El Observatorio Nacional de Biodiversidad en Plantaciones Forestales y Ecosistemas Asociados

Por Viviana G. Solís Neffa, del Instituto de Botánica del Nordeste (UNNE-CONICET) – Facultad de Ciencias Exactas y Naturales y Agrimensura (UNNE)

 

ARGENTINA (12/11/2020).- En los últimos decenios, la comunidad internacional aprobó numerosos instrumentos que establecen las obligaciones y los principios básicos que los países, incluida la Argentina, deberían adoptar a fin de alcanzar un desarrollo sostenible. Mejorar la situación de la diversidad biológica salvaguardando los ecosistemas, las especies y la diversidad genética es un objetivo en común de dichos instrumentos.

La Argentina alberga una gran biodiversidad. Se identifican 14 ecorregiones en su superficie continental, la mayoría de las cuales corresponden a bosques de distinto tipo. Sin embargo, en la actualidad, la superficie de ecosistemas naturales en las áreas protegidas resulta insuficiente para garantizar la conservación de la biodiversidad en diferentes ecorregiones. Por este motivo, la inclusión de los sistemas de producción, en particular los forestales, en el marco de un manejo sustentable integral resulta de gran importancia para la conservación de la diversidad biológica, los servicios del ecosistema y los valores ambientales de las unidades de gestión.

Desafíos. Las plantaciones forestales en grandes extensiones y el estudio de la biodiversidad.

El área de bosques implantados supera actualmente el millón de hectáreas a nivel nacional, siendo los Esteros del Iberá, Campos y Malezales y Bosque Atlántico las ecorregiones que presentan la mayor superficie porcentual de plantaciones forestales.

En este contexto, ante la necesidad de evaluar de forma periódica el papel de las plantaciones forestales en la conservación de la biodiversidad, en el año 2015, surge el Observatorio Nacional de Conservación de la Biodiversidad en Paisajes Forestales y Ecosistemas Asociados (en adelante Observatorio de Biodiversidad) como resultado de un convenio de cooperación entre la Unidad para el Cambio Rural – UCAR (actualmente DIPROSE) y el CONICET, en el marco del Proyecto Conservación de la Biodiversidad en Paisajes Productivos Forestales (GEF TF 090118).

 

Antecedentes

En la Argentina, numerosos grupos de trabajo se han ocupado de investigar los cambios en la biodiversidad asociados a diferentes usos del suelo en paisajes forestales de las distintas ecorregiones del país. Sin embargo, la información obtenida resulta insuficiente para evaluar el impacto sobre la biodiversidad a nivel de las grandes unidades de paisaje que ocurren en el país. Para ello es necesario establecer un sistema de monitoreo a escala nacional, que reporte periódicamente los resultados de una muestra representativa de los paisajes forestales del país.

Para la ejecución de un modelo de este tipo, el Observatorio de Biodiversidad conformó una red integrada por institutos de Ciencia y Técnica que se encuentran trabajando en las diferentes ecorregiones a nivel nacional.

 

Objetivos del Observatorio

El objetivo general del Observatorio de Biodiversidad es relevar, integrar y proveer información relativa al estado, tendencias y riesgo de la biodiversidad en bosques implantados que permita orientar la toma de decisiones relacionadas a la conservación de la diversidad biológica en paisajes forestales de Argentina. También, contribuir al cumplimiento de compromisos asumidos en tratados internacionales y fomentar la concientización e información de la sociedad en general.

Para tal fin, se estableció un esquema de monitoreo periódico de indicadores de biodiversidad en paisajes forestales y ecosistemas asociados. De esta manera se busca brindar información temporal y espacial para la instrumentación de políticas en materia de bosques cultivados, la elaboración de propuestas y medidas de prevención, control y mitigación de la pérdida de biodiversidad, contribuir al cumplimiento de los compromisos asumidos en los tratados internacionales, así como fomentar la concientización de la sociedad acerca de la importancia de la conservación de la biodiversidad.

 

Constitución del Observatorio

En el año 2018, el Observatorio de Biodiversidad fue aprobado como una Red Institucional Orientada a la Solución de Problemas (RIOSP) de CONICET.

Integrado por grupos de investigación y transferencia de distintas disciplinas y amplias trayectorias en estudios de biodiversidad, planificación territorial y manejo de sistemas de información geográfica, el Observatorio de Biodiversidad forma parte de la Red Argentina de Ciencia y Tecnología Forestal (REDFOR.ar).

El Observatorio de Biodiversidad reúne a institutos de investigación de las provincias argentinas con mayor superficie forestada, los que están organizados en cinco nodos que representan diferentes regiones forestales con particularidades biofísicas y socioeconómicas, los que se detallan a continuación:

Nodo Corrientes: Centro de Ecología Aplicada del Litoral (CECOAL) e Instituto de Botánica del Nordeste (IBONE).

Nodo Entre Ríos y Delta: Centro de Investigaciones Científicas y Transferencia de Tecnológica a la Producción (CICYTTP).

Nodo Misiones: Instituto de Biología Subtropical (IBS).

Nodo NOA: Instituto de Bio y Geociencias del NOA (IBIGEO).

Nodo Patagonia: Centro de Investigación y Extensión Forestal Andino Patagónico (CIEFAP), Centro de Investigación Esquel de Montaña y Estepa Patagónica (CIEMEP) e Instituto de Investigaciones en Biodiversidad y Medioambiente (INIBIOMA).

El Observatorio de Biodiversidad está a cargo de un Coordinador Titular, un Coordinador Alterno y una Comisión Directiva formada por un miembro representante de cada nodo.

 

Monitoreo de la Biodiversidad

Los distintos usos de la tierra pueden afectar diferencialmente a la biodiversidad regional. La modificación del hábitat natural y el tipo de modificación que se lleve a cabo pueden impactar negativamente en las especies y en los ecosistemas, de allí la importancia de realizar monitoreos a fin de delinear acciones para el manejo de los sistemas productivos y la conservación de la biodiversidad que aseguren su sustentabilidad ambiental.

El monitoreo de la biodiversidad es un proceso de recopilación de datos en el campo que aporta información acerca del estado de las comunidades o poblaciones nativas de un área y permite evaluar los cambios ocurridos en el tiempo o el espacio como consecuencia de las intervenciones antrópicas o fluctuaciones ambientales en relación a una línea de base ambiental. El monitoreo puede realizarse a diferentes escalas espaciales, desde una escala local a una escala de paisaje, para caracterizar una unidad de gestión o una región. Asimismo, el monitoreo periódico de los indicadores en las mismas áreas permite hacer una evaluación de la tendencia de los cambios en la biodiversidad, a corto o largo plazo, y/o medir cambios cualitativos en determinados atributos.

Figura 1: Posible impacto de la intensificación y ampliación de las prácticas forestales sobre la configuración del paisaje de lomadas arenosas en la provincia de Corrientes (Argentina). Evaluación a campo del avance de los bosques implantados hacia los palmares de Butia yatay en la localidad de Santa Rosa (2019). Fuente: V. Solís Neffa.

 

En este sentido, durante los años 2015 y 2016, los integrantes del Observatorio de Biodiversidad se reunieron en talleres a fin de establecer las variables, los métodos y los recursos necesarios para la ejecución de las actividades de monitoreo de biodiversidad en diversas zonas productivas forestales.

Como resultado de estos talleres, se definieron doce indicadores generales correspondientes a cuatro ejes de análisis: diversidad local, especies móviles, ecosistemas a nivel local y paisaje. Además, se estandarizó la metodología para el monitoreo de los indicadores considerando a los procesos ambientales como el factor común para todas las áreas ecosistémicas, a los efectos de lograr que el muestreo de la biodiversidad sea representativo y comparable para los diferentes nodos que constituyen la red.

Sin embargo, debido a la diversidad de las ecorregiones y a que las especies clave pueden variar debido a su funcionalidad diferencial, también se identificaron indicadores particulares a ser relevados en cada nodo. Por otra parte, considerando que la dinámica de las plantaciones difiere en las distintas regiones del país, la periodicidad de muestreo para detectar cambios en las comunidades o poblaciones de fauna y flora fue ajustada a las particularidades de cada nodo (Fig. 1).

Los avances en las actividades y los resultados de los monitoreos realizados son analizados en reuniones de la Comisión Directiva del Observatorio de Biodiversidad e informados semestralmente.

 

Perspectivas

La información acerca de la biodiversidad de bosques implantados que está siendo recopilada por el Observatorio de Biodiversidad a lo largo de las principales ecorregiones forestales del país, será insumo de un repositorio de datos geoespaciales en línea, en el cual podrán visualizarse los datos en mapas interoperables de las diferentes áreas forestales del país.

 

 

 

Este artículo forma parte del espacio mensual de la REDFOR.ar, en ArgentinaForestal.com, que busca divulgar y generar debate sobre la problemática forestal del país. Las opiniones pertenecen a los autores. 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *