Misiones es la primera provincia del país en sancionar una la Ley de Humedales

El jueves 9 de junio se publicó en el Boletín Oficial de la Provincia de Misiones la primera Ley de Humedales en una jurisdicción del país, colocándose a la vanguardia del resguardo de estos ecosistemas.  El primer paso será crear un Registro Provincial de Humedales, que abarcará la identificación, ubicación, uso sostenible y clasificación de los humedales en todo el territorio misionero y establecerá un ordenamiento territorial de humedales.

 

Fuente: Diario Judicial

 

BUENOS AIRES (14/6/2022).- En una columna de opinión publicada en el Diario Judicial, el doctor Franco Nicolás Gorini señala que que el jueves 9 de junio de 2022 quedará marcado en la historia ambiental, “como el día en el que oficialmente se empezó a legislar sobre el marco jurídico de protección sobre los humedales argentinos”.

Fue la fecha que la Provincia de Misiones publicó en su Boletín Oficial la Ley XVI-146 relativa a la protección de estos ecosistemas, convirtiéndose en la primera provincia argentina en regular la materia y constituyendo un aporte muy valioso para el debate a nivel nacional.

El texto publicado indica que la norma misionera perseguirá la preservación, conservación, defensa y desarrollo de los humedales que protegen y contribuyen a mantener el equilibrio del ecosistema a partir de los servicios ambientales que brindan para la riqueza natural de la provincia.

Esos servicios ambientales son detallados de manera enunciativa en la propia ley. Entre ellos, podemos apreciar el de provisión de agua, el almacenamiento de carbono, la estabilización de microclimas y la mitigación del cambio climático. Del mismo modo, la norma faculta al Ministerio de Ecología y Recursos Naturales de la provincia a determinar otros servicios de interés social.

Por otra parte, la norma adopta una definición propia de “humedal”, en tanto lo entiende como el ambiente en el que la presencia temporaria o permanente de agua superficial o subsuperficial -incluidas las nacientes con las características de suelos o sustrato que así lo permitan- causan flujos biogeoquímicos propios y diferentes a los ambientes terrestres y acuáticos, con la presencia de biota adaptada a estas condiciones -comúnmente plantas hidrófitas- y suelos hídricos o sustratos con rasgos de hidromorfismo.[i]

 

Tal vez te interese leer: Texto completo de la Ley de Humedales de Misiones

 

“Resulta muy interesante que la ley también remarque que el aprovechamiento de los humedales deberá ser planificado considerando un uso sustentable y respetuoso de sus características ecológicas, entre las que no puede prescindirse de su elasticidad -entendida como la relación entre la superficie ocupada durante la fase de máximo anegamiento o inundación y la que corresponde al momento de sequía extrema-, así como de la conservación de los servicios ambientales que brindan”, destaca el profesional en su artículo.

“De ese modo, podrán realizarse en los humedales todos aquellos usos racionales tradicionales que no afecten su correcto funcionamiento y sean compatibles con las finalidades de la norma, lo que debe ser entendido como un gran acierto de los legisladores norteños, en tanto ponderan adecuadamente las tres vertientes del desarrollo sostenible, es decir, en su triple faz económica, social y ambiental”, explicó.

Cabe advertir que la ley XVI-146, por su parte, también recepta legislación internacional preexistente en materia de humedales. En ese sentido, la norma parece seguir el espíritu de la Convención Relativa a los Humedales de Importancia Internacional

Especialmente como Hábitat de Aves Acuáticas -conocida bajo el nombre de Ramsar, ciudad iraní en la que fue firmada-, en tanto allí se estableció oportunamente que los humedales deben quedar siempre afectados a un uso racional, es decir, aquél uso que respeta el mantenimiento de las características ecológicas de los ecosistemas, dentro del contexto del desarrollo sostenible.

Por otra parte, como una cuestión práctica para conseguir cumplir con sus objetivos, la ley ordena la creación de un Registro Provincial de Humedales, que abarcará la identificación, ubicación, uso sostenible y clasificación de los humedales en todo el territorio misionero y establecerá un ordenamiento territorial de humedales, identificando a tales áreas y realizando estudios de impacto ambiental ante la posibilidad de obras de infraestructura, emplazamiento o actividades.

Los humedales que allí se identifiquen serán objeto de una clasificarán tripartita.

De este modo, podrán observarse la existencia de i) áreas de protección -sectores de alto valor de conservación que no deberán transformarse-; ii) áreas de restauración de recursos -zonas con humedales predominantemente naturales con cierto grado de degradación que pueden brindar servicios ambientales, por lo que deberá garantizarse su protección-; y iii) áreas de manejo sostenible -sectores donde actualmente se realizan actividades económicas o que tienen vocación productiva-.

El Registro Provincial de Humedales podrá así conocer la distribución, configuración espacial y funcionamiento de los distintos humedales sobre bases reales técnicas, como así también será posible conocer la complejidad de su dinámica y establecer bases para su monitoreo.

“El apoyo político que ha recibido la norma merece también ser puesto de resalto. En una época de polarizaciones tan extremas, no puede dejar de celebrarse el consenso al debatirse cuestiones relativas a la problemática ambiental, que afecta a todos los habitantes del país”, valoró Gorini .

Y agregó : “Debemos seguir este ejemplo y continuar avanzando por un camino que pondere una adecuada conciencia ambiental y deje de lado las diferencias de tenor político, religioso o cultural cuando se trabaja con el objetivo de tutelar el medioambiente y las distintas formas de vida que componen nuestros ecosistemas”.

Contar con una ley de humedales configura una necesidad imperiosa dentro de cualquier ordenamiento jurídico moderno que se jacte de ser receptor de la realidad sociológica que regula.

Al día de la fecha los humedales continúan siendo los sumideros de carbono más efectivos que el planeta haya conocido. Las turberas cubren solo el 3% de la superficie del planeta y almacenan casi un tercio de todo el carbono terrestre, es decir, el doble que todos los bosques del mundo juntos.

 

Fuente: Diario Judicial

(*) Dr. Franco Gorini
francongorini@gmail.com
 @francongorini

Abogado graduado con Diploma de Honor en la Pontificia Universidad Católica Argentina (UCA). Ganador del premio de la Editorial El Derecho en reconocimiento al desempeño académico. Cursó los estudios de Especialización en Derecho Ambiental en la Pontificia Universidad Católica Argentina (UCA), donde también se desempeña como Profesor Adscripto de Filosofía del Derecho y de Lógica y Argumentación Jurídica. Actualmente, maestrando en Derecho Penal en la Universidad Austral. Funciones en el Poder Judicial de la Nación. Responsable de la sección Derecho Ambiental de la Revista Pensamiento Penal. Miembro adherente del Observatorio de Derecho Penal Tributario de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *