#AlertaLangosta: millones de plagas invadieron zonas rurales de Santa Fe, Formosa, Chaco y Corrientes

Los primeros registros desde el martes al viernes, ingresando a Santa Fe y Formosa, incrementaron de manera alarmante, ya que la plaga en pocas horas se desplazó hacia zonas rurales de Corrientes y Chaco. Preocupación de los productores por las pérdidas económicas que amenaza provocará el insecto sobre todas las cosechas de mandioca, maíz y caña de azúcar, principalmente. El SENASA advirtió que los insectos “son capaces de consumir una cantidad de cultivos equivalentes al alimento que necesitan 2.500 personas en un día”.

Por Patricia Escobar

@argentinaforest

 

SANTA FE (19/6/2020).- “Asusta y preocupa por las dimensiones que tienen, se trata de una manga de grandes proporciones”, indicó la bióloga Daniela Vitti , del Inta Reconquista, a través de su cuenta de Twitter.

La impresionante invasión de langostas en Santa Fe, sería proveniente de Paraguay, y ya afectó a zonas rurales de otras provincias, como Chaco, Formosa y Corrientes. Por ello, se disparó el alerta en el país, ya que se suma un nuevo problema para el sector agrario argentino.

Según los expertos del SENASA, estas langostas tienen la capacidad de comer lo mismo que unas 2.000 vacas por día o 35 mil personas por día. “Estamos trabajando junto a los gobiernos provinciales y los productores para seguir y controlar la plaga”, señalaron desde el organismo.

Después de los incendios rurales en zonas de pastizales, ahora el norte de Santa Fe atraviesa su peor momento, ya que se enfrenta a la llegada de una manga de langostas, provenientes de Paraguay. Chaco, Formosa y Corrientes ya se vieron afectada por la llegada de la plaga.

“La langosta es una plaga voraz que amenaza a los cultivos, campos de pastoreo y montes naturales de distintos sectores productivos”

Desde las Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) se informó a través de las redes sociales sobre la aparición en los últimos días de una manga de langostas en varias localidades de Formosa, proveniente de Paraguay. La plaga preocupa y desde la organización piden la intervención del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA).

A través de twitter se difunden imágenes impresionantes del avance de la plaga en Corrientes, en el departamento de Lavalle.

“Una manga de langostas invadió este viernes el sur de Corrientes, donde la atención está puesta principalmente en los tendaleros de producción hortícola”, informó el periodista agropecuario de El Litoral, Esteban Montgaillard. “La plaga invade Lavalle, en la cuenca hortícola de la provincia de Corrientes y sobre la ribera sur del río Paraná”, precisó

.”La manga de langostas cruzó ésta tarde el río Paraná desde la costa de Santa Fe hacia la comuna correntina de Lavalle, poco después de las 16 y se estima que permanezcan en esa zona y la de Santa Lucía durante la noche”, explicó Montgaillard.

El Ministerio de la Producción de la provincia informó que los insectos que se encontraban en el Norte de Santa Fe ingresarían por el río y se ubicarían en la zona de Santa Lucía. “Se las viene monitoreando desde que ingresaron al país por Formosa”, agregó.

Por su parte, medios locales dan cuenta de que la plaga alcanzó el paraje La Bolsa y que los productores comenzaron a espantar con ruidos y asesorados por los bomberos voluntarios.

“Antes de que se produzca el cruce, desde la cartera productiva los técnicos de la Dirección de Producción Vegetal se contactaron en forma personalizada con todos los intendentes y productores de las zonas involucradas, advirtiéndoles sobre los efectos de esa presencia, que no afecta a las personas y solo produce daños en vegetales”, informaron desde la cartera productiva de la provincia.

La plaga

La manga detectada tiene aproximadamente 10 km de largo por 8 km de ancho y se desplaza entre 100 y 150 kilómetros por día. La especie es la denominada langosta sudamericana (Schistocerca cancellata), que por sus características “se agrupan en mangas y se alimentan de todo tipo de vegetación”, explica la licenciada en Biodiversidad Daniela Vitti.

Las langostas se encuentran en su etapa adulta. En este estadio vuelan en grandes territorios, no generan grandes daños y si lo hacen son muy puntuales Se reproducen y desovan en el suelo, donde desde ahí eclosionan y nace una nueva generación de langostas.

“Estaba en nuestros pronósticos, y finalmente ocurrió, la manga cruzó el Río Paraná e ingreso a Corrientes. En el mapa se puede ver el avance de la plaga, y el nivel de advertencia para las distintas provincias”, publicó hoy en su twitter el jefe Programa Nacional de Langostas y Tucuras del SENASA, Héctor Emilio Medina.

Los puntos rojos del mapa implican “alto Riesgo de daño en cultivos, pastizales y/o vegetación nativa. Intensificar la vigilancia. Deben ejecutarse tratamientos fitosanitarios”.

Una amenaza global para la seguridad alimentaria

Los envíos de pesticidas a las áreas más afectadas en el este de África se han retrasado debido a las restricciones de transporte aéreo establecidas para contener la pandemia COVID-19.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), alrededor de 20 millones de personas ya están experimentando una inseguridad alimentaria aguda en Etiopía, Kenia, Somalia, Sudán del Sur, Uganda y Tanzania.

Las lluvias generalizadas que cayeron en África oriental en marzo y abril podrían provocar una explosión en el número de langostas del desierto, advirtió la FAO en un informe publicado la semana pasada (4 de mayo).

«Otra generación de reproducción hará que el número de langostas aumente aún más a medida que se formen nuevas bandas de tolva y enjambres en Etiopía, Kenia y Somalia durante mayo y junio», dice el informe.

«Se espera que los enjambres se muevan más al norte en Etiopía y Somalia con el riesgo de que algunos enjambres lleguen a Eritrea y Sudán a mediados de junio».

Kim Kariuki, director de compromiso en el Centro de Economía del Comportamiento de Busara, Kenia, dice que la segunda ola de invasión de langostas del desierto podría exacerbar la interrupción de las cadenas de suministro mundiales como resultado de la pandemia COVID-19.

«Esto tendría efectos incalculables sobre la seguridad alimentaria … dejando a los pequeños productores aún más vulnerables que antes y poniendo en peligro las perspectivas económicas de recuperación en los países afectados», explicaba el experto.

Keith Cressman, el principal pronosticador de langostas de la FAO, le dice a SciDev.Net que la situación en África Oriental puede describirse como un aumento y no una plaga.

«Pero podría convertirse en una plaga si las operaciones de control no son adecuadas y el clima es favorable para la reproducción y se extiende más a otros países», dijo.

Daniel Otaye, profesor asociado y presidente del Departamento de Ciencias Biológicas de la Universidad de Egerton en Kenia, dice que los países del este de África parecen no estar preparados para enfrentar una segunda ola de invasión de langostas.

América del Sur, ahora enfrenta el mismo problema.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *