo un impacto en sus inicios con el afilado, incluso formando hoy gente para el sector maderero del país. Todos estos nuevos centros creados a través del programa de Competitividad y Sustentabilidad Forestal fueron pensado no desde el concepto de que el Estado se pondrá a cortar tablas de madera, sino como servicios, como un lugar de capacitación y formación, porque esto es lo que le da competitividad al sector”, valoró el especialista.

“Puede ser que esta gran herramienta que tiene el sector aún no sea visible porque ya tienen en otras zonas de la provincia, hay gente que sabe de afilado o formadores que salen del CTM  Montecarlo, pero si vas a la provincia de Chubut o de Córdoba, no tienen nada de esto que hay en Misiones.  De otras provincias tienen que venir a pedir el recurso humano y la capacitación, para poder resolver su necesidad. Un ejemplo son las fresas, que las mandaban a afilar a Córdoba, por lo tanto, el industrial tenía que tener más fresa de la que necesitaba por previsión. Una la tenía en reparación en Córdoba y su reposición podía tardar, y otra por las dudas que tengan fallas y para no quedarse en el camino, por lo tanto, tenían que tener reservas siempre”, graficó.

Toda la infraestructura que deja el programa eran capacidades que las tenía que generar el Estado para las MiPyMEs, y hoy son bienes públicos. “El sector ahora cuenta con aulas, equipos para capacitación, todo tiene un efecto demostrativo y de servicio, incluso puede brindar insumos, como madera seca que no todo el mundo tiene. El Espacio INN en Oberá queda para avanzar en el diseño con madera. Esto es muy importante. Se podrá recibir asesoramiento en lacas, en herrajes, en encastres, en control de calidad, todo pensando en darle más valor en diseño a los objetos o muebles”, agregó Aguerre.

A su vez, dijo que se podrían generar combinaciones de madera nativa y de cultivo, y de otros materiales, incluso textiles. Se tendrá prototipos y Showroom en la provincia, con un nuevo recorrido en agregado valor con Diseño e Innovación.

Desde la mirada del especialista, uniendo desde lo primario que va desde el vivero modelo con la buena genética, contando con un lugar donde el pequeño y mediano tiene asesoramiento en silvicultura, “eso ya es más y mejor madera en el futuro”.

Agregó, por otra parte, que “después tenemos mejoras para la segunda transformación en la industria, y mejoras de diseño y uso que dan más valor a la madera de bosques nativos, todo eso marca la oferta local que puede generarse pensando en turismo sostenible. Creo que la oportunidad es fantástica”, remarcó.

En ese sentido, otro ejemplo que compartió fue que se puede pensar que en cinco hectáreas un propietario puede tener cabañas construidas en madera con una PyME local que se haya transformado en construcción, con diseño y arquitectura; con parte de muebles hechos en la zona de distintos materiales, con artesanías que ponen en valor la identidad local, con gastronomía regional, porque el turista que llega quiere consumir lo local o disfrutar lo que es su lugar.

“El turista internacional compra objetos o esculturas que quieren llevarse a su país. Todo esto requiere logística diferenciada, pero en algún momento vamos a lograr que en algún lugar del mundo digan: “En la Argentina hay un lugar que sus objetos tienen un manejo de forma sustentable, no solo verde,  sino socialmente sustentable”. Estos aspectos están empezando a ser cruciales en el mundo desarrollado y que tiene capacidad de consumo”, sostuvo Aguerre en la entrevista.

“Sin dudas, se puede seguir apuntando al turismo masivo y que lleguen millones de chinos a visitar las Cataratas del Iguazú, pero Misiones tiene otras oportunidades con menos turistas para preservar la conservación y lograr un desarrollo humano sustentable. Hay que avanzar en lograr personal más calificado, y que la zona de la Ruta 14 puede ser esa alternativa, si es puesto en valor. Integrando el paisaje forestal en esta zona para que los  pequeños sean clústers de nichos de servicios y puedan vivir bien en su lugar, preservando su identidad y cultura, conservándose”, opinó el profesional.

Un cambio cultural, local y global

Sin dudas, es un cambio cultural si se quiere muy drástico para la zona, acostumbrada a trabajar de otra manera, donde aún es alta la informalidad en los aserraderos y procesan madera nativa sin certificación de origen.

“Es una realidad la informalidad, y el cambio puede ser muy drástico, pero si uno está convencido que las MiPyMEs son la columna vertebral, no se puede pretender que sigan igual o que compitan con aserraderos de gran escala global. Si queremos hablar de una zona que se desarrolló como la Ruta 12 que es la gran exportadora, que tiene empresas Medianas y Grande, eso es un tema. Pero si queremos hablar de una zona que no tiene un desarrollo similar, que aún vive la industria de la madera nativa, que tiene colonos, tiene otra cultura, y queremos que sigan viviendo en el lugar y prosperando, el  paradigma de desarrollo foresto-industrial tiene que ser otro en esta cuenca. Es otro modelo de desarrollo, tiene que ser otro. Y es donde el paisaje forestal hoy tiene un valor. El debate en el territorio es cómo establecer un plan que ponga en valor esta cuenca, y eso lo construirán los misioneros”, sostuvo el especialista.

Una cosa paradójica que se dio en el país fue que en lo lugares donde no había consumo de madera de segunda, donde por cuestiones económica no se hizo la poda o raleo, las plantaciones quedaron para triturado prácticamente. Mientras que en los lugares donde había consumo, tienen madera de calidad. Es claro que hay un déficit grande en este eje de la Ruta 14, y por ello tenemos ese vivero modelo, para que pueda acercar mejor material genético para silvicultura, para capacitar.

Pero si vamos a ser una silvicultura diferenciada, también necesito una industria diferenciada que consumo a futuro esta producción. Que permita salir del estado en el que se encuentra actualmente el productor, pero no vamos a salir compitiendo en comoditties, va a salir adelante compitiendo en cosas diferenciadas, sostenible, que es lo que requiere el mundo”; reflexiono Aguerre.

El concepto de lujo cambio en el mundo. Hoy puede ser una cabaña, con servicios y comodidades, en un lugar donde aun hay biodiversidad, ambiente pristino, o por lo menos único en su paisaje forestal, identidad local, comprometido en lo social y ambiental.

Bután es un ejemplo, uno de los lugares más caro del mundo en materia de turismo. “Para ingresar a este país, el turista paga una tasa por día por estar en un país no contaminante  – ronda entre 200 y 250 dólares por día y persona- , y como está prohibido fumar en todo el territorio, la Aduana le retira los paquetes de cigarrillos al ingresar al país. No digo que pongamos una tasa o le quitemos el cigarrillos al turista, pero si podemos generar las condiciones que permitan exigir como destino ambiental y poner en valor los servicios que buscan en el destino. No se contrapone al hotel 5 estrella tampoco, es otra cosa, otra alternativa de destino donde el desarrollo se basa respetando la identidad del lugar y mejorando la calidad de vida de la gente que lo habita, con una producción sostenible y el bienestar de quienes viven en el lugar. Hay gente en el mundo dispuesta a pagar por ese privilegio de no tener que estar compartiendo con un millón de personas”, explicó Aguerre. “Incluso, puede suceder que en el largo plazo, se opte por visitar la Ruta 14, y que el visitante diga: “Aprovecho que estoy en San Vicente y me tomo una excursión a las Cataratas”. Esa es la propuesta para pensar en la construcción del paisaje forestal, que encierra un nuevo paradigma donde hay que buscar un diferencial relacionado a los sostenible, que es lo que busca el mundo, pero también es un mercado más chico. Hay que definir el modelo de desarrollo que se quiere y las oportunidades que se tienen”, concluyó Martín Aguerre.

Desafío para la competitividad de las MiPyMEs hacia la transformación mecánica de la madera

En su charla, Martín Aguerre analizó ante los presentes respecto al contexto internacional, que en la actualidad se presenta con varios factores determinantes en el futuro inmediato y medio por el  calentamiento global, las posibilidad que la sexta ola de extinción masiva este en marcha, el avance de los procesos de deforestación a nivel mundial, y la guerra de Ucrania y sus implicancias geopolíticas.

“El calentamiento global, que se manifiesta de manera dispar en diversos continentes está generando eventos meteorológicos extremos, elevación del nivel del mar y sequías que provocan incendios forestales de gran magnitud y ponen en riesgo al suministro de agua y la seguridad alimentaria”, explica el profesional.

“Pero existe un gran potencial para reducciones futuras de las emisiones mediante una combinación de actividades, tales como la reducción de las emisiones de gases mediante el uso de tecnologías bajas en carbono, las energías renovables, el aumento de la eficiencia energética, la mejora de los sumideros de carbono a través de la prevención de la deforestación y la reforestación”, agregó.

La posibilidad de que la sexta ola de extinción masiva este en marcha es otro factor importante que marca un cambio en el planeta: desde el año 1500 se calcula que han desaparecido 322 especies de vertebrados; un estudio realizado entre 1990 y 2015 mostró que de las 177 especies de mamíferos estudiadas, todos han perdido el 30% de su hábitat y otro 40% ha visto como se reducía y fragmentaba hasta en un 80%.

Para revertir esta situación se considera necesario aumentar las áreas de protección y preservar las poblaciones de animales y plantas, reducir el crecimiento demográfico en las regiones densamente pobladas, disminuir el consumo y apostar  por el uso de tecnologías verdes.

A nivel mundial los procesos de deforestación y de degradación forestal siguen avanzando a un ritmo alarmante. Según la FAO, entre 1990 y 2020 se perdieron alrededor de 420 millones de hectáreas con una fuerte incidencia en la pérdida de biodiversidad y el calentamiento global.

“La producción agrícola y ganadera son consideradas la principal causa de la deforestación, entre otros factores. La FAO propone tres conjuntos de medidas para revertir esta situación: detener la deforestación y conservar los bosques, restaurar las tierras degradadas y ampliar los sistemas productivos agroforestales y crear cadenas de valor verdes de manera sostenible”, enumeró Aguerre, incorporando en estos puntos al territorio de la Ruta 14.

Por otro lado, se refirió a la guerra de Ucrania que expuso la vulnerabilidad de la Unión Europea por su dependencia del gas ruso pero también provocó un aumento en los precios del gas y los derivados del petróleo que afecta a las economías de China, India y Japón. Mencionó que Fatih Birol, director ejecutivo de la Agencia Internacional de Energía, considera que “la crisis está impulsando poderosos cambios  estructurales que acelerarán la transición mundial hacia el uso de  energías limpias”, cuya participación pasará del 20% actual a un 40% en 2050.

“La interrelación de los hechos mencionados le da un rol preponderante a los productos de madera y sus derivados en la construcción, el packaging sustentable y la energía para el reemplazo de materiales tan diversos como acero, hormigón, ladrillos, plásticos, carbón, gas y petróleo”, aseveró Aguerre, pero agregó que, simultáneamente, “también es imperioso reducir la presión sobre los bosques nativos, cuya sola existencia es mucho más valiosa que cualquier madera que se pueda extraer”, remarcó.

En este contexto, las plantaciones forestales son la fuente más importante de la materia  prima necesaria, y hay pocos países con las condiciones ecológicas adecuadas y con disponibilidad de tierras. La Mesopotamia argentina tiene estas condiciones.

Juan Ángel Gauto, Miguel López y Martín Aguerre en la apertura de la Mesa Forestal Provincial en San Vicente, Misiones

La singularidad del sector foresto-industrial misionero

Para Aguerre, hay varias razones que permiten sostener la calificación de singularidad para caracterizar al sector foresto-industrial misionero, entendido como algo fuera de lo común en el plano regional y único en el país.

Entre las más destacadas señaló: la calidad y cantidad de sus recursos naturales, la heterogeneidad de los actores sectoriales y la diversidad del grado de desarrollo alcanzado por los diversos territorios de la provincia (R 12 y R 14).

“Misiones cuenta con una gran base forestal, rica y diversificada, conformada por selvas y plantaciones forestales. Este conjunto alberga, a su vez, una riquísima biodiversidad, brinda múltiples servicios ambientales, posee un alto valor paisajístico con gran potencial turístico, provee de alimentos y productos medicinales y brinda una abundante provisión de materia prima para la foresto-industria”, resumió el experto.

Además, el sector foresto-industrial, basado principalmente en madera de bosques cultivados, es amplio y diverso, tanto en la producción como en escala. Entre los productos de la cadena se pueden mencionar material de plantación, celulosa, papel, tableros de fibra y contrachapados, aserrados y remanufacturas, pallets, envases, muebles y sus partes, viviendas industrializadas, carbón, chips, pellets, entre otros.

“La foresto-industria misionera es una cadena productiva en la que intervienen desde pequeños productores, PyMEs foresto-industriales, empresas grandes integradas hasta una multinacional como Arauco Argentina, pero se puede afirmar que en términos de desarrollo de los territorios los  productores y las MIPyMEs son la columna  vertebral del sistema”, sostuvo Martín Aguerre.

Misiones podría dar respuesta a lo que el mundo que viene necesita

El análisis que aportó Aguerre en su charla intentó dar visibilidad a un tema “tan obvio pero que puede pasar desapercibido: Misiones tiene mucho de lo que el mundo que viene necesita. Pero para que este potencial se transforme en riqueza y bienestar para sus habitantes tiene que desarrollarse”, planteó.

Y en esta tarea, consideró que el sector forestal y foresto-industrial en general y los pequeños productores y las MiPyMES en particular jugaran un rol destacado en la medida que sean competitivas en un contexto de desarrollo sustentable”

En este sentido, sostuvo que existe más de una vía para el desarrollo de la capacidad competitiva, simplificando se pueden señalar dos:

·         Las grandes empresas crecen mediante la acumulación, el progreso técnico, aumentando en escala de producción, enfocándose en la reducción de costos  para ganar competitividad.

·         Las pequeñas y medianas empresas de un territorio determinado se pueden beneficiar por un aumento de la competitividad sistémica

“En la MiPyMEs el paradigma de competitividad sistémica se basa en que la organización no es únicamente capacidad empresarial sino interdependencia entre la empresa y las empresas vecinas y  demás actores sectoriales. Y de estos dos aspectos, respecto al territorio donde se encuentra el sistema local de empresas. La ventaja competitiva de la MIPyME se incrementa porque en lugar de competir sola, combina sus ventajas con conjunto de las empresas y el territorio donde se asienta”, explicó Aguerre.

Las MiPyMEs obtienen la capacidad de generar mayores ingresos por la combinación del esfuerzo individual, las características positivas del sector en su conjunto y del territorio.

“El territorio, entendamos,  no es una simple referencia geográfica sino que es el ámbito donde se desarrolla una comunidad que tiene sentido de pertenencia y características culturales comunes y donde sus integrantes desarrollan su proyecto de vida. A nivel individual las empresas aumentan su competitividad a través de mejoras tecnológicas en los procesos de producción, del correcto mantenimiento  de maquinas, equipos e instalaciones, el control de la calidad de la producción, su especialización productiva y mejoras en la gestión empresarial”, remarcó.

Pero Aguerre hizo hincapié en que algunas trabas para el desarrollo de las MiPyMEs foresto-industriales no se pueden resolver de manera individual.

 

El sector público y la competitividad sistémica

El  conjunto del sector contribuye a la competitividad de la cadena con la disponibilidad de mano de obra especializada (operarios, técnicos y administrativos) con la difusión del conocimiento productivo (“saber hacer”), con la especialización en algunos productos y  partes de productos y con el incentivo que brinda el conjunto para la radicación de proveedores especializados.

Todo esto genera un flujo de economías externas a cada empresa por separado pero internas a la cadena, es decir en el lugar donde se desarrolla la producción.

El territorio realiza un aporte significativo a la competitividad  a través del desarrollo de la infraestructura, la calidad de la salud y de la educación pública y privada y demás condiciones necesarias para generar un mayor crecimiento económico,  promoviendo la inversión y la generación de empleo.

Es en este aspecto donde las políticas públicas para impulsar un aumento sostenido y sistemático de la competitividad de las MIPyMES del territorio no pueden limitarse a realizar acciones de apoyo a empresas individuales sino que tiene que promover la cooperación entre los diversos actores sectoriales.

El Programa de Sustentabilidad y Competitividad forestal BID 2853 OC/AR, en forma directa o con la sub ejecución a nivel provincial por la UEP del Ministerio del Agro y la Producción ha trabajado en esa dirección  con obras, financiamiento MIPyME, capacitación y certificación grupal.

Entre las acciones concretadas que tendrán un alto impacto en el desarrollo sustentable del territorio se destacan:

1)  El Centro de Capacitación y extensión y Vivero modelo de 2 de Mayo cuyos objetivos son la producción de plantas de semilla y clonales, con una capacidad de 500.000 plantines/año, la formación de técnicos  y operarios y la extensión silvicultural.

La mejora del material de plantación y la modernización de las técnicas silviculturales  es indispensable para una mejora cuali y cuantitativa de la producción de los pequeños productores,  que obtendrán un mayor rendimiento (más volumen cosechado), una mejor calidad de rollizos (mejores precios), lo que redundará en una mejora de sus ingresos y a nivel cadena en un aumento vertical de la oferta de materia prima

2) El Centro Tecnológico de la Madera de Salto Encantado cuyos objetivos son:

-Dar servicios de alto impacto en la calidad de la producción en el territorio  como  son el afilado y el secado de la madera;

-Proveer insumos (aserrados y madera seca) así como generar una reducción en costos de aserrado para las PyMES por escala y tecnología producción;

-Formar operarios especializados, técnicos, mandos medios y capacitar cuadros gerenciales y empresarios con énfasis en las áreas de operación y mantenimiento de maquinaria, afilado, gestión empresarial y de Certificación  en Gestión Forestal Sostenible y Cadena  de Custodia para Exportación

3) Ampliación y equipamiento del Centro de diseño Espacio INN de Oberá, que se constituirá en un polo de capacitación, innovación y servicios para la segunda transformación:

-Se brindará a las carpinterías, talleres y pequeñas fabricas de muebles capacitación y perfeccionamiento de procesos constructivos (encastres, tintas , lacas, adhesivos y herrajes)

-Se impulsará el uso de madera de cultivo y nativas  solas o combinadas con otros materiales,

-Se dará asesoramiento en diseño,  el desarrollo de nuevos productos (objetos, muebles, componentes de viviendas, etc);

– Se colaborará con la construcción de prototipos

– El showroom servirá de vidriera para los prototipos de los productos desarrollados y elaborados en el territorio con maderas de cultivo, nativas y sus combinaciones con otros materiales.Esto facilitará el desarrollo de productos de alto valor agregado con “ bienes intangibles” como el diseño, la calidad de elaboración y la sustentabilidad.

-Simultáneamente habrá que diseñar nuevos canales de comercialización apalancándose en el turismo y basándose en la sustentabilidad social y ambiental de la producción.

-Estos desarrollos impulsarán  el perfeccionamiento de la logística.

4)    Además, quedó demostrado los beneficios generados por los Aportes No Reintegrables (ANR) que comprenden al  conjunto del sistema productivo provincial. Del análisis de los 41 ANR concedidos surge que:

  • La incorporación de chiperas aumentó la demanda de fletes y generó la compra de residuos a terceros
  •  El 96% de los equipos adquiridos es de origen nacional
  •  Un 76% de los fabricantes de maquinas son de la provincia
  •  El 83% de los fabricantes nacionales declaró que pudo financiar las compra de nuevas herramientas y equipos.
  •  Un 33% pudo construir o ampliar su infraestructura generando una    demanda adicional a la industria de la construcción.

“La combinación de un recurso forestal nativo dotado de una rica biodiversidad, de plantaciones forestales y un amplio conglomerado de pequeños productores y PyMES poseedores de una acrisolada cultura forestal potenciada por las instituciones generadas por el sector público, en el marco de un territorio caracterizado por su diversidad productiva, es lo que genera una gran oportunidad para lograr un  alto desarrollo socioeconómico ambientalmente sustentable, todo ello fundado en los valores, cultura y aspiraciones de su población”, resumió Aguerre al cerrar su exposición en San Vicente.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.