Ley 25.080: En lo que va del año se destinaron solamente unos $50 millones al pago de planes forestales a nivel país

“Habría otros 110 millones de pesos en proceso de liquidación , pero es una cifra escaza y estamos trabajando para lograr en alianzas fondos extrapresupuestarios para la Ley de promoción ya que es una actividad que aporta a mitigar los efectos del cambio climático”,  dijo la directora nacional de Desarrollo Foresto-industrial Sabina Vetter. Admitió que el escenario es complejo pero expuso su compromiso de trabajar en generar las condiciones de inversiones y eficiencia en la dinámica de pago de la ley 25.080. Adelanto que tiene intención de convocar a la reunión de Comisión Asesora.

 

Por Patricia Escobar

@argentinaforest

 

BUENOS AIRES 4/6/2022).- La directora de Desarrollo Foresto Industrial del Ministerio de Agricultura de la Nacion, Sabina Vetter; participó de un panel sobre la Industria de la Madera y el desafío ambiental junto al director de JEB Ingeniería Forestal y Fundación Cambium, Juan Emilio Bragado especialista en mercados de carbono; y el director de PINDO S.A., Andrés Scherer quien expuso su experiencia en el desarrollo de la planta de energía con fuente de biomasa forestal durante el 142º Congreso Maderero de FAIMA.

La funcionaria nacional se refirió a las gestiones que lleva adelante en área para mejorar las condiciones de desarrollo del sector y focalizó su conferencia en los aportes del sector en la mitigación y adaptación al cambio climático.

Tras su exposición, Vetter dialogó con ArgentinaForestal.com sobre el proceso de gestión que lleva adelante a dos meses de asumir en el áreas tras la polémica renuncia solicitada a Daniel Maradei y marcó su visión respecto al potencial que tiene la actividad a pesar de la actualidad compleja que atraviesa. Se mostró optimista hacia futuro y recomendó a los productores “seguir forestando” y apostando a la actividad con la mirada en el largo plazo.

 

AF: ¿Cuál es su visión del sector, a dos meses de asumir en la gestión de la DNDFI? En estas primeras semanas mantuvo reuniones con varias organizaciones públicas y privadas.

El panorama es complejo. Por un lado tenemos un gran potencial para desarrollar en el sector de la cadena foresto-industrial, y por otro lado tenemos una necesidad presupuestaria que financie la herramienta jurídica que tiene la promoción forestal, que es la prorrogada Ley 25.080 de Inversiones para bosques cultivados, vigente hasta 2029.

El financiamiento es necesario para promocionar y seguir cultivando forestaciones que aportan a la mitigación de los efectos del Cambio Climático durante su periodo de crecimiento, y después en la huella de carbono de los productos que se elaboran con la madera.

La idea es lograr, en la actualidad, conseguir una línea de financiamiento independiente o extrapresupuestaria a lo que se otorga en el Presupuesto Anual del Ejecutivo Nacional para dar continuidad a la ejecución de la ley, que tiene que ver con una respuesta a otro sector, a otra actividad productiva que genera mucho más contaminación industrial y tiene la necesidad de hacer una contribución, a través de un mecanismo de mitigación y adaptación. La forestación está alineada a ello, como toda la cadena de valor de la foresto -industria (madera, muebles, viviendas de madera, etcétera)

Lo que se debe comprender es que se trata de lograr un presupuesto que financie la normativa vigente como una alianza de dos sectores, que se necesitan mutuamente.

El proyecto de Ley Prosas es un ejemplo de ello, pero podrían ser muchas otras alianzas. De un sector que es altamente contaminante con su industria, por ejemplo, pero que necesita hacer un aporte para ser más sostenible,  y este es un camino que hay que elegir recorrer desde la producción. Es un compromiso que se debe asumir hacia el desarrollo sostenible.

Con este sentido, con producción sostenible, estamos dialogando para generar alianzas con otros sectores, como es la foresto-industria, y esto realmente representa dar una respuesta como mecanismo de mitigación y adaptación al cambio climático.

AF: Cuando asumió en la Dirección, ya lo hizo en un momento de gran preocupación en el país forestal por el desfinanciamiento que se arrastra a la fecha la Ley 25.080. Desde que el convenio voluntario del Seguro Verde no continuó vigente con las compañías de seguro, es exiguo el fondo que el Ejecutivo Nacional destinó en 2021 y 2022 para la deuda de planes forestales. ¿Cómo está la ejecución del presupuesto al primer semestre de 2022? ¿Y qué respuesta se puede dar a los productores de las provincias forestales que están esperando una respuesta desde la Nación?

Son varias cuestiones a tener en cuenta. Una de las cuestiones es que reclaman los productores la demora que hay en el otorgamiento de los beneficios de la ley, puntualmente en la liquidación de los planes.

Este es un aspecto que no hice referencia en mi exposición en el panel del 142º Congreso Maderero, y es oportuno aclarar que todo el camino que recorre la presentación de los planes del productor tiene que ser primero avalado por la provincia , y es que eleva con el visto bueno que se trata de una forestación es acorde a los aspectos que exige la normativa, que no se está realizando un cambio de uso de suelo , que no será ejecutada en un predio que por la cartografía no está permitido para ese destino. Es decir, las Direcciones de Bosques y de Ordenamiento Territorial de cada provincia. Esa es la primera ventana por la que pasa un proyecto. Una vez que esté aprobada por la provincia, pasa al circuito nacional de la DNDFI.

Desde nuestra Dirección, toda la normativa relacionada en este circuito en la medida que ingresa y se pueda agilizar el trámite, lo más que se pueda, para atender la demanda de los productores.

Realmente es un reclamo de los productores y hay en la operatoria aun mucha burocracia.

Estamos conectados con las provincias para ver de qué manera se puede agilizar la operatoria. Estos planes siguen su curso, independientemente si hay fondos suficientes o no, se sigue procesando.

Se mantiene el mismo presupuesto nacional de 2021 para 2022, que son alrededor de 150 millones de pesos. Pero eso no es suficiente. Estamos necesitando llegar a más de 900 millones de pesos para poder procesar todo lo proyectado.

Esto es lo que estamos solicitando también al presupuesto nacional 2023. Estamos ejecutando todos los planes que ingresaron al circuito nacional. Desde este aspecto, quiero llevar tranquilidad al productor. La dirección sigue trabajando, sigue procesando planes.

Como son recursos públicos, estos fondos son a plantación lograda, y eso hace en parte a la demora en el otorgamiento de los pagos de planes, porque la Nación debe verificar que lo que solicito el productor, y se comprometió a plantar, que realmente la plantación este lograda, porque eso es lo que habilita al pago. Esta inspección muchas veces está ligada a la disponibilidad de ir al campo a verificar los planes, clima, movilidad.

En la Dirección contamos la tecnología SIG de imágenes satelitales; pero hay que ir a corroborar a campo para verificar lo que se ve en las imágenes  y contrastar la documental presentada.

 

Tal vez te interese leer:  142° Congreso Maderero | “Misiones trabaja en generar las condiciones para concretar inversiones foresto-industriales en el corto y mediano plazo”, dijo Nicolás Trevisán

 

AF: ¿Cuánto se ha ejecutado de los fondos forestales a nivel país en el primer semestre de 2022?

Aproximadamente fueron ejecutados pagos por unas 10 mil hectáreas forestadas aproximadamente. Cerca de 50 millones está para liquidar y otros 110 millones de pesos están en proceso de liquidación. Realmente es bajo todavía para ser el primer trimestre del año; mas considerando la meta que quisiéramos llegar a forestar por año.

 

AF: Técnicamente se había retomado en la Dirección Nacional las reuniones de Comisión Asesora de la Ley 25.080 y había incluso algunas modificaciones que los profesionales no estaban muy conformes ya que no simplificaba la operatoria. ¿Tiene pensado retomar las reuniones de Comisión Asesora?

Si. Es una de las  cuestiones pendientes. En estos dos primeros meses trate de interiorizarme sobre el funcionamiento y personal de la DNDFI, y también es importante mencionar que trabajamos con técnicos regionales en cada una de las provincias forestales.

Ellos son los que están en el terreno y conocen las realidades de los productores; los asisten técnicamente, dictan capacitaciones  y realizan diferentes tareas técnicas. Son profesionales de la Dirección Nacional que están a disposición de los productores forestales para cualquier duda o consulta.

 

AF: ¿En este contexto y planificando a la campaña 2023, le recomendaría igualmente  a los productores o viveristas que foresten?

Pienso más que nada que la madera es el material del futuro. Forestar es una inversión de largo plazo. Sí, le diría al productor que foreste.

El sector foresto-industrial tiene un gran potencial y es un aliado para mitigar los impactos del Cambio Climático. Sería una picardía si como país no lo aprovechamos. Tenemos una actividad que hay que ponerla en valor. Y ahora es cuando más hay que apoyar las inversiones que se realicen desde el vivero en adelante.

La demanda global de productos de madera es lo que va a traccionará al mercado.  Cuando un arquitecto busque madera porque tiene un proyecto que quieren con este material o cada vez mas consumo exista de muebles de madera  eso traccionará la producción forestal.

Mas allá de la ley de promoción,  la actividad de por si tiene que tener vida propia.

Está claro que las condiciones del país presentan diferencias, cada unas de las provincias tienen costos de plantaciones muy diferentes, en algunas provincias estamos hablando de 200 mil pesos de costo por hectárea de plantación contra otras provincias que están 90 mil pesos en promedio.

En esto, el Estado Nacional acompaña con una herramienta como la Ley 25.080 para que el productor tenga recursos para generar las condiciones para salir adelante.

 

Reunión de Gobernadores del Norte Grande | Misiones reclamó a la Nación que se incluya en la matriz energética a la biomasa forestal y celeridad en el pago de planes de la Ley 25.080

 

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.