Misiones: Apicofom renovó autoridades y en la presidencia fue reelecto Guillermo Fachinello

Fue resuelto por unanimidad en el marco de la Asamblea Anual de la cámara empresaria realizada el jueves 17 de diciembre de 2020.

Fuente: APICOFOM

 

MISIONES (18/12/2020).- Los asociados fundamentaron su voto, destacando el trabajo del empresario Guillermo Fachinello en pos del crecimiento del sector, “su capacidad de diálogo y apertura, y sus esfuerzos para sobrellevar la crisis a partir de la pandemia”, remarcaron en forma coincidente durante la última reunión del año de la asamblea anual .

Fachinello por su parte agradeció el amplio apoyo pero subrayó que “el sector pudo salir adelante gracias al trabajo en equipo de parte de todos los integrantes de la institución”.

“De esta crisis, la institución sale muy fortalecida”

El presente año quebró el devenir de manera abrupta. Fachinello indicó que la pandemia y la cuarentena “nos obligaron -como ciudadanos y como factores de producción- a reinvertarnos y a asumir nuevos desafíos, para la mayoría, jamás imaginados. Todas las gestiones, tanto de Gobiernos como institucionales, se tuvieron que adaptar a otras formas y otras prioridades, y APICOFOM no estuvo exenta de esta realidad”.

En el segundo año de mandato del presidente Fachinello se replantearon las modalidades existentes para atender las nuevas urgencias, y a partir de ese estadio la institución se potenció.

“APICOFOM tenía una fuerte programación de actividades, y la pandemia nos cambió todo, no solo los proyectos sino además la forma de ver y asumir nuestro rol. Pero frente a este reto salimos muy fortalecidos porque nos hizo ver lo que significa la asociatividad y el trabajo de las cámaras. Realmente nos sorprendió la cantidad de socios y no socios que vinieron APICOFOM a pedir a pedir ayuda o asesoramiento”.

Primer tramo del 2020

Como se había planeado, en el inicio del año se concretaron algunas reuniones. En enero, por caso, con el Ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, Matías Kulfas, y el Secretario de Industria, Economía del Conocimiento y Gestión Comercial Externa, Ariel Schale; junto a Pedro Reyna y representantes de la Unión Industrial Argentina. “En ese marco explicamos las necesidades de inversión que teníamos para el proyecto de una usina de energía a partir de biomasa en el centro de la provincia de Misiones, que tenía como uno de sus objetivos -junto a nuestra compromiso con el cuidado del medio ambiente y en pos de la eficiencia energética- dejar de depender de las pasteras para utilizar la biomasa foresto industrial de los pequeños y medianos productores; aunque sin saber, claro, que íbamos a tener en Misiones este conflicto con el precio del chip”.

Pero a partir de marzo, fue barajar y dar de nuevo. La incertidumbre sanitaria y la falta de experiencia ante esta emergencia, llevó a la necesidad de paralizar todas las actividades, las que muy lentamente fueron luego de varios meses retornando a una nueva normalidad. “El sector foresto industrial prácticamente nunca se detuvo porque fue una de las primeras actividades en ser reconocida como ‘esencial’, debido a lo necesaria que resulta para la industria farmacéutica y la de alimentación, pero a su vez también para los hospitales. En ese contexto, se incrementó más del 30 por ciento la cantidad de socios y hemos atendido consultas a más de 300 empresas, de las cuales 200 no son asociadas pero las atendimos igual porque la idea era brindar soluciones. Se hizo un trabajo muy fuerte con el Gobierno Provincial y con los Gremios, con quienes en ese momento trabajamos codo a codo para que no se pare la industria, y si buen tuvimos muchos contratiempos, entre todos los fuimos solucionando”, indicó Fachinello.

También destacó que “hubo una importante acción del Gobierno nacional al fondear a las empresas con efectivo, el ATP (Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción), y eso -junto al dinero que se le dio a la gente con el IFE- motorizó actividad industrial en forma progresiva. El sector tuvo una explosión de pedidos, siendo que veníamos trabajando casi a media máquina en los primeros como es normal los primeros meses del año, y si bien los costos de producción se incrementaron y no pudimos trasladar eso a nuestros precios finales, también es cierto que no creíamos que iba a haber tanto demanda”.

Este contexto relativamente favorable en el mercado interno también se verifica a nivel global. “Las exportaciones se aumentaron. China, por ejemplo, se despertó y duplicó sus compras; mientras que los mercados de Italia, de España y de Centroamérica nos sorprendieron porque empezaron a adquirir madera con bastante valor agregado, como tableros, marcos de puertas y partes para camas y muebles”.

 

Capacitaciones para promover el consumo de madera

Bajo esa consigna, APICOFOM llevó adelante diversas actividades para fomentar el uso de la madera en la construcción con madera y de madera. Con la modalidad “online”, la entidad implementó la “Diplomatura en Uso y Construcción con Madera”, una experiencia diseñada específicamente para arquitectos, ingenieros y profesionales afines.

“Para ello firmamos un convenio con el Instituto Misionero de Estudios Superiores (IMES), que tiene rotunda aceptación de parte de profesionales de todo el país, y que superó nuestras expectativas, lo que demuestra la necesidad latente de formación en esta materia”.

“Por otra parte -continuó-, con FAIMA y la Dirección General de Programas y Proyectos Sectoriales y Especiales (DIPROSE) -área dependiente del Ministerio de Agroindustria de la Nación-; trabajamos en el Programa Asistencia -Técnica a Empresas. Esta experiencia piloto representa una gran oportunidad para 20 empresas que fueron asesoradas por ingenieros especializados en diversas etapas de la producción industrial, principalmente, en secado de madera y afilado de herramientas de corte. Es importante destacar que en la mayoría de los casos estas Pymes no hubieran podido implementar esta modalidad por su propia cuenta, y que además todas las empresas manifestaron haber mejorado significativamente su productividad y su competitividad”.

“Esta experiencia piloto única en el país tuvo excelentes resultados, y agradecemos la confianza de la DIPROSE y de FAIMA al habernos puesto a cargo. Con los resultados del seguimiento que realizaron los técnicos y los empresarios, se establecerá un modelo base para replicar en otras provincias”, subrayó el dirigente.

A estas acciones, Fachinello le sumó el proyecto del laboratorio de análisis químico y para pruebas de tensión de madera estructural, un tanto demorado por la pandemia: “Esta situación nos tiene un poco trabados porque no podemos girar el dinero para importar el equipamiento, pero ya hicimos las gestiones necesarias y solo restan cuestiones burocráticas”.

Finalmente, en cuanto a la actividad institucional,  Fachinello mencionó que la entidad “viene asesorando a empresas que se suman a la exportación. Hay muchos socios chicos y medianos que empezaron a incursionar en los mercados internacionales y eso es muy positivo, más aún cuando a ello le sumamos el desarrollo de un Sello de Cadena de Custodia que va a ser único en el país y que para nosotros representa un orgullo. Tenemos un técnico en APICOFOM dedicado a promoverlo y para eso está visitando a las empresas, y si bien sabemos que es un momento difícil porque algunos grandes mercados -como China- hoy no piden certificaciones, nos estamos preparando para poner en valor nuestros productos, más aun teniendo en cuenta que cuando haya menos ventas contar con ese sello va a representar un plus valor muy importante”.

Sobre programas de viviendas y financiamiento

En cuanto a las políticas públicas relacionadas a la foresto industria, Fachinello mencionó una incipiente reactivación de promoción de planes de construcción de viviendas. “Con el Gobierno Nacional y el provincial (a través del IPRODHA) estamos construyendo 870 casas y hay unas 1.500 en proceso de licitación. Esto es importante porque la fabricación de viviendas mueve toda la cadena, desde el vivero hasta el pintor, y queremos difundir los beneficios de este sistema a nivel nacional, a través de los Institutos de Vivienda de otras provincias, para que haga sus primeras armas y motorizar la actividad”.

En cuanto al relanzamiento del PROCREAR, Fachinello adelantó que “nos pidieron unos modelos un poco más chicos, de 34 metros y 58 metros cuadrados, y tenemos muchas expectativas de que esto se ponga en marcha porque recibimos muchas consultas”.

“A nivel provincial además, ya se están habilitando en el interior algunos Planes Techo, lo que permite que los aserraderos más chicos puedan proveer a los municipios”, destacando que se viene haciendo hincapié en que “se entreguen materiales y productos elaborados de calidad, para que podamos competir con otros sistemas de construcción”.

“Otro tema importante para el sector es el financiamiento, y de cara a esa demanda integramos la Mesa del Banco de la Nación Argentina, trabajando para la implementación de muchas líneas de crédito, a la vez que gestionamos créditos y logramos el refinanciamiento de algunas deudas, con importante quita de interés”.

De similar interés fue el encuentro que se desarrolló entre el presidente del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE), José Ignacio de Mendiguren, y la Confederación Económica de Misiones (CEM), con la participación de su titular, Alejandro Haene (y numerosa representantes de las empresas que la conforman); marco en el cual técnicos de la entidad nacional presentaron las líneas de financiamiento que disponen para las industrias de Misiones.

“Allí, explicamos cuáles son las necesidades y expectativas del sector, que demanda crédito para muchos tipos de inversiones, y la necesidad de contar con tasas de interés sensiblemente menores a las del mercado”, señaló Fachinello.

A esas iniciativas se le suma un reiterado reclamo de las industrias, el costo que representa la Tasa de Alumbrado Público que los Municipios recargan en la facturación del servicio. “En algunos casos llega al 10 por ciento, y es muy ítem muy oneroso. Para encontrar una solución mantuvimos reuniones con el presidente de Energía de Misiones y algunos intendentes y si bien obtuvimos repuestas en algunos municipios, la realidad es que aún son muy pocos. Esperamos poder concretar esta demanda en toda la provincia, porque es un impuesto muy injusto”.

Más adelante, y tras destacar que “llevamos adelante varias acciones conjuntas con varios Ministerios provinciales, como el de Ecología y el del Agro y la Producción”; Fachinello afirmó que “también con la Universidad Católica de Santa Fe desarrollamos iniciativas. Trabajamos en cuestiones técnicas de la madera y el diseño, a partir de la cual recibimos consultas desde Francia interesados en intercambiar información entre todos, y ese reconocimiento genera mucho orgullo”.

En el tramo final de la charla, el presidente de APICOFOM remarcó la importancia de haber podido incorporar un representante de la institución en la comisión paritaria de FAIMA. “Poder incorporar nuestra voz en ese espacio es muy importante y un anhelo de hace muchos años. Es que nuestras industrias cuentan con mucho personal -100, 200 o hasta 500 empleados-, y esa realidad dista mucho de aquellas empresas que dan trabajo a 5 o 6 y para las cuales la escala salarial no representa un ítem tan importante. Participar de esa mesa nos permite debatir de otra manera los intereses de la industria. También en el ámbito de FAIMA -junto a INTI y AFOA- venimos trabajando en el rotulado de la madera, ya que contar con alguna normativa específica es un pedido puntual de los corralones, y a nosotros nos sirve para poder promocionar la madera estructural, un mercado con un techo muy alto y en el que podemos ofertar productos de calidad a muy buenos precios”.


“El sector mostró nuevamente su capacidad de respuesta”

Cuando en el mes de abril se observaba la extensión de la crisis por el COVID-19, y poco se sabía sobre prevención y tratamiento, el Gobierno Argentino implementó diversas acciones sanitarias, entre otras, la preparación del predio de Tecnópolis para recibir personas afectadas por el virus.

Entre otras necesidades, Nación solicitó camas de madera y la industria maderera misionera brindó soluciones: “A partir de un pedido del presidente Alberto Fernández al gobernador Oscar Herrera Ahuad, muchas empresas del sector fabricaron en total cerca de 3 mil camas para enviar a ese centro y también a varios municipios del conurbano bonaerense. Para nuestra provincia además, también se produjeron hospitales de campaña y camas y mesas de luz para instalarlas en clubes, de manera preventiva; y por todo esto es que nuestra actividad fue la primera en volver a trabajar”.

“Dimos respuestas efectivas a cada pedido en menos de 10 días, y -como en otras oportunidades- el sector foresto industrial de Misiones demostró su capacidad y compromiso para brindar respuestas ante las emergencias”, aseveró.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *