COP15 | “La crisis de biodiversidad y del clima deben resolverse juntas”, señala el director de la IUCN

El marco global de biodiversidad post 2020 debe ser ambicioso y abordar la pérdida de naturaleza junto con el cambio climático y la degradación del suelo . “La COP27 dejó claro que los límites de temperatura establecidos por Acuerdo París no se lograrán sin proteger los ecosistemas intactos, restaurar lo que ya se ha agotado y permitir que la naturaleza y las soluciones basadas en la naturaleza hagan su parte”, remarca Dr. Bruno Oberle, director general de la IUCN en su carta abierta elevada a la COP15.

 

1 de diciembre de 2022

Carta abierta de la Director General de la UICN a los miembros antes de la COP 15 del CDB de las Naciones Unidas

Estimados Miembros de la UICN,

Como UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza), tenemos una enorme responsabilidad. Desde 1948, hemos sido la autoridad mundial que le toma el pulso a la biodiversidad.

Hoy debemos tomar todas las medidas necesarias para garantizar que cuando caiga el martillo para cerrar la Conferencia de las Naciones Unidas sobre la Biodiversidad (CBD COP 15) el 19 de diciembre de 2022, hayamos asegurado un marco mundial de la biodiversidad fuerte, equilibrado y ambicioso para después del 2020.

La adopción de un plan global de este tipo para detener y revertir la pérdida de biodiversidad y lograr un mundo positivo para la naturaleza para el 2030 no puede esperar más.

Photo: Biosphoto – Alamy

La situación es urgente. La biodiversidad sigue disminuyendo a un ritmo sin precedentes. Más de una cuarta parte de las especies evaluadas en la Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN se enfrentan a la extinción, casi todas debido a las actividades humanas.

Incluso si las mayores pérdidas tienden a ocurrir donde la biodiversidad es mayor, el patrón es el mismo en todas partes. Este no es un problema del mundo en desarrollo o desarrollado; la desaparición de nuestro mundo natural nos afecta a todos a través de las fronteras nacionales.

No se equivoquen, la crisis de la biodiversidad es también una crisis climática. La COP 27 de la CMNUCC dejó en claro que los límites de temperatura establecidos por el Acuerdo de París no se lograrán sin proteger todos los ecosistemas intactos, restaurar lo que ya se ha agotado y permitir que la naturaleza y las soluciones basadas en la naturaleza hagan su parte.

Tenemos datos más que suficientes para exigir que nuestros líderes políticos y legisladores actúen ahora, sin más demora.

Miembros de la UICN, socios y amigos, muchos de ustedes participan en este proceso encabezado por el Convenio sobre la Diversidad Biológica. Les pido a todos ustedes que unan sus fuerzas en este último tramo de las negociaciones.

Debemos asegurarnos de que el marco, sus objetivos y metas, contengan todos los elementos esenciales para abordar la pérdida de la naturaleza y tomar medidas para lograr la visión de vivir en armonía con la naturaleza.

Como mínimo, el marco debe garantizar:

– Conservación de al menos el 30% de los ecosistemas terrestres, de aguas continentales, marinos y costeros a nivel mundial;

– Ampliación de la conservación de especies;

– Restauración de ecosistemas degradados a escala;

– Reconocimiento e inclusión de las Soluciones basadas en la Naturaleza en objetivos relevantes;

– Aumento de los recursos financieros, de todas las fuentes, a por lo menos USD 200 000 millones por año, incluidos recursos financieros nuevos y adicionales.

Sin embargo, no podemos permitir que lo perfecto sea enemigo de lo bueno. Para superar los casi 1.000 corchetes que hay actualmente en el texto del marco, tendremos que encontrar un camino intermedio. Esto sólo será posible en un espíritu de compromiso. Unámonos en torno a nuestra visión común de un mundo justo que valore y conserve la naturaleza.

Los invito a consultar, compartir y  amplificar los mensajes de la UICN a la COP 15, y espero ver a muchos de ustedes en Montreal.

 

(*) Director General de la UICN.

Más de 40 años de experiencia, incluso como Secretario de Estado de Medio Ambiente de Suiza, desempeñando un papel clave en el Fondo Mundial para el Medio Ambiente y en el establecimiento del Fondo Verde para el Clima. Es un experto destacado en los campos de la gestión sostenible de los recursos y la economía verde, que ha explorado y dado forma a la interfaz entre política ambiental, desarrollo económico y equilibrio social desde las perspectivas de regulador gubernamental, empresario y científico.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.