UICN 2021: registran especies endémicas de flora en el Cerrado de San Ignacio, un ambiente único en el país y el mundo

En el marco del Congreso Mundial de la Naturaleza UICN 2021 (Unión Internacional por la Conservación de la Naturaleza) realizado en Marsella, Francia, la provincia de Misiones participó este viernes 10 de septiembre a través de un evento satélite aportando a la visibilidad de un ambiente único en el mundo como es el Cerrado de San Ignacio.

Por Patricia Escobar

@argentinaforest

 

MISIONES (12/9/2021).- En el marco del Congreso Mundial de la Naturaleza UICN 2021 (Unión Internacional por la Conservación de la Naturaleza) realizado en Marsella, Francia, la provincia de Misiones participó este viernes 10 de septiembre a través de un evento satélite aportando a la visibilidad de un ambiente único en el mundo como es el Cerrado de San Ignacio.

Este ecosistema conserva una riqueza singular de flora, donde se llevan adelante en los últimos años investigaciones botánicas que demuestran el valor ambiental del área natural. En el evento satélite sobre “Un relicto en el Cerrado de San Ignacio, en Misiones, Argentina”, los científicos detallaron las especies endémicas y los nuevos descubrimientos de plantas únicas a nivel mundial.

De la apertura del Evento Satélite para la UICN 2021 participaron por el gobierno de Misiones, el ministro de Ecología y Recursos Naturales Renovables, Mario Vialey; por la Cámara de Diputados el presidente de la Comisión de Recursos Naturales y Conservación del Ambiente, Julio César Barreto; por la Universidad Nacional de Misiones, el decano de la Facultad de Ciencias Forestales de Eldorado, Fabián Romero; por la Municipalidad de San Ignacio, el presidente del HCD Luis Domínguez; por la Red Argentina de Reservas Privadas María Paula Bertolini, la coordinadora del Programa Selva y Pastizal de la Fundación Temaikén, junto al anfitrión del evento, el empresario Jorge Néstor, propietario de la Reserva Natural Privada Club del Río, un sitio de un valor paisajístico, cultural y turístico de relevancia internacional, ya que forma parte del Teyú Cuaré.

Panel de autoridades en la apertura del Evento Satélite de Misiones en el 

El evento estuvo dirigido a referentes de organizaciones ambientales, profesionales de las Ciencias Forestales y Naturales, académicos e investigadores de la UNaM, empresas forestales, propietarios de reservas privadas y vecinos, además de guardaparques y funcionarios del ámbito ejecutivo y legislativo tanto provincial como municipal.

La actividad se organizó en el marco del convenio internacional vigente entre la UICN y la Fundación Temaikèn, que llevan adelante una alianza para establecer un Centro para la Supervivencia de Especies en Argentina, cuya localización serán las instalaciones del Bioparque que tiene la fundación en Escobar, provincia de Buenos Aires.

Fue declarado de interés por el Honorable Concejo Deliberante del Municipio de San Ignacio y por la Cámara de Diputados de Misiones.

María Paula Bertolini (centro) recibe la declaración de interés de la Cámara de Diputados del Evento Satélite UICN 2021. En la foto, la acompañan Julio César Barreto, Gustavo Aparicio, Mario Vialey, Jorge Néstor y su esposa.

“Argentina está presente en el Congreso Mundial de la UICN, con un evento que organizamos el jueves en Buenos Aires y este viernes en Misiones, para dar a conocer al mundo la conservación de las especies de la flora que se tiene en el ambiente del Cerrado en San Ignacio”, explicó María Paula Bertolini, referente de la Red Argentina de Reservas Naturales Privadas que en la actualidad está conformada por 86 propiedades y 10 organizaciones de la sociedad civil que en forma voluntaria se suman a la conservación del patrimonio natural y cultural en ocho de las principales ecorregiones del país.

“El objetivo es dar visibilidad al valor ambiental del área, y con los talleres de trabajo concientizar sobre la necesidad de conservar la flora endémica existente en el Cerrado de San Ignacio que son únicas en el país y el mundo, y muy importantes para la conservación por un ser área natural con características distintivas”, agregó la bióloga.

La fundación gestiona la Reserva Natural Osununú, un área natural protegida localizada en áreas verdes lindantes al Parque Provincial Teyú Cuaré y a la Reserva Privada Club del Río. Es una zona de gran riqueza natural, de valor científico, cultural y educativo. Las propiedades se ubican dentro un paisaje natural diferente, donde el ecoturismo y la conservación de la naturaleza se presentan como herramientas de gestión para el desarrollo sostenible.

Jorge Néstor se refirió al esfuerzo de los propietarios en la zona para proteger especies de alto valor ambiental en el área del Teyú Cuaré, y dio la bienvenida a las autoridades invitadas y asistentes que fueron convocados para sumarse al Congreso Mundial de la UICN que se desarrollaba en Marsella, Francia.

Paisajes del Cerrado en San Ignacio, Misiones, Argentina.

El decano de la Facultad de Ciencias Forestales (FCF-UNaM), Fabián Romero, destacó la organización del evento por su importancia internacional en dar a conocer las investigaciones de las que participan muchos de los docentes de la casa de estudio en el Cerrado de San Ignacio.

“Es clave lograr acuerdos y esperamos que de este encuentro resulten acciones para proteger un ambiente tan particular, con tantas especies endémicas que quedan en este sitio del a provincia”, sostuvo el académico.

Agregó que desde la UNaM “ponemos a disposición todas las unidades académicas para colaborar en este trabajo. Inicialmente tenemos un borrador para definir un acuerdo con el Ministerio de Ecología y Fundación Temaikén para que nos permitan trabajar en el manejo de las especies endémicas de esta zona. En la Facultad de Forestales tenemos proyectos acreditados sobre reproducción de especies endémicas, y por ello, considero que este evento es una oportunidad para fortalecer el dialogo entre todos los actores que nos permitan definir las estrategias de conservación”, expresó Romero.

En este sentido, abogó por la participación de los Pueblos Indígenas, pobladores locales, propietarios de reservas privadas, empresas forestales, y demás instituciones gubernamentales y ambientales, “de manera que entre todos logremos los mejores resultados”, dijo el decano.

Fabián Romero, decano de la Facultad de Ciencias Forestales de la UNaM.

En representación de la Municipalidad de San Ignacio, Luis Domínguez ratificó el compromiso del gobierno local en la conservación y protección de las áreas naturales. “Trabajamos con las especies endémicas, además con la Ruta Escénica Turística que tiene un plan trazado de mediano y largo plazo desde el punto de vista de las normativas que contemplarán a todos los actores involucrados en el área del Teyu Cuaré, que es una joya para la provincia y el país”, remarcó el presidente del Concejo Deliberante, quien además entregó la declaración de interés al evento organizado desde el Club del Río para el Congreso Mundial de la UICN.

A su turno, el diputado provincial Julio César Barreto remarcó que “el patrimonio natural de la provincia muchas veces no es dimensionado en su real valor, pero hay que cuidarlo, y hay que cuidarlo entre todos. Por ello, desde la cámara de diputados sancionamos nuevas leyes que son herramientas de gestión para la conservación. Leyes de economía circular, de energías renovables (paneles solares, biomasa forestal ), una Ley de Humedales, entre otras tantas, que demuestran el compromiso que tenemos de trabajar juntos por la protección de los recursos naturales de la provincia”, dijo. “Sabemos que estamos al límite de la toma de decisiones y de acción de mitigación de los impactos climáticos, y revertir esto no depende solo del Estado o la legislatura, sino del cuidado conjunto de la sociedad y de cada uno. El compromiso de la Cámara de Diputados de seguir trabajando en esta misma línea está presente, para proteger lo poco o mucho que nos queda de la Selva Misionera”, concluyó.

El ministro de Ecología Mario Vialey sostuvo que en el marco del evento se puede consolidar a futuro un compromiso público privado, que nos permita la conservación del área. El Teyú Cuaré no es solo un área de importancia bajo la protección del Estado, hay varias propiedades privadas que conservan el ecosistema del cerrado y en forma voluntaria la protegen. Hay una red de varios privados que hacen que contemos con una zona protegida en San Ignacio, y eso hace que las especies que son endémicas se puedan conservar”.

El funcionario indicó que es necesaria la real toma de conciencia respecto a la presión que hay sobre este bosque particular en el cerrado y sus pastizales, que pone en peligro la conservación de las especies identificadas. “Es por ello que esta área natural cada vez más extensa va hacia el objetivo de cumplir con las acciones climáticas que permitan los objetivos que como especie humana nos permitan seguir vivos. Tenemos que saber cuidar estas especies entre todos. En este lugar estamos rodeados del Río Paraná, sin embargo, sabemos que el recurso agua está atravesando una situación critica. Es vulnerable, aunque contamos con el Acuífero Guarani, pero la protección de los bosques y la biodiversidad es una acción que tenemos que llevarla adelante como socios estratégicos entre Estado, Empresa y Organizaciones Sociales”, convocó Vialey.

Desde el Teyú Cuaré se realizó el Evento Satélite UICN 2021, en San Ignacio, Misiones.

Especies endémicas y nuevas para la ciencia

El evento contó con una conferencia magistral del Dr. Héctor Keller, investigador del CONICET-UNaM, del IBONE (Instituto de Botánica del Nordeste), docente de la facultad de Ciencias Forestales de Eldorado y reconocido experto en la familia Apocynaceae. El especialista expuso sobre las plantas vasculares endémicas -únicas en el mundo y en peligro de extinción- en Misiones y los problemas de conservación, detallando especialmente el valor ambiental que se registra en el Cerrado de San Ignacio. “Hay 19 especies endémicas en el departamento, y unas 17 de ellas se encuentran en el municipio de San Ignacio (38%)”, detalló.

“De ellas, hay 8 que están exclusivamente en la localidad, realmente este departamento es el más rico en plantas vasculares endémicas”, aseveró el investigador.

“Tenemos realmente un relicto en Misiones que no se da en ningún otro sitio del país, que es una pequeña representación del bioma Cerrado que se extiende más al norte de la región, en Brasil, Paraguay y Bolivia, por ello debemos cuidar este ecosistema. Hay especies endémicas muy importantes”, remarcó el ingeniero forestal, Doctor en Recursos Naturales.

El doctor Héctor Keller (IBONE) durante su exposición y en una de las actividades de campo. 

Un ambiente único para la Argentina y el mundo

María Paula Bertolini coordinó el evento satélite de la UICN, y contextualizó los fundamentos para poner en valor el ambiente único para la Argentina y el mundo. “El cerrado es un bioma presente en Brasil y Paraguay, y en la Argentina no estaba citado entre las ecorregiones. Por eso es un relicto muy pequeño que conserva flora de especies endémicas en San Ignacio, Misiones, y es por eso la responsabilidad de cuidarlo y que no se extinga”, precisó.

“Con la UNaM e investigadores de la Facultad de Ciencias Forestales fueron identificando especies raras, amenazadas, y se descubrieron nuevas especies para la ciencia, sumado a la presencia de Monumentos Naturales en la zona, especies de flora que en sí misma que forman un ecosistema distinto a la Selva Paranaense, y eso es un solo un pequeño relicto que se conserva de cerrado en San Ignacio”, explicó en la entrevista con ArgentinaForestal.com la especialista.

En este sentido, entre las características del área y su entorno, indicó que forma parte del Bosque Atlántico Interior, uno de los biomas más biodiversos y más amenazados del planeta y con un 50% de la biodiversidad del país. “La presencia de relictos de Cerrado, únicos en Argentina. Sus suelos de areniscas, particulares en la provincia; su valor escénico en un entorno de áreas protegidas, con comunidades guaraníes y con un patrimonio cultural muy rico por personajes históricos que hay dado identidad a San Ignacio”, destacó Bertolini.

El municipio de San Ignacio es uno de los destinos turísticos en la provincia de atractivo internacional, nacional y provincial, y ese potencial se puede aprovechar contando el valor natural del sitio.  “Es un destino de turismo sustentable, de bajo impacto, con perfil ecoturístico como estrategia de conservación, y en eso estamos trabajando. Un avance fue la Ruta Escénica, un circuito que permitirá dar a conocer el lugar”, agregó.

Desde la Fundación Temaikén, en la reserva Osununú buscan contribuir con la conservación de este ecosistema único de la región, logrando una mejor calidad de vida en la población local. Para ello, fomentan la investigación con fines de conservación; trabajan en planes de gestión para mejorar la calidad ambiental del entorno (zona de amortiguación) a través de la práctica del ecoturismo, la educación ambiental y la planificación del uso y ocupación del territorio; y realizan  los valores culturales de la región mediante el rescate y la difusión de la cultura guaraní y la historia que encierra el área.

Por otra parte, la especialista también se refirió a las principales amenazas que identificaron para la conservación del cerrado, entre ellas, la realización de actividades no compatibles con la conservación (rally, cacería, fuego, basurales); la fragmentación del hábitat, las invasiones biológicas con especies exóticas; la falta de Planes de Gestión de las áreas protegidas y su entorno; y poco conocimiento de los pastizales y su valor de conservación.

La fundación lleva adelante en la RN Osununú acciones de investigación científica para la caracterización florística, mapeo y estimación poblacional de 9 especies endémicas, identificación de 5 especies nuevas para la ciencia, y un plan de monitoreo de las especies identificadas.

Reserva Natural Privada Osununú, de Fundación Temaikén

Seguido, expuso Gustavo Aparicio sobre la Gestión de Tierras para Conservación , y la experiencia de Fundación Habitad y Desarrollo en Misiones, ya que la ONG asesora proyectos de conservación en casi todo el país, pero la particularidad del Cerrado de San Ignacio los llevó a rescatar una propiedad de 50 hectáreas para registrarla bajo la categoría de RN Privada “Tenonde”, con la proyección de realizar manejo y gestión ambiental para ser donada al gobierno de Misiones, incorporando así este relicto único que conserva especies endémicas al sistema provincial de ANP.

Reserva NaturaL Privada Tenondé

Seguido, por Aves Argentinas expuso Guillermo Gil sobre las áreas claves para la biodiversidad y la nueva  metodologías KBA , un método de identificación de áreas importantes del planeta que puede ser aplicado al ecosistema del Teyú Cuaré.

Se entiende por áreas claves a sitios que contribuyen significativamente a la persistencia global de la biodiversidad. “Estas áreas son identificadas por actores nacionales utilizando criterios globalmente consensuados; tienen límites determinados pero no son necesariamente áreas protegidas y proporcionan un mejor conocimiento a los tomadores de decisiones sobre los sitios más importantes para la biodiversidad”, explicó Gil.

El estándar tiene criterios y umbrales, lineamientos para delimitación y definiciones para la identificación de sitios cómo KBAs.  Son aplicables a especies y ecosistemas en el ambientes terrestres, marinos y de agua dulce; y se basa en métodos existentes para identificar sitios importantes.

Finalmente, Jerónimo Torresin de la Fundación Temaiken, expuso los avances logrados a través de alianzas interinstitucionales para la conservación en el área del Cerrado de San Ignacio, y las propuestas de consolidar por medio de talleres de trabajo un plan de acción que permita su protección y desarrollo sostenible a futuro.

La jornada concluyó con un taller de trabajo e intercambio, donde quedó sellado el compromiso de los presentes para definir un plan de acción de conservación entre las empresas forestales, propietarios de bosques nativos, académicos, ONG ambientales, científicos, representantes de organismos públicos del Estado Municipal y Provincial, tanto del ejecutivo como legislativo, llevando adelante un trabajo interinstitucional de un plan de manejo de conservación del Cerrado de San Ignacio.

El ingeniero Torresin presentó un breve resumen del trabajo realizado en los últimos años, identificando 12 especies endémicas y proponiendo un proyecto de Ley de declaración de Monumentos Naturales Provinciales, de manera que estas plantas vasculares endémicas que se encuentran en estado de amenaza en los pastizales sobre las areniscas de Misiones:

1 Austrochthamalia teyucuarensis H. A. Keller (Apocynaceae)

2 Borreria loretana

3 Eugenia lilloana

4 Hedeoma teyucuarensis (Lamiaceae)

5 Hypericum robsonii H. A. Keller & Crockett (Hypericaceae)

6 Hyptis australis Epling (Lamiaceae)

7 Lessingianthus teyucuarensis (Cabrera) H. Rob. (Asteraceae)

8 Mesosetum comatum

9 Oxypetalum teyucuarense

10 Sida loretana Krapov. (Malvaceae)

11 Sida rhizomatosa Krapov. (Malvaceae)

12 Tephrosia fertilis

Este proyecto espera su tratamiento legislativo, para avanzar en la discusión de un borrador elaborado en conjunto con la Universidad Nacional de Misiones como propuesta de acciones de conservación de estas especies endémicas.

«El escenario del Congreso Mundial de la UICN en Francia promueve revertir el rojo, es decir, un llamado de alerta para evitar la desaparición de especies y ecosistemas, y plantean evaluar y comprender el estado de conservación de especies, distribución, tamaño, tendencias poblacionales y amenazas, todos aspectos que fueron tratados en este evento por los investigadores y especialistas», remarcó.

De esta forma, el movimiento global que impulsa la cooperación y la acción estratégica para garantizar la supervivencia de especies y ecosistemas, apunta a desarrollar estrategias y políticas de conservación colaborativas, inclusivas y basadas en la ciencia:

-Evaluando el estado de conservación de las especies evaluando su distribución, el tamaño y las tendencias poblacionales y las amenazas que las afectan.

-Desarrollar un Plan que debe reunir a una amplia gama de partes interesadas, perspectivas y experiencia, los gobiernos, las comunidades locales, los expertos en especies.

-Actuar por medio de acciones que movilicen a las partes interesadas clave para llevar a cabo acciones de conservación basadas en las mejores herramientas y prácticas disponibles.

 

Leer másUICN 2021: El Congreso Mundial de la Naturaleza cerró con un llamado a la recuperación post-pandemia basada en la naturaleza

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.