Hogares sostenibles con madera, el material que se vuelve imprescindible en la arquitectura y construcción del Siglo XXI

La madera fue el material elegido por los expertos que participaron en la jornada digital ‘Diseñando el hogar del futuro con madera sostenible’ del Madrid Design Festival (MDF 2021). Profesionales señalaron que la arquitectura “debe dar respuesta a los retos contemporáneos y del futuro, las viviendas deben ser espacios sanos, autosuficientes, sostenibles, y respetuosos con el entorno. La respuesta a este desafío es bioconstrucción”. ArgentinaForestal.com asistió al evento virtual organizado por PEFC España y comparte con sus lectores las claves expuestas para “perseguir la sostenibilidad a todos los niveles en nuestras viviendas del ahora y del futuro”.

Por Patricia Escobar 

@argentinaforest 

 

 

ESPAÑA (28/2/2021).- Un encuentro virtual moderado por Ana Belén Noriega, secretaria general de PEFC ESPAÑA, la mayor asociación de certificación forestal, se realizó el jueves 19 de febrero desde Madrid. Una jornada en el marco de Madrid Design Festival  (MDF2021) sobre “Diseñando el hogar del futuro con madera sostenible” en la que expertos expusieron ideas para convertir las viviendas a través del uso de la madera, mostraron sus ideas de diseño sostenible e hicieron un recorrido a lo largo de toda la escala de producción y aplicación de soluciones responsables.

Un capítulo especial tuvo el papel de la comunicación y la concienciación de la sociedad para desarrollar y perseguir la sostenibilidad a todos los niveles en las viviendas del ahora y del futuro.

“La certificación PEFC, es un sello, una medalla que se entrega a los gestores de los bosques, es un  reconocimiento internacional de Gestión Forestal Sostenible y Cadena de Custodia, de manera de llegar de forma transparente al consumidor final. Esto se hace por medio de alianzas, alineados a los procesos como las metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS) de Naciones Unidas para la Agenda 2030 (3,5,8,9,11,12,13,15,17) de los acuerdos por el Clima por la restauración de áreas degradadas y conservación de bosques para el almacenamiento de CO2, entre otras acciones”, explicó Noriega.

Por ello, promueven la bioeconomía, una economía basada en la naturaleza y en el manejo sostenible a través del aprovechamiento del bosque con la comercialización legal y transparente de la madera, y puesta en valor de sus servicios ambientales, por medio de los certificados PEFC, que fue creado por los propios silvicultores.

El 75% de los bosques certificados en el mundo están bajo el sistema PEFC, son 325 millones de hectáreas. Los bosques albergan el 80% de la biodiversidad terrestre, son la “casa común” de todo ser vivo del planeta y el hogar de 300 millones de personas en el mundo. Asimismo, son los bosques los que garantizan el 75% del agua segura para el consumo.

“Los bosques certificados PEFC absorben 315 millones de tonelada de CO2 al año”, aseguró Noriega. “En España hay 2.423.362 hectáreas forestadas, con 41.879 silvicultores que certificaron su buena gestión, 519 aserraderos, 504 empresas de madera y construcción, y 1.543 empresas certificadas que conforman la cadena forestal sostenible del país”, enumeró.

En resumen, presentó los beneficios de la certificación PEFC y el uso de madera certificada en el diseño y decoración de los hogares, un sistema de certificación PEFC que impulsa el mantenimiento de las actividades tradicionales en las zonas rurales, la economía de proximidad y el sustento de las comunidades rurales contribuyendo a dar respuesta al reto demográfico.

Seguido, en la jornada virtual expusieron Almudena García, presidenta de AEIM y directora de Maderas García Varona ; Marta Tramullas, directora de Innovación del Grupo ALVIC (fabrica internacional de revestimientos y muebles con madera reciclada con más de 50 años de historia en el mercado); Marta Labrador del Estudio de arquitectura ARTEMADE & GEMAR (video), Enrique Arrillaga, Fundador de MUEBLES LUFE; Nuria Moliner, arquitecta y presentadora de Escala Humana en TVE.

Bioeconomía para vivir mejor: del bosque a nuestras casas

Almudena García, de AEIM y CEO de Maderas García Varona, sostuvo que “el Siglo XXI será el de la madera”. En ese sentido, asegura que “esto nos dice que tenemos una gran  oportunidad, porque tenemos el sector de toda la cadena foresto-industrial preparada, y podemos hacer un buen trabajo con productos certificados y con trazabilidad, cuidando el entorno, y generando una economía responsable. El producto madera es una de las mejores opciones. En España nos sentimos realmente orgullosos”, señaló la empresaria.

La madera es un material sostenible. Desde el aspecto social se debe entender que se debe plantar, se debe conservar, pero también se debe cortar, es un gran reto conectar con la sociedad. Somos un sector muy profesionalizado, pero no llega el mensaje ni se conoce lo que se hace en la Ingeniería Forestal. La gente no entiende que consumir lo que se produce en forma sostenible del bosque es cuidarlo, somos muy cuestionados como forestales, pero no hay fundamentos en sus argumentos. Por ello, el mensaje es cambiar los hábitos y seguir usando los productos que nos ofrecen los bosques, basados en la gestión sostenible, consumir en forma responsable”, fue la reflexión de García.

En su disertación, destacó para ello, tres pilares fundamentales para conseguir el fomento de la bioeconomía y el desarrollo de estrategias de sostenibilidad: conectar, conexionar y visibilizar. Puso en valor el compromiso de las industrias madereras españolas, sus capacidades y el conocimiento que atesora su capital humano, cualificado para dar servicio y apoyo profesional a este sector en crecimiento.

Su experiencia en el sector le ha hecho ser consciente del reto que se presenta en la sociedad para reconocer los productos de madera como sostenibles y responsables con el medioambiente, y por ello realizó un llamado a los comunicadores: “Se necesita transmitir a la sociedad que consumir productos del bosque como la madera, es ecológico. El cuidado del bosque y su aprovechamiento responsable es primordial para el sector de la madera”, remarcó.

De la misma manera, continuó Marta Tramullas, directora de innovación del Grupo Alvic:  “Es muy importante comunicar al consumidor que la sostenibilidad es protección y cuidar el entorno. El consumidor debe conocer el compromiso de las empresas que utilizan materiales sostenibles y que trabajan con la madera, a conciencia del cuidado del entorno”, dijo.

Explicó algunos de los showrooms más destacados de Alvic, como ´Alvic Blue Moon Lounge Bar’ o ‘Hermosilla 77’ en los que la madera está más allá de donde se ve. “El 95% del interior de los espacios es de madera, por lo que la marca tiene como compromiso exhibir, en ese 5% visible, las posibilidades y cualidades de este material en combinación con otros”, argumentó. Según la experta en innovación, rediseñar siendo conscientes del espacio, de la conexión con el ser humano y comunicarlo como algo natural es fundamental para crear un hogar totalmente circular y hacer que el cliente se sienta satisfecho al habitarlo por saber que protege y cuida de su entorno.

Muebles Lufe : de la quiebra a integrar la lista de Forbes en cinco años, vendiendo muebles de pino económicos, ecológicos y con buen gusto

Enrique Arrillaga, fundador de Muebles Lufe, aportó su perspectiva sobre el modelo de negocio sostenible basado en la economía de proximidad. Reconocido en el mercado como el “IKEA español”, con Muebles Lufe se destacan en el desarrollo de un diseño funcional, ecológico y que crea valor empleando madera local, fabricando así sus muebles con madera de Pino Insignis procedente de bosques de Euskadi gestionados de manera responsable.

“Nuestra manera de trabajar es honesta, como lo es el propio material, por lo que nuestros muebles muestran los nudos y vetas de la madera y a un precio asequible.” “De esta manera, tratamos de educar y plasmar nuestros conocimientos en los productos para valorizar las particularidades y riqueza de la madera, así como su procedencia sostenible con el certificado PEFC” añadió.

Relató que desde 2017 fueron creciendo. “El éxito del proyecto era ser capaces de vender muchos materiales al mundo. Eso nos dio un empujón y desde entonces fue crecer, crecer y crecer”, comentó.

