Brasil | La ecuación climática es uno de los impactos positivos de sector forestal

En conjunto, las áreas de cultivo y conservación en Brasil almacenan 4.500 millones de toneladas de CO2 eq. Esto equivale a tres veces la emisión estimada del país por año. Y desde lo económico y social, solo en Bahía, el sector invierte voluntariamente más de R$ 40 millones/año en proyectos socioambientales que benefician a pequeños productores y comunidades, alcanzando 211 municipios y más de 600 mil personas. Las cifras fueron expuestas por la presidenta de la Asociación Bahiana de Empresas de Base Forestal (ABAF), Mariana Lisbôa, durante su participación como disertante en el 1º Foro ESG Salvador organizado por el diario Correio y el portal Alô Alô Bahía.

 

Fuente: ABAF

 

BRASIL (13/5/2022).- El sector forestal planta 1 millón de árboles cada día en Brasil. En la actualidad, el país tiene 10 millones de hectáreas productivas, en las cuales se plantan, cosechan y replantan árboles para entregar biosoluciones a la sociedad. De los árboles se aprovecha todo: tronco, corteza, ramas, tocones, además de dar lugar a otros productos no madereros, como esencias, resinas, miel, etcétera, informó la ABAF.

Esta superficie plantada corresponde a cerca del 1% del territorio del país, pero es responsable del 95% de toda la madera producida con fines industriales . Es preciso aclarar que las plantaciones forestales con destino productivo se realizan en áreas que ya han sido antropizadas o no tienen vocación agrícola para otros cultivos , con cero deforestación.

 Mediante la técnica del mosaico forestal, las empresas de base forestal intercalan estas áreas con fines industriales con otras 6 millones de ha destinadas a la conservación . Esto ayuda a mantener un suelo fértil, cuidar el agua y preservar la biodiversidad. 

En las áreas de las empresas forestales ya fueron avistados el 38% de los mamíferos y el 41% de las aves amenazadas de extinción en Brasil.

“Bahía está en sintonía con este escenario. En el estado existen 618.000 hectáreas de plantaciones forestales y 330.000 hectáreas de bosques nativos destinados a la preservación ambiental. Por esta región se plantan 250.000 árboles al día”, indicó la presidenta de la Asociación Bahiana de Empresas de Base Forestal (ABAF), Mariana Lisbôa, durante su participación como disertante en el 1º Foro ESG Salvador organizado por el diario Correio y el portal Alô Alô Bahía realizado el 12 de mayo. 

ABAF representa a las empresas forestales del estado, así como a sus proveedores. Esta pluralidad le da a la asociación la posibilidad de planificar y actuar con apoyo en las más variadas áreas y en amplios horizontes. La industria de base forestal utiliza la madera como materia prima, con énfasis en la producción de celulosa, celulosa soluble, papel, aleaciones de hierro, madera tratada, energía, carbón vegetal y leña para el procesamiento de granos.

Sus miembros son: Bracell, Caravelas Florestal, ERB, Ferbasa, Floryl, JSL, Komatsu, Proden, Suzano, Venturoli, Veracel y 2Tree. Y coopera con cuatro oficinas regionales -Aiba, Aspex, Assosil, Sineflor- en los principales centros de producción del estado; que vinculan a los pequeños y medianos productores y procesadores locales de madera.

Área florestal em Mucuri/BA.

La madera cultivada es la materia prima renovable de unos cinco mil productos que se utiliza en nuestra vida diaria. Son productos que tienen un origen renovable, son reciclables y biodegradables. Y van desde los más obvios, como papel y muebles, hasta productos de belleza, medicinas, alimentos y ropa. Otros, sin embargo, siempre se están desarrollando en una clara demostración de inversión en innovación y tecnología.

Los árboles cultivados también juegan un papel clave en la mitigación del cambio climático , especialmente mediante la eliminación y almacenamiento de carbono en los bosques y productos, así como evitando emisiones al proporcionar productos y servicios de fuentes renovables, en detrimento de las fósiles o no renovables.

Todo esto coloca al sector en el lado derecho de la ecuación climática. Juntas, las áreas de cultivo y conservación en Brasil almacenan 4.500 millones de toneladas de CO2 eq. Esto equivale a tres veces la emisión estimada del país por año.

El sector de las plantaciones forestales mueve el comercio local y los servicios en los municipios donde se instalan las plantaciones, así como industrias y toda la cadena productiva, lo que hace de esta una de las actividades que más ha contribuido a la transformación social y económica de distintas regiones del país

Las inversiones de las empresas posibilitan proyectos socioambientales , I&D forestal e industrial, iniciativas logísticas (puertos, carreteras, puentes, represas, etc.), además de calificación de mano de obra y foco en contratación y compras en los municipios (o región).

“En Bahía, el sector invierte voluntariamente más de R$ 40 millones/año en proyectos socioambientales que benefician a pequeños productores y comunidades, alcanzando 211 municipios y más de 600 mil personas”, remarcaron desde ABAF.

El sector forestal en Bahía tiene influencia y aprovecha varios otros segmentos económicos importantes. Existe una fuerte integración y demanda de las siguientes cadenas productivas que consumen madera en sus procesos: minería, construcción civil, textil, papel y celulosa, energía, agroindustria (secado de granos), carbón vegetal, muebles, pisos laminados, entre otros.

El segmento es una fuerza generadora de empleos en el país, impactando directa e indirectamente a 3 millones de personas.

En Bahía, el sector genera renta directa, indirecta y con efecto renta para 222.700 personas. Además, contribuye a una mejor calificación de la mano de obra, a la permanencia de la gente en el campo, empleos de calidad e invierte directamente en la formación profesional y el emprendimiento de las comunidades.

El sector promueve la diversificación y sostenibilidad de las actividades rurales con la inclusión de pequeños y medianos productores y procesadores de madera . Las comunidades emprendedoras y los asentamientos sostenibles también forman parte de la cadena productiva con productos madereros y no madereros. Esta integración también tiene como objetivo el uso múltiple de la madera y el estímulo al modelo Integrado de Cultivos, Ganadería y Bosques (ILPF).

 

Sustentabilidad forestal 

 Suzano es la primera empresa del Hemisferio Sur y la segunda del mundo en cerrar la emisión del ‘bono vinculado a la sustentabilidad’, un bono vinculado al logro de metas sociales y ambientales. Entre sus compromisos, tiene metas a largo plazo, como eliminar 40 millones de toneladas de carbono de la atmósfera, apoyar la salida de la línea de pobreza de 200 millones de personas y ofrecer 10 millones de toneladas de productos de fuentes renovables para reemplazar materiales plásticos y productos derivados del petróleo.

En línea con su compromiso con las operaciones sostenibles, Bracell patrocina el evento. “El apoyo es consistente con nuestro compromiso de adoptar las mejores prácticas en la gestión ambiental, social y de gobierno en la empresa y, al mismo tiempo, estimular el debate en diferentes ámbitos de la sociedad. Cuantas más personas y organizaciones actúen de acuerdo con los conceptos recomendados por los ESG, más conexiones se forman y, en consecuencia, se implementan más modelos de gestión de alto nivel, beneficiando a las comunidades, al medio ambiente y a la propia empresa. Nuestro propósito es que nuestro negocio sea bueno para la comunidad, el país, el clima y el cliente, porque solo así será bueno para la empresa”, dice Fábio Góis, gerente de Comunicaciones de Bracell Bahía.

Según el directivo, el modelo de gobierno de la empresa fomenta decisiones empresariales interdependientes y compatibles con su misión, visión y valores, todo ello guiado por un compromiso con la sostenibilidad. “No hay manera de ser sostenible solo. La sustentabilidad presupone el involucramiento y compromiso de los múltiples agentes sociales que se relacionan con la empresa, y eso permea el uso responsable de los recursos naturales, el respeto a la gente de nuestra región y una gestión guiada por la ética empresarial”, agregó

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *