Un recorrido por las Yungas de Catamarca, donde los bosques de pino del cerro son de gran importancia como reguladores naturales de las cuencas hídricas

Gonzalo Martinez, Licenciado en Ciencias Biológicas y Fotógrafo de la provincia de Catamarca, nos invita a conocer los bosques de pino nativo en Catamarca. Pero antes de planificar el viaje a conocer este bellísimo y único lugar en América del Sur, podes disfrutar de las fotos y audiovisuales que generosamente comparte el profesional o visitando su blog “Paisajes de Catamarca”. Martinez considera que “la gran biodiversidad presente en el lugar y lo poco antropizado que se encuentra son factores clave para que se genere un área natural protegida de la envergadura de una reserva o parque nacional”.

 

CATAMARCA (17 de enero 2021).- Muy pocos son los que realmente conocen que en la provincia de Catamarca existen bosques de coníferas como los que puedes encontrar en otras partes del mundo. Se trata de una especie autóctona, el Podocarpus parlatorei, conocida vulgarmente como pino del cerro.

La mayoría de los ejemplares de esta especie de pino no tiene la forma tradicional cónica como la que poseen muchas otras. Sin embargo, la familia Podocarpacea es una Gimnosperma, al igual que el resto de los pinos, por lo que comparten muchas otras características.

En la Argentina, los pinos del cerro crecen sobre las laderas de varias sierras distribuidas en cuatro provincias: Salta, Jujuy, Tucumán y Catamarca. Esto se debe a que forman parte del distrito o piso del Bosque Montano de Yungas, que se distribuye en las provincias mencionadas.

 

En Catamarca particularmente, se encuentra la distribución más austral de esta especie de pino del cerro, específicamente en el departamento Capayán, aunque también lo vamos a ver en Andalgalá (entre el bosque de aliso), Ambato, Paclín y El Alto.

 

El clima de estos bosques es frío y húmedo, similar a los bosques patagónicos. De hecho, en invierno se dan frecuentes nevadas, como pueden ver en algunas de las fotos. La diferencia radica en la estación lluviosa, que en Catamarca se produce durante el verano, momento en el que el sotobosque explota de vida con un sinnúmero de especies de helechos y otras plantas herbáceas, como frutilla silvestre, etc.

 

En la mayoría de los lugares donde crecen los pinares hay prados montanos que dejan el paisaje similar al de los Alpes Suizos.

 

Es una especie que tiene una importancia ecológica enorme, pues es una gran reguladora de cuencas hídricas. Fija los suelos a los alrededores de ríos y arroyos de montaña evitando que las crecientes repentinas provoquen desmoronamientos o desprendimientos de suelo. Además, producen una pequeña fruta muy codiciada por aves nativas que hoy en día se encuentran en estado vulnerable, como el loro alisero, el rey del bosque, entre otras.

En estos bosques nacen una gran cantidad de ríos y arroyos que alimentan el Valle Central y otras zonas de la provincia.

“Es nuestro deber (como ciudadanos) cuidarlos, por ello es indispensable que se tomen medidas para crear áreas protegidas, ya sean municipales, provinciales o nacionales que estén correctamente administradas y con recurso humano local. A diferencia de lo que mencionó hace más de un mes el diputado Armando Zavaleta, la gente que tiene tierras privadas allí (algunas de dudosa posesión) no sabe cuidar el bosque nativo, pues entre incendios, ganadería extensiva y cacería furtiva, año a año se producen innumerables pérdidas tanto de flora como de fauna silvestre. Esto sucede porque en lugar de cuidar el bosque nativo solo cuidan sus propios intereses, sin tener en cuenta que toda la población del Centro y Este de la provincia dependen en gran medida de ese ecosistema para su subsistencia”, sostiene el especialista.

“Una nevada no muy abundante se dio en varios lugares de la provincia de Catamarca, Argentina, el día 22 de mayo de 2019. En el video pueden ver la nieve caída en el bosque de pino (Podocarpus parlatorei) perteneciente a las Yungas. Dicho bosque se encuentra a los 1800 msnm en el cordón montañoso de Ambato”, registró Gonzalo Martinez. 

 

Fuente y fotos: Gonzalo Martinez

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *