El Arándano negro o “Mirtillo nero” del Apenino Toscano (Italia): un recurso forestal no maderable, espontáneo y con alto valor nutricional

Un artículo de E. Giordani, del Dipartimento di Scienze e Tecnologie Agrarie, Alimentari, Ambientali e Forestali – DAGRI – Università di Firenze, Florencia – Italia; y S. Radice, del Laboratorio de Investigaciones en Fisiología Vegetal. Facultad de Agronomía y Ciencias Agroalimentarias UM – CONICET, Morón, Buenos Aires,  Argentina.

Foto de portada:  Frutos maduros del “mirtillo nero” en el Monte Abetone (Toscana – Italia)

 

ARGENTINA E ITALIA (Agosto 2020).- El “Mirtillo nero” o Arándano negro en castellano y bilberry en inglés, Vaccinium myrtillus L.) es un pequeño arbusto de 15 – 60 cm de altura, típico de la flora espontanea del norte europeo presente únicamente en zonas forestales con suelos muy ácidos y ricos de humus a lo largo de las regiones templadas y subarticas.

En Italia la especie encuentra su hábitat natural en zonas montañosas, preferencialmente entre 1500 y 2000 m, donde los arbustos de arándano crecen en hábitats abiertos y en el sotobosque de coníferas, castaños o hayas. Se trata de una especie aún hoy en día no domesticada que produce un fruto similar al del más conocido arándano cultivado (V. corymbosum L.).

Foto 1 Arbustos de “mirtillo nero” (Vaccinium myrtillus) en flor

Considerado un producto forestal no maderable, el “mirtillo nero” posee un gran potencial para los mercados locales, nacionales e internacionales debido a los usos alimentarios y medicinales de sus frutas, dado que es una fuente importante de azúcares, antioxidantes, vitaminas y minerales.

En Italia los frutos del arándano espontáneo se cosechan directamente desde hace siglos en las áreas forestales colonizadas por este pequeño arbusto. La recolección de las bayas (que oscilan entre 0,3 y 0,5 g), está reglamentada y sigue siendo una fuente importante de ingresos adicionales.

El área de recolección se concentra principalmente en las provincias de Pistoia y Lucca; anualmente en el territorio del Monte Abetone se cosechan entre 400 y 600 toneladas de frutos frescos gran parte de los cuales se utilizan para producir jugos de altísima calidad.

Se estima que la cosecha promedio en el territorio del Monte Abetone alcanza un valor de alrededor de 2 millones de Euros. La demanda de arándano está en aumento debido a las propiedades nutricionales y nutracéuticas de frutas nativas genuinas, pero la cantidad anual de bayas silvestres recolectadas han disminuído significativamente en la región Toscana en las últimas décadas.

Foto 2. Una extensa “mirtillaia” en el Apenino Tosco-Emiliano (Italia)

De hecho se ha notado una reducción de su área de crecimiento debida a cambios económicos y sociales de la población de montaña (ej. abandono de las actividades silvo-pastoriles tradicionales y un aumento de la recolección de frutos fuera de las reglas regionales sobre la cosecha), a modificaciones ambientales (ej. diferente distribución e intensidad de las precipitaciones y de los eventos nevosos a la que se suman perfiles atípicos de la temperatura).

Estos factores parecen haber determinado una mayor capacidad de colonización de otra especie similar, el Vaccinium uliginosum, con frutos con diferentes características gustativas y nutracéuticas y no empleados a fines comerciales, que crece en forma consorciada y entreverada con el mirtillo nero, lo cual determina serios problemas en la cosecha selectiva de este último.

Foto 3. Un cosechador local de “mirtillo nero” con su típico equipamiento para la recolección y transporte de frutos

En los últimos años el Dipartimento di Scienze e Tecnologie Agrarie, Alimentari, Ambientali e Forestali – Universidad de Florencia (DAGRI-UNIFI), en colaboración con el Departamento de Química – Universidad de Florencia, la Universidad de Morón (Argentina) y el Consiglio per la Ricerca in Agricoltura e l’Analisi dell’Economia Agraria (CREA), ha conducido una serie de investigaciones para evaluar la posibilidad de desarrollar el cultivo y/o fortalecer la colonización del V. myrtillus en las áreas naturales mediante proyectos financiados por la Región Toscana y cofinanciados por empresas privadas y fundaciones bancarias.

Los temas principalmente desarrollados se refieren al estudio de las propiedades nutracéuticas de las bayas y sus derivados, a la distinción morfológica y genética de especímenes y poblaciones, a la propagación y reproducción del V. myrtillus.

Unos de los proyectos permitió comparar las cualidades nutracéuticas de la fruta del arándano silvestre de diversas áreas de los Apeninos de Pistoia y las bayas del arándano cultivado en las mismas áreas, así como sus productos de transformación (jugos y suplementos).

Los resultados han indicado un contenido mayor de metabolitos secundarios con actividad antioxidante en las bayas de V. myrtillus respecto a las de V. corymbosum; además es notable la diferencias observadas en el perfil de los ácidos fenólicos individuales. Por otro lado el estudio ha permitido correlacionar la composición polifenólica del “mirtillo nero” con factores genéticos y ambientales, mediante el análisis comparativo de frutos recolectados en poblaciones genéticamente diferentes y distanciadas espacialmente, como se ha ilustrado en varios artículos científicos.

Foto 4. Cosecha de frutos de “mirtillo nero” con rastrillo manual

Otro proyecto financiado por la Fondazione Cassa di Risparmio di Pistoia e Pescia tuvo como objetivo principal llevar a cabo estudios para definir protocolos para la reproducción por semilla y la propagación del “mirtillo nero” con la finalidad de fortalecer la capacidad de colonización de esta especie y mitigar los factores antrópicos y naturales que aumentan la fragilidad del sistema ecológico donde este arbusto crece y se multiplica.

Este tipo de arándano, similarmente al calafate, se difunde en el ambiente por semilla y por rizomas. El estudio de la reproducción por semilla tomó en cuenta aspectos fenológicos, anatómicos y fisiológicos de la flor y de los órganos reproductivos, con especial atención en la vitalidad y germinabilidad del polen.

Fueron también evaluadas las condiciones más adecuadas para la germinación de semillas con el fin de mejorar el rendimiento reproductivo de esta especie en entornos artificiales y controlados.

Estos resultados, junto a los estudios de genética de poblaciones, han permitido demostrar que en el territorio del Monte Abetone la forma preferencial de difusión de esta especie es la reproducción por semilla debido a las temperaturas óptimas del ambiente para la germinación, mientras que la propagación por rizoma es la forma predominante de la misma especie en ambientes más fríos del norte de Europa.

Vista la capacidad de propagación por rizoma de esta especie y dada la necesidad de desarrollar un protocolo que permita la producción en masa durante todo el año de genotipos específicos seleccionados del arándano espontáneo, se han testado métodos de cultivo in vitro ya sea para la micropropagación masiva que para la conservación de esta especie en bancos de germoplasma in vitro.

El protocolo generado permite micropropagar el “mirtillo nero” conservando la estabilidad genética de los explantes; asimismo, se ha demostrado que es posible reducir la velocidad de crecimiento de los brotes in vitro por 6 meses sin efecto de deterioro aparente y conservar los especímenes en el tiempo, como se indica en el artículo In vitro propagation and conservation of wild bilberry (Vaccinium myrtillus L.) genotypes collected in the Tuscan Apennines (Italy) de la revista Journal of Berry Research.

Foto 5. El “mirtillo nero” (Vaccinium myrtillus L.) (hojas verde claro brillante) y el “falso mirtillo” (V. uliginosum) su fuerte competidor (hojas verde opaco y con margen redondeado)

En paralelo a estas actividades, se ha conducido un estudio comparado entre la cadena de producción de frutos nativos espontáneos del “mirtillo nero” de la Montaña Pistoiese y del calafate patagónico-fueguino, destacando la fragilidad de estos dos interesantes modelos de sistemas de recolección de especies no cultivadas. De aquí la necesidad de salvaguardar estos modelos y los ecosistemas naturales que los sustentan, teniendo en cuenta que fue este medio el que permitió a la humanidad desarrollarse en los albores de su historia

 

En el mundo hay numerosos casos de sistemas de recolección de productos alimenticios vegetales proporcionados por especies nativas espontáneas del sotobosque. Estudiarlos con un enfoque multidisciplinario nos permitirá obtener productos de calidad en el marco de un sistema sustentable en términos económicos, sociales y ambientales.

Nuestra actividad, en definitiva, trata de desarrollar métodos y estrategias que sirvan para promocionar y valorizar estos productos genuinos y “naturales”, para promover su difusión y utilización, con especial atención a reducir los efectos negativos de la excesiva explotación y de los cambios climáticos y ambientales en general.

 

 

 

Este artículo forma parte del espacio mensual de la REDFOR.ar, en ArgentinaForestal.com, que busca divulgar y generar debate sobre la problemática forestal del país. Las opiniones pertenecen a los autores. 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *