Manejo de Sauces

Manejo de los sauces exóticos del río Chimehuin: experiencia agroecológica local para un problema regional

Una investigación del Ing. Agr. Nahuel Trípodi (*), del Grupo Promotor del Manejo del sauce exótico del río Chimehuin. El trabajo completo fue presentado en el II Congreso Argentino de Agroecología, que se realizó del 13 al 15 de octubre de 2021. Paisaje, biodiversidad, control y manejo de especies exóticas, producción y cambio de paradigma, en el río más transparente de la Patagonia.”Los sistemas extra-pampeanos nos debemos debates y definiciones, construcción de representatividad y sentido a nuestras prácticas, para nuestro habitar y buen vivir”, reflexiona el autor.

JUNÍN DE LOS ANDES (Octubre 2021).- La expansión y naturalización delos sauces no nativos, conocidos en su mayoría como “sauces mimbre” (tratándose principalmente de Salixfragilis y su hibridación con Salix alba), está dada principalmente por la amplia capacidad de enraizamiento de sus ramas caídas. Esto acarrea numerosos inconvenientes que merecen nuestra atención.

Diferentes aspectos relacionados con la pérdida de superficies y acceso al público al río, la pérdida de biodiversidad, la generación de embanques, diques y consecuentes complicaciones y riesgos para la navegabilidad del río son algunos de los temas que exigen métodos de manejo efectivos en todos los ríos de nuestra Patagonia.

Desde el Municipio de Junín de los Andes se decidió tomar acciones en el río que le da vida a la localidad, el río Chimehuin, y a través de la Secretaría de Obras, Servicios Públicos y Planeamiento Urbano, solicitó la coordinación de un grupo de Manejo de Sauces a la Unidad de Gestión Ambiental.

A partir de este pedido, y con la predisposición de vecinas y especialistas, se conformó un grupo núcleo promotor, coordinado por quien escribe este trabajo, a partir del cual se pusieron en marcha distintas acciones que propician la integración de referentes institucionales y de la comunidad en general.

Particularmente el ámbito de aplicación es el río Chimehuin, en la provincia de Neuquén; en ambas márgenes de la sección de río entre el paraje San Cabao y la desembocadura del río Curruhue (16,5 km de longitud).

Resultados y análisis

En una primera instancia se trabajó profundamente sobre la comprensión integral de la problemática. Tomando como antecedente la existencia de un Plan de Manejo de los Sauces formulado por la Municipalidad y aprobado por las autoridades provinciales de aplicación pertinentes (Recursos Hídricos y Forestales), se puso de manifiesto que el objetivo de tal Plan siempre fue enmarcado como “Limpieza y Desmalezamiento”.

Esta manera de ver el problema se trasladaba a las lógicas de intervención sobre los sauces del río: erradicar del sistema a la planta que molesta, sin problematizar su dinámica, comportamiento, funcionalidad ni relación con el entorno, ni percepción de la sociedad.

Luego de numerosas reuniones se logró consensuar la redefinición de los objetivos de intervención: la concepción de Manejo de los Sauces, acompañada de lógicas de intervención relacionadas con la comprensión de los beneficios e inconvenientes que la especie exótica acarrea en diferentes secciones del río; y la necesidad de producir conocimiento y capacidades para la toma de las mejores decisiones posibles, emergió como el nuevo paradigma para abordar la cuestión.

En paralelo se realizó un trabajo de entrevistas profundas con agentes relevantes en torno a la problemática, para comprender su mirada sobre la misma y las principales necesidades expuestas.

Por citar algunos, la Cámara de Guías de Pesca expuso su punto de vista focalizado en la navegabilidad del río que utilizan para sus emprendimientos; asimismo vecinas frentistas y usuarias de la costa se expresaron sobre la dificultad de acceso y el malestar en torno a intervenciones pasadas poco prolijas (e inseguras para niñeces); y numerosas familias dieron cuenta de la tensión existente de cara al aprovisionamiento de leña y la preferencia por la calidad del recurso forestal nativo por sobre aquello que entregan las políticas sociales (denominadas “Plan Calor”, Municipal y Provincial), normalmente proveniente de raleo de forestaciones de pinos. Estas entrevistas permitieron identificar y priorizar diferentes situaciones, que por tanto tendrían objetivos, acciones y momentos de intervención diferentes.

A partir de esta base, se decidió sistematizar los aspectos aspectos técnico-productivos y evaluar alternativas de manejo para los sauces exóticos. El grupo ha explorado y evaluado las experiencias y prácticas de control físico, químico y biológico de sauces de ribera sistematizadas por diferentes autores, organizaciones e instituciones.

Entre lo evaluado podemos destacar la conformación de ciclos de charlas abiertas a la comunidad (y disponibles en un canal de Youtube y Facebook del Grupo), relacionadas con:

-El control físico en el cercano Departamento Aluminé a cargo de la Tca. Ftal. Margarita Avila
-El control químico promovido por la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, de Esquel, a cargo de Ivonne Orellana y equipo
-La recopilación de diferentes tratamientos realizados en Parques Nacionales de la Patagonia.
-La compilación y revisión de bibliografía nacional e internacional de referencia.
-Las intervenciones realizadas en Junín de los Andes en años previos.
-Como resultado del proceso, se produjo un Informe de “Evaluación de alternativas y sugerencias de manejo de los sauces exóticos del río Chimehuin” y un folleto de divulgación de “Pautas de manejo de los sauces exóticos del río Chimehuin”.

Se destacan de tales productos el consenso sobre la definición de vías de extracción, lugares de acopio, pautas de seguridad e higiene, la limpieza y manejo de residuos y las prácticas para el logro de los objetivos de las situaciones priorizadas: (1) Acceso público a la costa; (2) Navegabilidad; (3) Obtención de leña y otros productos maderables.

Vale destacar que todas las prácticas propuestas se relacionan con tratamientos físicos (cortes, limpiezas a través del uso de motosierra, machete y maquinaria pesada para arrastre de tocones) y tecnologías ligadas a la comprensión de los procesos, por sobre la lógica de las ligadas a la dependencia de insumos, tales como la aplicación de glifosato o productos al corte –“Tocón” y “Togar” son las marcas comerciales más conocidas.

Aspectos socio-participativos
La comunicación y el rol de las y los trabajadores

Una de las fortalezas del grupo consiste en la experiencia en tareas de Extensión y Vinculación en el Sector Forestal. Esto se reflejó en las rápidas articulaciones tendidas con actores clave (universidades, autoridades de aplicación de la provincia, áreas municipales, Sistema de Manejo de Fuego, referentes de Ciencia y Técnica), pero fundamentalmente con las cuadrillas de trabajo, que debían llevar adelante las pautas. Al tener conocimiento de la trayectoria de varios de los integrantes de las cuadrillas de trabajo en tanto manejo de motosierra –inclusive con capacitaciones y certificación de su competencia laboral- se fortalecieron los conceptos clave mediante la entrega de un Manual de Bolsillo de operación de motosierra.El foco fue puesto pautas de protección personal e instrucciones elementales de manejo seguro de la motosierra y posturas de trabajo.

El Grupo Promotor se encargó de capacitar a todas las cuadrillas con injerencia en manejos de sauces de la ribera, dependientes de diferentes áreas y con variadas modalidades de relación contractual con el Municipio.

Algunos participantes del Grupo Promotor de Manejo de Sauces contábamos con la experiencia de una articulación similar para el manejo de las forestaciones municipales de pinos. Con foco en la obtención de leña para uso social, el control de incendios de interfase, mantenimiento de la sanidad del rodal y garantía de los usos no productivos que la comunidad le da a tales rodales (caminatas, paseos en bicicleta), en 2017 se llevó adelante un Proyecto de Usos No Maderables del Bosque.

El mismo  fue programado para ser ejecutado durante al menos 5 años, pero tuvo éxito durante un único año: los cambios laborales de los referentes clave (técnicos del Municipio y de Nación) y la falta de apropiación o comprensión de la sociedad acerca de la importancia del manejo de tales forestaciones condujeron al cese de las tareas.

Tal aprendizaje permitió pensar de base en este nuevo proceso como un entramado, en el cual el fortalecimiento de las redes constituyó un paso tan o más importante que las meras respuestas técnicas o búsqueda de financiamientos.

El objetivo concreto de esto consistió en que el proyecto de Manejo de Sauces Exóticos y sus procesos se afirmen, adquieran visibilidad y por tanto sus energías se multipliquen.

Colaboraciones y articulaciones entre actores supuestamente opuestos (como Guías de Pesca, asambleas socio-ambientales y organismos de control) forman parte de este novedoso cuadro, y son posiblemente el principal elemento clave de la sistematización en clave agroecológica del proceso (OSALA, 2011).

La comunicación fue un eje priorizado, conformándose un grupo especializado en dar a conocer las acciones, incidir y sensibilizar en torno al manejo de los sauces.

Aspectos políticos-culturales

El paso de la lógica de “limpieza y desmalezamiento” a “manejo integral” fue facilitado por una sociedad que “habita” el río. Que por tanto entiende las contradicciones y conflictos entre dimensiones para encontrar las respuestas sustentables que mejor apliquen en cada situación; y que se compromete a participar si el juego es abierto y vinculante.

Una decisión política clave por parte de la Subsecretaría de Obras, Servicios Públicos y Planeamiento Urbano de Junín de los Andes consistió en comprender esto y apostar a un Corredor Ambiental del río Chimehuin.

Esta acción, que implicó discontinuar la recepción de fondos para garantizar simples operatorias del manejo (combustible y mantenimiento de motosierras) que la provincia enviaba para lógicas de “desmalezamiento”, fue a la vez lo que fortaleció el compromiso del grupo de profesionales y vecinas, que encontraron correlato institucional para con sus maneras de pensar y accionar sobre la cuestión de los sauces. La apuesta por la co-construcción, por sobre la bajada de línea vertical.

El éxito de la operatoria condujo a la declaración unánime de interés del trabajo del Grupo Promotor de Manejo de Sauces Exóticos del río Chimehuin por parte del Concejo Deliberante.
A la vez, la propia operatoria permite detectar oportunidades de mejora y de ese modo buscar las mejores políticas que respondan.

Por ejemplo, para dar solución a problemas técnicos clave como el correcto tratamiento del residuo de poda para evitar la dispersión de sauces y su reproducción aguas abajo (mediante el uso de chipeadora para reducción de volumen); se comenzaron articulaciones con el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca a los fines de innovar mediante la producción de hongos comestibles a partir de chips y tocones de sauces, en una planta piloto productiva municipal, y la evaluación del control biológico por inoculación.

Del mismo modo, se proyecta la presentación al programa ImpaCT.AR del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de Nación para la realización del inventario de sauces de ribera y la confección de un Plan Maestro que zonifique, ordene y priorice las lógicas de las intervenciones, lo cual será clave para la asignación de permisos de aprovechamiento leñero que otorguen legitimidad a la práctica controlada, y permita reducir la informalidad y la presión sobre la leña de especies nativas.

La confianza generada entre las partes, la articulación en torno a diversos temas ambientales y productivos sostenida durante tantos años facilita procesos de acompañamiento e intervención.Se prioriza el consenso y se ha logrado ordenar la información acerca de la temática, lo que permite formular subproyectos continuamente.

Nuevos desafíos aparecen:el fortalecimientode las capacidades de jóvenes y mujeres afectados al Programa de Capacitación Laboral creado por Ordenanza Municipal; la incorporación de nuevos usos para el rebrote (cestería, mimbre, invernaderos); la limitación por ordenanza al uso de agroquímicos para el control de los sauces; así como identificar el tipo de estructura, organización y articulación necesaria para darle continuidad en el tiempo al trabajo del Grupo; empresarialización de actores leñeros y la formulación de Planes de Gestión de Areas Naturales con profesionales locales..

Paisaje, biodiversidad, control y manejo de especies exóticas, producción y cambio de paradigma, en el río más transparente de la Patagonia. ¿Cómo no pensar en respuestas desde la Agroecología para nuestros problemas locales y regionales? Los sistemas extra-pampeanos nos debemos debates y definiciones, construcción de representatividad y sentido a nuestras prácticas, para nuestro habitar y buen vivir.

El trabajo completo fue presentado en el II Congreso Argentino de Agroecología, que se llevó a cabo en octubre de 2021.

 

 

(*) Autor: Nahuel Trípodi, tiene 32 años y vive en Junín de los Andes. Es Ingeniero Agrónomo recibido en la U.B.A., especializado en Agroecología en Francia; estudió Ingeniería Ambiental en Colombia y actualmente está terminando su tesis de la Maestría en Desarrollo Rural acerca de la Sustentabilidad del Desarrollo Forestal. Asesora a la Subsecretaria de Fortalecimiento Productivo y Sustentable para PyMEs agroalimentarias de la Nación y trabajó 10 años en Promoción y Extensión Forestal.

 

 

Este artículo forma parte del espacio mensual de la REDFOR.ar, en ArgentinaForestal.com, que busca divulgar y generar debate sobre la problemática forestal del país. Las opiniones pertenecen a los autores.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *