Aserradero de Misiones

142° Congreso Maderero | “Misiones trabaja en generar las condiciones para concretar inversiones foresto-industriales en el corto y mediano plazo”, dijo Nicolás Trevisán

Del 142º Congreso Maderero organizado por la Federación Argentina de la Industria Maderera y Afines (FAIMA) en Buenos Aires, asistió el ministro de Industria de la provincia de Misiones, Nicolás Trevisán. En una entrevista con ArgentinaForestal.com se refirió al potencial de desarrollo que tiene la foresto-industria e la provincia y el país, detalló las acciones en las que trabajan desde el organismo para generar más y mejores condiciones para las inversiones en las industrias, que significan más producción y empleo en la provincia. Energía, marco regulatorio adecuado, simplificación de impuestos, agregación de valor a los productos de madera, innovación, financiamiento, logística, biomasa forestal, entre los temas de la agenda provincial.

 

Por Patricia Escobar

@argentinaforest

 

BUENOS AIRES (31/5/2022).-Durante la realización del 142° Congreso Maderero de FAIMA realizado en Buenos Aires el fin de semana pasado, participó el ministro de Industria de Misiones, Nicolás Trevisán, quien en una entrevista con ArgentinaForestal.com se refirió a los desafíos y oportunidades que tiene para crecer aún más la industria forestal en toda la cadena de valor.

También marcó su visión del escenario actual del sector y enumeró las propuestas que llevan adelante desde el organismo para que las condiciones sean las propicias para avanzar en un proceso de transformación necesario hacia el agregado de valor en el segmento PyMEs y pequeños emprendedores.

En el Congreso Maderero, el funcionario misionero dialogó con el Ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, Matías Kulfas, invitado a la apertura del encuentro federal que concentró a representantes de 28 cámaras empresas de la industria de la madera y el mueble.

“Durante el Congreso Maderero escuché las inquietudes, las oportunidades y amenazas que enfrenta la actividad de la foresto-industria en toda la cadena de valor, conversé con el ministro Matías Kulfas, quien hizo mención en su discurso al Programa “Mi Primer Secadero”, desarrollado por nuestra provincia y que despertó el interés de ser replicado en otras regiones”, comentó Trevisán.

El funcionario provincial aprovechó el encuentro para solicitar a Kulfas que se facilite el acceso de dicha línea de crédito destinados a los aserraderos más pequeños, ya que les permitiría aumentar su productividad y competitividad. Se trata de 1000 millones de pesos que podrían impactar en la transformación de un segmento de 200 aserraderos chicos, sin embargo, el Banco Nación dispone de requisitos financieros y avales que hicieron “inviable” que los chicos puedan acceder al beneficio.

“Esta situación nos llevó a analizar las alternativas para avanzar en el programa, y con el gobernador Oscar Herrera Ahuad se tomó la decisión de financiar los primeros 5 aserraderos con fondos provinciales, de unos 8 millones de pesos cada uno, de manera que se conozca el programa y su impacto, siendo tomados como modelos para que otros conozcan los alcances del programa y se animen a dar el paso”, adelantó el funcionario en la entrevista.

Por otra parte, con el secretario de Industria, Económico del Conocimiento y Gestión Comercial Externa, Ariel Schale, el ministro habló sobre temas referidos a la situación del sector que se abordaron en profundidad en los paneles del Congreso Maderero, como también sus desafíos, frente a la necesidad de lograr velocidad en las gestiones del Estado para generar las condiciones que se requieren para las inversiones en maquinaria y energía de fuente de biomasa forestal, valor agregado, más producción y empleo, y que son vitales para que el sector continúe creciendo.

Nicolás Trevisán en el 142° Congreso Maderero de FAIMA, junto al empresario Román Queiroz, el analista político Rosendo Fraga y el economista Claudio Zuchovicky. A la derecha, junto a la presidente de la AMAC (Corrientes), Mercedes Omeñuka.

 

AF: ¿Cuál es su opinión respecto a las políticas sectoriales que reclama la industria forestal y que fueron expuestas en la apertura del 142° Congreso Maderero? (Ver nota relacionada: Sostenibilidad, producción y empleo: las prioridades de la agenda foresto-industrial se debaten en el 142° Congreso Maderero de FAIMA)

Coincido con Román Queiroz en todos los planteos que enumeró en su discurso en representación de FAIMA. La verdad es que hay cuestiones de fondo que hay que solucionar, algunas son más preocupantes en el corto plazo; y hay otras medidas necesarias que son para un plan de gobierno de largo plazo, ya que son medidas que deben continuar en el tiempo para la actividad forestal.

En general, tanto las cuestiones energéticas que mencionó y que nos afectan muy fuerte en Misiones, como también el marco regulatorio necesario para poder invertir, o la necesidad de importar no solamente insumos sino también bienes de capital ya que es la única forma de poder seguir creciendo en un sector que tiene la capacidad natural de poder exportar, son puntos que necesitan encontrar un camino de solución para que la foresto-industria pueda seguir creciendo. Es un sector que puede ser un gran generador de divisas para el país, y por supuesto, es un gran generador de empleo regional.

Tal vez te interese leer: Sostenibilidad, producción y empleo: las prioridades de la agenda foresto-industrial se debaten en el 142° Congreso Maderero de FAIMA

 

AF: ¿Cuál es el lugar que tiene hoy la actividad de la Madera y Mueble en el Ministerio de Industria? ¿Cuál es el diagnóstico que Ud. tiene respecto a este sector?

Mi diagnóstico, por supuesto es que se trata del sector más importante de la economía misionera, y creo que da para muchísimo más de lo que tenemos hoy. Todavía en la provincia la actividad foresto-industrial es incipiente, podría crecer mucho más, y tiene industrias que podrían agregar mucho más valor respecto a los productos que se elaboran en la actualidad. Pero, para que todo eso ocurra, necesitamos condiciones de logística, de promover inversiones para la transición energética, de regulación adecuada, de condiciones de simplificación y agilización del pago de impuestos, entre otros temas.

Es decir, son todas cuestiones que Misiones tiene que resolver internamente por un lado, y otras que debemos hacerlo en conjunto con el gobierno nacional, pero entiendo que son fundamentales para que la provincia pueda despegar aún más en materia foresto-industrial.

AF: Los planteos que realizaron en el Congreso Maderero de FAIMA al ministro de Desarrollo Productivo (Matías Kulfas) estaban vinculados a medidas que les permitan crecer más, exportar más, producir más. ¿La actividad maderera está trabajando bien, pero necesita mejorar condiciones para crecer?

Sin dudas. La actividad foresto-industrial de Misiones está pasando por un buen momento. En la pandemia el gobierno provincial tuvo la capacidad de visualizar que era tan importante sostener la salud como sostener la economía y el empleo, y eso nos dio una ventaja competitiva respecto a otras regiones del mundo, no solamente de la Argentina. Nos permitió competir y desarrollar un sector en un momento crítico para el mundo.

Creo que hoy se plantea un escenario totalmente diferente al que se enfrentaba en la actividad hace 5 o 6 años atrás. Se encuentran en recuperación de mercados, y en un escenario que podemos seguir creciendo y consolidando este sector. Para poder hacerlo, las PyMEs forestales necesitan invertir en tecnología, aumentar sus volúmenes de producción para tener ahorro y economía de escala, y también necesitan continuar con las capacitaciones.

Aunque diría que sobre todo, el sector foresto-industrial necesita tener condiciones y previsibilidad, y eso en la Argentina es muy difícil de obtener, ya sea por los vaivenes de la economía como por los cambios de las normativas. Esas son cuestiones de fondo que hay que mejorar.

Por supuesto, también hay aspectos provinciales tienen que mejorar. En este caso, tiene que ver con cuestiones de logística, de servicio de energía eléctrica, de abastecimiento de combustible, varios temas en los cuales la Provincia ha tomado las riendas con reclamos a la Nación desde hace muchos años.

Los misioneros no podemos seguir esperando, ya que lo que queda postergado es nada menos que el desarrollo industrial nuestro.

Realmente, considero que hay cuestiones que no pueden esperar más y que requieren que desde la Provincia se tome cartas en el asunto, y por más que sean responsabilidades nacionales, que se empiece a interceder para que se resuelvan en el corto plazo.

Condiciones para la inversión

AF: Y en que están trabajando desde el Ministerio de Industria para generar mejores condiciones de inversiones para el sector foresto-industrial? ¿Cuáles serían las oportunidades identificadas o el potencial para invertir en la provincia?

En principio, considero que hay oportunidades a nivel mundial que se pueden dar en Misiones, relacionadas a la transición energética a través de la energía generada por fuente de biomasa forestal. No solamente para el abastecimiento propio de energía en la industria, sino también en fábricas de producción de pellets o exportación de chips. Hay mucho que se puede desarrollar en Misiones vinculado a la energía limpia aprovechando los subproductos que genera la industria maderera.

Y esto, tanto para resolver problemas nuestros internos, como para que las PyMEs desarrollen su camino en la exportación.

 

AF: La exportación de chips es en escala y son números muy finos en logística para que sea rentable. ¿El Puerto Posadas sería la alternativa que se presenta para pensar en reducir costos?

Exactamente. Para la exportación de este subproducto de la industria de la madera y forestal, la logística tiene un peso muy grande. Es un producto que no tiene valor agregado y el costo es trascendental para que sea viable.

Misiones tiene una clara decisión de invertir en el Puerto Posadas. Hemos puesto toda la infraestructura con fondos provinciales, y esperamos que en el corto plazo ya este operativo. Aún hay cuestiones que dependen de la Nación, por ejemplo, definir cuál será la bandera que operará en el tramo hasta Misiones. Falta definir el buque que llevará las barcazas hasta el Puerto para traer nuestros insumos y llevar la producción a los grandes puertos del país.

En principio, tenemos lo que se denomina Reserva de Carga que es lo que prohíbe trabajar con bandera de otros países, como Paraguay, país vecino que habitualmente tiene ruta navegable por el Puerto Posadas.

Nuestro planteo a la Nación es que, si nos impiden operar con Paraguay, que nos aseguren alguna bandera nacional hasta el Puerto Posadas con una frecuencia previsible y a un precio competitivo. Realmente, el aspecto de mejorar la logística para nosotros es un punto muy importante.

AF: ¿El Puerto Posadas ya está en condiciones de operar? ¿Se han terminado las obras e instalación de grúas y otros equipamientos? 

El Puerto tiene desde el año pasado todas las habilitaciones necesarias. Lo que siguió haciendo el gobierno de Misiones es invertir en infraestructura mientras se resuelve cuál sería la compañía naviera nacional que operará en este tramo.

Tenemos trabajos avanzados en la grúa,  que está próxima a terminar de regularse. Por otra parte, están llegando a la provincia técnicos alemanes para poner los equipos a punto, algunos relacionados a las operaciones de movilidad de los contenedores en la playa, etcétera. Tiene sus dificultades en la puesta a punto como es habitual en estas máquinas.

Todo esto fue inversión de la provincia, cuando habitualmente son aspectos a cargo de los operadores portuarios.

El Puerto Posadas está listo como para comenzar a operar, pero necesitamos saber qué compañía de bandera nacional vendrá, con qué frecuencia y a qué costo para poder tener operativo el puerto.

 

AF: ¿Y qué volumen de producción podría movilizarse a través del Puerto? ¿Hay interés local de utilizar el transporte fluvial una vez operativo?

Realizamos un relevamiento, se estima que en promedio se mueven 1.000 contenedores mensuales de diferentes productos (Celulosa, Madera, Yerba Mate, Te, etcétera). No creo que todos pasen a operar a través del puerto, ya que esta vía es un complemento de otros medios logísticos. A menos que los costos sean realmente competitivos. Eso podría hacer la diferencia.

En la actualidad, el costo del contenedor desde Posadas hasta los puertos principales (Buenos Aires u otros) rige en un promedio de USD 1.500. Y para que el puerto funcione en Posadas  tenemos hablar de lograr un costo de no más de 800 a 1.000 dólares, porque tienen después otro costo hasta el buque marítimo que hace la exportación final. De lograr este número, tendría sentido para que los industriales exportadores de Misiones empiecen a usar esta alternativa.

Recurso Humano e Infraestructura

AF: ¿Y qué otras condiciones se presentan en Misiones para la inversión en la industria forestal?

El recurso humano es una cuestión clave a la hora de definir donde se instala una industria. Misiones viene hace muchos años trabajando intensamente con todos sus colegios técnicos, hay alrededor de cerca de 70 colegios técnicos en toda la provincia. Y la idea es profundizar la capacidad de educación de estos colegios con niveles cada vez mejor en contenidos. Además de que la oferta académica sea acorde a lo que requieren los sectores industriales.

Tenemos un semillero de jóvenes buscando trabajo en el presente y para el futuro. Uno de los segmentos de jóvenes más grande del país está en Misiones, según la información estadística.

Estos chicos requerirán en el futuro un trabajo de calidad, oficio, competencias laborales. Por ello, se está invirtiendo fuerte en la provincia en la Economía del Conocimiento, en Tecnologías de la Información, ya que será uno de los grandes polos a desarrollar desde Misiones.

También el oficio vinculado a la industria forestal es muy demandado y es una salida laboral inmediata. El sector de la madera tiene uno de los salarios más altos en promedio, comparando con otros sectores.

El RRHH que tenemos es una alternativa inmediata excelente en el mercado y que la industria demanda. Esta fortaleza es una de las que determina dónde se instala una industria. Nadie se va a instalar en un lugar en el cual tenga que llevar a vivir a un montón de gente, porque no hay personal capacitado o estructuras edilicias, servicios, caminos accesibles, etcétera.

Es clave en la foresto-industria que cuando las condiciones climáticas de lluvias se presentan, la producción no se detenga y puedan salir del campo forestal los camiones con rollos de madera. Para ser productivos hay que seguir operando normalmente, a pesar de las lluvias. Para eso, hace falta mejorar caminos e infraestructura, y Misiones en eso se caracteriza en tener mejores condiciones que otros lugares, y que sin dudas hay aun trabajo por hacer.

Otro tema que requiere que nos ocupemos en la provincia es el de lograr agilizar y simplificar el pago de impuestos en Misiones, un tema que la foresto-industria viene reclamando desde hace muchos años. Tenemos que lograr que la misma alícuota que se está pagando hoy sea más sencilla en la operatoria y que se pueda liquidar de manera más fácil.

Esto no tiene que ver solamente con la responsabilidad de Misiones, la Argentina en general se ha vuelto muy compleja para poder cumplir con todas las normativas que hay en el orden nacional.

Así que nuestro granito de arena, desde el Ministerio de Industria, tiene que ver con trabajar en la Provincia en lograr simplificar los procedimientos lo máximo posible.

Oportunidades en el aprovechamiento de la biomasa  

AF: ¿Hay nuevas inversiones en industrias forestales en Misiones? Trascendió semanas atrás una inversión millonaria de un grupo inversor del sector pero no se precisó de quién se trata o cuál es el proyecto que se radicaría en la provincia.  

Son todas inversiones de largo plazo. Lo que se habló en algún momento y trascendió son proyectos conocidos, la mayoría sobre la Ruta Nac. 12, algunos son nuevos y otros son ampliaciones a los actuales.

Hay mucha inquietud en el sector por seguir creciendo, pero incertidumbre también por la energía eléctrica que limita la capacidad de producción.

Tenemos conversaciones permanentes con varias empresas madereras que tienen en carpeta inversiones, que tienen interés de invertir, y seguimos evaluando las mejores condiciones para concretarlas. Estamos analizando las oportunidades, porque la realidad es que aún hay un camino de incertidumbre respecto a la energía eléctrica que impide seguir creciendo.

Por ello, creo que estas son cuestiones en que desde Provincia se debe dar previsibilidad al sector para que invierta, porque todas estas inversiones forestales son de largo plazo, requieren créditos, planes, equipos y formación, todo de largo plazo. Esta es la característica más visible de este sector, que tiene la necesidad de contar con políticas sostenidas en el tiempo.

Tal vez te interese leer: Toll Maderas, una PyME misionera que apuesta a la tecnificación y ejecuta un millonario plan de inversiones para seguir creciendo

 

AF: ¿Y en qué consisten las nuevas inversiones que se evalúan o están proceso en el sector?

En Misiones tenemos proyectos en el municipio de Eldorado donde algunas industrias están evaluando producir energía con plantas de generación de biomasa forestal, otras están ampliando su capacidad de producción, tenemos a la pasteras con actualización de equipamientos. En todos los casos estamos hablando de inversiones millonarias.

Además, tenemos inversiones en la provincia en otros sectores industriales, el más nuevo y que recientemente se puso en marcha es la planta del Grupo Arcor (Papel Misionero) que montó una nueva fábrica que es fantástica, la de mejor tecnología en Latinoamérica para la producción de bolsas multipliegos. Es una agregación de valor al ultimo eslabón de la cadena foresto industrial, y está directamente ligada a la actividad con la producción de papel.

Se estima que exportarán casi el 60% de la producción, en forma directa generan 30 puestos de trabajo, y en forma indirecta alrededor de 50 puestos. Esta planta moviliza toda la economía de la zona donde opera, en Puerto Leoni, Capiovi, Puerto Rico, toda la zona. Genera un efecto multiplicador  a nivel local por los servicios que requiere para sus operaciones.

El CEO del Grupo Arcor, Luis Pagani, estuvo recientemente visitando su fábrica y mantuvo una reunión en el ministerio donde se refirió respecto a sus futuros planes en la provincia. El grupo también planea la alternativa de producir más energía por fuente de biomasa, para el abastecimiento de la planta y abastecer a la red.

Por todo esto, considero que es clave establecer las normativas que regulen las condiciones para los inversores. Si eso está claro, las inversiones se concretan.

Luis Pagani, CEO del Grupo Arcor, en el Ministerio de Industria.

 

Un plan de desarrollo para la industria del mueble

AF: ¿Y qué se lleva de su participación en el 142° Congreso Maderero?

Lo más importante para Misiones, diría que la materia pendiente que tenemos es el desarrollo del sector mueblero. La provincia tiene una solidez foresto-industrial desde hace décadas, en la cual tenemos industrias grandes y medianas, con capacidades técnicas admirables.

Creo que lo que tenemos pendiente es lograr el desarrollo del sector de fabricación de muebles para generar valor con productos sostenibles, de materia prima renovable.

Diría que esta es la máxima aspiración a lograr, por todo lo que implica en la transformación de la madera.

Misiones aún esta rezagada en la fabricación de muebles, hay mucho por mejorar por el potencial que tenemos. Veo en este segmento una gran oportunidad de desarrollo local.

Desde el Ministerio de Industria tenemos un programa de apoyo a la industria del Mueble, donde trabajamos con las carpinterías, para transformarlas en industrias de muebles en series. Desde mi visión, es lo que tenemos que apuntalar, porque es lo que más empleo va a generar, lo que más agregación de valor genera, a la vez más riqueza. Contamos con un equipo de diseñadores e ingenieros industriales que trabajan en este desafío, pero la idea es empezar de a poco a transitar este camino.

Misiones tiene todo para ser un polo mueblero. Tiene tradición y cultura maderera de varias generaciones, tiene el conocimiento de cómo trabajar en una carpintería, el oficio, hay escuelas técnicas vinculadas a las técnicas de las carpinterías. Esta faltando solo darle una “vuelta de rosca” para transformarlos en fábricas de muebles en serie.

Deberíamos abandonar un poco el paradigma cultural de hacer el mueble a medida, que de manera errónea se vende este trabajo más barato que los muebles en serie, siendo que en el mundo en general el trabajo del carpintero que hace un mueble a medida cobra tres o cuatro veces más caro. Es un mueble único, especifico, no tiene economía de escala ni cuando compra la materia prima ni cuando procesa el material.

Desde mi punto de vista, es un segmento en el que tenemos mucho por ganar, y hacia este desarrollo tenemos que avanzar, acompañando el proceso desde el Estado con líneas de créditos sumamente blandas, capacitaciones, y avanzando hacia la formalización del comercio electrónico que en la actualidad permite vender una mesa desde el interior de la provincia hasta cualquier punto del país, y es producto hecho en Misiones.

Cambió el mundo, y las tecnologías nos dan herramientas que nos acercan más al consumidor final que busca muebles sostenibles. Garantizar la calidad de origen del producto es lo que nos permitirá avanzar, y para ello desde el Estado tenemos que apuntalar para que estas condiciones se den en el corto plazo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.