Las bases del Plan Estratégico que deja el gobierno de Macri para el desarrollo del sector forestal nacional al 2030

Se detallaron una serie de políticas de Estado trazadas en el Plan Estratégico Nacional Foresto-industrial 2030, cuyo objetivo es desarrollar la producción forestal en Argentina, a la vez de trabajar de manera sustentable. De concretarlo, en la nueva gestión de Alberto Fernández, se podrían atraer 7 mil millones de dólares en inversiones.

Fuente: InfoCampo

BUENOS AIRES (Noviembre 2019).- El Plan Estratégico Forestal y Foresto Industrial Argentina 2030 es un programa de políticas de estado, producto de la articulación alcanzada entre el sector público nacional, la sociedad civil y el sector privado en el contexto de la Mesa de Competitividad Foresto Industrial y la plataforma ForestAr 2030 impuslada por el presidente de la Nación, Mauricio Macri, con actores de la cadena de valor sectorial. El plan propuso ciertos objetivos a alcanzar para el 2030.

“Las oportunidades en la cadena foresto industrial se encuentran en la gestión sostenible de los bosques nativos, la posibilidad de crecer en superficie forestada preservando ecosistemas de alto valor de conservación, avanzar en la industrialización e innovación, y el aprovechamiento integral de todos los productos y subproductos, siendo fundamental la concreción de las inversiones necesarias para agregar valor a la producción forestal”, se destacó en el plan.

EL DESAFÍO

Atraer inversiones de alto valor: Se requieren inversiones en el orden de siete mil millones de dólares en industrias (intensivas en capital, mano de obra e innovación) para producir bienes demandados local e internacionalmente, desde una base bio-económica de desarrollo forestal sostenible (contemplando aspectos ambientales, económicos y sociales asociados).

Gestión sostenible: La oportunidad y a su vez el desafío para los bosques nativos de Argentina reside en gestionarlos de manera sostenible para que se transformen en una fuente de desarrollo para las comunidades asociadas, reduciendo al mismo tiempo la deforestación y la degradación, y poniendo en valor los bienes y servicios ecosistémicos que ellos proveen a la sociedad.

El sector forestal y foresto industrial puede ser una fuente de crecimiento económico sobre bases renovables y de baja intensidad de carbono. Es uno de los sectores con mayor aptitud para incrementar el desarrollo regional en forma sostenible, proporcionando empleos tanto en la zona rural como en la urbana.

 

 

Leer Nota Relacionada:

Argentina tiene potencial para atraer USD 7 mil millones en inversiones forestales para industrializar distintas regiones del país

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *