Chaco | Fuerte rechazo a la propuesta de actualización del Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos del gobierno de Capitanich

El Consejo de Profesionales de Ciencias Forestales de Chaco rechazó las áreas de proyectos especiales incluidas en la propuesta del ordenamiento territorial del gobierno provincial. y cuestionó que no respetó lo establecido en la Mesa Técnica. En tanto, la organización Somos Montes y otras instituciones se movilizaron este lunes en rechazo a la propuesta y pidiendo frenar los desmontes ilegales en la provincia.

Por Patricia Escobar

@argentinaforest 

 

CHACO (18/9/2022).- El Consejo de Profesionales de Ciencias Forestales del Chaco fijó su posición respecto a la propuesta de actualización del Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos 2022 por parte del gobierno de Chaco, que presentó en la legislatura provincial. Por nota formal a la ministra de Ambiente y Desarrollo Territorial Sostenible de la provincia, Marta Soneira,  refiriéndose al proceso de actualización del mismo, cuestionaron las modificaciones incorporadas.

En la misiva, señalaron que el Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos Ley Nº 1762 R (ex 6.409/2009), proceso en el que integran la Mesa Técnica; donde participando activamente de la misma a través de los representantes; y en el marco de la metodología establecida por el Consejo Federal de Medio Ambiente (COFEMA) “con la valoración y ponderaciones trabajadas y consensuadas se llegó a la propuesta técnica presentada por Ud. en la reunión del 1º de septiembre de la Comisión de Bosques Nativos y Biodiversidad del Consejo Provincial de Ambiente en la sede Casa del Campo de Presidencia Roque Sáenz Peña. Que visto la propuesta técnica presentada en los talleres abiertos de Colonia Benítez y Colonia Elisa, rechazamos la incorporación de las áreas de los polígonos especiales de dicha propuesta por no representar todo lo trabajado y expresado en párrafo anterior y por no respetar el principio ambiental de no regresividad, Punto 4 Anexo I, Resolución 236/12 COFEMA”.

Foto archivo: Reunión de miembros del CPCF Chaco con el gobernador Jorge Capitanich

Desde el Consejo, solicitaron, además, entre una serie consideraciones, que “en la superficie de bosque nativo a ordenar, se incorpore como cobertura boscosa a restaurar y categorizados según el Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos Ley Nº 1762 R (ex 6.409/2009) aquellos bosques nativos convertidos en las 53 recategorizaciones prediales (según Disposiciones Nº1103/12, 742/15 y 596/16 cambio de Categoría II a Categoría III)”.

Seguido, y a los efectos de respetar el trabajo de la mesa técnica, y no poner en riesgo el proceso de actualización del Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos “solicitamos que la propuesta técnica a llevar a los talleres de consulta sea la trabajada y consensuada en el ámbito de la mesa técnica en el año 2021 y siguiendo el marco metodológico establecido por el COFEMA”.

Rechazo ciudadano

La organización Somos Monte Chaco, junto a otras instituciones, se movilizaron en rechazo a la propuesta del nuevo mapa de OTBN de Chaco presentado por el Gobernador Capitanich, y contra lo que consideran fue “una abrupta nacionalización de los Talleres de participación ciudadana del Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos”.

“Hoy nos juntamos para decir basta de desmontes en Chaco. Nos manifestamos frente a la complicidad del poder político y económico para seguir destruyendo nuestros montes nativos. Las autoridades provinciales están planteando un Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos regresivo e ilegal”, sostienen las ONGs ambientales.

 

“Entre 2000 y 2007 se desmontaron unas 40 mil has al año y se redujo a más de la mitad llegando a 2019”

El gobernador Jorge Capitanich dio a conocer el proyecto de ley del Ejecutivo provincial que establece el nuevo mapa de Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos, que estaba previsto ingrese a la Legislatura provincial este lunes para su tratamiento y sanción, según publicó Chaco por Día.

El subsecretario de Desarrollo Forestal, Luciano Olivares, se refirió a esta herramienta que implicará el mejoramiento en el servicio que presta el Estado para dar respuestas al sector forestal, de comunidades indígenas y de sectores ambientalistas.

En una entrevista con CIUDAD TV el funcionario dialogó en sus estudios con el subsecretario de Desarrollo Forestal, Luciano Olivares, quien se refirió al largo proceso que atravesó el estudio y el desarrollo de esta iniciativa para el Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos. “Lo iniciamos en 2020 con un decreto que suscribió el Gobernador y que, d alguna manera, sentó las bases del procesamiento general para que inicie esta actualización”, dijo y comentó que esto incluyó una ronda de reuniones con expertos y profesionales del INTA, del Consejo de Ingenieros, de las universidades; además de técnicos, agrónomos y forestales de la administración pública.

“Así se fue delineando la propuesta oficial que se dio a conocer en distintos puntos de la provincia por parte del ministerio de Ambiente que es el que coordina la etapa participativa de esta herramienta”, indicó.

El proyecto establece las distintas categorías de conservación de los bosques establecidos por la ley 26.331. “Se registraron opiniones de todos los ciudadanos y estamos a la espera del instrumento que lo apruebe para poder aplicarlo”, sostuvo.

Valoró “lo que implica para el ciudadano, el productor y el industrial, y obviamente para todos los que están interesados en proteger los bosques nativos. En mi opinión, lo que más me interesa, es que el ordenamiento sea el mejor instrumento que necesitan las personas para que el Estado preste el mejor servicio público. En el caso del productor, que pueda obtener sus permisos en tiempo y forma. En el caso de las comunidades aborígenes, que tengan el abordaje y el tratamiento institucional para los planes de manejo que impulsan, para que se aprueben y puedan ejecutarse rápidamente. Y aquellas personas interesadas en proteger los bosques y el ambiente, puedan tener información rápida y concreta para poder medir que el estado este haciendo bien su trabajo”, afirmó.

Frente a los reclamos sostenidos de organizaciones activistas ambientalistas, como Greenpace o Somos Monte, Olivares reconoció que “la deforestación, el desmonte, es una cuestión de sensibilidad social que permanentemente toman estado público y está bien. Hace a que nosotros trabajemos con más responsabilidad y hagamos un permanente control de la gestión para mejorarla. La deforestación y el desmonte es un tema independiente del ordenamiento. Si bien el ordenamiento puede ayudar a controlar y a gestionar mejor esta cuestión, es independiente. Tienen que ver básicamente con el control, con el sistema de sanción de multas que tiene el Estado y que la Dirección de Bosques demostró que fue mejorando y todos los años se ven esos resultados”, sostuvo.

Aseguró que 2020, 2021 y lo que va de 2022 es el periodo en el que menos desmontes se registraron en la provincia, desde 1997 a esta parte. “Entre 2000 y 2007 la cifra anual de desmonte fue de alrededor de 40 mil hectáreas al año y esto se redujo a más de la mitad llegando a 2019. Son cifras inferiores a las 14 y 15 mil hectáreas deforestadas. En el primer semestre de 2022 dio un total de 8 mil hectáreas y aspiramos a reducir las cifras de 2021”, precisó.

Otro dato que aportó tiene que ver con la recaudación de multas de la Dirección de Bosques: “En el mes de agosto fue récord en razón del mismo mes del año pasado. Y la recaudación en general de la Dirección de Bosques va aumentando en función del mejoramiento de los sistemas de control”, afirmó.

Aclaró que lo que se promueve desde el Estado, se diferencia de la actividad del desmonte. “No es la actividad forestal que nosotros promovemos. Nosotros, desde el Ministerio de la Producción, la Subsecretaría y la Dirección de Bosques promovemos el manejo y el aprovechamiento forestal sostenible”, aseguró.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.