“Es una realidad que el atractivo es que ofrecemos diseño y muebles baratos, apuntamos a dar una solución a la economía casera. El público al que queremos llegar está bien definido, tiene características determinadas, y una de ellas es cuidar su economía, que no significa que no quiera mejorar y ambientar su hogar con conciencia ecológica”, explicó. “No queremos que la gente pierda la ilusión de acceder a muebles con diseño y calidad de fabricación, y por ello se trabajó en forma paralela en la revalorización del productor de pino, para dar a conocer todo lo que moviliza la industria forestal, de esta manera, informar a las personas sobre todo lo que aportan al comprar un producto de mueble de madera certificada”, agregó Arrillaga.

La empresa Lufe nace en el País Vasco, donde hace 20 años lidera PEFC.

Madera con valores

Estudio Artemade & Gemar, creada por Gerardo Labrador, hoy es dirigida por la diseñadora Marta Labrador, una  arquitecta y diseñadora de interiores. No pudo estar presente en forma virtual en el seminario, pero aporto un vídeo de presentación de la pieza YIDA en el cual  mostró cómo trabajan la madera desde el origen, aplicando la artesanía y el cuidado por los detalles, sin dejar de lado el diseño, la adaptabilidad, la reciclabilidad y la transformación de la madera en piezas que formen parte de nuestros espacios para invadirlos de su esencia artística.

“Hay pasión por los bosques y conciencia de la importancia de recuperar madera, naturaleza, diseño y esculturas. Es un trabajo sin perder la esencia de lo artesanal, creando esculturas de madera funcionales. El uso de la materia prima sostenible, el uso del reciclaje, o sobrantes de madera tienen un componente sostenible, de rescatar esos desechos forestales que se unen con tratamientos, hasta lograr un efecto tronco. Recién allí se comienza a trabajar en la pieza”, detalló la profesional.

En el estudio cuentan con un Show Room para que los interesados puedan ver, tocar y apreciar la calidad de los materiales utilizados.

La iniciativa se logra con el apoyo del Programa Acción por los Bosques: “Estamos muy agradecidos por su iniciativa y acompañamiento”, dijo Labrador.

Por último, Nuria Moliner, arquitecta, investigadora y presentadora del programa divulgativo Escala Humana de TVE, se refirió al rol de los profesionales al momento de pensar en escenarios futuros antes de diseñar, de tal forma que las edificaciones se construyan con un propósito “ético, coherente y responsable” para dar respuesta a los retos contemporáneos.

Actualmente existen diversos retos constructivos, como la gestión de los residuos, la contaminación atmosférica o la recuperación de los espacios y para afrontarlos se requiere de innovación consciente basada en la economía circular aplicando la sostenibilidad a cualquier escala. “Las viviendas deben ser espacios sanos, autosuficientes, adaptables a las realidades de quienes los habitan, sostenibles y respetuosos con el entorno, por eso la respuesta se encuentra en la bioconstrucción.” “La belleza de los espacios reside en la calidad de los materiales y su relación con el entorno. Así serán los hogares del futuro”, concluyó.

“En lo personal, elegí esta carrera para no construir de cualquier manera, sino de una forma sostenible. Empecé a investigar. Puede ser por mi generación, que nos replanteamos y reinventamos ante el presente y futuro que nos toca. Buscamos sentirnos coherentes con el momento actual, basada en la ética social y ambiental”, expresó en su introducción.

Reflexionó que en general, cuando se decide conocer y visitar un lugar, hay interés en conocer la historia de los lugares y conocer sus ruinas. “Creo valdría la pena pensar hoy cómo serán la ruinas de las construcción contemporáneas”, remarcó. “Si volvemos al origen de todo, allí siempre aparece la madera”, resumió.

Sostuvo que si el hormigón fuese un país, sería el tercer mayor contaminante del mundo. El interior de los edificios estas 5 veces más contaminados que el exterior, y esto es clave para la salud de las personas. Esto se debe a los materiales que se usan para la construcción tradicional. La respuesta es avanzar hacia la bioconstrucción, pero va más allá de construir casas de maderas sociales, sino espacios sanos, diseñar ciudades sustentables. Estamos en un punto de inflexión, y ya comenzaron a realizarse proyectos en este sentido, en Barcelona y otras ciudades, donde el reto representa la esencia de vivir en la simplicidad de un hogar, que aporten a la huella ambiental y emergencias climáticas”, concluyó Moliner.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *