Sebastián Escalada, del InFoPro Misiones: “La tecnología, la innovación y la economía del conocimiento están alineadas en la región como una oportunidad para el desarrollo forestal”

“Los últimos avances en tecnología aplicada a la silvicultura y las tecnologías en la industria de la madera están alineados a la robótica y automatización de procesos, estandarizando la producción y calidad de los productos”, sostuvo el ingeniero forestal Sebastián Escalada, responsable del área de Desarrollo Forestal del Instituto Forestal Provincial (InFoPro Misiones).

 

Por Patricia Escobar

@argentinaforest

 

MISIONES (29/4/2022).- El responsable del área de Desarrollo Forestal del Instituto Provincial Forestal (InFoPro Misiones), Sebastián Escalada, participó del evento organizado por la empresa Metalúrgica Julio Hartwich realizado en Paysandú (Uruguay) el pasado 20 de abril,  donde se reunieron los principales actores de la industria forestal uruguaya -del sector público y privado- y referentes de la región para debatir sobre la actualidad del negocio forestal y exponer sobre las novedades en innovación y tecnología aplicada a la silvicultura para mejorar la productividad.

En la búsqueda de posicionarse en el tiempo como la institución “embajadora” del sector forestal y foresto-industrial misionero, desde el InFoPro iniciaron este año la primera agenda de viajes técnicos e institucionales a ferias internacionales y encuentros regionales. “El objetivo es ir fortaleciendo los vínculos en la región, difundir nuestros productos forestales y lograr en el tiempo contactos que nos permitan abrir nuevos mercados con más presencia institucional en los eventos. En cada uno de estos espacios vamos a promocionar la madera misionera, los servicios que ofrecemos, sus recursos humanos y así “vender” el conocimiento. Este objetivo está plasmado en la Ley XVI N°120 de creación del organismo, donde se considera estratégico estar presentes en ferias y eventos mundiales para difundir y promocionar la foresto-industria”, explicó en la entrevista con ArgentinaForestal.com el profesional.

La presencia del ingeniero Escalada en eventos técnicos en Uruguay y Brasil que fueron realizados en el primer cuatrimestre del año, permitió una actualización respecto a las nuevas tecnologías de procesos para la industria de la madera y la mayor productividad de la cosecha forestal, pilares para la competitividad de los productores de la provincia y las PyMEs foresto-industriales.

 

“Participar de estos encuentros nos permite entender sobre qué tan cerca y qué tan lejos se encuentra la brecha del sector local del acceso de las nuevas tecnologías disponibles respecto a lo sucede en el mundo. El mercado forestal, por las características del negocio, está globalizado y compite con grandes jugadores mundiales, por lo tanto es exigente y hay que estar a la vanguardia”, contextualiza. Sebastián Escalada – InFoPro Misiones

 

“Misiones, si bien a pequeña escala, lo bueno que tiene es que su industria forestal en forma permanente va incorporando tecnología, siempre están intentando dar el paso para mantenerse competitivos. En la actualidad, que están pasando por un buen momento de ventas -desde que comenzó la pandemia en 2020-, siguen invirtiendo en tecnologías, se están preparando para desarrollarse en nuevos mercados. Por otra parte, tenemos la cultura maderera de micro o pequeñas industrias, aún muchas en la informalidad, pero que tienen oficio y un rol social muy importante en su localidad, porque dan sentido real al desarrollo local. Todo queda en el pueblo, crecen acompañados con el entorno. Esto es lo que las diferencia de las grandes industrias celulósicas o grandes aserraderos, que están cada vez más tecnificados. Por ello es un gran desafío apoyar a los micro y pequeños aserraderos a que logren la formalidad necesaria y que puedan ser sostenibles desde lo económico”, reflexionó Escalada.

Seguido, consideró que realizar estudios de mediciones de impacto social, económico y ambiental de las localidades donde operan las industrias madereras y fábricas celulósico-papeleras permitirían -con datos concretos- exponer el efecto derrame que genera la producción forestal antes y después de instalarse una industria en el lugar.

“Esto es lo que pregonamos desde el Instituto, que los actores de la cadena foresto-industrial que son socialmente responsables, y que parte de sus ganancias destinan a la mejora del entorno de la sociedad, puedan reflejar y difundir sobre el beneficio que aportan para el desarrollo local, que no se conoce en realidad”, remarcó el ingeniero.

Sebastián Escalada, en la jornada JHMeet’22 (Uruguay) y en la FIMMA 2022 (Brasil)

El desarrollo forestal en Uruguay y Brasil  

En Bento Goncalvez (Brasil) en la FIMMA 2022, Escalada indicó que el evento estuvo marcado por la innovación para la industria de la madera donde el protagonismo se llevó la robótica en las maquinarias y equipos para las fábricas de muebles, por ejemplo.” Desde el diseño hasta las terminaciones, todo es realizado con robots”.

Para el profesional, lo interesante fue que también en Uruguay –donde estuvo recientemente participando de una jornada técnica de silvicultura organizada en Paysandú-, uno de los principales atractivos fue la robótica. “En el encuentro se realizaron demostraciones de drones de origen chino que se están usando para todo lo que es control de maleza y fertilización que son un apoyo significativo en cuanto a productividad, rendimiento y menores costos en el trabajo de campo. El laboreo que se logra con esta herramienta robótica es de 25 a 30 hectáreas por día, reemplazando a muchas personas en campo. Con un trabajo de precisión, y evitando el contacto del personal con el uso del glifosato, donde aún está permitido su aplicación en Uruguay”, comentó el ingeniero.

“Esto nos marca la importancia de la economía del conocimiento. Misiones está preparada para empezar a vender todo el desarrollo logrado en Robótica. Todo va hacia la robótica, y se trata de tecnología accesible en relación a la inversión necesaria para los productores o empresarios. Sensores, software, supervisar la plantación de pino o eucaliptos en tiempo real”, indicó Escalada.

En costos, estimó que en promedio un dron ronda los 32 mil dólares. “Es una inversión accesible, y es una herramienta multipropósito porque adaptando a otros  usos, incorporando una cámara también se puede realizar planimetría, sobre vuelos para alerta temprana de incendios, identificar ataques de plagas, insectos o monitoreo sanitario en general, es realmente una excelente herramienta para el trabajo forestal, ya que se obtiene un reporte diario online de lo que está sucediendo en la plantación y esto permite tomar decisiones sin moverse de la oficina”, remarcó el ingeniero Escalada.

Primer Equipo de Laboreo Forestal (ELF22) fabricado por J. Hartwich, fue presentado en la jornada técnica de Paysandú.

Innovación y tecnología en la región

La jornada de innovación y tecnología en la producción forestal se realizó el 20 de abril en Paysandú, organizada por la empresa Metalúrgica Julio Hartwich. El primer evento “JHMeet’22” convocó a los actores de la región para un intercambio de conocimientos y desafíos actuales. Participaron productores, empresas contratistas, gremiales, industria, técnicos, y funcionarios del área a nivel nacional, e intendentes de Paysandú y Río Negro.

Hartwich generó el espacio de debate, y en ese marco, la fabricante presentó los nuevos productos generados por la firma, como el equipo de laboreo forestal (ELF22).

Asimismo, un panel de profesionales y directivos de las principales empresas de Uruguay expusieron sus proyectos e intercambiaron visiones. “Representantes de UPM-Botnia compartieron información sobre el tratamiento silvicultural de sus plantaciones, donde avanzaron en la incorporación de herramientas de fabricación nacional, evolucionaron en tecnología. Y compartieron los avances del proyecto en marcha de una segunda fábrica que acompañarán con un plan forestal que incrementará su base forestal y la contratación de empresas de servicios forestales”, precisó Escalada.

Una característica del sector forestal en el país oriental es la concentración del negocio en grandes multinacionales celulósica papeleras. “No hay pequeños productores o industrias madereras en gran cantidad. En general, el modelo es de grandes empresas papeleras con producción a gran escala. En un 90% su producción forestal es celulosa para exportación. Esto genera crecimiento económico y sin dudas tiene su impacto, pero la evaluación social es una materia aún pendiente que con el tiempo podrá definirse. Para nosotros, desde el Instituto Forestal Provincial, promovemos el desarrollo forestal sustentable, con la prioridad puesta en el aspecto social. Todo proyecto debe ser medido desde el beneficio social que genera en el territorio”, recalcó el ingeniero.

En ese sentido, valoró que “Misiones tiene ese componente social muy importante sostenido por las PyMEs madereras, que no tienen las grandes industrias celulósicas. Lo que gana un operario en una metalúrgica o aserradero, lo gasta en su pueblo, es un círculo virtuoso, o debería serlo. La gente tiene que crecer junto al sector forestal, de lo contrario es un modelo que hay que revisar. Tenemos pendientes en la provincia realizar un monitoreo del impacto social antes y post instalación de un proyecto forestal, para determinar cuál es el efecto derrame que se genera con la actividad. Que de hecho lo hay, no tengo dudas, pero hay que demostrarlo con mediciones estadísticas y económicas precisas. Estamos en un buen momento para ello, ya que en el último año hay una recuperación de la actividad, los aserraderos están volviendo a exportar, están invirtiendo, tomando nuevo personal. Hay un esfuerzo por crecer y lo ideal es poder monitorear esa evolución para establecer la sostenibilidad real del sector (económica, ambiental y social)”, señaló en la entrevista.

“Buena vecindad”, el programa de inclusión productiva de Montes del Plata

Otras de las empresas invitadas fue Montes del Plata (Grupo Arauco), oportunidad que expuso sobre Forestación y Sustentabilidad la Lic. Carolina Moreira, quien desde 2010 se desempeña en el cargo de Sustentabilidad y Comunicaciones de la compañía. Emplean a unas 6.500 personas en toda la cadena, en forma directa e indirectamente a través de las empresas de servicios y transporte vinculado al trabajo rural. “Estamos en un nuevo campo, que innova, que tienen nuevas tecnologías, que se presenta como un desafío de crecimiento con empleo de calidad”, sostuvo la directiva en su exposición.

El ingeniero Escalada rescató el Programa “Buena Vecindad”, ya que es una experiencia que incluye un trabajo con los productores de la zona donde opera la empresa forestal en buena convivencia productiva. “Recolectan hongos comestibles del eucalipto. Obtienen en la actualidad una buena producción, es una alianza rentable, de la que participa la comunidad, donde la empresa forestal da empleo local y la gente vive del bosque. La empresa además  investiga qué más podrían lograr desde la alimentación con los hongos del eucalipto a futuro”, resumió Escalada.

Montes del Plata, previamente, realizó un diagnóstico sobre la realidad socio económica local que derivó finalmente en el proyecto del “eje honguero de la Ruta 90” como lo reconocen, donde hay más de 200 personas de la cadena de valor que forman parte del programa, de la que participan muchas mujeres, que hoy recolectan hongos de las forestaciones de la empresa. Formalizaron los permisos, los procedimientos, dictaron capacitaciones, para después avanzar en acuerdos de organización donde hay pautas a respetar. En ese marco, se lanzó el programa de Buena Vecindad en el año 2021.

Los hongos en otras partes del mundo no son comestibles, pero en esta zona lo es, por ello, se recolectan, venden y consumen. Se trata de la especie Gymnopilus Spectabilis. Se utiliza para preparaciones en escabeche o similar.

Para Escalada, el programa marca un “cambio” en Arauco. “El permitir el ingreso a sus predios a los productores es un cambio importante. Es un programa interesante y es necesario en la visión del desarrollo local sostenible, donde la gente es incluida”, dijo.

En las jornadas técnicas de Paysandú también se abordó la temática de que gran parte de la sociedad en Uruguay percibe que los monocultivos de eucalipto ocasiona problemas a los pueblos cercanos. “Se dio recientemenre, en el caso de incendios forestales lo ven como una amenaza, también hablan del tema del agua, ambiente y biodiversidad. Está instalado el debate de que al sector forestal lo ven más como un enemigo que como un amigo. Más allá del aporte económico que hace la actividad, y los beneficios ambientales como sumidero de carbono y demás, la sociedad uruguaya no lo está viendo así y desde el sector forestal uruguayo se están replanteando su modelo de producción forestal. Una manera de empezar a revertir esta opinión pública es el programa de Buena Vecindad  de Arauco, incorporado a su negocio, y que la sociedad sea parte de todo lo que se genera de las forestaciones”, opinó el ingeniero.

En esa línea, otros aspecto que se destacó en el encuentro fue la participación de las máximas autoridades nacionales, provinciales y locales, todos con una visión común, con apoyo al desarrollo de la actividad, fortaleciendo la institucionalidad sectorial. “Todos se expresaron a favor del sector, entendiendo que es bueno para el país y los municipios. Es decir, el sector público y privado se junta y se apoya, hablan el mismo idioma. En la reunión se vio un sector mancomunado, se debatió de políticas para el sector y sobre la percepción social que deben atender en forma conjunta hacia la sociedad”, rescató Escalada.

 

Cámaras empresarias, sector académico, contratistas, INIA y Gobierno Nacional, debatiendo el futuro forestal de Uruguay en la jornada de silvicultura JHMeet’22

 

En las exposiciones, el mensaje de los oradores apuntaba a visiones de largo plazo. “Desde el Estado uruguayo se proyectan como país forestal dejar de ser solo exportadores de celulosa, para posicionarse como exportadores de viviendas de madera de calidad, con tecnología de estructuras de madera para la construcción de edificios, ven a la madera como el material del futuro”, graficó Escalada.

Así lo planteó en su exposición, el director de Recursos Forestales del Ministerio de Agricultura de Uruguay, Carlos Faroppa, quien participó activamente y aportó su visión de desarrollo de la actividad en forma integral. “Estamos publicando estadísticas, vamos a realizar próximamente el primer inventario de madera sólida, se instrumentará un certificado de Bono Verde con indicadores que tendrán incentivos para quienes cumplan con las buenas prácticas, un sistema que aún no existe en América Latina”, dijo.

“Por otra, seguiremos en la línea del desarrollo de la madera en la industria de transformación mecánica, donde en bioeconomía tenemos un enorme potencial para desarrollar nuevos productivos, constructivos, textiles y otros. La biomasa forestal es una alternativa de desarrollo sustentable. Este es el futuro de la producción forestal”, sostuvo Faroppa.

Fuente: Dirección General Forestal – MGAP 

 

Uruguay tiene más de 1,1 millones de hectáreas forestales, Chile tiene 2 millones de hectáreas, y Argentina cuenta con 1,3 millones. “Nuestro país quedó en el camino, aún registra déficit en la balanza comercial mientras que los países vecinos hoy nos superan en volumen de exportación y desarrollo de inversiones forestales”, resumió, por su parte, el ingeniero Escalada.

 

El despegue de la región que aún es “potencial” en el NEA

Para el ingeniero Escalada, la falta de producción a escala es el gran problema de la industria forestal al momento de exportar, frente a la competencia de los países vecinos. “Por ejemplo, Arauco produce 350 mil toneladas año de celulosa en su planta de Puerto Esperanza, y con eso sale desde Misiones al mundo a competir con otros países productores de celulosa. Enfrente está Brasil, con la fábrica Eldorado –también del grupo Arauco- que produce 1,2 millón toneladas año de celulosa, es decir, los números son totalmente distintos,  por lo tanto, la competencia brasileña es muy agresiva. En Misiones el sector forestal no tiene escala, en la Argentina aún no se tiene escala. Aún hay mucho por hacer por el desarrollo forestal misionero”, expresó el ingeniero.

Recordó que en una misión comercial en Finlandia y Suecia, realizada hace casi dos décadas, la delegación tuvo la oportunidad de entrevistarse con la empresa IKEA. “Evaluaron técnicamente la calidad de madera de pino y a pesar que la respuesta no fue muy buena sobre la misma, la cadena internacional estaba dispuesta a comprar pero a una escala imposible de cumplir en aquel momento. Y en la misma situación estamos hoy. El industrial misionero no piensa en estandarizar para ser parte de un volumen exportador, sino de asociarse para atender un mercado externo cortando siempre con la misma medida y calidad, precisión, como exige el mercado. Cada uno hace su juego en el mercado interno, y el que exporta, lo hace como puede.  No hay aún asociación en ese aspecto, por lo tanto, no tenemos escala. Y este es otro tema pendiente a analizar en el sector forestal de Misiones”, consideró Escalada.

Sebastián Escalada, en FIMMA 2022, Brasil.

En la FIMMA de Brasil se observó claramente que las PyMEs lograron asociarse y lograron superar el problema de escala. Bento Golcalvez es reconocido como el polo mueblero del país.”Hoy es una potencia mueblera y la madera es la protagonista.  El stand principal más grande de la feria internacional fue para las empresas de muebles, un impresionante desarrollo de las PyMEs fabricantes. Y como segundo stand de importancia, estaba la industria de la madera. Son socios estratégicos que mutuamente se acercan tecnología, innovación para el valor agregado a la producción de madera. Y todo era “robots” funcionando, trabajando solos, todo sistematizado”, describió.

Otro aspecto que evolucionó es el desarrollo de pinturas resistentes y acabados impecables, que recrean lo que estéticamente el cliente necesita, que aparenta ser madera nativa, mármol, o lo que requieran para la ambientación y decoración. “Son fabricantes de pinturas y otros productos para ser aplicada sobre madera, ofrecen resistencia y calidad sobre la madera a tratar, abriendo un gran mercado del diseño y arquitectura”, concluyó

 

Tal vez te interese leer: Argentina en la FIMMA Brasil 2022 | Empresarios y profesionales de la foresto-industria reflejaron perspectivas positivas para el mercado y buen clima de negocios en la región

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.