Misiones presentó a FSC Latinoamérica inédito programa estatal forestal de apoyo para que pequeños productores y madereras avancen en la certificación internacional

Como política de desarrollo foresto-industrial en el Comercio Internacional en el largo plazo, la provincia quiere marcar la diferencia con el estándar de la gestión forestal sostenible en el segmento de pequeños y medianos productores e industrias madereras. El Gobierno provincial decidió instrumentar un programa que brindará asistencia técnica, capacitación para la adaptación a los estándares internacionales como FSC o PEFC, y habilitará líneas de créditos para que puedan hacer frente a los costos que estos procesos requieren y que hasta el momento eran una limitante. “El mercado internacional está exigiendo productos certificados ya que es cada vez mayor el consumo responsable”, indicó el ministro de Industria, Luis Lichoswki.

Por Patricia Escobar 

@argentinaforest

 

MISIONES (23/11/2019).- A través del decreto 930/2019 firmado por el gobernador de Misiones, Hugo Passalacqua, se estableció la creación del programa provincial que será coordinado por el Ministerio de Industria de la provincia, en forma conjunta con el Ministerio del Agro y la Producción, el Ministerio de Ecología y Recursos Naturales Renovables, y del Consejo Federal de Inversiones (CFI).

Entre los mencionados organismos llevarán adelante la iniciativa que apunta hacia un proceso irreversible en Misiones ante la decisión política de avanzar en la formalidad laboral en la actividad forestal, garantizar el origen legal de la madera, estandarizar la calidad del producto que se oferta desde la provincia al mundo, y mejorar el sistema de gestión de los pequeños y medianos productores forestales y abrir nuevos canales de comercialización de la producción local.

“El programa tiene el fin de dar apoyo a los productores e integrantes de la cadena productiva forestal para alcanzar las condiciones necesarias que permitan ingresar en forma voluntaria al sistema de certificación de Manejo Forestal Responsable y de las Cadenas de Custodias requeridas, de sus bosques nativos y plantaciones forestales, privados o del Estado”, indica el decreto.

A nivel mundial se reconocen en el mercado dos principales “sellos verdes” que promueven el consumo responsable desde lo ambiental, económico y social: el sistema  FSC (Forest Stewardship Council, Consejo de Administración Forestal) y PEFC (Programme for the Endorsement of Forest Certification schemes).

Papel Misionero fue la primera empresa que obtuvo la certificación CERFOAR-PEFC Argentina de Gestión Forestal Sostenible y completó la recertificación en el 2018, revalidando de esta manera el compromiso asumido con la gestión responsable de bosques nativos e implantados.

En tanto, en el país hay 10 empresas certificadas en gestión forestal responsable FSC, abarcando más de 514 mil hectáreas. El 80% se encuentra en la región de Misiones y Corrientes. En la provincia, solo tres empresas están bajo el sistema FSC, que son Arauco Argentina SA, Lipsia SA, Pomera y Curupayá -con un total de 249 mil hectáreas-, pero esto no quiere decir que otros productores o empresas forestales no certificadas por estos organismos internacionales no realicen buenas prácticas de manejo forestal, sino que se ven limitados en adoptar este sistema por razones económicas para llevar adelante el proceso en forma continua en el tiempo, ya que también es una cuestión de mercado que impacta en la gestión. Por ello, la propuesta del gobierno es agruparlos y en forma asociada salir adelante para responder a la demanda y estandarizar la producción.

Por otra parte, el principal desafío del proceso es obtener la “licencia social”. Este es un mecanismo de gestión participativo y transparente, donde el aspecto social y ambiental de consulta pública será otra etapa que los forestales deberán comunicar, dar a conocer cómo trabajan y qué impactos positivos generan con su proyecto productivo para obtener la validación de la comunidad donde se desempeñan sobre sus operaciones forestales. Es un proceso de mejora continua para responder ante la realidad socioambiental de cada zona.

“La certificación forestal establece principios y criterios para el aprovechamiento de los bosques y plantaciones con metas ambientales, económicas y sociales a cumplir que garantizarían a través de procedimientos, indicadores y verificadores, el bienestar de “todos y para siempre” con el cuidado de los bosques y operaciones con impactos positivos para la sociedad en general”, indican desde el FSC.

Leer más: FSC, la certificación que promueve el manejo responsable de los bosques en el mundo, verificará también impactos positivos de los servicios ecosistémicos

 

Desde el Ministerio Industria de la provincia se promoverá, a través del nuevo Programa, el reconocimiento de ambos sistemas internacionales, y que fueran gestionados por organizaciones sin fines de lucro ampliamente reconocidas, que promueven el manejo forestal responsable, con el consecuente desarrollo socio económico en torno a su producción y gestión.

El ministro del área, Luis Lichoswki, detalló en la entrevista con ArgentinaForestal.com el alcance del programa que “ya está en marcha” y que fue presentado al director regional FSC para Latinoamérica, Bruno Rath, esta semana, en el marco de una agenda oficial de reuniones realizadas en Posadas.

Del encuentro participaron actores de la cadena forestoindustrial y acompañaron en representación del ministerio de Ecología, el subsecretario de Ordenamiento Territorial, Juan Solari; por Industria, el subsecretario Claudio Aguilar y Jorge Romero. En tanto, por el FSC, acompañó el director de la Oficina FSC Argentina Esteban Carabelli, la coordinadora Paula Montenegro y el coordinador local del Programa Provincial  de Certificación Forestal, Mario Ochoa.

 

 

Decisión política

Este programa surge de un compromiso asumido en mayo del corriente año con el grupo sueco IKEA, el mayor productor global y comercializador de muebles, que mostró interés concreto en instalarse en el Parque Industrial Posadas y en la madera de Misiones pero “necesita abastecerse de madera certificada FSC”, ya que a partir de 2020 no podrán abastecerse de otra materia prima que no sea bajo este sistema de gestión forestal sostenible.

Ante la exigencia de los mercados, la etiqueta verde será un requisito ineludible a nivel global, la demanda será creciente y es necesario dar el paso en la producción local foresto-industrial de estar bajo los estándares de las organizaciones internacionales. “En aquella oportunidad los representantes del grupo IKEA se reunieron con el gobernador Hugo Passalacqua, quien vio en ese momento que debíamos avanzar en apoyar el proceso de incorporar los mejores estándares en manejo forestal para ser competitivos a nivel global”, explicó el ministro de Industria.

Consideró que analizado el escenario, el programa se presentaba como una puerta para abrir una oportunidad de desarrollo sostenido en el tiempo para los más pequeños, ya que contempla apoyo económico y técnico para poder incorporarse al sistema de Manejo Forestal Sustentable de FSC o Cadena de Custodia FSC en el caso de los aserraderos, con el objetivo de ser incluidos en un proceso de exportación sostenido en el tiempo, sostuvo el funcionario.

Además, los principios y criterios del FSC están alineados a través de los “bosques para todos” en la meta de diez de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible hacia la Agenda 2030 (Fin de la pobreza, Hambre Cero, Salud y Bienestar, Educación de Calidad, Igualdad de Género, Agua limpia y Saneamiento, Trabajo Decente y Crecimiento Económico,  Acción por el Clima, Vida de Ecosistemas Terrestres y Alianzas y Alianzas para lograr los objetivos).

El sistema internacional es voluntario. El FSC establece principios y criterios a cumplir y estándares globales que elevan las normativas locales de manejo de plantaciones (pino o eucalipto) que deben ser cumplimentados por los distintos eslabones de la  cadena forestal atendiendo aspectos sociales, ambientales y económicos.

Esto implica procedimientos en el manejo del bosque implantado como también en el caso de aprovechamiento de bosque nativo o de productos no maderables, la industrialización de sus productos hasta su comercialización, otorgando a través de su cumplimiento una sólida garantía a futuros compradores y demás partes interesadas en general que la actividad se realiza en forma legal y con las mejores prácticas.

“La Certificación Forestal se está imponiendo en el mercado internacional como requisito comercial, de a poco tenemos que responder a la demanda con madera certificada PEFC o FSC desde Misiones al mundo, y ese camino hemos iniciado, es un proceso de largo plazo pero evitará restricciones a futuro”, sostuvo el funcionario.

“Nuevamente Misiones está dando un paso de vanguardia, en un tema que es estratégico para la región como la certificación forestal agrupada, ya que las grandes empresas forestales tienen espalda financiera para certificar bajo este sistema voluntario, pero los pequeños no. Dar este paso permitirá estandarizar la calidad de la madera y garantizar la gestión ambiental de los bosques cultivados, y esto incluye contemplar el cumplimiento de otros varios aspectos, como los derechos de las comunidades locales, el empleo formal, el cuidado ambiental, el respeto por los Pueblos Originarios donde se desempeñan. Será un proceso de adaptación, pero los productores tendrán el apoyo necesario desde el Estado misionero para hacer frente a los desafíos que implica adherir a este sistema a una PyME. El programa ya está en marcha”, dijo Lichoswki.

Con la iniciativa, se financiará el proceso de elaboración de los planes de gestión forestal y todos sus procedimientos, los procedimientos de funcionamiento del grupo, las capacitaciones específicas para cumplir con los requisitos normativos.

Para inicios de 2020 acordaron comenzar con actividades de capacitaciones para que profesionales del medio puedan llevar adelante las auditorias o asesoramientos de los proyectos zonales de los grupos de productores. “Estamos en un proceso de armado de grupos de productores forestales y foresto industriales, que puedan integrar con sus plantaciones o productos de la cadena de valor certificadas, para la certificación de gestión forestal sostenible y cadena de custodia respectivamente bajo la modalidad agrupada. Estamos evaluando todo el campo para poder avanzar”, precisó.

Por su parte, Esteban Carabelli, director de la Oficina FSC Argentina, en contacto con ArgentinaForestal.com también valoró la iniciativa del gobierno de Misiones calificando de un programa “inédito” en el país. “Que desde el Estado se impulse a la adhesión voluntaria y con apoyo de recursos públicos para lograrlo es algo novedoso, y es un reconocimiento a identificar los beneficios sociales, ambientales y económicos que genera la actividad para el desarrollo local de una región”, expresó.

Por medio de la certificación forestal los productores podrán obtener la etiqueta o sello verde que garantiza a los consumidos que los productos que adquieren responden a una Gestión Forestal Sostenible; a los productores el programa provincial les permitirá mejorar su competitividad y, además, responder a un esquema globalmente reconocido en el mercado internacional.

Imagen ilustrativa

Alcances del programa

El decreto 930/2019 que impulsa el programa provincial se dio a conocer recientemente y el ministró Lichoswki adelantó que estará de coordinador técnico a nivel local el ingeniero Mario Ochoa, miembro del FSC Argentina y reconocido profesional en la provincia en procesos de gestión forestal sostenible. Será el responsable de vincularse con las asociaciones empresarias, colegios profesionales competentes, unidades académicas, centros de innovación y tecnologías, y organizaciones que representen a los sistemas de certificación como FSC Argentina o Certfoar-PEFC Argentina.

El Estado también habilitará líneas de créditos blandos para el proceso de adaptación a la gestión de Manejo Forestal Responsable, ya que la certificación exige determinados requisitos que los grandes pueden absorber para ser parte del sistema, pero los chicos sin apoyo del Estado no pueden dar este paso, sostuvo el funcionario.

El coordinador técnico local tendrá la responsabilidad de: impulsar el cumplimiento de los objetivos del Programa; establecer las normas y pautas de trabajo que correspondan; impulsar la certificación forestal en productores e incentivar la conformación de grupos de productores que tengan interés en lograr la certificación, y gestionar el apoyo correspondiente; establecer planes plurianuales y anuales de trabajo, con las metas correspondientes, contemplando tanto el programa en general, como los grupos de certificación que se constituyan; elaborar informes anuales de gestión y de evolución de resultados; desarrollar un programa de formación de capacidades técnicas para la correcta implementación de los estándares a ser implementados en el programa; desarrollar un programa de auditoría internas del programa para asegurar una correcta certificación de los productores o grupo que formen parte del programa; coordinar las auditorias de Certificación de Manejo y de Cadena de Custodia con los Entes de Certificación disponibles.

“La Certificación Forestal es un sistema que perfecciona y agrega valor a la madera  como producto renovable y ecológico, y facilita el acceso a mercados en general, siendo la misma, condición necesaria para el acceso a mercados de alto nivel de exigencia”, indican en los fundamentos del decreto.

Avanzar en este proceso es un factor preponderante en Misiones para asegurar el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible determinados por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), otorgando a la Provincia la impronta de “Región Sostenible”, marca que se quiere instalar desde el sector foresto-industrial argentino hacia el mundo.

“Es condición ineludible para que la producción misionera pueda acceder a mercados internacionales. La Certificación Forestal deberá validar desde el manejo forestal adecuado y responsable de los bosques nativos y las plantaciones forestales; la cadena de custodia, que establece los requisitos mínimos que deben cumplirse en la cadena productiva, asegurando la trazabilidad durante todo el proceso productivo hasta su destino o comprador final; y los servicios eco sistémicos de los bosques”, señalan en las bases de creación del programa provincial.

Foto archivo: Esteban Carabelli, director Oficina FSC Argentina, durante una presentación en Posadas. 

 

Agenda FSC en el NEA

Durante la visita de Bruno Rath a la Argentina, el nuevo director regional FSC para Latinoamérica, llevó adelante una agenda de reuniones en la que incluyó un recorrido por zonas forestales entre Misiones y Corrientes.

También se concretó un encuentro con el Consorcio Forestal Corrientes Norte (CFCN) y se visitó la planta industrial de bioenergía de FRESA (Grupo Insud/Pomera) en Virasoro, que está en la última etapa de pruebas pilotos y próxima a ser inaugurada.

En Posadas, mantuvieron el miércoles una reunión en la sede de la Apicofom con directivo de FSC Latinoamérica, Esteban Carabelli, Paula Montenegro y Mario Ochoa, además de la presencia de representantes del COIFORM, Jaime Ledesma (presidente) y Cecilia Calveyra (vocal).

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *