Las  exportaciones argentinas a Brasil subieron 51% en mayo

En un contexto de muy elevados precios de exportación e importación, el flujo comercial entre Brasil y Argentina registró en mayo una suba interanual de 41% y alcanzó US$ 2.690 millones en el mes, la cifra más alta para un quinto mes desde 2013.

 

Fuente: El Economista

 

BUENOS AIRES (14/6/2022).- Las exportaciones de Argentina totalizaron US$ 1.223 millones en mayo mostrando una suba interanual de 51%, superando el incremento de 34% de las importaciones que totalizaron valor de US$ 1.467 millones.

“Superaron el incremento de 34% de las importaciones, que totalizaron un valor de US$ 1.467 millones”, precisaron en la publicación de El Economista.

En un contexto de muy elevados precios de exportación e importación, el flujo comercial entre Brasil y Argentina registró en mayo una suba interanual de 41% y alcanzó US$ 2.690 millones en el mes, la cifra más alta para un quinto mes desde 2013.

Las exportaciones de Argentina totalizaron US$ 1.223 millones en mayo mostrando una suba interanual de 51%, superando el incremento de 34% de las importaciones que totalizaron valor de US$ 1.467 millones.

“Eso marcó una diferencia con los meses previos, cuando las importaciones le venían ganando la carrera a las exportaciones”, señalaron desde Abeceb.

“Eso evitó que el déficit comercial bilateral se profundizara en mayo: fue de US$ 244 millones, algo inferior a los US$ 288 millones registrados en mayo de 2021”, agregaron.

En cuanto a las exportaciones, tras una magra suba de 4% en marzo y 25% en abril, el 51% de mayo estuvo traccionado por: i) trigo y centeno, sin moler (+32%); ii) vehículos de pasajeros (+34%), en línea con el buen desempeño del sector automotriz local -las exportaciones, al igual que la producción, aumentaron 27% durante los primeros cinco meses-; iii) medicamentos y productos farmacéuticos, distintos de los veterinarios, que pasaron de US$ 3 millones en mayo de 2021 a US$ 114 millones este año, y iv) preparaciones y cereales, de harina o almidón de frutas u hortalizas (+211%).

Las exportaciones de vehículos a motor para el transporte de mercancías y usos especiales (el tercer ítem de mayor importancia, con casi el 13% del total de exportaciones) cayeron 8%, principalmente por la disminución en el envío de pickups.

En cuanto a las importaciones, dentro de los productos con mayor participación en el total se destacan los incrementos de: i) combustibles de petróleo o minerales bituminosos (excepto petróleos crudos), que pasaron de US$ 4 millones en 2021 a US$ 81 en 2022; ii) soja (+253%), iii) partes y accesorios para vehículos automotores (+29%), insumos que son necesarios para la producción nacional de vehículos, que viene en alza y ya acumula una suba de 27% durante los primeros cinco meses del año, y iv) mineral de hierro y sus concentrados (+20%). Estas cuatro categorías explicaron casi el 25% de las importaciones.

Por último, las importaciones de vehículos de pasajeros -segundo ítem de mayor peso, representando 9% de las compras totales- disminuyeron 9%, lo que refleja las restricciones vigentes al comercio exterior.

Con todo, en los primeros cinco meses del año las importaciones acumulan US$ 5.908 millones (+28% en relación con el mismo período de 2021), mientras que las exportaciones alcanzaron los US$ 4.813 millones (+13% versus 2021). “Así, el saldo bilateral acumulado entre enero y mayo fue negativo en US$ 1.095 millones, triplicando prácticamente el déficit de igual período de 2021 (US$ 341 millones)”, añadieron desde Abeceb.

Hacia adelante, y más allá del dato puntual de mayo, se espera que la tendencia al ensanchamiento de la balanza comercial deficitaria con Brasil se consolide. “Con importaciones creciendo por encima de las exportaciones, el déficit comercial podría cerrar 2022 en torno a los US$ 2.500 o US$ 2.700 millones, todavía por debajo del promedio de US$ 3.700 millones verificado entre 2010 y 2017 previo a las crisis de 2018-2019 en Argentina y a la pandemia”, añadieron, a modo de contexto.

De todos modos, habrá que seguir de cerca cómo evolucionan las restricciones a las importaciones dada la notable dificultad que está teniendo el BCRA para acumular reservas.

Si bien estas podrían eventualmente “amortiguar” los problemas, “no será sin costos en términos productivos dado que mucho de lo que se importa desde Brasil son insumos claves para la producción local”, advirtió Abeceb.

 

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.