Conocé este inspirador diseño residencial para una casa de campo basada en arquitectura sostenible

¿Cómo diseñar una casa familiar en una zona rural del siglo XXI, preservar las mejores tradiciones y añadir las mejores características de la arquitectura contemporánea y las tecnologías modernas respetuosas con el medio ambiente? Los arquitectos de ARCHITEKTI mikulaj & mikulajova se propusieron el reto y diseñaron una casa de campo como una interpretación contemporánea de la casa tradicional eslovaca, en un pueblo rural en el oeste de Eslovaquia.

 

Fuente: Archello 

 

ESLOVAQUIA (3/6/2021).- Compartimos la pasión por la calidez y calidad de la madera. En esta oportunidad, un proyecto de los profesionales arquitectos de ARCHITEKTI mikulaj & mikulajova de esta casa de campo diseñada como una interpretación contemporánea de la casa tradicional eslovaca, en un pueblo rural en el oeste de Eslovaquia.

En 2017 se propusieron diseñar una casa familiar en una zona rural, preservar las mejores tradiciones y añadir las mejores características de la arquitectura contemporánea y las tecnologías modernas respetuosas con el medio ambiente

“Nuestra respuesta a este reto es una casa rural J, una interpretación contemporánea de la casa tradicional eslovaca con un “gánok”, una especie de pasillo (la palabra eslovaca “gánok” procede del alemán – Gang)”, explicaron los arquitectos

Casa de campo

La casa se encuentra al final de un pintoresco pueblo de Záhorie, en el oeste de Eslovaquia. Así como en el pasado había una casa sólida para vivir y un granero de madera al lado, hoy hemos diseñado una casa de ladrillo como zona de estar y al lado una estructura de madera como garaje. Ambas estructuras están interconectadas con el “gánok”, un elemento típico eslovaco, que lleva siglos en nuestra arquitectura popular. El “gánok” crea tanto una agradable entrada a la casa como un lugar para disfrutar sentado a la sombra.

Los tejados a dos aguas y la planta oblonga recuerdan a los asentamientos originales de este entorno. El carácter de la casa es contemporáneo y se ha hecho a la medida de sus futuros moradores, una pareja, a la que a veces visitan sus hijos y en el futuro también sus nietos.

La casa está situada en la parte superior de la enorme finca, lo que permite una gran vista a las estribaciones de los Alpes. Las habitaciones de la casa van una tras otra en fila, como solía ser en el pasado. Esto ha permitido que el salón y el comedor se abran a ambos lados de la finca. La vida en la casa se concentra en torno a una enorme mesa de comedor que está separada del salón sólo por una chimenea de doble cara. La zona de la sala de estar se abre sobre las dos plantas que alcanzan el tejado a dos aguas. La zona de descanso está situada en la parte tranquila de la finca, frente al bosque.

A la hora de decidir los materiales de construcción, hemos buscado soluciones naturales, típicas de nuestra arquitectura desde hace siglos. La casa tiene un revoque blanco y el tejado está cubierto con tejas de color marrón rojizo.

La madera natural, que envejece muy bien, se utilizó para la fachada del garaje, el “gánok” y las contraventanas correderas, que representan una adaptación moderna de elementos históricos.

Una sutil construcción de acero “gánok” contribuye a crear un ambiente agradable en la casa. Todo el interior es realmente luminoso, la madera de roble natural se combina con el hormigón visto en el techo y con sofisticadas piezas de mobiliario.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *