Conservación en Misiones: Andresito y Montecarlo tienen chacras demostrativas para prevenir y evitar ataques de yaguaretés a los potreros

En el Paraje Deseado, del municipio de Comandante Andresito, al norte de la provincia de Misiones, desde el Proyecto “Yaguareté y ganadería, una convivencia posible” avanzaron con productores en un segundo trabajo de “chacra demostrativa” en la que se implementan medidas para evitar ataques de yaguaretés al ganado de los productores de la zona. Esta iniciativa ya fue realizada en la zona rural de Montecarlo, en sitios de frecuente paso de los grandes felinos.

Por Patricia Escobar 

 

MISIONES (28/2/2019).- “En ambas chacras se instalaron cercos electrificados luego de haberse registrado, con cámaras trampa, la presencia de yaguaretés en cercanías a los potreros”, explicaron desde el proyecto “Yaguareté y ganadería, una convivencia posible”, implementado por la Fundación Vida Silvestre Argentina (FVSA).

 

En Andresito se logró fotografiar a un yaguareté en inmediaciones del potrero a fines de agosto de 2018 y a partir de allí se comenzó a trabajar para evitar conflictos. La propiedad del productor ganadero limita con el Parque Provincial Urugua-í, un extensa área natural protegida al norte de la provincia y al límite del Parque Nacional Iguazú.

 

“Para evitar el acercamiento del felino se implementó una cerca eléctrica de cuatro hilos de alambre. A su vez, se prevén aplicar cambios en el manejo de los animales: el resguardo de vacas preñadas y terneros; conservar algunos animales longevos con más experiencia en hábitos defensivos; y la colocación de cencerros”, detallaron desde la organización, en un comunicado de prensa.

 

El trabajo que realizan desde la Fundación cuenta con el apoyo de la Organización Mundial de Conservación (WWF por sus siglas en inglés), además del acompañamiento de profesionales del Centro de Investigaciones del Bosque Atlántico (CeIBA) y el aval del Ministerio de Ecología de Misiones.

 

 

Por temor, los conflictos con productores ganaderos por ataques de yaguaretés a la ganadería representan un riesgo para su conservación, ya que suele ser resuelto con “la eliminación” del animal que causa el problema. “Es por esta situación que desde Vida Silvestre sostenemos que la convivencia entre los animales de la chacra y la fauna silvestre, es posible. Para ello, existen una batería de recomendaciones y medidas a adoptar, de las cuales algunas implican una inversión económica, como los cercos eléctricos, y propuestas a implementar en el manejo ganadero de los animales, y no cazar en las áreas de selva cerca de las chacras, entre otras”, informaron.

 

Anualmente, la pérdida de animales de la ganadería es causada por enfermedades como desnutrición, accidentes o picaduras de víboras es mayor a la provocada por ataques de grandes felinos. “Así como las enfermedades requieren de un plan sanitario adecuado y demandan del productor ciertos cuidados y precauciones específicas para preservar su ganado, la posibilidad de ataques de felinos al ganado también requiere de la implementación de prácticas ganaderas que permitan reducir los riesgos de ataques de felinos”, explicaron.

 

Desde Vida Silvestres recomiendan alertar sobre la presencia de grandes felinos en cercanías de potreros o propiedades privadas. “Pedimos que si alguien conoce que haya productores con problemas de ataques de yaguaretés o pumas al ganado, pueden comunicarse con nuestras oficinas al teléfono 03757 422-370 o al correo electrónico misiones@vidasilvestre.org.ar. Junto a varias organizaciones, estamos trabajando en la búsqueda de soluciones”, concluyeron.

 

 

Por más yaguaretés en el corredor Cruce Caballero-Yabotí

En el área del Corredor de biodiversidad Cruce Caballero-Yabotí, comprendido por parajes rurales de los municipios de San Pedro y Bernardo de Irigoyen, continúan trabajando y canalizando el compromiso de propietarios privados por conservar el monte nativo que aún queda en sus tierras.

“Entre mayo y diciembre de 2018 visitamos a varios propietarios ofreciendo asesoramiento gratuito, y logramos presentar 7 proyectos de Planes de Conservación para acceder a subsidios no reembolsables que ofrece la Ley de Bosques (26.331). Los 7 proyectos de 2018 representan la conservación total de más de 1000 hectáreas de monte”, señalaron desde FVSA.

 

Conservar la selva en esta área resulta fundamental para mantener la conectividad del hábitat necesaria para la supervivencia del yaguareté en la zona. Para esta tarea, el apoyo de los municipios, el compromiso de los propietarios y la difusión de los medios de comunicación de la zona, resultaron vitales.

 

En 2017 habíamos logrado presentar 6 planes de conservación, de los cuales 3 ya cobraron el subsidio y se encuentran implementando las mejoras y actividades productivas que habían propuesto en los proyectos, como la mejora en el acceso al agua potable y la producción. Otros 2 planes aprobados están próximos a cobrar, mientras uno fue dado de baja. En total, entre 2017 y 2018, se aseguró la conservación de más de 1.572 hectáreas de monte nativo.

 

Asimismo, continuamos ofreciendo asesoramiento gratuito para propietarios interesados de la zona del corredor Cruce Caballero-Yabotí: las colonias Tobuna; Piñalito; Cruce Caballero; Macaca; y alrededores, de los Municipios de San Pedro e Irigoyen.

Para mayor información, los interesados pueden comunicarse con la Ing. Ftal. Wilma Amarilla al número de celular 03751 15553277, o con las oficinas de la Fundación Vida Silvestre en Iguazú, al teléfono 03757 422370.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *