Paraguay: la mayor inversión privada de la historia del país será forestal con “la más moderna fábrica de celulosa del mundo” a instalarse en Concepción al 2023, que ya movilizó a otras 200 Pymes para radicarse en la región

Así lo expusieron desde Rediex (Red de Inversión y Exportación) del Ministerio de Industria y Comercio del Paraguay, Infona (Instituto Nacional Forestal) y Fepama (Federación Paraguaya de Maderero) durante un seminario virtual realizado recientemente sobre oportunidades de negocios y mercados forestales. Accionistas del Grupo Zapag (Paraguay) y Girindus Investments (Suecia) invertirán más de 3.200 millones de dólares, forestarán unas 135 mil hectáreas de eucalipto e instalarán una planta con los máximos estándares internacionales, generando expectativas de desarrollo sostenible para el sector promovido desde el gobierno y el sector privado. “Tendrá un efecto multiplicador de empleo, contratando 8 mil personas en la etapa de construcción en 2021 y otros 4 mil empleos directo en su etapa de operación. Será de gran desarrollo exportador para el sector paraguayo”, aseveran.

 

Por Patricia Escobar 

@argentinaforest

 

ARGENTINA Y PARAGUAY (31/10/2020).- Se trata de la fábrica “Paracel” que comenzará las obras en 2021 y se espera su puesta en marcha en 2023. Los accionistas de la compañía con sede en Suecia cuentan con una amplia experiencia en la investigación y el desarrollo del negocio de la celulosa en toda su cadena productiva: desde la reforestación sostenible hasta la producción de pulpa. En su búsqueda de expandir el negocio en un entorno competitivo, Girindus Investments se interesó en participar en el desarrollo de un nuevo proyecto que cumpla con todos los criterios de una fábrica de pulpa sostenible de última generación.

 

El proyecto demandará una inversión de 3.200 millones de dólares. Será “la planta de celulosa más moderna del mundo, con un sistema de biorrefinería de vanguardia y con abastecimiento de plantaciones sostenibles (la cadena de proveedores deberá estar certificado bajo el sistema FSC)”, informaron las autoridades.

 

Además, contemplan un plan forestal inicial de 135 mil hectáreas de eucaliptos para garantizar el abastecimiento futuro de la fábrica. “La planta industrial tendrá una capacidad de producción de 1,5 millones de toneladas de BHKP por año. Empleará a 4000 personas en forma directa y se estima un impacto de 35 mil empleos en forma indirecta. Se instalará en el Departamento de Concepción, y los primeros 6 años necesitará fortalecer su cadena de suministro de materia prima hasta disponer de sus propias plantaciones, lo que genera expectativas comerciales con la región del NEA”, precisó Raúl Gauto, empresario de Forestal Silvis y secretario de la FEPAMA, en una entrevista con ArgentinaForestal.com.

Silvis es una empresa social paraguaya, que combina ganadería con forestación en una superficie de 1600 hectáreas. El empresario Gauto se inició décadas atrás en la actividad con un gran interés en la conservación y comenzó con uno de sus primeros trabajos en un programa de reforestación basado en el gobierno que alentaba a las empresas privadas a plantar árboles para obtener créditos de reducción de impuestos. Fue a los Estados Unidos para estudiar economía forestal en Virginia Tech; posteriormente, estuvo años co-creando la Fundación Moisés Bertoni—Fundación dedicada al desarrollo sustentable en Paraguay — y apoyando los programas a gran escala de la organización con organismos internacionales como The Nature Conservancy. Realizó un  intercambio becado en Eisenhower y pasó varias semanas en los Estados Unidos.

El ejecutivo de Fepama y productor forestal fue el moderador virtual del seminario internacional que contó con más de 250 asistentes en línea de toda Latino América.

Paraguay en la actualidad cuenta con un patrimonio forestal total de 170 mil hectáreas forestadas, pero tiene la meta de generar las condiciones para crecer en el sector, un ambicioso proyecto de potenciar al país como un productor forestal competitivo a nivel mundial y exportador de “desarrollo sostenible”, remarcó Cristina Goralewski, como eje de su exposición.

Las políticas para el sector forestal paraguayo se basarán en los próximos años en incrementar las inversiones bajo sistemas silvopastoriles o integrados a la industria. “Se dispone de tierras, por más de un millón de hectáreas para destinar suelos a la inversión forestal, además se promueven herramientas financieras para el agregado de valor en la producción de la industria de la madera y para fomentar la exportación, todo a través del Infona y Rediex”, detalló Gauto.

Potencial forestal y país exportador

Datos actualizados del escenario forestal de Paraguay fueron expuestos en la conferencia virtual organizada en forma conjunta por el Ministerio de Industria y Comercio, a través del Rediex (Red de Inversiones y Exportaciones), Infona (Instituto Nacional Forestal) y la Fepama (Federación Paraguaya de Madereros), la cual tuvo como eje central “La producción forestal: oportunidades de negocios y mercado”.

En la oportunidad, la directora del Infona, Cristina Goralewski, destacó la necesidad de apostar a la sostenibilidad, ya que el país generará las herramientas necesarias para exportar “desarrollo sostenible” como estrategia política de cara al mundo. “Esta es la oportunidad que nos da el sector con la inversión de plantaciones forestales. Cuando hablamos de desarrollo sostenible abarcamos tres aristas, ambiental, social y económica. El trabajo forestal genera un arraigo al campo. Se estima que de forma directa se ocupa mano de obra de 0,35 jornales por hectárea e indirectamente 3,5 jornales por hectárea, en un tiempo de 10 a 12 años, que es cuando se percibe el retorno de la inversión”, precisó.

Desde la sostenibilidad ambiental, ejemplificó que se calcula –por ejemplo- una hectárea de eucalipto captura 8,8 toneladas de carbono por hectárea por año, ayuda a la recuperación de los suelos y a mantener la humedad del mismo..

En tanto, desde el desarrollo económico, dependiendo del sistema de producción la tasa interna de retorno de la inversión ronda entre el 13 y 18 por ciento en promedio. “Por ejemplo, de US$ 2.500 por ha, el ingreso a los 10/12 años será de US$ 12.500 por hectárea”,  señaló, entre otros puntos.

Para Goralewski, el país tiene claro que “lo que tenemos que exportar al mundo es sostenibilidad” como una marca de producto de Paraguay al mundo.

La funcionaria se refirió a la evolución comercial, se obtuvieron como divisas US$ 102 millones en el 2019 por productos forestales, lo que representa el envío de más de 135.000 toneladas, principalmente de carbón y briquetas (75,21%), madera terciada (7,1%) y madera aserrada (5,53%).

En cuanto a la capacidad instalada en el país, explicó que actualmente es de 865.392 m3/año, con un 60% de especies exóticas y el resto de especies nativas; y registran más 326 aserraderos/industrias que se dedican al procesamiento de la madera.

En conclusión, consideró que entre las principales oportunidades  se ubica la expansión de plantaciones forestales, donde habría cinco millones de hectáreas con disponibilidad y aptas para destinar a la inversión forestal en Paraguay, tanto para reforestación o sistemas silvopastoriles (combinación de ganadería con forestación, que mejora la rentabilidad del negocio)”, explicó Goralewski.

Una herramienta jurídica y vigente en el vecino país es la Ley de vuelo forestal (lo que en Argentina se denomina el Derecho Real de Superficie) que podría ser incorporado como una oportunidad de negocio.

A la pregunta de ArgentinaForestal.com respecto a la las perspectivas de inversiones en el sector con la “mega planta de celulosa” y su estimación de puesta en marcha, la funcionaria respondió: “Paraguay apuesta a una nueva etapa, con la inversión millonaria y puesta en marcha al 2023 de su primera planta de celulosa de eucalipto en Concepción. Los inversores son en mayor medida socios paraguayos y accionistas de Suecia, y proyectan un plan forestal de 135 mil hectáreas para abastecimiento propio. La nueva fábrica producirá lo que en la actualidad se logra en volumen entre todas las fábricas de celulosa de la Argentina, ya que tendrá una capacidad de un 1,5 millón de tonelada por año”, destacó Goralewski.

Por Rediex, el director Mario Romero Lovera se refirió a las líneas estratégicas de apoyo y financiamiento, y cuáles son algunas de las actividades que pueden cofinanciar para desarrollar nuevos mercados, productos o servicios, estudios de mercado, asistencia técnica y capacitación; también se incluyen apoyo económico para ferias internacionales, misiones comerciales, ruedas de negocios, congresos, seminarios y simposios, campañas de difusión en el exterior y certificaciones de calidad.

“Estos beneficios pueden darse a empresas del sector forestal exportadoras o con potencial exportado”, sostuvo.

Respecto a las perspectivas de inversiones, el funcionario no brindó mayores datos respecto al mega proyecto de inversión de “Paracel”, pero aseveró que “se trata de la mayor inversión de la historia del país”.

Aunque no expuso detalles concretos, adelantó que generará un impacto económico relevante en la dinamización de la actividad ya que “hay en estos momentos tenemos un promedio de 200 empresas interesadas en invertir en el país relacionadas a servicios y vinculación con la nueva mega planta de celulosa. Serán un conglomerado de empresas relacionadas al sector forestal que ya están en un proceso de inscripción para instalarse en Paraguay (habilitación, apertura de cuentas y altas para instalarse en el país) lo que significa que aquí hay mucho potencial”, confirmó el directivo de Rediex.

Por su parte, Raúl Legal Duarte, presidente de la Federación Paraguaya de Madereros (Fepama), compartió seguido datos en el contexto de la pandemia, como por ejemplo que incrementó en un 80% la producción forestal para el mercado interno, comparando con el año 2019, especialmente en los departamentos de Caaguazú, Coronel Oviedo e Itapúa.

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *