Genergíabio Corrientes reorganiza su puesta en marcha y espera pasar la pandemia para iniciar las pruebas de la nueva planta de generación de energía de biomasa forestal en Santa Rosa

El gerente de Desarrollo del Proyecto de Genergíabio Corrientes, Andrés Ombrosi, brindó detalles de los avances y puesta a punto de la nueva planta de generación de energía por biomasa forestal que se espera poner en marcha a este año en el Parque Foresto-industrial Santa Rosa, en la provincia de Corrientes. El proyecto se concreta en el marco del Plan Renovar. La central será un generador del Mercado Eléctrico Mayorista (MEM) para la red nacional de CAMMESA, aportando además a la red local. “En esta etapa nos encontramos abocados a la selección del recurso humano que se contratará para el funcionamiento operativo de la planta, una vez que se levanten las restricciones por la emergencia sanitaria”, explicaron sus directivos. 

Por Patricia Escobar 

@argentinaforest

 

BUENOS AIRES Y CORRIENTES (8/4/2020).- Con una inversión total de U$S 68,3 millones,  el proyecto industrial de Genergíabio Corrientes SA avanza en su última etapa de montaje de máquinas y esperan iniciar la pruebas pilotos una vez que se levanten las restricciones por la pandemia de coronavirus.

Las obras se concluyeron días previos a la declaración de aislamiento obligatorio y emergencia sanitaria. “Estamos avanzados en las obras y montaje de la planta, pero lógicamente demorados ahora en lo que respecta a las pruebas de equipamientos y procesos para la puesta en marcha definitiva. El plan es lograr, una vez que el Gobierno decida que el aislamiento obligatorio termine, en un término de 60 a 90 días de pruebas de equipos, que podamos estar funcionando a pleno. Está todo listo para ello para comenzar a producir energía renovable este año”, aseveró Andrés Ombrosi, en la entrevista con ArgentinaForestal.com

Fotos: Construcción de la planta en el Parque Foresto-industrial Santa Rosa. (Año 2019)

La capacidad de producción será de 18 MW de potencia, exportable al sistema de CAMMESA 15,3 MW, el resto se destinará a la red de energía de la localidad y zonas vecinas y se potenciará así el desarrollo de toda la industria  maderera de la región.

La planta estará emplazada en el sector sudoeste del parque, en una superficie superior a 8 hectáreas. Abastecerá de energía eléctrica a las industrias que operen en predio y, por su potencia, permitirá volcar el remanente al tendido provincial, beneficiando así a la zona de influencia. Además de producir energía renovable, el proceso permite disminuir la polución y en consecuencia mejorar la calidad de vida de los pobladores de la zona.

Se estima que en promedio, consumirá unas 20 mil toneladas mensuales de residuos de biomasa generado por los aserraderos de la zona. Se abastecerá de subproductos de aserrín y costaneros que generen industrias de Santa Rosa y Concepción principalmente, con quienes se encuentran cerrando acuerdos privados por 20 años como proveedores de materia prima.

“Esta propuesta será un adicional de valor para las empresas locales, es un antecedente como activo financiero que podría ser utilizado al momento de solicitar créditos para inversión, por ser parte de una cadena productiva de generación de energía limpia y mitigación ambiental al aprovechar los subproductos que genera su industria. Es una herramienta que cuando el mundo se encarrille nuevamente, será válida para los actores locales”, explicó Ombrosi.

La planta está diseñada para funcionar con el abastecimiento de los residuos que generen los aserraderos de Concepción y Santa Rosa.

“A principios de marzo ya las obras se encontraban en su última etapa de montaje de equipos, y fue un momento oportuno en que las contratistas de España y Brasil se regresaron a sus destinos. Por todo el contexto, de la cuarentena obligatoria, hemos frenado algunos trabajos de ajustes de equipamientos o pruebas técnicas, siguiendo con un mínimo de personal operativo de mantenimiento y con las medidas de seguridad correspondientes, mientras que los directivos estamos en la modalidad de teletrabajo, respetando el aislamiento establecido. Es justificada la demora en la puesta en marcha, y esperamos que de la misma forma sea entendido tanto por las autoridades, los bancos, los proveedores”, sostiene el gerente.

Consideró que lo más importante es que “el proyecto sigue en marcha” y sus expectativas son “muy altas”, dado que se trata de una inversión de largo plazo.

La iniciativa se concreta en sociedad entre Papelera Mediterránea, con sede en Santa Fe, que tienen un 25% de las acciones, que logró interesar a la compañía española BAS con una participación mayoritaria del 75%. El director de Genergíabio Corrientes SA es el actual presidente de BAS, Manuel Barandiaran.

Foto: Planta industrial de Genergíabio Corrientes SA en el Parque Foresto-industrial Santa Rosa. Abril 2020.

Nueva fuente de empleo en la región

En diálogo con el jefe de Planta de Genergía Bio, Eduardo Carrellán Martín, agregó que si bien ante el riesgo de COVID-19 las obras de construcción debieron suspenderse, “ahora solo queda esperar que se normalice la situación y se levanten las restricciones para las pruebas técnicas que permitan evaluar como fluye todo el proceso para la puesta a punto de los equipos”.

En estos momentos, optimizando los tiempos de cuarentena, se encuentran en la etapa de entrevistas virtuales de selección del Personal de la planta, con vacantes para diversos perfiles a contratar, según el desempeño y el área vacante. La búsqueda es amplia, desde Jefe de Turno de Producción, Mantenedor Electro-Mecánico, Mantenedor Instrumentador, operadores de Biomasa, Chipera, Caldera; Operador de Laboratorio; Responsable de Biomasa, entre otros.

“La planta demandará de unos 40 a 60 empleados en distintas áreas, en forma sostenida en el tiempo. El personal de primera línea está definido, quedan cargos en varios puestos de mandos medios, ingenieros para Sala de Control, supervisores de campo, y operarios. En este último caso –preferentemente- estamos en busca de personas de la zona, pero hay vacantes para varios puestos, con y sin experiencia, se evaluarán las competencias”, explicó Carrellán Martín.

 

Desarrollo local

Para la concreción del proyecto en el Parque Foresto-industrial Santa Rosa en 2020, el proceso de inversión inició hace tres años, desde que lograron la aprobación de la licitación del Plan RenovAr, en el gobierno de Mauricio Macri en 2017. “Más allá que este año no sea el contexto deseado, es un proyecto sólido, con acompañamiento jurídico y políticas de Estado tanto provinciales como nacionales, que nos permitieron continuidad para seguir adelante”, señala Ombrosi. “Todo lo realizado en el gobierno anterior es avalado y continua su marcha con el gobierno actual, lo que es positivo, ya que todas las partes cumplen lo pactado, los accionistas, el Estado, el financiamiento, los actores locales y la empresa”, valoró el gerente de Genergía Bio Corrientes.

La planta industrial consumirá en promedio unas 20 mil toneladas mensuales de los aserraderos de la zona. “Es un circulo positivo que entre si todos lo sabemos aprovechar, ganamos todos. Por un lado, es una salida económica, al consumir el subproducto que se genera en la industria de la zona, que pasa de ser un desperdicios (aserrín, chip, virutas) a energía limpia. Y por otro lado, estamos cubriendo en paralelo un déficit en la demanda de consumo en la localidad. En conjunto tenemos que lograr amortizar los costos y un pasivo ambiental, generando en forma eficiente un producto de origen renovable”, dijo Ombrosi.

Finalmente, el directivo valoró el apoyo de los representantes del Estado Nacional, provincial, y el acompañamiento del sector privado sectorial a través de la APEFIC, que permite en un contexto difícil del país, concretar proyectos de inversión con su puesta en marcha en el segundo semestre de 2020, si se logra controlar la pandemia por coronavirus en el país.

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *