Áreas Naturales Protegidas Misiones, un tesoro verde para el planeta en protección de hábitats y especies en peligro de extinción

Misiones es reconocida a nivel internacional por conservar el último relicto continuo de la Selva Paranaense de toda la región, con un Sistema de Áreas Naturales Protegidas que cuenta con 80 unidades de conservación y alrededor de un millón de hectáreas bajo algún tipo de categoría de manejo o de protección de sus bosques.

Por Patricia Escobar

@argentinaforest

MISIONES (Junio 2020).- El  12 de junio se recordó el Día de la Áreas Naturales Protegidas de Misiones en virtud de que en esa fecha, del año 1996, en ocasión de la Cumbre de la Tierra celebrada en Río de Janeiro, se presentó ante las naciones participantes el Proyecto de Reserva de Biosfera Yabotí, que finalmente creó el marco para la conservación y usos múltiples del sitio, con reconocimiento del Programa MAB “El Hombre y la Naturaleza”, de la UNESCO.

Misiones es reconocida a nivel internacional por conservar el último relicto continuo de la Selva Paranaense de toda la región, con un Sistema de Áreas Naturales Protegidas que cuenta con 80 unidades de conservación y alrededor de un millón de hectáreas bajo algún tipo de categoría de manejo o de protección de sus bosques.

Por ley, en se establecen diversas categorías: Parques provinciales, Monumentos naturales, Reservas privadas, Reservas de uso múltiple, Reserva naturales culturales, Parques naturales municipales, Paisajes protegidos y una reserva de biósfera, con un marco jurídico de resguardo de su patrimonio natural.

“Las áreas naturales protegidas son espacios de territorios que por su importancia han sido seleccionados para la conservación a perpetuidad de los valores naturales, culturales, paisajísticos, educativos, económicos, sociales y de representatividad biogeográfica”, fundamentaron desde el ministerio de Ecología, al recordar la fecha.

Estas áreas albergan gran parte de los ecosistemas o ambientes naturales característicos de nuestra geografía, de diversidad ambiental sumamente rica.

El desafío es avanzar hacia la mejor gestión de las áreas protegidas al servicio de la sociedad; evaluar y fortalecer la contribución de las áreas protegidas a los compromisos internacionales de conservación de la naturaleza para el bienestar y el desarrollo sostenible de la provincia y su aporte al planeta frente a las necesidades actuales y futuras.

Fotos: ArgentinaForestal.com / Parque Provincial Urugua-í

PP Urugua-í, uno de los “tesoros verdes” del sistema provincial

La primera área natural protegida de Misiones nace en 1982 a partir de la sanción de la Ley Nº 1539. Se trató del Parque Provincial Islas Malvinas de unas 10 mil hectáreas de superficie, que luego pasó a formar parte de lo que hoy es el Parque Provincial Urugua-í -con 84 mil hectáreas en la actualidad-, uno de los más extensos “tesoros” verdes de la provincia y que cumple un rol clave en la conectividad de la Selva Misionera, Selva Paranaense o Bosque Atlántico.

En el año 1992 se sanciona Ley Nº 2932 que crea y regula el Sistema de Áreas Naturales Protegidas en la Provincia de Misiones.

Está compuesto de 67 áreas con distintos niveles de protección que representan el 16 por ciento del total de la superficie de la provincia.

La conservación de las áreas tiene como objetivo proteger muestras de todos los ambientes naturales, de sus ecosistemas, de las nacientes de los cursos de agua, de la conservación general del patrimonio natural, cultural, arqueológico y paleontológico.

Las delegaciones del sistema provincial se asientan en la zona Norte, donde limita con el PP Urugua-í, el PP Foerster, PP Puerto Península, entre otros parques de menor superficie pero de importancia ambiental.

En la zona Centro en el que destaca el PP Moconá, PP Esmeralda, PP Araucaria, PP Caa Yarí, y la gran reserva de Biosfera Yaboti (usos múltiples), con más de 250 mil hectáreas, entre otros.

En la zona Sur, las áreas más visitadas son el PP Salto Encantado en el Valle del Cuña Pirú, PP Teyú Cuaré, PP Profundidad, entre otros más pequeños en extensión.

El desafío ambiental de la provincia será jerarquizar el cuidado y protección esencial de las Áreas Naturales Protegidas ante las principales amenazas que afectan su territorio, como la caza furtiva, la quema o extracción de bosques, el robo de madera, la pesca ilegal, entre otros delitos ambientales que afectan la biodiversidad.

¿Por qué son importantes las ANP?

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) define un área protegida como: Un espacio geográfico claramente definido, reconocido, dedicado y gestionado, mediante mecanismos legales u otro tipo de medios eficaces para conseguir la conservación a largo plazo de la naturaleza y de sus servicios ecosistémicos y valores culturales asociados.

El Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) también pone énfasis en que las áreas protegidas se gestionan y regulan con el fin de lograr objetivos específicos de conservación. Este convenio, abierto para su firma durante la Cumbre de Río en 1992, y puesto en vigencia en diciembre de 1993, es una convención internacional para la conservación de la biodiversidad, el uso sostenible de los componentes de la biodiversidad y la distribución equitativa de los beneficios derivados del uso de los recursos genéticos. Con 196 Partes, el convenio cuenta con una participación casi universal entre los países del mundo.

A la fecha, la gran mayoría de áreas protegidas se ha establecido en territorios terrestres y marinos públicos. A pesar de estos esfuerzos, un número importante de ecorregiones tiene poca representación en la red global de áreas protegidas, sin embargo su importancia de conservación es planetaria. De este modo, muchos de los lugares más significativos para la biodiversidad (y geodiversidad) se localizan fuera de las áreas protegidas formales y en tierras privadas, comunales o de pueblos indígenas.

A pesar de que existen miles de APPs en el mundo , y se siguen estableciendo otras nuevas reservas privadas, continúan siendo un recurso bastante escondido; algunos gobiernos las ignoran y, a veces, incluso son omitidas por mecanismos de registro de conservación internacionales, además de ser marginadas de estrategias de conservación regionales.

El reconocimiento de esfuerzos de conservación  y el establecimiento de nuevas APPs tanto públicas como privadas, a menudo pueden llenar importantes vacíos en los sistemas nacionales de áreas protegidas en términos de cobertura geográfica, representación ecológica y protección de hábitats y especies en peligro de extinción.

Muy pronto, se podrá volver a visitar los parques provinciales habilitados para recibir al público en Misiones, post pandemia por COVID-19. Desde el Ministerio de Ecología de la provincia se establecerán los protocolos de seguridad para el Cuerpo de Guardaparques, con un plan de reapertura parcial para el retorno gradual de las actividades. En ese contexto, un salida de recreación y de conexión con la belleza natural y el valor ambiental de la Selva Misionera son, sin dudas, las Áreas Naturales Protegidas.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *