COP26: CAF y Banco Mundial incrementarán apoyo a medidas contra el Cambio Climático y a favor de la biodiversidad en América Latina y el Caribe

Esta asociación en la región fortalecerá el apoyo a los países de América Latina y El Caribe con el fin de ayudarlos a alcanzar sus Contribuciones Determinadas a nivel nacional (NDC, por sus siglas en inglés), así como los objetivos del Acuerdo de París y el Marco Mundial para la Biodiversidad Post-2020. Incrementará el financiamiento verde a la región para mejorar su capacidad de adaptación ante el cambio climático, reducir emisiones y hacer más sostenibles los ecosistemas.

 

Fuente: Banco Mundial

 

WASHINGTON (5 de noviembre de 2021).- CAF -Banco de Desarrollo de América Latina- y el Banco Mundial anunciaron durante la COP26 que trabajarán de manera conjunta con el fin de poner en marcha planes y estrategias contra el Cambio Climático y proteger la biodiversidad en América Latina y el Caribe (ALC).

Esta asociación fortalecerá el apoyo a los países de ALC con el fin de ayudarlos a alcanzar sus Contribuciones Determinadas a nivel nacional (NDC, por sus siglas en inglés), así como los objetivos del Acuerdo de París y el Marco Mundial para la Biodiversidad Post-2020.

Incrementará el financiamiento verde a la región para mejorar su capacidad de adaptación ante el cambio climático, reducir emisiones y hacer más sostenibles los ecosistemas.

 

Principalmente, esta asociación apunta a:

*Identificar y priorizar las oportunidades de colaboración entre estas dos instituciones con el fin de tomar medidas de alto impacto que beneficien el clima y la biodiversidad de la región.
Impulsar el crecimiento resiliente para crear economías más verdes e inclusivas tras la pandemia de COVID-19.

*Alentar a los países de ALC a modernizar y poner en marcha planes y estrategias para alcanzar sus NDC, con el fin de cumplir con el Acuerdo de París y el Marco Mundial para la Biodiversidad.

*Incrementar el financiamiento verde para la región.

*Promover la participación del sector privado en la implementación y financiamiento de medidas que apoyen el Acuerdo de París y el Marco Mundial para la Biodiversidad.

*Favorecer medidas en sectores clave, incluidos agricultura, energía, bosques, agua, zonas costero-marinas, desarrollo urbano y ciudades sostenibles, así como gestión de riesgos ante desastres.

*Mejorar la conservación de ecosistemas estratégicos para la región, incluidos el Amazonas, humedales, pantanos y zonas costero-marinas.

“El cambio climático exige acciones inmediatas centradas en mitigar sus efectos, que son potencialmente devastadores; mejorar la resiliencia ante los eventos relacionados con el clima y construir economías más verdes y sostenibles”, dijo Carlos Felipe Jaramillo, vicepresidente del Banco Mundial para la región de América Latina y el Caribe. “Las acciones coordinadas y la cooperación hacia estos objetivos comunes redundarán en mejores y más rápidos resultados que beneficien a todos”.

 

“América Latina y el Caribe debe responder a este llamado a la acción impostergable para potenciar todas aquellas medidas que apunten a la mitigación y adaptación ante el clima con el fin de asegurar una resiliencia oportuna a los efectos de la variabilidad climática extrema”, dijo Sergio Díaz-Granados, presidente ejecutivo del CAF.

 

“CAF y el Banco Mundial trabajarán de forma más estrecha y con el compromiso firme de mejorar las capacidades a nivel nacional y regional para lograr una recuperación verde más rápida tras la COVID-19 y promover un crecimiento sólido y sostenible en la región”, agregó.

 

CAF es una institución financiera multilateral comprometida con mejorar la calidad de vida de todas las personas en América Latina y el Caribe. El desarrollo sostenible y la integración regional son los pilares institucionales compartidos por los 19 países miembro (17 de América Latina y el Caribe más España y Portugal). CAF apoya a la región mediante operaciones financieras, así como articulación técnica y financiera de proyectos para el sector público y el privado.

 

El organismo apunta a convertirse en el “Banco Verde de ALC” y en este sentido anunció recientemente que incrementará sus operaciones en línea con los objetivos climáticos y de biodiversidad de la región, hasta alcanzar el 40% de todas las operaciones aprobadas anualmente en forma de financiamiento verde para el año 2026.

 

El Grupo del Banco Mundial (GBM) es una de las fuentes de financiamiento y conocimiento más grandes a nivel mundial para los países en desarrollo. Desde el inicio de la pandemia de COVID-19, comprometió más de US$157.000 millones para combatir los impactos sanitarios, económicos y sociales de la pandemia, la respuesta más rápida y de mayor envergadura ante una crisis de su historia.

 

El financiamiento está ayudando a más de 100 países a fortalecer su preparación ante casos de pandemia, proteger a los pobres y resguardar empleos, y poner en marcha sin demora una recuperación respetuosa del clima.

 

En América Latina y el Caribe, el GBM destinó una cifra récord de US$29.000 millones desde el comienzo de la crisis (1 de abril de 2020) y a lo largo del año fiscal 2021 (que finalizó el 30 de junio de 2021) con el fin de contener el impacto de la pandemia, además de ayudar a la región a responder a desafíos como huracanes y flujos migratorios.

 

El Banco Mundial trabaja junto a los países de ALC para respaldar las medidas contra el cambio climático y ayudar a garantizar que sea parte del camino para salir de la pobreza. Solo el año pasado, proporcionó US$3.500 millones a toda la región para apoyar sus ambiciones climáticas y acelerar una recuperación que destrabe un desarrollo más verde, resiliente e inclusivo.

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *