#BuenaNoticia: aserraderos misioneros repuntan en ventas de madera y lo definen como un “boom” para el sector

En un informe del diario El Territorio publicado hoy, referentes del sector forestoindustrial de la provincia señalaron que “en muchos aserraderos se observa una sobredemanda de madera, más aún de aquellas destinadas para arreglos internos en las casas”. En algunos comercios estiman volver a recibir machimbre, uno de los productos más solicitados, en los próximos 30 días. Aseveran que el repunte, en muchos casos, alcanza el 70% dentro del mercado interno -misionero y del país-, valores que no se registraban desde febrero, previo a la pandemia por coronavirus.

Fuente: El Territorio

 

MISIONES (14/7/2020).- Representantes del sector forestoindustrial señalaron que se atraviesa un “buen presente” dentro del mercado interno, lo que se agregaría a las ventas sostenidas al mercado externo de productos forestales. La madera sumó nuevos destinos como México, Costa Rica y Colombia. En materia de exportación, aseguran que el panorama es estable y que el 20% de la producción local se destina hacia el exterior, siendo China y Estados Unidos los principales puntos de envío.

A la demanda de madera, también se incluye la solicitud de más personal para cumplir con actividades dentro de la cadena productiva. Y, al mismo tiempo, crece el índice de inversión dentro de las aserraderos, con el objetivo que la producción forestoindustrial gane mayor valor agregado.

Desde el sector aguardan por el retorno de la construcción, tanto pública como privada, en el Área Metropolitana de Buenos Aires (Amba) para recuperar la totalidad del terreno perdido dentro del mercado interno como consecuencia de la pandemia por coronavirus.

Boom de ventas

El trabajo a pleno y la sobredemanda son algunos de los conceptos que resumen el presente de la industria maderera en la provincia. El consultor de empresas forestoindustriales Ronald Vera consideró que a muchos empresarios del rubro les tomó por sorpresa el boom de ventas que tienen muchos aserraderos actualmente. “Hay una producción a pleno en todas las plantas en Misiones y Corrientes y para la mayoría de los industriales es difícil diagnosticar este boom de ventas, porque muchos se preparaban para un escenario terrible por la pandemia, pero hubo un efecto contrario y eso marca un camino, que la industria local no está saliendo mal”, precisó en diálogo con El Territorio.

Tablas secas, cepilladas, clasificadas, machimbres, paneles y molduras son algunos de los productos que sostienen la actual demanda dentro del mercado interno, detalló quien también es ingeniero agrónomo.

“Se mueve todo lo que tiene que ver con la madera que se emplea para la construcción civil, de estructura para los techos y para revestimiento. Hoy lo que es machimbre está completamente sobredemandado”, advirtió.

“Hay una demanda sostenida en los corralones, que consumen y solicitan madera de la zona. El escenario es óptimo, a pesar que el contexto no es favorable a raíz de la pandemia y que eso generó que continúe el parate en otros puntos del país, como Buenos Aires y Córdoba, que hasta el momento no reactivaron completamente la construcción pública y privada. Pero una vez que eso se recupere, la demanda de madera misionera será aún mayor”, manifestó Vera.

El buen presente que atraviesa la industria derivó en que gran parte de las empresas vislumbren que el resto del año sea positivo. “Hay un boom de consumo y el sector maderero de Misiones está preparándose fuertemente para abastecer esa demanda. No solamente con inversiones, también con equipamiento y capacitación. Todos esos elementos serán claves para marcar el futuro de la actividad”, señaló.

Vera enfatizó que el retorno del tren de cargas, que volvió a operar tras dos años sin funcionar, será clave en la reactivación dentro del mercado interno, más aún para abastecer a otros distritos del país por vía férrea.

Por su parte Guillermo Fachinello, titular de la Asociación de Productores, Industriales y Comerciantes Forestales de Misiones (Apicofom), dijo que “los industriales no damos abasto” a modo de resumen del presente de la actividad en la tierra colorada.

Estamos sobrevendidos, trabajando a full y con un esquema de pedidos a largo plazo, entre 30 y hasta 40 días. Fuimos los primeros en salir a trabajar y somos los que más trabajo tenemos, tanto en los envases como en los pallets para la industria alimenticia”, contó.

En cuanto a los motivos que derivaron en la creciente demanda de madera en la provincia, planteó que está ligado íntimamente con el confinamiento, “porque la gente está más tiempo en las casas, y se dedica a hacer arreglos o a construcciones más pequeñas, que son los que permitieron movilizar la economía, no sólo de Misiones, sino de Corrientes y Entre Ríos que están en una situación similar que la provincia”.

En este sentido, agregó que muchas ferreterías y corralones trabajan mucho y se quedaron sin stock como consecuencia de la suba en las compras. Fachinello también subrayó que el precio es económico dentro del mercado local e internacional. “Estamos con un precio bajo e histórico, porque nunca se registró un importe tan bajo. La mano de obra vale más que un rollo de madera, por lo que hace mucho más rentable productos como machimbre y tableros, que son los que hoy más solicita la gente para hacer arreglos más hogareños”, sostuvo.

Mientras, Román Queiroz, presidente de la Federación Argentina Industria de la Madera y Afines (Faima), comentó que “hay mucha demanda pese a la situación económica que se vive en el país, que no tuvo mayor incidencia en el sector de la madera en la provincia”.

Las solicitudes de este tipo de material generaron un gran movimiento en el mercado interno, más aún de los aserradores de la zona Norte, que comercializan toda su mercadería y el 20% del total se destina para la exportación.

“Los aserraderos coparon prácticamente el mercado interno y notamos un repunte del 70 por ciento en los últimos tres meses. Con ese índice, se alcanzaron los valores que se registraban en febrero, previo a la llegada de la pandemia”, afirmó. Y dijo que es el 30% restante, para que la actividad funcione a pleno, se debe al parate en las principales fábricas de construcción en el Amba y Córdoba que, a raíz de la extensión del confinamiento estricto, se encuentran con trabajo mínimo. Estimó que recién en agosto la industria maderera local funcionará a pleno, con la reactivación en otros distritos que son claves para el mercado interno.

Exportación a pleno

China y Estados Unidos son los principales destinos de la madera producida en Misiones. Con la reactivación de la economía en esos países, con la apertura de los puertos, los envíos retomaron. El dato que más expectativas sembró en los empresarios del rubro es la incorporación de nuevos países que compran la producción local.

Al respecto, Vera mencionó que “en materia de exportación los números están sostenidos y que recuperaron los valores que se registraban hace meses, previo a la pandemia. Se recuperó esa demanda de países como China y Estados Unidos, que tienen interés por la producción misionera”.

Pero enfatizó en los otros países que tomaron interés en la madera misionera. México, Colombia y los países del Sudeste Asiático son los nuevos puntos de exportación.

“El mercado externo se está adaptando a las nuevas reglas que generó la pandemia, que no tuvo mayores repercusiones para la industria maderera de la provincia”, acotó.

Sin embargo advirtió: “Algo que está generando ruido en el ámbito de los negocios madereros es la guerra comercial entre China y los Estados Unidos. Eso es algo que puede incidir, pero hay que tener cuidado y prestar atención. La industria maderera juega un rol importante para la reactivación en todo el mundo”.

Fachinello, de Apicofom, añadió: “China sigue siendo el principal demandante. Ahora se abrieron mercados como Costa Rica y toda Centroamérica, que se incorporó en los últimos meses luego de la pandemia. Luego, hay una fuerte demanda de las industrias de Estados Unidos que no puede reactivar sus industrias y apela a los recursos que se producen en Misiones”.

Detalló que el 20% del total que se realiza en la provincia se destina para el mercado externo. El titular de Apicofom definió que se trata de un número significativo para la actividad, aunque anhela que en los próximos meses se pueda ampliar aún más el número y alcanzar el 35%.
Y Queiroz aseveró que la madera misionera tiene cada vez más interés dentro del mercado asiático.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *