Misiones: Entrevista al Jefe de Bomberos Voluntarios de Andresito, Eduardo Valdéz:“Hay pérdidas de bosques nativos, hoy se registraron dos focos simultáneos en las chacras, el riesgo es extremo y siguen las quemas”

Así lo expresó el Jefe de Bomberos Voluntarios de Comandante Andresito (CBVA), Eduardo Valdéz, ya que las condiciones climáticas de sequía, altas temperaturas y vientos se mantienen en la zona. “No han disminuido los riesgos, se mantiene el alerta máxima y la prohibición de quemar. Hoy tenemos 40 grados en el municipio, y se presentaron dos focos en simultáneo. Las lluvias se esperan para el jueves, pero serán mínimas (de no más de 5 mm), no serán suficientes para aplacar la situación. Falta prevención y más control en áreas de bosques nativos”, dijo.

Por Patricia Escobar 

@argentinaforest

 

En imágenes, los focos registrados en la mañana de este lunes 16 de septiembre

MISIONES (16/9/2019).-  El martes y miércoles de la semana pasada los focos de incendios registrados en campos rurales y chacras de la localidad de Comandante Andresito, a pocos kilómetros de Puerto Iguazú y lindante a Parques Provinciales y Nacionales, agotaron a los Bomberos Voluntarios de Comandante Andresito, que socorrieron del fuego a colonos y productores de parajes y propiedades privadas afectados por las quemas imprudentes en la zona.

Finalmente, el jueves pasado aplacó la situación de emergencia, pero la situación de riesgo por las condiciones climáticas de sequía, calor y falta de lluvias persisten. “Siguen los incendios en la zona, hoy debimos socorrer a dos grandes focos denunciados, que se dieron en simultáneo”; explicó el Jefe del cuartel de Bomberos Voluntarios Eduardo Valdez, en diálogo con ArgentinaForestal.com

En las imágenes, registros de los focos de incendios de este lunes 16 de septiembre en Andresito, Misiones

“Desde el fin de semana y hasta el próximo jueves  19 de septiembre, no se esperaban lluvias en la zona, según el pronóstico. Las temperas superan los 35° a 40° grados, el viento Norte se mantiene y la condiciones de riesgo crítico también. Rige la prohibición de quemar, pero los focos de incendios siguen apareciendo”, explicó el brigadista.

En Andresito las chacras son, en promedio, de más de unas 25 hectáreas, y están rodeadas de bosques nativos, ya que es un zona de alto valor de conservación por conectar a toda la Selva Paranaense desde los Parques Provinciales, reservas naturales privadas hasta el Parque Nacional Iguazú, por lo que la prevención es vital y la preocupación crece ante la continuidad de quemas. “Estamos en alerta máxima, y los recursos limitados para apagar los incendios en la localidad, ante lo díficil de la geografía, zona de relieve y serranías, dentro de áreas boscosas. Es complejo socorrer a los colonos, pero estamos respondiendo”, expresó Valdéz.

“Las áreas que debimos atender emergencias son, lo que conocemos como colonias o parajes internos en el monte, como quien se dirige a San Antonio. Hay mucho monte nativo, y nos encontramos con terrenos hostiles para acceder a los focos de incendios rurales, pero evidentemente la gente sigue quemando y cortando árboles, cuando está prohibido”,  relató respecto a la situación con la que se encuentran los voluntarios al ingresar al terreno.

En las imágenes, incendios del martes 10 de septiembre alcanzaron a un árbol de Palo rosa (Monumento Natural de Misiones), una especie en peligro de extinción.

 

Pérdida de biodiversidad

Sobre los daños generados en Andresito, ante los incendios afectados la semana, Valdez admitió que serán los productores los que más información podrán brindar respecto a las pérdidas, ya que perdieron hectáreas de yerbales y otros cultivos. “Pero hemos visto también ejemplares de Palo Rosa, que es un monumento natural, que fueron alcanzados por el fuego. Nosotros socorrimos durante las horas del día, no tenemos equipos y condiciones para seguir trabajando de noche. Tuvimos que ingresar a terrenos con relieves complicados, no podemos ingresar con vehículos, por lo que hay que seguimos un plan de logística especial para que las mangueras puedan llegar a determinados lugares donde abunda el bosque nativo. Estamos hablando que hay que subir pendientes a 700 metros de distancia”, detalló el brigadista.

Describió también que hay en exceso combustible liviano, muy inflamable por la sequia de los últimos meses. “El tronco del árbol hace de suerte chimenea, horno o caldera, el fuego se conecta por debajo del suelo, extendiendo el área de fuego a través de las raíces. Y, por otro lado, por el viento, se extiende el fuego como brasa caliente por el aire. De esta forma, es que a varios metros se prenden otros focos, porque avanzan por debajo de la tierra y por el aire también. Por ello, se debe actuar con cuidado, planificar el combate a realizar para prevenir pérdidas de vidas humanas. Esto implica cortar el árbol en muchos casos, y eso es una pérdida ambiental también”, advirtió el Jefe de Bomberos Voluntarios de Andresito.

En la localidad, estuvieron abocados 23 bomberos voluntarios. Voluntarios. No tuvieron asistencia de Defensa Civil ni del Plan de Manejo de Fuego, o consorcios de Manejo de Fuego vecinos. “Dimos parte a nuestros superiores de Defensa Civil, pero en ningún momento se comunicaron con nosotros, no consideraron crítica la situación”, dijo Valdéz.

En este sentido, el brigadista explicó que hay jurisdicciones para responder a las emergencias, pero “se presentaron situaciones fuera de control, hicimos lo que pudimos”, admitió.

En la localidad el “alerta” lo dan los agricultores o vecinos que advierten de alguna quema cuando saben que rige la prohibición. “Hay que reforzar la comunicación, estamos en alerta crítico, hasta que lleguen las lluvias el peligro se mantiene alto”, dijo.

“No llegaron aún los fondos de la Ley de Seguros correspondiente al 2019”

Sobre el financiamiento para que los voluntarios dispongan de los recursos para funcionar y estar preparados ante la demanda que se presenta en la comunidad de Andresito, Eduardo Valdéz sostuvo que “desde la Brigada nos organizamos con la colaboración y aportes que realizan en la comunidad de Andresito para el funcionamiento de la Asociación de Bomberos Voluntarios. Cada voluntario tiene su propio trabajo privado, se brindan al CBVA por compromiso social, se capacitan y preparan para formar parte del cuerpo de bombero”, recalcó.

Pero disponen de un subsidio anual nacional para destinar a equipamiento e indumentaria para funcionar, y estos llegan a través de la Federación Misionera de Bomberos Voluntarios, por medio del Presupuesto Anual establecido través del Fondo de Seguro por Ley Nac. 25.054. “Los correspondiente a 2019 no ha llegado, y estamos en septiembre. Son dos millones de pesos para cada cuartel de bombero de la Argentina. Estamos esperando este aporte, ya que su importancia sobre a dónde se destinan se valoran en momentos críticos como los que se viven actualmente con los incendios forestales”, respondió ante la consulta de AF.

La prestación del servicio público que brindan en el territorio los Bomberos Voluntarios no es más ni menos que salvaguardar las vidas y los bienes de los misioneros.

“San Antonio, por ejemplo, no tiene un cuartel de bomberos voluntarios, si se presenta una situación, no es nuestra jurisdicción, tampoco tendríamos los recursos para movernos ante lo que esta sucediendo en Andresito. Llegamos la semana pasada a socorrer incendios en el Paraje Piñalito, muy cerca del parque provincial”, relató el brigadista para dimensionar el riesgo que implica sobre áreas naturales protegidas esta situación, de no reforzar las medidas de prevención en la zona.

En Andresito se registran 19 sectores ecológicos de alto valor ambiental por la biodiversidad que conserva, entre parques provinciales, reservas naturales privadas, refugios de vida silvestre, además de limitar con el PN Iguazú.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *