Entre Ríos: PyMEs forestales lograron en forma agrupada la certificación PEFC-Cerfoar en gestión forestal sostenible

Dos grupos lograron avanzaron en el proceso de gestión de certificación de sus plantaciones bajo normas de calidad y gestión sostenible: por un lado, productores que conformaron “Bosques Sustentables del Río Uruguay” con 12 mil hectáreas forestadas; e Iberpapel Argentina con un grupo de PyMEs con más de 8 mil hectáreas. Entre ambos grupos destinaron, además, alrededor de 19 mil hectáreas de conservación de bosques. “La  modalidad de certificación grupal facilita el trabajo de medianas empresas, para las cuales hasta el momento no era habitual que lograran certificar estas normas de gestión forestal sostenible”, señalan desde PEFC-Cerfoar.

Por Patricia Escobar

@argentinaforest 

 

ENTRE RÍOS (5/7/2021).- Dos grupos de productores forestales tuvieron como incentivo para iniciar el proceso de certificación la búsqueda de mejora continúa en la gestión de su proceso de producción forestal en la provincia de Entre Ríos, abarcando ello sus aspectos ambientales, productivos y sociales.

En la Argentina se desarrolló el sello nacional PEFC-Cerfoar, una iniciativa voluntaria del sector forestal argentino que establece los requisitos para la certificación forestal de los bosques nativos e implantados, y para la trazabilidad de las industrias – Cadena de Custodia-, que promueve la practica en la actividad de estándares que garantizan la Gestión Forestal Sostenible y de Cadena de Custodia para los productos forestales.

A nivel internacional, el sello nacional está convalidado por PEFC (Programme for the Endorsement of Forest Certification Sche-me), una alianza global sin fines de lucro de Sistemas Nacionales de certificación forestal.

Tanto para la certificación de Gestión Forestal Sostenible como para la de Cadena de Custodia, los interesados tienen dos modalidades en la que pueden certificar: en forma individual o grupal.

En ese marco, en la provincia de Entre Ríos, se avanzó en la conformación de dos grupos de certificación: Bosques Sustentables del Río Uruguay e Iberpapel Argentina, bajo las normas PEFC-Cerfoar.

Ambos grupos de productores forestales tuvieron como incentivo para iniciar el proceso de certificación la búsqueda de mejora continúa en la gestión de su proceso de producción forestal, abarcando ello sus aspectos ambientales, productivos y sociales.

En contacto con ArgentinaForestal.com, la ingeniera forestal Graciela Sosa compartió la buena noticia, y compartió un resumen elaborado respecto al proceso realizado y que permitió en forma agrupada a productores por un lado, y PyMEs por otro, avanzar hacia la certificación de gestión forestal sustentable. La profesional forma parte de un gran equipo que promueve la certificación forestal como alternativa eficiente para lograr el desarrollo sostenible de la actividad en Entre Ríos.

Grupo Bosques Sustentables del Río Uruguay  durante el cierre de Auditoria Externa 2020

AF: ¿Cuándo comenzaron con el proceso de certificación?

El Grupo Iberpapel Argentina tomó la decisión de implementar la norma para aplicar a la certificación, a partir de un encuentro entre productores y Cerfoar en el año 2012, donde se comprometió a participar y financiar, junto a otras empresas, el proceso de homologación de la norma IRAM.

El Cerfoar obtuvo la homologación por PEFC internacional en al año 2014, a partir de ese momento, Iberpapel inició un proceso de adaptación de su gestión forestal a las normas PEFC, y fue en el año 2019 que se concretó el proceso de auditoría y obtuvo el certificado de Gestión Forestal Sostenible de su patrimonio forestal.

El segundo grupo que avanzó en la certificación agrupada se denomina Bosques Sustentables del Río Uruguay. Se conformó en 2018 e inicio el proceso de implementación del Sistema de Gestión Forestal Sostenible a partir de las reuniones de productores forestales nucleados en el Consorcio Forestal del Río Uruguay y el Cerfoar, representado por Florencia Chavat, directora ejecutiva del organismo.

Ambos Grupos contaron con el apoyo del Programa de Sustentabilidad y Competitividad Forestal, a través del financiamiento de la asistencia técnica a productores y costo de la primera auditoria de certificación de Gestión Forestal Sostenible (GFS), con fondos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

AF: ¿De cuántos productores forestales estamos hablando que se integran a este proceso de gestión y de qué tamaño (según superficie forestada)?

El Grupo Bosques Sustentables del Río Uruguay (BoSRU) está compuesto por cuatro miembros fundadores: Beyga Humaitá SA, Comercio y Desarrollo SA, El Potrero de San Lorenzo SA y El Tramo SA; los mismos reúnen 12.000 hectáreas forestadas certificadas PEFC-Cerfoar bajo el sello de Gestión Forestal Sostenible (GFS), y otras 18.000 hectáreas de áreas de conservación.

En tanto, el Grupo Iberpapel está integrado por las cinco empresas que conforman el mismo grupo: Iberpapel Argentina SA, Forestal Santa María SA, Forestal Los Gurises Entrerrianos SA, Forestal Vonger SA y Forestal Loma Alta SA, con un total de 8.495 hectáreas certificadas bajo la norma PEFC-Cerfoar, de las cuales 1.000 hectáreas son destinadas la conservación.

Cabe destacar que la modalidad de certificación grupal facilita el trabajo de medianas empresas, para las cuales hasta el momento no era habitual que lograran certificar estas normas de gestión forestal sostenible.

AF: ¿Cómo fue el proceso para certificar en forma agrupada? 

Para ambos grupos el inicio del proceso de implementación de la gestión forestal sostenible ha sido un desafío, ya que ninguno de sus miembros contaba con la experiencia previa. Por eso se comenzó realizando un diagnóstico de línea base, respecto a los requisitos de la norma de certificación, sobre los cuales se hicieron ajustes y perfeccionamientos a fin de conservar en el sistema el trabajo que estaba implementado en las empresas; simultáneamente fue necesario elaborar nuevos procedimientos y realizar mejoras de infraestructura para dar cumplimiento a los requisitos de la normativa.

La norma del Sistema Argentino de Certificación Forestal (Cerfoar) establece como uno de sus requisitos el cumplimiento de la legislación nacional, como así también la provincial y local aplicable a la actividad, por lo que, en la implementación por parte de los Grupos de certificación, se contó con un avance importante, dado que las actividades que las empresas realizan estas alineadas al marco normativo de la actividad forestal.

En la gestión durante el proceso de implementación ha significado una fortaleza contar con registros, instructivos, y procedimientos para el control de labores. Todo el desarrollo de este proceso en grupo, fue una gran ventaja para poder compartir, complementar y fortalecer el trabajo de los miembros.

En el Potrero de San Lorenzo SA llevan adelante un programa de educación ambiental en el área de reservas naturales . Gualeguaychú, Entre Ríos. 

AF: ¿Ante la experiencia, cuáles son sus principales resultados y conclusiones?

Los trabajos de certificación se deben encarar con todos los participantes del proceso productivo por lo que todos los empleados, contratistas y clientes se ven beneficiados por este proceso. A su vez, se debe trabajar en la comunidad como un vecino más, lo que los obliga como productores a integrar a toda su cadena productiva y adaptarla a la demanda del mercado, de la sociedad y del medio ambiente. De esta forma, logran ir produciendo una mejora en todos los niveles del sistema.

Internamente se trabaja en capacitaciones de empleados, contratistas, transportistas. Cada miembro cuenta con su programa de capacitación que tiene como objetivo principal expandir el nivel de información y las capacidades técnicas u operativas del personal directo e indirecto.

Dicho programa se adaptará a las necesidades evidenciadas en evaluaciones del personal, complementando su formación acorde a las tareas a desarrollar.

Los temas principales se basan en legislación, normas de certificación, higiene y seguridad, uso de maquinaria, trabajo seguro, protocolos de emergencia y todas las actividades forestales que se desarrollan.

Se realizan capacitaciones y consultas a la comunidad y entidad educativas, para dar a conocer la actividad, concientizar sobre la sostenibilidad y normas de certificación, poniendo en valor la Gestión Forestal sostenible y los beneficios que aporta a la comunidad.

Los clientes de los productos certificados deben conocer el sistema para así optar por materias primas producidas de forma sostenible, y que esto repercuta en una mejora para toda la cadena forestal.

Una vez que el Grupo ha obtenido el certificado de Gestión Forestal sostenible, se inicia un proceso continuo de monitoreo, evaluación de los sistemas, controles operativos internos y auditorías internas, en las cuales se verifica si el personal directo e indirecto cuenta con formación para el desarrollo de su tarea para así implementar las mejoras y corregir desviaciones, haciendo foco en la concientización del impacto que cada actividad puede provocar en el ambiente y se trabaja en la implementación de los correctos procedimientos para evitar o minimizar el impacto.

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *