Misiones | “Las Áreas Naturales Protegidas y el Corredor Verde requieren de una gestión eficiente ante los nuevos retos globales del Cambio Climático”, sostienen guardaparques

Roni Rosa (El Soberbio) y Viviana Pereira (Salto Encantado), delegados gremiales y representantes de los y las guardaparques de Misiones, expusieron su visión sobre los desafíos que enfrentan en el Sistema Provincial de las Áreas Naturales Protegidas, las preocupaciones frente a los efectos que producen las condiciones climáticas extremas y los aspectos que urgen mejorar para enfrentar en el terreno los nuevos retos frente al Cambio Climático global. Los incendios agravaron la situación del área de aprovechamiento sustentable del denominado Corredor Verde, sumado a la constante lucha contra la caza furtiva y la deforestación.

 

Por Patricia Escobar

@argentinaforest

 

MISIONES (26/6/2022).-Si bien no es comparable lo que sucede en el Amazonas de Brasil con la realidad de la Selva Misionera, porque explican los guardaparques que las dimensiones en extensión de bosques son gigantescas, además que en el país vecino se habla de Delitos Ambientales cuya figura jurídica no existe aún en nuestro Código Penal donde siguen siendo meras infracciones ambientales los graves daños que se producen sobre la biodiversidad del Bosque Atlántico o Selva Misionera; aún así, el riesgo de vida que enfrentan los custodios de las áreas naturales “siempre está latente” en Misiones.

La constante problemática sobre las infracciones ambientales requieren de control y fiscalización en el territorio, con recursos, soportes tecnológicos de SIG y Teledetección, equipamientos y capacitación permanente. Sobre estos aspectos dialogamos con Roni Rosa (49), guardaparque que tiene 26 años de carrera y su colega Viviana Pereira (43), con 16 años de planta permanente en la función. Ambos, delegados gremiales de ATE que representan a los y las guardaparques provinciales.

Roni Rosa, representante gremial en ATE por los y las Guardaparques de Misiones

 “Hasta hoy, podemos decir que en Misiones solo se registraron ataques sobre patrimonios naturales”, explica Rosa, quien se desempeñó en áreas de la Zona Centro, desde San Pedro, Cruce Caballero, Caa Yarí, y ex coordinador de Control y Vigilancia en la Reserva de Biosfera Yabotí (2006-2011).

Durante varios años estuvo asignado al Puesto de Guardaparques “Ybirá Pytá”, en El Soberbio, sobre la Ruta 2, próximo al acceso al Parque Provincial Moconá, y circunstancialmente en la actualidad ocupa el cargo de Secretario General de la Seccional 50 ATE San Vicente.

De igual forma, señala que es una realidad que “son muchas las amenazas que reciben los guardaparques que están al frente de los controles ambientales y el riesgo de vida está latente. De hecho ya hubo algunos atentados en la que han quemado las casas del Destacamento San Antonio, también en el Puesto del Parque Provincial Foesters en 2016 en Andresito, el caso del móvil particular del guardaparques Jorge Bondar que custodia la Reserva de Biosfera Yaboty, el disparo al guardaparque que realizaba un operativo en el Lago Urugua-í, entre otros casos”, recordó Rosa, en una entrevista con ArgentinaForestal.com en la que, en el marco del Mes Internacional del Ambiente, analizaron los nuevos retos que se enfrentan ante el Cambio Climático global y lo que esto conlleva en las funciones de control y protección de las Áreas Naturales Protegidas de Misiones.

El guardaparque alertó también respecto al deterioro que se registra en todo el Corredor Verde, un territorio que abarca una superficie aproximadamente 1.100.000 hectáreas y que involucra a 22 municipios, y fue diseñado para el aprovechamiento sustentable, cuyo objetivo fundamental es sostener el equilibrio entre la producción, la conectividad de los bosques y la conservación de la naturaleza.

“La temporada de incendios agravó la situación en el área. Este año 2022 se ha sentido más fuerte en el Parque Provincial Salto Encantado del Valle del Cuñá Pirú, y el área está sufriendo una fuerte pérdida de conectividad con las áreas protegidas de zona Centro y Norte de la provincia, con un avance de la destrucción del Corredor Verde que adolece aún de la gestión necesaria, a 20 años de su creación”, indicó.

AF: ¿Cuáles son los principales delitos ambientales que se registran en el territorio, la caza furtiva o el robo de madera nativa?

Roni Rosa (RR): Ambos delitos son “infracciones” en la provincia, y coexisten conjuntamente con la pesca ilegal y la deforestación. No tenemos aún un sistema para medir en proporción cuál sería mayor, y  en qué época y lugar se dan más que en otros, como se debiera medir para analizar la situación con cifras.

Virginia Pereira (VP): Al ser infracciones ambientales, las penas son más fáciles de pagar por los infractores ya que es a través de multas. Sería ideal que se transforman en delitos y se puedan aplicar penas más duras. Para el Guardaparque es un trabajo a contra corriente ya que para capturar a un cazador o persona que esté infringiendo la Ley en las áreas naturales, a veces se tarda meses en lograr dar con los mismos, y cuando se llega a la multa, la persona paga la infracción ambiental y siguen con su vida sin más.

En cuanto a los principales delitos, son la caza furtiva y la madera sin guías.

AF: ¿Qué zonas son las más calientes en estos delitos? ¿Cuántos destacamentos tienen operativos en el SANP en la actualidad? ¿Y cómo operan desde el GOS los guardaparques?

RR: Las zonas calientes son las zonas de recursos, y están todos bajo presión y amenaza, principalmente en las fronteras con Brasil y Paraguay las que tienen mayor presión porque se suman los extranjeros a cazar y pescar.

El GOS (Grupo de Operación de Selva) está integrado por un número reducido de Guardaparques. Crearon, en el ministerio de Ecología, un sistema dentro del Sistema de Áreas Naturales Protegidas (SANP), y se equipo al personal con armas para los operativos.

Pero son los mismos guardaparques del sistema,  que distorsionando un poco la función de control y vigilancia, salen por el territorio en busca de infractores y la imagen que sobresale son “controles represivos” con detenciones de cazadores y secuestro de animales muertos. Desde mi punto de vista, el trabajo de control y vigilancia debió ser la prevención, evitar llegar a la infracción (al daño ambiental).

En paralelo, hay otro grupo de Guardaparques del sistema provincial que se encuentra de guardia, recorriendo el área, realizando extensión en el territorio y educación ambiental a los vecinos y las escuelas. Son dos paradigmas de trabajo.

Al GOS se le asignan muchos más recursos, mientras que al otro grupo, que es justamente el que está en el territorio, se los desatiende totalmente.

Los que integran el GOS son funcionales a la gestión política. Creo que fue creado para dividir al cuerpo en los reclamos por mejoras de las condiciones de trabajo en las ANP.

VP: Creo que a “zonas calientes” ya nos referimos a las están localizadas en cada área en su zona Categoría Roja, aunque es claro que dentro de la provincia, las zonas donde hay más peligro con los cazadores son en aquellos parques que lindan con Brasil y Paraguay ya que vienen personas dispuestas a todo, saben que están en infracción y se encuentran en otro país.

Respecto al GOS, es un grupo cerrado donde pocos guardaparques lo integran. No todo el cuerpo de guardaparques está conforme con este grupo ya que se considera que de alguna manera deja afuera el trabajo que realizan los demás en el territorio. Hay más guardaparques que trabajan en sus puestos y guardias en el terreno, que no forman parte del GOS pero también realizan patrullas y otras actividades que no siempre salen en las noticias.

AF: ¿Y qué le falta al Cuerpo de Guardaparques hoy para estar mejor preparado para los controles en las ANP?

RR: Faltan más guardaparques. En total, no hay más de 150 guardaparques en la Provincia a la fecha. Si eso, los dividimos en dos turnos en 20 destacamento, más las licencias por distintos motivos, no queda prácticamente equipo para un trabajo continuo de control y vigilancia en cada área.

Son 22 los Parques Provinciales (157.567 hectáreas) y otras 22 las reservas privadas, y recientemente se publicó como una gran hazaña del GOS que son 12 los operativos por mes. Es decir, el propio funcionario del área reconoce que quedan 10 áreas protegidas sin recorrer al mes.

Sumado a las reservas privadas, son 32 las áreas que no se alcanzan a visitar o se visitan una vez cada 3 meses por ese grupo especial.

Por otra parte, se posiciona al “furtivo” como un guerrillero, cuando en verdad las infracciones son realizadas por el propio “vecino del pueblo” que se los detiene varias veces pero la multa y la pena es irrisoria, por lo tanto, pagan la multa y a la semana están de vuelta en el monte.

Pero lejos de pretender que esto que expreso sea un ataque hacia los compañeros que son llevados a este sistema para distorsionar el verdadero rol de Guardaparques y dividir la lucha.

Queda en evidencia que la política de gestión que se lleva adelante desde la Subsecretaría de Ecología está muy alejada de la realidad que se vive en las ANP, y este es un desacierto que se pagará muy caro sobre los recursos naturales.

VP: El Cuerpo de Guardaparques trabaja en diferentes actividades, en el tema de control y vigilancia es el trabajo más fuerte que realiza ya que las áreas necesitan que continuamente se recorra la zona, hay que tener presencia en el territorio, realizar recorridas para mantener la línea de las áreas controladas al igual que el ingreso de algún posible intruso.

En la actualidad, los y las guardaparques no contamos con todos los elementos para realizar esta tarea. Los fondos que nos envían desde el Ministerio de Ecología son escasos cómo así también las herramientas. Muchas veces contamos con móviles que no están adecuados para recorrer en zonas de difícil acceso ,y si hay un móvil adecuado, no cuenta con el combustible o cubiertas.

De la misma forma, el guardaparque no posee todas las herramientas para recorrer el área. Hace más de 3 años que no recibimos indumentaria ni herramientas. Nos faltan mochilas, linternas, machetes, un uniforme de acuerdo al trabajo que realizamos, borceguíes ya que los que son del grupo GOS -más reducido-  han recibido estos materiales, pero el guarda de a pie no cuenta con los mismos.

Y si hablamos de los incendios forestales que se registraron, no todos los Parques  Provinciales se encuentran realizando planificación o capacitación, pero sí en los parques en donde más problemas se tuvieron problemas como en la zona Centro y en la zona Sur como Salto Encantado. Estamos realizando grupos y capacitación con toda la planificación que incluye.

Si bien por el momento es teoría, ya que en la práctica el año anterior nos desbordó este problema.

La guardaparque Viviana Pereira es oriunda de Salto Encantado, y tiene 16 años de carrera.

 

AF: Hay nuevas autoridades en el Ministerio de Ecología. ¿Cómo está el diálogo con los y las guardaparques?

RR: Diálogo siempre hubo, lo que se necesita son acciones detrás de cada reunión. Hay palabras empeñadas, compromisos, una política ambiental seria. Pero cada vez que hay cambio de autoridades, cambia la política del Ministerio de Ecología, y eso que son parte del mismo gobierno.

VP: Con el actual ministro de Ecología se mantuvo el diálogo y es una persona qué está dispuesta a escuchar. Hasta la fecha estamos esperando respuesta a todos los pedidos que hemos hecho a las autoridades.

Corredor Verde “en extinción”

AF: Finalmente, en el Mes del Ambiente y en este contexto en el que conviven para el cuidado de las ANP ¿Cuáles son sus reflexiones? 

VP: Lastimosamente, vemos que el Ministerio aún no está respondiendo a los problemas ambientales que enfrentamos en Misiones. Hay una institución donde aparenta estar perdida dejando a sus trabajadores totalmente desamparados. A los y las guardaparques no nos prestan atención que necesitamos, pareciera que no valoran el trabajo que realizamos.

RR: Por mi parte, quiero ser optimista, pero la realidad nos choca de frente. Claudio Cardozo, guardaparque y profesor en el Instituto Superior San Pedro de la carrera, recientemente elaboró un “lapidario” análisis de cómo el impacto del Cambio Climático, los incendios forestales y la falta de gestión en el territorio devastó el Corredor Verde, por ejemplo. Y comparto con él su drástica visión de la realidad.

No estamos en desacuerdo con las autoridades sobre las cuestiones macro como la existencia de leyes o proyectos, sino en la bajada a terreno de esas normativas, en quienes están al frente de los proyectos. Necesitamos que se reaccione ante el Cambio Climático y el impacto sobre el territorio.

Los últimos incendios han consumido el Corredor Verde de Misiones. La fragmentación de los bosques es aún mayor.

El Corredor Verde había cumplido 22 años desde su creación, pero prácticamente se ha desmantelado las unidades de Gestión Técnica de los Recursos Naturales. Esperamos fervientemente que la sociedad reclame para que esto continúe, para que los técnicos no sean reemplazados por funcionarios políticos sin compromiso ni formación. Los cargos políticos amateurs también son unas de las causas del deterioro del ambiente, es lamentable la existencia de personas -en sitios con poderes de decisión- sin compromisos éticos.

Las imágenes satelitales de la página de la NASA en los últimos años muestran la lenta y constante cremación de áreas del Corredor Verde:

Ver: Teledetección al servicio de la conservación: un estudio satelital registró un 20% más de focos de incendios en las áreas de bosques nativos con menos restricciones de uso

La figura de Área Integral de Conservación y Desarrollo Sustentable Corredor Verde de la Provincia de Misiones (Ley Provincial XVI – Nº 60), tiene por objetivo principal generar condiciones favorables para la preservación de las masas selváticas del “Corredor Verde”, con el objeto de lograr la unión de los tres principales bloques de las Áreas Naturales Protegidas existentes en la Provincia.

Mapa del Corredor Verde de Misiones, extraído del Libro “Propuestas de Áreas Claves para la Biodiversidad (KBA) en la provincia de Misiones”. Fuente Aves Argentinas

Es muy desalentador ver que las autoridades creen que la mera sanción de leyes protege los recursos en terreno. No se está apreciando que la Ley XVI – Nº 60 de Corredor Verde no es operativa, y la Ley XVI – Nº 105 no satisface el objetivo de la Ley Nº 60.

Han puesto gente sin capacidad para subsanar y articular trabajos en terreno, en consecuencia, el Corredor Verde desaparece cada año, metro por metro. No compartimos la gestión de los recursos que no pondera la “efectividad del manejo” y solo se entretiene con anécdotas legislativas.

Otra ambigüedad fue la creación de la Gestión Integral, más Ministerios o Instituciones de cambio climático y biodiversidad, mientras tanto en campo los pocos técnicos no reciben lo mínimo indispensable para hacer frente a las distintas amenazas que tienen las áreas protegidas.

Creemos que es necesario evitar los ciclos estériles de creación de organismos públicos ambientales y desmantelamientos de organismos, como sucede con el área del Corredor Verde y la Gestión de la Reserva de Biosfera Yaboty en Ecología.

La conservación de los recursos naturales de Misiones no ocurre en Posadas, sino en terrenos rurales y agrestes. La gestión mediática del ambiente es nociva para la preservación de los recursos naturales de la provincia.

El Cambio Climático es una realidad que pone a prueba a las instituciones y sus técnicos. El Corredor Verde es un ejemplo, fue literalmente “quemado” por los recientes incendios, y quitados del territorio por la dinámica agrícola y los usos y costumbres de la zona, que sumado a los incendios dejó un panorama desolador.

Si bien esto no sorprende para nada, lo malo es que, al desaparecer las zonas de amortiguamiento y corredores biológicos, al desaparecer los bosques (pintados de Verde o Amarillo por la ley XVI – Nº105) los parques provinciales y reservas reciben todas las presiones de la zona rural, solo hay un poco de moderación en las zonas donde trabajan alguna Organización No Gubernamentales (ONGs) y reservas privadas, haciendo lo que debería haber hecho el funcionario responsable del Corredor Verde.

 

 

La temporada de incendios este año 2022 se ha sentido más fuerte en el Parque Provincial Salta Encantado del Valle del Cuñá Piru, y el área está sufriendo una fuerte pérdida de conectividad con las áreas protegidas de zona centro y norte de la provincia,  por la destrucción del Corredor Verde. Y nada se hace al respecto.

 

Tal vez te interese leer: Incendios en Misiones | Luchan por controlar el avance de las llamas al corazón del Valle del Cuña Pirú

 

Hay falencias en lo administrativo, en equipamiento, en capacitación. Las Áreas Protegidas dependen del la Dirección de Áreas Protegidas, que en los últimos años no ha podido encontrar una gestión coherente con los desafíos actuales, y se han perdido en el romanticismo de las anécdotas de tiempos pasados.

De acentuarse los efectos del Cambio Climático, y bajo la Dirección actual  de sus Autoridades, las ANP se encaminan a ser un mal ejemplo de gestión, con varios días de presión de incendios, recursos insuficientes, falta de equipamiento, falta de indumentaria, falta de personal, falta de capacitación permanente, rigidez administrativa, falta de normativas adecuadas para las funciones de guardaparques.

Con mucha vocación y sentido de pertenencia, somos los guardaparques los que seguimos haciendo frente a un sistema lleno de falencias y una asombrosa falta de voluntad de las autoridades en el territorio, sin embargo a todas luces el Cambio Climático es una presión sobre el SANP de Misiones que la vocación y el amor por el uniforme no puede detener. Y la provincia de Corrientes fue un claro ejemplo de esto que decimos.

Los Parques Provinciales de Misiones para hacer frente a los cambios y evitar el aislamiento geográfico necesitan que el Corredor Verde exista operativamente en terreno, los monumentos naturales provinciales animales y vegetales necesitan que exista la red de conexión entre las áreas protegidas, la sociedad misionera necesita de los servicios ambientales.

Por ende, para trabajar en terreno necesitamos recursos económicos y materiales, es necesario técnicos de muchas carreras, se necesita más guardaparques con marcos laborales modernos (estatuto, ventana jubilatoria), capacitación permanente, cargos por concursos, sueldos dignos y equipamiento e indumentaria, ponderar la efectividad de manejo en todos los niveles.

La realidad es que no estamos en condiciones de hacer frente a las amenazas que sufren las áreas protegidas de Misiones si no se trabaja en una planificación de modo integral, no sólo es la existencia de un rico marco normativo, sino también acompañar con capacidad de ejecutar cada uno de los objetivos que las leyes proponen.

Sumado a las condiciones que necesitamos en los puestos para las tareas a realizar. Ejemplos concretos de lo que necesitamos es: botiquín de primeros auxilios, indumentaria de trabajo, calzado de trabajo, botas de goma, carpa poncho, equipo de seguridad (casco, guantes) linternas, mochilas, elementos de cocina para los destacamentos (ollas, platos, cubiertos, fuentes), colchones, frazadas, entre otros elementos.

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.