Foresto-industria: el futuro de los mercados dependerá de que el mundo vuelva a equilibrarse post COVID-19, se mantiene la “incertidumbre” y se necesitan medidas fiscales y financieras

Si bien habrá “ganadores y perdedores” post pandemia por COVID-19, para el consultor internacional Fernando Correa “el sector global de celulosa y papel es resistente” frente a la crisis sanitaria global. A largo plazo, hay preguntas sobre la rapidez con que las economías se recuperarán, pero aún no se tienen respuestas. “Por ahora podemos esperar algunas turbulencias a medida que el sector, y de hecho el mundo en general, vuelva a equilibrarse”, admitió el especialista.  De igual forma, remarcó que “las oportunidades para el crecimiento están en la exportación, orientado al mercado de la construcción y el sector del packaging”.

Por Patricia Escobar 

@argentinaforest

Foto: Gentileza AFoA

 

ARGENTINA (29/5/2020).- El sector forestal se moviliza para actualizar la información del mercado global y conocer el escenario que enfrenta la actividad en la región y cómo se podrá responder tras el impacto de la pandemia por COVID-19. Según expertos internacionales, “se espera una buena recuperación del mercado mundial forestal, mientras que países como China y Estados Unidos se posicionan como principal destino para los productos argentinos.”, indicaron desde la Asociación Forestal Argentina (AFoA) en un resumen de prensa con las principales conclusiones del Seminario Virtual  “Impacto y oportunidades para Argentina en el marco de la pandemia”, que se dictó el jueves 28 de mayo con la participación de funcionarios y expertos internacionales de Argentina, Brasil, Uruguay y Europa.

Fernando Correa, consultor internacional de AFRY (nueva marca de la fusión de  AF y la finlandesa Pöyry que las posiciona como la mayor consultora global de mercado de celulosa, papel y forestación), expuso en el seminario forestal y se refirió a la Disrupción Global y el impacto de la pandemia en los mercados de productos forestales, donde claramente los desafíos aún son importantes y donde los interrogantes del mercado aún no tienen todas las respuestas.

“A más de tres meses desde que la pandemia por Covid-19 impactó significativamente en la vida cotidiana en Europa y América del Norte, y China por más tiempo aún. En AFRY hemos analizado el impacto en el sector foresto-industrial, cuales son los efectos que ya hemos visto y cuales los que se pueden prever.  No hay duda de que este es un momento desafiante, que plantea una larga serie de preguntas. Si bien hay ganadores y perdedores, el sector global de celulosa y papel es resistente. A largo plazo, hay preguntas sobre la rapidez con que las economías globales se recuperarán, pero por ahora podemos esperar algunas turbulencias a medida que el sector, y de hecho el mundo en general, reequilibren”, dijo.

En este escenario, el experto indicó que “hay oportunidades de crecimiento para Argentina en el mercado de exportación, en el sector de la construcción, en el sector de packaging y en la atracción de nuevas inversiones. La sociedad forestal debe actuar en forma coordinada para exportar”.

Incertidumbre y medidas de mitigación

Iván Tomaselli, el presidente de STCP (Consultora de Inversiones, Ingeniería y Gerenciamiento de Brasil), participó del seminario de AFoA para compartir la realidad del país vecino y brindar su visión sobre el impacto de la pandemia en Brasil y la región”.

Si bien este año la mayoría de los países tendrán una pérdida económica, sin embargo, para Tomaselli la recuperación podría ser muy rápida “si hay un compromiso en aceptar las oportunidades y desafíos de desarrollo, especialmente, en el Cono Sur”. De igual forma, espera una normalidad de los mercados para el 2022.

Explicó en cuanto al sector forestal, que las medidas de mitigación pasan por el equilibrio fiscal y medidas monetarias y financieras para recuperar la actividad en la Argentina, Chile, Uruguay y Brasil. “Hablamos del sector de pulpa de papel de Argentina, Chile, Uruguay y Brasil que representan una producción de 30 millones de toneladas, muy importante para el mercado mundial. La producción de madera aserrada casi 20 millones de metros cúbicos, son números enormes. Estos países de la región son grandes exportadores, 70% de la producción de mercado de pulpa se va al mercado internacional. La perspectiva del sector forestal hoy es una gran incertidumbre, tratando de vislumbrar cuál será el impacto de las medidas de mitigación”, expresó.

“¿Cuándo vamos a volver a la normalidad?  Se espera volver a la normalidad en 2022. La mitigación es equilibrio fiscal y medidas monetarias y financieras para cuidar al sector en general”, remarcó Iván Tomasello.

Oportunidades de exportación

Gabriel Martino, director de URCEL, una firma dedicada a la exportación de madera a China y Sudeste asiático, explicó cómo funcionan las redes comerciales entre ambas partes y cuáles son los pasos a seguir y características a tener en cuenta para maximizar el comercio entre ambos. “Para poder entender lo que es la demanda y los precios: un 75% de la madera se utiliza para construcción y mercado interno. Argentina es muy competitiva en lo que es costos de producción, tiene recursos forestales suficientes, mayormente en Corrientes, para posicionarse como un proveedor estable de madera rolliza y lograr una participación en el mercado. La limitante puede ser por el lado de logística, pero pensamos que con las condiciones que se manejan hoy, perfectamente Argentina puede estar con una capacidad de exportar uno 40 o 50 barcos al año que sería 1,5 millón de metros cúbicos. También vemos oportunidades de desarrollar mercados complementarios, nichos de mercados en otros países en donde eventualmente puede conseguirse algunos precios mejores”, indicó el ejecutivo.

 

Se espera una reactivación rápida y una creciente demanda de madera de China y EEUU. Las oportunidades están, las condiciones de competitividad internacional habrá que generarlas a medida que los mercados recuperan “normalidad”.

 

En tanto, Guido Meza, representante de la empresa americana The Magellan Group Ltd. y de la compañía Brasilera-Americana Global Prime Products, explicó su visión sobre “El Mercado de los EE.UU. Situación actual y posible impacto en la exportación de productos forestales desde Argentina”.

En su charla, señaló que “Estados Unidos era un mercado potable, pero luego de la pandemia hubo una desaceleración importante. Después hubo una rampa de recupero, especialmente del mercado de remodelación, en donde el mercado norteamericano comenzó a demandar más molduras y otros componentes.”

Visiones políticas

Ariel Schale, actual secretario de Industria, Economía del Conocimiento y Gestión Comercial Externa en el Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación, por primera vez marcó ante la comunidad forestal su visión respecto al sector forestal argentino.

En su intervención, destacó el trabajo realizado hasta el momento en la Ley 25.080 (Inversiones para Bosques Cultivados) y agregó que la “Argentina tiene que ser un jugador celulósico importante”.

Además, dijo, “vamos a tener a una China muy demandante de estos insumos. La agenda forestoindustrial tiene un lugar en la relación bilateral con China y tenemos que armar una agenda comercial bien ambiciosa para 2021”.

El funcionario sostuvo que “llegó la hora de trabajar en serio sobre la cuestión forestal, para agregar valor en una cadena donde vemos progresar a los vecinos de la región”.

Ariel Schale: “Llegó el momento para que Argentina trabaje en serio en agregar valor a la cadena foresto-industrial”

Por otra parte, dijo que la agenda celulósica es parte del gobierno. “Tenemos ambiciones fuertes sobre ese eslabón de la cadena de valor, y la Argentina tiene que ser un jugador celulósico importante”, dijo.

Finalmente, el funcionario nacional sostuvo que habrá que “seguir con la plataforma Seguro Verde, incentivar y promover inversiones y muchos más desafíos por delante.  Podemos financiar en pesos una cadena generadora de dólares”.

El seminario contó además con la intervención de Claudio Anselmo, ministro de Producción de la provincia de Corrientes, quien se refirió a la “creciente actividad exportadora de la provincia durante 2019, donde el gobierno realizó varias misiones comerciales a China, Letonia y Finlandia con la participación del sector privado. Esto se ve reflejado en las exportaciones actuales que, según los últimos datos provisorios, fue de 32 millones de dólares con un crecimiento del 6% y la participación de 18 empresas exportadoras en Corrientes que vendieron desde madera rolliza de pino, varios tipos de madera, madera aserrada, transformación, molduras, tableros”, precisó el funcionario provincial.

Los datos de crecimiento de 2019 deberán medirse con los datos oficiales sobre el impacto post COVID-19, ya que desde la misma provincia adelantaron un relevamiento que fue elaborado  por la Secretaria de Industria y la APEFIC, en el que señalaban que en el marco de la cuarentena por coronavirus  “está prácticamente paralizadas en algunas zonas o con muy poca actividad en el caso de la zona NE de la provincia”.

Corrientes: “Las exportaciones forestales están paradas casi en su totalidad, y en el mercado interno la fabricación de muebles y madera para construcción se redujo a un 90%” 

 

De igual forma, Anselmo sostuvo que en Corrientes “se continúan confirmando proyectos de inversión, como es un aserradero en Gobernador Virasoro con capitales europeos” que se instalaría en el corto plazo.

 

Seminario virtual

La propuesta de la AFoA convocó a más de 150 personas en línea para asistir del seminario virtual llamado “Impacto y oportunidades para Argentina en el marco de la pandemia” cuyo eje central estaba relacionado a los mercados de exportación. Disertaron los expertos en mercados internacionales, e intervinieron funcionarios y empresarios con sus respectivas visiones sobre la potencialidad de la foresto-industria del país y el escenario de corto y mediano plazo en medio de la crisis mundial por la pandemia de COVID-19.

Osvaldo Vassallo, presidente de AFoA, nuevamente destacó a la cadena forestoindustrial como una actividad económica que brinda oportunidad de desarrollo para el país y mencionó que, a pesar del contexto, se debe seguir invirtiendo. “Hoy, como nunca, el mundo requiere todo tipo de insumos relacionados con la foresto-industria como ser muebles, madera para construcción, productos derivados de la celulosa, entre otros. Hay que seguir apostando a la actividad”, concluyó el directivo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *