22 de mayo, Día Internacional de la Diversidad Biológica

Por Ing. Ftal. Jaime G. Ledesma, presidente Colegio de Ingenieros Forestales de Misiones (*).

“Sin biodiversidad no vamos a sobrevivir… …Debemos hablar sobre cómo podemos conservar la biodiversidad que aún queda. Mientras conservamos la biodiversidad, esperaremos un cierto nivel de vida, un nivel de vida decente.…Para eso, necesitamos producir bienes y servicios, lo que significa que debemos incorporar la biodiversidad en el sector productivo. Eso es algo muy importante que podemos hacer y podemos hacerlo con beneficios.”.

Dr. Roberto Nasi Director General del CIFOR.

 

MISIONES (22/05/2021).- La conservación de la diversidad biológica es interés común de toda la humanidad, el 22 de mayo es el Día Internacional de la Diversidad Biológica, fecha instaurada el 20 de diciembre de 2000 por la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), por coincidir con el aniversario de la aprobación del Convenio sobre la Diversidad Biológica firmado en 1992, con la finalidad de: “informar y concientizar a la población y a los Estados sobre las cuestiones relativas a la biodiversidad”.

Este convenio es el instrumento internacional para la conservación de la diversidad biológica, la utilización sostenible de sus componentes y la participación justa y equitativa en los beneficios que se deriven de la utilización de los recursos genéticos, ratificado por 196 países. Su objetivo general es promover medidas que conduzcan a un futuro sostenible.

Cubre, además,  la diversidad biológica a todos los niveles: ecosistemas, especies y recursos genéticos. También cubre la biotecnología, entre otras cosas, a través del Protocolo de Cartagena sobre Seguridad de la Biotecnología.

Este año 2021 se conmemora el día bajo el lema: “Somos parte de la solución”; consecuente con el eslogan del año 2020 que decía: “Nuestras soluciones están en la naturaleza”;  la biodiversidad sigue siendo la respuesta a varios desafíos del desarrollo sostenible. Desde soluciones basadas en la naturaleza al clima, problemas de salud, seguridad alimentaria y del agua y medios de vida sostenibles, la biodiversidad es la base sobre la cual podemos reconstruir un mundo mejor.

Misiones y su biodiversidad

La Provincia de Misiones fue declarada Capital Nacional de la Biodiversidad por la Ley 27.494, sancionada el 12 de diciembre de 2018 (BO 3/01/2019), lo que nos compromete a tener un compromiso mayor con la conservación y protección de la biodiversidad, que de hecho se refleja en todo el paquete normativo y la institucionalidad vigente en la materia.

La diversidad biológica o biodiversidad se refiere al número, variedad y disposición de organismos vivos en una eco-región, se la cuantifica por su variación: genética, entre especies y entre ecosistemas (Burley – 2002).

La naturaleza resulta vital para nuestra supervivencia, cada vez somos más conscientes de que la diversidad biológica es un bien mundial de gran valor para las generaciones presentes y futuras, pero también debemos ser conscientes que nuestro accionar antrópico afecta significativamente a la misma; el número de especies disminuye a un ritmo acelerado producto de la actividad humana, muchas veces insostenible.

 

 

La pérdida de diversidad biológica

La pérdida de diversidad biológica y el cambio climático son amenazas inseparables que afectan gravemente a la humanidad. Recientemente National Geographic publicó un artículo sobre como “la deforestación está generando un estrés sin precedentes a las especies animales que habitan en el Bosque Atlántico de América del Sur”.

En la publicación se afirma que:

“La destrucción de los ecosistemas no sólo angustia a niveles considerables a los seres humanos. Los mismos habitantes de estos espacios naturales están padeciendo las consecuencias de esta devastación. Un estudio reciente revela que, en particular, la deforestación de las parcelas más pequeñas del Bosque Atlántico de América del Sur sufren más estrés que los que viven en bosques más vírgenes.”

“El Bosque Atlántico podría ser el segundo más grande de Latinoamérica: se extiende desde el noreste de Brasil hasta el noroeste de Argentina y el este de Paraguay.”

“Desde las campañas colonizadoras de Portugal, regiones importantes del bosque han sido destruidas en favor de la ganadería, la agricultura y la urbanización indiscriminadas. 500 años más tarde, queda menos de un tercio del bosque original.”

“La destrucción de este espacio incide directamente en la calidad de vida de las especies que tienen un hogar ahí. Además de exponer más a las más pequeñas a sus depredadores naturales, la pérdida de recursos limita mucho su campo de acción. De ahí el estrés elevado en las especies tropicales.”

“Observando las hormonas presentes en el pelaje de los animales analizados, el equipo de investigación se percató de que  los animales de parcelas más pequeñas de bosque tenían niveles más altos de glucocorticoide que los animales de zonas de bosque más grandes. Esto es importante, porque los bosques húmedos latinoamericanos guardan la mayor diversidad de fauna y flora en el planeta. Si se devastan sus espacios, la pérdida se extiende por esa rama también.”

La pérdida de esta diversidad biológica amenaza nuestra salud, existen pruebas irrefutables que ello podría aumentar los casos de zoonosis (enfermedades transmitidas de los animales a los humanos)  mientras que, por el contrario, si conseguimos mantenerla estable, esta podría ser una gran herramienta en la lucha contra pandemias, como aquellas causadas por los coronavirus.

El brote de la COVID-19 resalta la necesidad de abordar las amenazas a las que se enfrentan las especies silvestres y los ecosistemas.

ODS N°15 Vida de Ecosistemas Terrestres  

El Objetivo Nº 15 del Desarrollo Sostenible (ODS), “Vida de Ecosistemas Terrestres” propone taxativamente: “Gestionar sosteniblemente los bosques, luchar contra la desertificación, detener e invertir la degradación de las tierras, detener la pérdida de biodiversidad”.

Las metas definidas para con el ODS Nº 15 no se han alcanzado del todo, seguimos teniendo deudas con los bosques y la biodiversidad, los que nos debe comprometer aún más en alcanzar.

LAS METAS DEL  ODS N 15:

15.1 CONSERVAR Y USAR DE MANERA SOSTENIBLE LOS ECOSISTEMAS

*De aquí a 2020, asegurar la conservación, el restablecimiento y el uso sostenible de los ecosistemas terrestres y los ecosistemas interiores de agua dulce y sus servicios, en particular los bosques, los humedales, las montañas y las zonas áridas, en consonancia con las obligaciones contraídas en virtud de acuerdos internacionales.

15.2 GESTIÓN SOSTENIBLE DE BOSQUES

*De aquí a 2020, promover la puesta en práctica de la gestión sostenible de todos los tipos de bosques, detener la deforestación, recuperar los bosques degradados y aumentar considerablemente la forestación y la reforestación a nivel mundial.

15.3 LUCHA CONTRA LA DESERTIFICACIÓN
*De aquí a 2030, luchar contra la desertificación, rehabilitar las tierras y los suelos degradados, incluidas las tierras afectadas por la desertificación, la sequía y las inundaciones, y procurar lograr un mundo con efecto neutro en la degradación del suelo.

15.4 CONSERVACIÓN Y ECOSISTEMAS MONTAÑOSOS

*De aquí a 2030, asegurar la conservación de los ecosistemas montañosos, incluida su diversidad biológica, a fin de mejorar su capacidad de proporcionar beneficios esenciales para el desarrollo sostenible.
15.5 DEGRADACIÓN Y PÉRDIDA DE BIODIVERISAD

*Adoptar medidas urgentes y significativas para reducir la degradación de los hábitats naturales, detener la pérdida de biodiversidad y, de aquí a 2020, proteger las especies amenazadas y evitar su extinción.

15.6 RECURSOS GENÉTICOS
*Promover la participación justa y equitativa en los beneficios derivados de la utilización de los recursos genéticos y promover el acceso adecuado a esos recursos, según lo convenido internacionalmente.

15.7 CAZA FURTIVA Y ESPECIES PROTEGIDAS
*Adoptar medidas urgentes para poner fin a la caza furtiva y el tráfico de especies protegidas de flora y fauna y abordar la demanda y la oferta ilegales de productos silvestres.

15.8 ESPECIES INVASORAS

*De aquí a 2020, adoptar medidas para prevenir la introducción de especies exóticas invasoras y reducir significativamente sus efectos en los ecosistemas terrestres y acuáticos y controlar o erradicar las especies prioritarias.

15.9 PLANES SENSIBLES AL MEDIOAMBIENTE

*De aquí a 2020, integrar los valores de los ecosistemas y la biodiversidad en la planificación, los procesos de desarrollo, las estrategias de reducción de la pobreza y la contabilidad nacionales y locales.

15.A) RECURSOS FINANCIEROS

*Movilizar y aumentar significativamente los recursos financieros procedentes de todas las fuentes para conservar y utilizar de forma sostenible la biodiversidad y los ecosistemas.

15.B) RECURSOS PARA LA GESTIÓN FORESTAL

*Movilizar recursos considerables de todas las fuentes y a todos los niveles para financiar la gestión forestal sostenible y proporcionar incentivos adecuados a los países en desarrollo para que promuevan dicha gestión, en particular con miras a la conservación y la reforestación.

15.C) APOYAR LA LUCHA CONTRA CAZA FURTIVA

*Aumentar el apoyo mundial a la lucha contra la caza furtiva y el tráfico de especies protegidas, incluso aumentando la capacidad de las comunidades locales para perseguir oportunidades de subsistencia sostenibles.

Esto nos abre la puerta a grandes desafíos en materia de políticas públicas para este decenio, que va estar signado por la Restauración de los Ecosistemas, y en especial de nuestros bosques.

Infografía : Agora Diario

Haciendo las paces con la naturaleza

“La Tierra proporciona lo suficiente para satisfacer las necesidades de cada hombre, pero no la codicia de cada hombre” (Mahatma Gandhi).

El Programa las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) ha elaborado un Informe titulado: “HACIENDO LAS PACES CON LA NATURALEZA”, como fue descripto en otros artículos de esta columna de opinión,fue presentado en el mes de febrero de este año, el cual es un Plan con base Científica para hacer frente a las emergencias del clima, la biodiversidad y la contaminación.

La directora ejecutiva Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente Inger Andersen sostiene que: “La pérdida de la biodiversidad y la integridad de los ecosistemas socavará nuestros esfuerzos en el 80% de los ODS evaluados, lo que hará más difícil si cabe informar acerca de los avances registrados en materia de reducción de la pobreza y el hambre, y sobre la salud, el agua, las ciudades y el clima.  …

…Con la ciencia como guía, la Estrategia de Mediano Plazo del PNUMA (2022-2025) procura conseguir que el vínculo entre la ciencia, la política y la toma de decisiones siga siendo más fuerte que nunca, sostenido por una sólida gobernanza ambiental y respaldado por políticas macroeconómicas que puedan constituir la base de una respuesta catalizadora ante los desafíos del cambio climático, la pérdida de biodiversidad y la contaminación. De este modo, apoyamos a los Estados Miembros, trabajamos con los asociados, los científicos, la sociedad civil y las empresas para hacer frente a las tres crisis a fin de estabilizar el clima, vivir en armonía con la naturaleza y lograr un planeta sin contaminación.

El año 2021 debe recordarse como aquel en que nos comprometimos a que la pandemia sea recordada no solo como una tragedia humana, sino como el momento en que las personas reconsideraron sus prioridades como individuos y sociedades y tomaron conciencia de que salvaguardar la salud y el bienestar de las generaciones actuales y futuras significa salvaguardar la salud de nuestro planeta.”

Ordenación y gestión forestal como garantía de conservación

La intensificación de los cambios de uso de la tierra plantea importantes amenazas a la diversidad biológica o biodiversidad.

La valoración de la biodiversidad, en cualquier ecosistema boscoso, está estrechamente ligada con la ordenación forestal sostenible.

Ordenación Forestal Sostenible (OFS)

Es el proceso de manejar los bosques para lograr uno o más objetivos de ordenación claramente definidos con respecto a la producción de un flujo continuo de productos y servicios forestales deseados, sin reducir indebidamente sus valores inherentes ni su productividad futura y sin causar ningún efecto indeseable en el entorno físico y social”. Pone freno a la degradación forestal y la deforestación al tiempo que aumenta los beneficios directos para las personas (favorece los medios de vida de las personas, la generación de ingresos y el empleo) y el ambiente, por medio de políticas adecuadas y prácticas sostenibles (contribuyendo a la retención de carbono y la conservación del agua y el suelo).

La OFS es uno de los componentes esenciales del desarrollo sostenible, en el marco de incrementar bienestar de vida a la población y mantener la perpetuidad de los bosques, pero asumiendo que: a) el uso del suelo tenga cierto grado de flexibilidad, permitiendo un equilibrio entre la cubierta boscosa y sus otros usos alternativos (ordenamiento territorial); b) la estabilidad de los bosques y su ordenación son posibles a partir de una buena delimitación de responsabilidades de gestión y la resolución de conflictos por mecanismos democráticos (gobernanza) y c) la protección no debe fundarse en el detrimento de la función productiva y la aptitud de los bosques para competir por recursos de inversión escasos[1].

La ordenación forestal  y restauración de los bosques ayuda a construir un mundo más saludable para las generaciones presentes y futuras, contribuyendo a conservar la biodiversidad, y a su vez, a la mitigación y adaptación del cambio climático; fortalece a la económica, y el bienestar de los habitantes del planeta.

La ordenación forestal en Europa Central se está extendiendo cada vez más a una ordenación cercana a la naturaleza.

Nuestros bosques son biodiversos y su manejo de hacerse con una visión integral.

La gestión forestal sostenible favorece la conservación de la biodiversidad, los bosques que mejores se conservan son aquellos que se gestionan sosteniblemente, como bien lo afirma  el Ing. de Montes Eduardo Rojas Briales, Decano del Colegio de Ingenieros de Montes de España:“La investigación esta erosionando la narrativa que vincula la biodiversidad  con la reserva forestal; los hechos lo confirman los sistemas agro-silvopastoriles y los bosques de ordenación blanda muestran no sólo una mayor biodiversidad , sino también mayor resistencia al cambio climático”

Gestión Forestal

Conceptualmente FAO la define como: “un proceso de planificación y ejecución de prácticas para la administración y uso de los bosques (nativos y plantados) y otros terrenos arbolados, con el fin de cumplir con objetivos ambientales, económicos, sociales y culturales específicos”.

Biodiversidad del Bosque Misionero 

La Revista Forestal de divulgación académico-científica YVYRARETA Nº 15 (Diciembre de 2008), público un trabajo de los Profesores: Titular (Ing. Ftal. Héctor Martín Gartland) y Adjunto (Ing. Ftal. MSc. Alicia V. Bohren) de la Cátedra de Dendrología de la Facultad de Forestal titulado: “Consideraciones sobre la Biodiversidad Forestal a nivel de Especies Arbóreas, en la Selva paranaense Misiones, Argentina” hace una actualización del número de especies arbóreas y sus categorías taxonómicas subordinadas presentes en Misiones.

La provincia es uno de los territorios más pequeños de la Argentina, con una rica biodiversidad vegetal, que la coloca al frente de las restantes provincias de la Nación; señalando que las plantas vasculares alcanzan a un número de 2.959 especies de taxones infra-específicos, que representan un 30% del total del País, pero que esa riqueza, en el hábito arbóreo, representa más del 50% del total nacional.

Se describe que, en el territorio de Misiones, se encuentran presentes el 76,1% del total de las familias botánicas con representantes arbóreos, y algo más del 54% del total de las especies arbóreas con ese hábito.

A su vez, presenta el mayor índice de biodiversidad a nivel familia del País, con el 18%, cuando se analiza las áreas con mayor concentración de biodiversidad a nivel género, se corresponde a las prolongaciones del dominio amazónico en Argentina, Misiones 87,67%, y cuando se analiza el índice de biodiversidad taxonómica, Misiones es la que mayor presenta (272,33 y 287,28), con 2.805 especies, y 2.959 si se suman los taxones específicos más los infra-específicos registrados para el área.

El trabajo concluye que:

a)                 Misiones es la provincia con mayor riqueza en biodiversidad arbórea para las categorías taxonómicas de: Familia, género y especie de la Argentina. El número de especies arbóreas y sus categorías subordinadas alcanza a 330.

b)                 Estima que algo más de 40% de las especies arbóreas misioneras se encuentran real o potencialmente bajo los  diversos grados conocidos de riesgos.

c)                  La valoración de la biodiversidad, en cualquier ecosistema boscoso, está estrechamente ligada con la ordenación forestal sostenible.

La biodiversidad y la bio-economía son dos componentes intrínsecamente ligados con lo forestal, son las dos caras de una misma moneda: el desarrollo sostenible:

Misiones tiene riqueza extraordinaria en biodiversidad (la mayor riqueza en biodiversidad arbórea para las categorías taxonómicas de: Familia, género y especie de la Argentina), su ecosistema paranaense (selva misionera) no solo refleja en su distrito de selva, sino también en su distrito de campo lo que le confiere un gran una fortaleza eco-territorialen la región.

Servicios ecosistémicos

Los bosques biodiversos son extremadamente valiosos por los servicios ecosistémicos que prestan, en especial los servicios de soportes, que en caso particular de los bosques Misioneros deben ser ponderados en su valoración económica, no como compensación, sino por los servicios que brindan;es indispensable al calcular el valor económico del bosque incluir la biodiversidad, lo que conlleva grandes desafíos para las ciencias forestales.

Los bosques nos brindan distintos de Servicios Ecosistémicos:

a) Servicios de aprovisionamiento,  aquellos referidos a la cantidad de bienes o materias primas que un ecosistema ofrece, como la madera, el agua o los alimentos;

b) Servicios de regulación,  aquellos que derivan de las funciones clave de los ecosistemas, que ayudan a reducir ciertos impactos locales y globales (por ejemplo la regulación del clima y del ciclo del agua, el control de la erosión del suelo, la polinización, etc);

c) Servicios culturales, aquellos que están relacionados con el tiempo libre, el ocio o aspectos más generales de la cultura; y

d) Servicios de soporte, como la biodiversidad y los procesos naturales del ecosistema, que garantizan buena parte de los anteriores.

2021 representa una oportunidad para garantizar una biodiversidad saludable

Las principales claves forestales para el decenio 2021 – 2030 (Década de la Restauración de los Ecosistemas): 1) Restauración de Ecosistemas Forestales; 2) Biodiversidad; 3) Bio-economía Circular, basada en naturaleza; y 4) Adaptación y Mitigación del Cambio Climático.

El 2021 nos abre una oportunidad destacable para garantizar una biodiversidad saludable, somos parte de la solución.

 

“El seguro de vida de cualquier especie es la diversidad… La diversidad garantiza la sobrevivencia”. Isabel Allende.

 

 

 

[1]Nota: Capítulo 2: “Los Recursos Naturales. Desarrollo Sostenible, Ordenación Clásica y Ordenación Forestal Sostenible”. Libro: “Política y Legislaciones Forestales”, Ing. Ftal. Héctor Martín Garltland.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *