Producir y conservar: el equilibrio logrado por empresas nucleadas en la AFoA con la incorporación de gestión de la biodiversidad en los predios de plantaciones forestales

En el marco de la celebración por el Día Internacional de los Bosques, el 21 de marzo, desde la FAO se enfocan este año en resaltar la importancia de la biodiversidad y la necesidad de su protección. Bajo el lema que se puede “producir conservando y conservar produciendo”, la AFoA aporta información que permite dar visibilidad a las múltiples acciones y estrategias que el sector productivo tiene implementadas para incorporar la protección y conservación de la biodiversidad en predios forestales. A través de una encuesta realizada a un grupo de empresas asociadas, resultó como respuesta que “por cada hectárea plantada, mantienen 0,66 hectáreas en conservación y todas realizan acciones que permiten una mejor gestión de la biodiversidad en predios productivos en articulación con ONGS y centros de investigación”.

Por Patricia Escobar

@argentinaforest

BUENOS AIRES (21/3/2020).- Desde la Asociación Forestal Argentina (AFoA) dieron a conocer un informe respecto a los avances en las practicas productivas en proyectos con plantaciones forestales y el manejo de la biodiversidad, en el marco del 21 de marzo, Día Internacional de los Bosques.

La FAO dedica este año como eje de importancia en la relación de los “Bosques y Biodiversidad”. Para acompañar al organismo, desde la AFoA se realizó durante marzo una encuesta entre sus socios para identificar las acciones concretas vinculadas a la gestión de biodiversidad en predios forestales que estos están implementando.

La conservación y el aprovechamiento sustentable de los bosques nativos son especialmente importantes para la conservación de la biodiversidad de un ecosistema. Según FAO, son el hogar del 80 % de todas las especies terrestres proveyendo, además, invaluables servicios ambientales, como sumideros de carbono, conservación del suelo y de las cuencas de agua.

Antonio Guterres, secretario de la FAO, insta en su mensaje a todos los gobiernos, las empresas y la sociedad civil a que adopten medidas urgentes para detener la deforestación y restaurar los bosques degradados (en áreas que son identificadas por el ordenamiento territorial argentino como zona de conservación o Categoría Amarilla o Roja), de modo que las generaciones futuras puedan disfrutar de un futuro más verde y saludable.

biodiversidad

Por otro lado, la madera es una materia prima histórica en el uso de la humanidad y en la actualidad imprescindible para un mundo más sustentable. “Reemplazando plásticos, cemento, metales y energías fósiles, se provee un material renovable, reciclable y carbono neutro para productos básicos para el bienestar de las personas, con la producción de madera de origen legal y con manejo sustentable”, explican desde la AFoA.

“Los bosques nativos pueden proveer de manera limitada esa madera, y la opción son las plantaciones forestales de alta productividad. Las plantaciones forestales, como todo sistema productivo, impactan en el ecosistema. El desafío es prevenir los impactos e implementar acciones de mitigación que permita lograr producciones sostenibles”, consideran desde la entidad gremial empresaria.

La forestación sustentable avanza en la Argentina

Empresas forestales de la Argentina tienen “tradición en generar conocimiento y adoptar medidas innovadoras sobre la gestión de biodiversidad en predios forestales”. Entre los ejemplos, se puede mencionar en 2015, el trabajo logrado desde la AFoA cuando participó en la realización del Manual de Buenas Prácticas Forestales con Énfasis en Gestión de la Biodiversidad para Entre Ríos, Corrientes y Misiones con acuerdo con la Universidad de Misiones y la Universidad Maimónides y financiamiento de la ex UCAR (actual DIPROSE – MAGyP) y, en 2013, realizó un convenio con INTA Delta que facilitó la investigación de la publicación de Estrategias para la Conservación de la biodiversidad en plantaciones de salicáceas en Bajo Delta del Paraná, entre otras acciones de colaboración, destacan en el informe al que accedió ArgentinaForestal.com.

Para evaluar las acciones que se realizan vinculadas específicamente a la gestión de biodiversidad en plantaciones forestales, realizaron una encuesta a productores forestales vinculados a entidad en la primera quincena de marzo de este año.

“Las respuestas muestran que, por cada hectárea plantada, las empresas mantienen 0,66 ha en conservación y que todas las empresas consultadas realizan acciones que permiten una mejor gestión de la biodiversidad en predios productivos que incluye la colaboración con múltiples organizaciones civiles”, agregaron.

Resultados de la encuesta

De 45 consultas realizadas se recibieron 27 respuestas que abarcan la gestión de 426.954 hectáreas de plantaciones forestales en Misiones, Corrientes, Entre Ríos y Delta Bonaerense.  Solo una respuesta fue de enriquecimiento de bosques nativos.

“La región estudiada cuenta con alrededor de 1 millón de ha forestadas de los 1,3 millones de ha del total país. La muestra representa el 42% de la superficie con plantaciones forestales de la Mesopotamia y Delta Bonaerense. No incluye, por lo tanto, a otras cuencas forestales como la de Patagonia Norte, Cuyo, Córdoba, etcétera”, precisaron respecto al estudio.

Las respuestas muestran productores con distintas escalas de producción forestal. El tercio más grande tiene forestado en promedio 45.000 ha, el tercio del medio 5.000 ha y el tercio más pequeño 1.700 ha, con 3 casos menores a 500 ha cada uno.

De las 27 empresas que respondieron la encuesta, el 44% detentan sellos de Certificación en Gestión Sostenible (FSC® o CERFOAR – PEFC® Argentina); un 26% se encuentra en proceso de certificación y un 30% no tiene ninguna certificación de este tipo. “Se destaca que una de las empresas que respondió, Arauco Argentina, logró el reconocimiento de FSC® por los impactos positivos que su manejo forestal genera en la conservación de la biodiversidad, siendo esta certificación del servicio ecosistémico uno de los 10 casos a nivel global en contar con esta verificación del FSC”, remarcaron.

“El área total declarada como superficie en conservación fue de 279.755 hectáreas. Esto implica, que, por cada hectárea plantada, se mantiene 0,66 ha en conservación. Relacionando el área en conservación con el total del patrimonio, se observa que el 34% de la superficie se considera área de conservación”, analizaron desde la AFoA.

Explicaron que los estatus de Áreas de Conservación,  incluyen la identificación de Áreas de Alto Valor de Conservación (56%) de las respuestas-; de Reservas Naturales (52%) y un porcentaje similar señaló zonas de amortiguación y fajas ecológicas.

“La gestión de biodiversidad es más sistemática”

El 76% de las empresas consultadas, respondieron que incluyen a la biodiversidad en los Planes de Manejo Forestal. La mayoría (92%) realizan prácticas de control de caza y pesca ilegal en sus predios, de control de especies exóticas y especies invasivas (80%) mientras un 72% realiza prácticas de manejo del fuego compatibles con manejo de biodiversidad.

Más de la mitad de las empresas tienen implementados planes de Monitoreo de Flora y Fauna en sus predios y el 60% declara que efectúan capacitación al personal en gestión de especies según el nivel de amenaza.  Algunas empresas manifiestan que tienen estas prácticas desde hace más de 10 años.

Por otro lado, alrededor del 20% de las empresas integran corredores de biodiversidad, redes de monitorio de flora y fauna y 3 están en la Red de Reservas Privadas (ver Gráfico)

“Estas acciones se realizan en convenios formales de investigación y colaboración con diversas entidades. Alrededor del 60% de las empresas mencionan convenios con INTA; CONICET; Parque Nacional El Palmar; siete universidades nacionales, 9 ONGs ambientales y dos internacionales. También se han identificado espacios como Diálogo Forestal, la articulación con escuelas y docentes, y con municipios como ámbitos de difusión y capacitación en protección de la biodiversidad”, enumeraron desde la entidad.

Resumen y conclusiones

Entre sus principales conclusiones, consideraron que: “Las plantaciones forestales son sistemas productivos intensivos que producen impactos sobre la biodiversidad. Las prácticas para la gestión de la biodiversidad identificadas en la región relevada incluyen medidas de control, monitoreo y aplicación de mejores prácticas en el plan de manejo. Es destacable la amplia vinculación del sector productivo con universidades, INTA y ONGs ambientales -mayoritariamente nacionales- para la investigación y aplicación de buenas prácticas en gestión de biodiversidad.  La expansión de la Certificación Forestal por gestión sostenible sin dudas, es uno de los factores que permitieron incorporar las mejores prácticas en gestión de biodiversidad en forma más sistemática. Pero es notable que las respuestas de productores aún no certificados y de predios forestales chicos y medianos muestren además prácticas sensibles a la conservación de la biodiversidad, tal como la participación en corredores de biodiversidad y otras prácticas de conservación”, resaltaron.

De esta forma, concluyeron en que esta primera aproximación a la cuantificación de las prácticas de gestión de biodiversidad en predios forestales “abre un importante espacio que invita a una mayor difusión de las mismas para su valorización y mayor adopción en pos de una gestión sostenible que permita producir conservando y conservar produciendo”.

 

Guía de actividades propuestas por la AFoA en el Día Mundial de los Bosques

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *