Green Gigaton Challenge: alianzas basadas en la restauración, la clave en la lucha contra la deforestación 

La deforestación fue un eje central en las reuniones virtuales entre líderes ambientales llevadas a cabo durante la Quinta Sesión de la Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEA-5). “No puede haber una conversación sobre el cambio climático si no se incluyen los bosques y la deforestación”, dijo Gabriel Labbate, experto de la iniciativa ONU-REDD de las Naciones Unidas. La iniciativa Green Gigaton Challenge tiene como objetivo catalizar fondos para iniciativas de lucha contra la deforestación, con el  de reducir 1 gigatonelada de emisiones para 2025.

Fuente:  ONU REDD

 

ESTADOS UNIDOS (28/2/2021).- Los bosques son importantes depósitos de dióxido de carbono, el cual calienta el planeta, y absorben 30% de las emisiones de la industria y los combustibles fósiles. Su papel en la captura y el almacenamiento de carbono es fundamental para mitigar los riesgos del cambio climático para los sistemas alimentarios del mundo.

Pero cada año, el mundo pierde 7 millones de hectáreas de bosques, un área del tamaño de Portugal. A nivel mundial, la superficie de bosques primarios se ha reducido en más de 80 millones de hectáreas desde 1990, según el informe El estado de los bosques del mundo, elaborado por el PNUMA y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Hoy, los incendios forestales, las plagas, las enfermedades, las especies invasoras, la sequía y los fenómenos meteorológicos extremos ponen en riesgo al menos otros 100 millones de hectáreas.

En la Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, los expertos debatieron sobre el Green Gigaton Challenge, una ambiciosa asociación público-privada respaldada por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). Su objetivo es catalizar fondos hacia iniciativas que combatan la deforestación con el fin de reducir una gigatonelada (o 1000 millones de toneladas métricas) las emisiones anuales para 2025.

El desafío canaliza el financiamiento de los sectores público y privado hacia los esfuerzos liderados por los gobiernos nacionales y subnacionales para detener la deforestación, al tiempo que apoya a las empresas en la reducción de emisiones internas mediante la compra de créditos de carbono.

Green Gigaton Challenge es una iniciativa que promueve el uso de soluciones basadas en la naturaleza para reducir las emisiones, entre ellas, replantar y restaurar los bosques tropicales. Además de limitar las emisiones, los bosques aumentan la biodiversidad y regulan el agua, es decir, ofrecen una solución ambiental integral.

Una gigatonelada de reducciones de emisiones anuales equivale a sacar el 80% de los automóviles de las carreteras estadounidenses. La cooperación climática global puede permitir el doble de reducciones de emisiones bajo los compromisos actuales de París por el mismo costo que los países que actúan solos, y REDD + representa la mayor parte de esta oportunidad.

Una gigatonelada por año podría permitir aproximadamente el doble de reducciones al mismo costo global en comparación con la implementación de los compromisos actuales de París sin la colaboración internacional sobre REDD +.

Por otra parte, una gigatonelada de transacciones anuales de REDD + es el orden de lo que se necesita para lograr de manera rentable los compromisos actuales del Acuerdo de París y aproximadamente la mitad de lo que se necesitaría si todos los países respondieran aumentando su ambición de acuerdo con un objetivo de 2 grados. Juntos, podemos enfrentar este desafío y marcar una diferencia real en la lucha contra el cambio climático.

“Reducir las emisiones en una gigatonelada equivale a sacar 80% de todos los automóviles de las carreteras de Estados Unidos. Tiene un gran impacto y el potencial de generar un cambio ambiental duradero. Dado que los países están buscando reconstruir sus economías a raíz de la covid-19, 2021 puede ser el año en que hagamos un cambio espectacular en escala, financiamiento y resultados”, dijo Niklas Hagelberg, coordinador del Programa de Cambio Climático del PNUMA

En el evento del Green Gigaton Challenge, los participantes, que incluían a ministros de medio ambiente de varios países, hablaron de cómo la financiación del sector privado puede impulsar soluciones al cambio climático basadas en los bosques. Para ello, lograr que las grandes corporaciones comprendan cómo la reforestación puede ayudarles a cumplir sus objetivos de reducción de emisiones de una manera rentable será un factor clave.

Reducir las emisiones en una gigatonelada equivale a sacar 80% de los automóviles de las carreteras de Estados Unidos.

“Vemos crecer el compromiso del sector privado y esto es crucial para reducir las emisiones”, dijo Tim Christophersen, experto en ecosistemas del PNUMA. “2021 brinda una oportunidad única para hacer de los bosques un pilar real de los esfuerzos de mitigación del cambio climático. Tendremos que enviar señales políticas claras y coherentes para garantizar que este mercado emergente sea útil y pueda crecer”, enfatizó Christophersen.

El Green Gigaton Challenge es medible y el financiamiento puede basarse en resultados, lo que significa que los fondos se liberan a medida que se cumplen los objetivos. Esto se traduce en más recursos asignados, ya que les brinda a los donantes, tanto públicos como privados, la tranquilidad de que recibirán lo que han pagado.

Iniciativas como esta son un paso hacia la reducción del calentamiento global. La última década fue la más calurosa en la historia de la humanidad y los expertos dicen que el planeta está en camino a generar más de 3°C de calentamiento, una cifra que podría tener consecuencias catastróficas.

El PNUMA está a la vanguardia de los esfuerzos para cumplir los objetivos del Acuerdo de París, a saber, mantener el aumento de la temperatura global muy por debajo de 2°C, y preferiblemente a 1,5 ° C, en comparación con los niveles preindustriales.

Con este fin, el Pnuma ha desarrollado una solución al cambio climático en seis sectores para reducir las emisiones. La solución proporciona una hoja de ruta sobre cómo se pueden reducir las emisiones en todos los sectores para cumplir con la reducción anual de 29 a 32 gigatoneladas que se necesita para limitar el aumento de la temperatura. Los seis sectores identificados son agricultura y alimentación; bosques y uso de la tierra; edificios y ciudades; transporte, energía y ciudades.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *