Argentina y Brasil firman acuerdos energéticos e intercambio comercial basado en la creación de una moneda local

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, expresó este lunes que a partir de ahora comienza una “nueva historia” en la relación comercial entre la Argentina y Brasil. El mandatario confirmó la intención de ambos países de establecer una moneda común para el intercambio comercial en una conferencia de prensa que se realizó en la Casa Rosada luego de la firma de acuerdos con el presidente argentino Alberto Fernández.

 

Fuente: DiarioAR /Infobae

 

BUENOS AIRES (23/1/2023).- El presidente Alberto Fernández y su par brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, firmarán este lunes una serie de convenios sobre intercambio energético y comercial con dos puntos sobresalientes: la posibilidad de que el gasoducto Néstor Kirchner se extienda desde Vaca Muerta a Brasil y de que el intercambio bilateral pueda estar basado en moneda local.

Ambas medidas, a la larga, podrían permitirle a la Argentina disminuir el déficit que tiene con su principal socio económico. A octubre del 2022, el comercio bilateral rondó los U$S 2500 millones mensuales, con un rojo para el país de U$S 115 millones.

En el caso del gasoducto Néstor Kirchner la intención es “adelantar papeleo” para que a mitad de año, cuando se finalice el primer tramo –entre Neuquén y Santa Fe–, ya esté encaminado el trámite burocrático de la extensión del mismo hasta Brasil –que ingresaría por el estado de Río Grande del Sur–. Como publicó elDiarioAR el viernes, ese plan será financiado por el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social del vecino país, y contará con recursos de acerías brasileñas.

Este domingo, Fernández y Lula confirmaron que están avanzando avanzan en la creación de una “moneda sudamericana común” en el marco de la “alianza bilateral” entre ambos países; reivindicaron “la paz y la democracia” y condenaron a todas las formas de “extremismo democrático” y de “violencia política” en la región.

Los mandatarios publicaron un texto en el dominical Perfil como antesala de la agenda que compartirán este lunes en la reunión que ambos mantendrán como parte de la visita de Da Silva al país por la VII Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

En el mensaje, que escribieron conjuntamente, indicaron que decidieron “avanzar en las discusiones sobre una moneda sudamericana común que pueda usarse tanto para los flujos financieros como comerciales, reduciendo los costos operativos y nuestra vulnerabilidad externa”.

En esa línea, instaron a “simplificar y modernizar las reglas y fomentar el uso de las monedas locales” para, así, “superar las barreras” en los intercambios.

Los mandatarios, por otro lado, destacaron que el encuentro de ambos de este lunes será el primero “en más de tres años” entre ambas naciones y celebraron que la VII Cumbre de la Celac, que tendrá lugar el martes, marcará “el regreso de Brasil a este mecanismo de diálogo y concertación regional”.

A partir de ambos encuentros, anunciaron que relanzarán “la alianza bilateral” al reactivar “varios espacios de cooperación y diálogo”.

Tras pasar la primera noche en el hotel Sheraton de Retiro –misma sede que tendrá la cumbre de presidentes latinoamericanos del martes–, la agenda oficial de Lula comenzará a las 10.30: hará la habitual ofrenda floral al monumento de San Martín, frente a la Cancillería. De allí irá a la Rosada, donde en las escalinatas será recibido por Fernández.

Ambos mandatarios tendrán una reunión bilateral a solas en el despacho presidencial, a la que al final se sumarán –por el lado argentino– el canciller Santiago Cafiero, el ministro de Economía, Sergio Massa, y el embajador Daniel Scioli. Luego será la firma pública del mega-acuerdo, en el salón Blanco de la Rosada, durante el mediodía.

Ambas comitivas luego compartirán un almuerzo en el salón Eva Perón. A las 15 se prevé en el Museo del Bicentenario un foro con empresarios de ambos países. Y, más tarde, una reunión con representantes de organismos de derechos humanos, como Estela de Carlotto, de Abuelas de Plaza de Mayo, y el Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel. Por la tarde-noche, Fernández y Lula estarán una hora en el CCK, donde habrá espectáculos culturales de ambos países.

“Brasil y Argentina hicieron una pequeña experiencia de moneda común en 2008 que era opcional. Y no tuvo la influencia que esperábamos. Lo que estamos intentando ahora es que nuestros ministros de Economía, cada uno con su equipo, puedan hacer una propuesta de comercio exterior y de transacciones entre los dos países que se haga en una moneda común a ser construida con mucho debate y después de muchas reuniones”, dijo Lula.

“Eso es lo que va a suceder. Si depende de mí, tendría comercio exterior siempre con la moneda de otros países para no depender del dólar. ¿Por qué no tener una moneda común entre moneda del Mercosur? Creo que eso va a suceder y es necesario porque muchas veces hay países que tiene dificultades para adquirir dólares. Se puede establecer una moneda y que después los bancos centrales fijen el tipo de moneda para hacer negocios”, agregó consultado por la prensa brasileña.

También habló de la posibilidad de que el BNDES, el banco de desarrollo brasileño, financie la segunda etapa del gasoducto Néstor Kirchner, que sale de Vaca Muerta y podría usarse para exportar a Brasil luego de ser interconectando con otros gasoductos. “Estoy seguro que los empresarios brasileños tiene interés en el gasoducto, en los fertilizantes que tiene la Argentina, en el conocimiento tecnológico. Si hay interés de los empresario y del Gobierno vamos a crear las condiciones para crear la financiamiento para ayudar al gasoducto argentino”, dijo el brasileño.

 

Cumbre de la CELAC

El martes desde las 10, en tanto, Fernández y Lula participarán junto a los demás jefes de Estado, representantes y delegaciones invitadas de la VII Cumbre de Presidentes de la Celac, que tendrá lugar en el hotel Sheraton de Retiro.

La decisión de que Brasil sea reincorporado a la Celac fue anticipada por Lula en los primeros días de su Gobierno y se formalizó hace una semana después de que el embajador brasileño en la Argentina, Reinaldo José de Almeida Salgado, entregó una carta formal a Cafiero, lo que constituye un hecho fundamental para la consolidación del mecanismo regional.

El retorno de Brasil es, además, un factor clave para otro de los objetivos centrales establecidos para la VII cumbre desde la Presidencia Pro Témpore (PPT) del bloque, a cargo de la Argentina: la búsqueda de dotar a la Celac de un rol más activo “fortaleciendo el entramado económico, productivo y social” de la región para lograr mayores niveles de “inclusión y desarrollo”.

El mandatario argentino expresó su alegría por el retorno de Brasil a ese espacio y auguró que ahora tiene la “certeza de que vamos a poder llevar adelante del mejor modo la idea de integración regional”, en declaraciones a la Televisión Central China (CCTV). Allí también destacó “la necesidad de mostrar una América Latina unida frente al mundo”, además de llevar “los reclamos regionales” al escenario mundial.

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.