#ÉlYaEstaba: Colosos de la Tierra en Paraguay, una expedición que encierra historias centenarias y emotivas experiencias para la acción al cuidado de la naturaleza

Ka´i K´aygua, Yvyra Pytã, Timbó y Lapacho Negro que rondan los 300 y 400 años fueron los primeros finalistas medidos y presentados en su historia, su cultura y valor ambiental por los organizadores del concurso que promueve la ONG A Todo Pulmón Paraguay Respira, del fundador Humberto Rubín. El objetivo, a través de una expedición de 70 personas, entre especialistas jurados, periodistas e influencers, es sensibilizar al mundo a mantener a perpetuidad el compromiso por el cuidado de los bosques en el país, que aún mantiene un remanente de Bosques Atlántico en el Alto Paraná, en propiedades privadas o por la comunidad de Canindeyú, Alto Paraná, Caaguazú, Guairá y Central.

Por Patricia Escobar

@argentinaforest

PARAGUAY (21/7/2019).-Un Ka´i K´aygua de Canindeyú, un Yvyra Pytã de Curuguaty, un Lapacho Negro en Caaguazú, un Timbo en Paso Yobai, y un Samu´u , fueron los árboles gigantes que se visitaron los dos primeros días de expedición de la 8va edición del concurso Colosos de la Tierra. La travesía comenzó el jueves y concluye este domingo, organizado por la ONG A Todo Pulmón – Paraguay Respira, y de la cual participa Misiones Online y ArgentinaForestal.com.

Este año, además, premiaron al “Árbol de la Gente 2019” que resultó ser un Samu´u de la localidad de Nueva Londres, y movilizó a toda la comunidad a un emotivo festejo por la distinción lograda al ejemplar que se mantiene en pie en el centro de la plaza del pueblo. “El árbol existía desde antes de la fundación del pueblo, que ya tiene 80 años. La localidad agasajó con un gran recibimiento a los integrantes de la expedición Los Colosos de la Tierra y festejó a los grande con su comunidad el reconocimiento por su querido árbol que emerge en la plaza principal de la localidad”, expresaron ante los invitados agasajados, la delegación de la expedición.

La ONG proyecta extender la iniciativa en la región, cerrando su expedición este año con la visita a un árbol gigante de la Selva Misionera, que si bien no calificará entre los finalistas de 2019, ya que el certamen es de alcance nacional para las postulaciones – con 559 árboles propuestos en 2019- realizarán una mención especial y tienen expectativas de expandir a nivel regional el entusiasmo por valorar y dar a conocer los Colosos de la Tierra en Latinoamérica.

El objetivo es promover la conservación y la importancia de la naturaleza en la vida cotidiana de las personas, por ello, los ejemplares son propuestos con determinadas características mínimas de altura (+20 metros) y circunferencia, y la historia familiar, ambiental o cultural que encierra cada ejemplar.

El recorrido inició desde Asunción, visitando áreas naturales, localidades que desarrollan el ecoturismo y establecimientos productivos de los departamentos de Canindeyú, Alto Paraná, Caaguazú, Guairá y Central.

En primer lugar, se visitó a un ejemplar de la especie Ka’i ka’ygua, dentro de la Reserva Natural Mbaracayú, una de las últimas que en el país conserva en buen estado un remanente del Bosque Atlántico del Alto Paraná en el departamento de Canindeyú.

El ingreso al monte se realizó en las primeras horas del amanecer, hasta encontrarse con el enorme árbol y disfrutar de su belleza, con los primeros rayos del sol. “Es un árbol semillero, se conserva en buen estado, es un adulto que presenta todas las condiciones para ser un merecido Coloso finalista”, explicaron desde la ONG.

La profesora Lidia Pérez de Molas, destacada investigadora y docente de la Universidad Nacional de Asunción, y además miembro del jurado en la presente edición del concurso, se mostró sorprendida con el ejemplar ante su imponente altura de 35 metros aproximadamente.

Seguido, la expedición continuo camino hasta la localidad de Curuguaty, donde conoció al segundo Coloso de la Tierra finalista, un enorme ejemplar de Yvyra Pytã de aproximadamente 300 años, estimó el propietario de la reserva natural de 1500 hectáreas.

En horas de la tarde del viernes, la delegación se trasladó hasta el departamento de Alto Paraná para pernoctar y visitar ya durante el sábado el recorrido continuó hacia el tercer coloso finalista, en la localidad de Minga Guazu, un gigantesco Lapacho negro que se encuentra en el Centro de Formación de Técnicos Superiores Forestales del Alto Paraná.

La jornada incluyó la visita a un ejemplar de Timbo de Paso Yobai, departamento de Guairá, de aproximadamente 500 años de vida, que también compite por ser el coloso ganador de este año, de entre los 18 finalistas.

Se recorrieron los departamentos de Caaguazú y Guairá; para finalmente cerrar el domingo con las visitas a los arboles de Independencia en el Guairá y otro árbol finalista en San Lorenzo, en el departamento Central.

“Colosos de la Tierra” es posible gracias al auspicio de Aseguradora Yacyreta, Lácteos Doña Angela, Itaipú Binacional, ADM Paraguay, Maxicambios, WWF, Entidad Binacional Yacyreta, Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), Vox, Copaco y el Fondo de Conservación de Bosques Tropicales. Apoyaron la expedición, empresas e instituciones como Petrobras, Patrol Jeans, Coca Cola, Ministerio del Ambiente, Mr. Grill, Gobernación de Alto Paraná, Gobernación Central, MUV, PuntoFarma, Salemma, Gobernación de Canindeyú, Tienda Movil, Casa Nissei, Infona y la Cooperativa Carlos Pfannl.

Un festejo inolvidable

Con mucha emoción, toda la comunidad de Nueva Londres recibió a la delegación con una gran fiesta para presentar con fuegos artificiales el “Árbol de la Gente 2019” que resultó su histórico ejemplar de Samu´u.

Con la bienvenida del intendente, la docente que postulo el árbol y un grupo de ballet de infantiles y juveniles de danzas, la comunidad se hizo presente para acompañar con orgullo la nominación. El árbol de la gente es una categoría propuesta por la organización par difundir la historia cultural o ambiental del ejemplar, que resulta campeón por elección por votación popular a través de las redes sociales.

Emoción, algarabía y aventura fueron los ingredientes de la segunda jornada de expediciones  de Colosos de la Tierra.

Con mucho entusiasmo, toda la comunidad de Nueva Londres se concentró en la Plazoleta de la Paz para recibir a la delegación, donde un Samu’u se hizo coronó ganador en la categoría “El Árbol de la Gente”.

María Luján Ortíz Bertrand, quien había postulado al ejemplar histórico para la comunidad, se mostró emocionada con la visita de los viajeros “colosos” y destacó que este tipo de concursos promueve la integración de las comunidades en torno a los árboles.

Los organizadores del concurso indicaron que quienes quieran seguir de cerca todos los detalles de las expediciones, pueden hacerlo a través del hashtag #ÉlYaEstaba en las redes sociales de la ONG A Todo Pulmón Paraguay Respira.

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *