Rafael Scherer, de Pindó SA: “Se espera mantener un equilibrio en el mercado interno de madera y sostener las exportaciones”

Una de las líderes de la zona norte, la agroforestal y foresto-industrial Pindo SA fue reconocida por referentes del empresariado de Misiones como una “Empresas Modelo” de la provincia en la encuesta que realizó Misiones Online para el anuario Visión Misionera 2020, premio que fue entregado en el marco del evento aniversario por los 21 Años que celebró el multimedio el 10 de abril. El director de la empresa instalada en Puerto Esperanza recibió con gratitud la noticia de ser nuevamente elegida y reflexionó sobre el buen momento que atraviesa la actividad a pesar de la pandemia por COVID-19.

Por Patricia Escobar y Rafael Cortés

@argentinaforest 

Vea la entrevista completa.

MISIONES (18/04/2021).- La empresa misionera Pindó SA fue fundada en 1976 por Pedro Sherer, actual presidente del grupo,  y se dedica a la actividad forestal primaria, yerbatera (con plantaciones y secadero), industria forestal (primera y segunda transformación), y generación de energía renovable a partir de biomasa forestal. Además, cuentan con un vivero propio y manejo de bosque nativo. La dirección de la empresa está a cargo de la tercera generación de la familia.

Al momento de recibir el reconocimiento de Misiones Online, el director de Pindo SA, Rafael Scherer, se refirió a la votación de sus colegas empresarios y expresó su gratitud en la valoración por el trabajo que lleva adelante su firma: “Siempre es lindo este reconocimiento de parte de nuestras colegas, y más aún considerando el esfuerzo que hacemos en la empresa en un año de pandemia. Trataremos de seguir en este camino y mejorar en las cosas que se puedan”, expresó.

En el inicio de marzo de 2020, cuando prácticamente se paralizó todo el país al inicio de la pandemia por COVID-19, fue complejo el escenario transitado. “No se sabía cómo continuaríamos en la actividad. La principal preocupación era cómo se iba a pagar los sueldos a fin de mes. Con el correr de los días, se acomodaron las cosas con el protocolo, con las restricciones y distanciamiento social, después fuimos considerados como actividad esencial, y continuamos operando con las nuevas medidas de sanitarias y de seguridad laboral. La realidad es que no nos podemos quejar, hemos podido trabajar bien”, graficó Sherer.

Otra buena noticia compartida por el directivo fue que en marzo de 2021 obtuvieron la certificación de estándares internacionales de gestión sostenible PEFC que incluye a la producción de su planta energía limpia de origen renovable. La empresa misionera de la familia Scherer es la primera en América Latina en certificar energía de fuente forestal. “Esto es un gran orgullo para nosotros”, expresó en la entrevista con Misiones Online al compartir la novedad.

“Esta certificación garantiza que el producto que usamos en la planta de energía es legal y que se rige a estándares de calidad internacional en toda la Cadena de Custodia”, precisó.

Respecto al patrimonio forestal certificado CERFOAR-PEFC, alcanza una superficie de 6.763,90 hectáreas. La superficie de conservación de bosques nativos es de 1.215,87 hectáreas (18%) y las forestadas 4.517,02 hectáreas (67%) y otros usos 1.031,01 hectáreas (15%) destinados a caminos, servidumbres de paso, y suelos con vuelos forestales no involucrados en el proceso de certificación.

Las unidades de gestión forestal se distribuyen en los municipios de Puerto Esperanza, Colonia Delicia, Puerto Libertad, Colonia Wanda, Puerto Eldorado y Santiago de Liniers.

PEFC Argentina: Pindó es la primera empresa en Latinoamérica en certificar la generación de energía renovable y sostenible de origen forestal 

 

Referente en gestión sostenible 

La empresa agroforestal e industrial cumplirá en noviembre 45 años. Inició su historia una pequeña empresa familiar y con el tiempo, el emprendimiento se convirtió en una empresa referente en gestión forestal sostenible. “Surgió inicialmente de la fusión de varias empresas pioneras de Puerto Esperanza como una empresa de servicios, adaptándose a las circunstancias que permitieron que avancen en la instalación de un secadero de Yerba Mate, después el vivero hasta que compramos un aserradero y comenzamos a crecer en la industria de la madera”, recordó Rafael en la entrevista.

Finalmente, dieron un nuevo paso en innovación y aprovechamiento de los subproductos del árbol, y decidieron producir energía de fuente de biomasa forestal.. Desde 2006 completaron el círculo con la puesta en marcha de Pindó Eco-energía, logrando este año la certificación internacional de cadena de custodia PEFC.

El traspaso generacional permitió flexibilidad, eficiencia e incorporación de nuevas tecnologías. Llevan adelante un proyecto de triple impacto, basado en la producción sustentable y el valor agregado, con expansión al mercado nacional e internacional..

Pindó emplea en la actualidad a más de 300 personas.

El buen momento de la Yerba Mate

Si bien la empresa es una referente en gestión forestal sostenible, tienen también su corazón puesta en el negocio de la yerba mate, otro fuerte de la actividad Pindó desde su fundación.

Al respecto, Rafael Scherer dijo que en la actualidad la yerba mate “pasa por un buen momento en el  mercado. Es un sector que está muy bien. Hace tres años que el colono tiene buenos años, después de muchos de pasarla mal con el precio de la hoja. Quedó demostrado la capacidad que tiene la yerba de distribuir ingresos, se logró crecer en los pueblos que viven de la actividad yerbatera. Hoy se reconoce más su valor, los productores manejan otra economía respecto a los 90”, analizó el empresario.

En el caso de Pindó, cuentan con su propio vivero para garantizar la genética de los plantines tanto para la producción de yerba mate como de las plantaciones forestales de pino, eucaliptos y nativas.

“La realidad es que la calidad genética se logró en el sector forestal con la presencia de las grandes forestales. Esto ha sido muy bueno porque promovieron el uso de semillas mejoradas y plantines de mejor calidad en toda la cuenca de la Ruta 12, no tanto en la Ruta 14. Pero todos aprendimos de su genética, y en nuestro caso generamos genética propia”, agregó.

Por otra parte, el productor forestal se adaptó más rápido a la buena genética. “En el caso de la yerba costó más, pero hoy por hoy se está mejorando en la calidad del platines, el productos ya no planta cualquier cosa. Esto también es gracias a la presencia del INTA en la Ruta 12, que tuvo siempre mucha presencia para lograr que se empezará a plantar buena genética”, aseveró.

Pindó SA es pionera en la zona norte misionera en el uso del pino híbrido originado entre el Pinus elliottii var. elliottii y el Pinus caribaea var. honduresis (F2) proveniente originariamente de Australia. Los plantines de las especies a reforestar provienen del vivero de la organización o son adquiridos en otros viveros, según el material deseado.

En el caso del vivero propio de la empresa, especializado en producción de plantines de Yerba Mate, realiza adicionalmente plantines forestales de pino híbrido, mediante la tecnología de estacas o “cutting”, a partir de su área de setos. En otras situaciones pueden adquirirse plantines en otros viveros, dándose prioridad a materiales provenientes de semillas certificadas por el INASE (Instituto Nacional de Semillas).

La habilitación y preparación de terreno se desarrolla sobre suelos de diversos usos anteriores, agrícolas, ganaderos o forestales. No se convierte o transforma bosque nativo a uso forestal. La preparación del terreno, consistente en eliminar los restos de biomasa vegetal que pudieran existir, priorizando siempre el menor laboreo posible. “Siempre se busca favorecer la conservación de los residuos vegetales del uso anterior, a los efectos de propender al mantenimiento de la capacidad productiva de los suelos”, explica el directivo.

El mercado interno repuntó con más demanda: “Creo se logrará equilibrio en 2021 entre la oferta y demanda”

Fuera de todos los pronósticos esperados, cuando el temor era que consecuencia de la pandemia habría una menor demanda y bajas ventas, el sector forestal se encuentra con gran repunte de la actividad.

“La demanda interna fue traccionada por las mejoras de viviendas  en los meses de pandemia. Frente al stock mínimo los clientes comenzaron a realizar más pedidos, a demandar más. Probablemente hoy estemos más balanceados en 2021 respecto al año pasado. La oferta y demanda estará bastante equilibrada. El mercado interno estará fuerte, no espero grandes saltos. Parece que el mercado interno estará fuerte. Esperemos que esto suceda”, concluyó.

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *