Corrientes en alerta extrema por extensos y múltiples focos de incendios forestales en la provincia

En la jornada del miércoles y madrugada del jueves, controlaron un incendio forestal de grandes extensiones en predios forestales, y otras tres localidades continuaban hoy bajo fuego en Santa Rosa, Empedrado, Santa Ana y San Lorenzo. El reporte nacional registra activo el incendio de Santa Rosa, pero además controlaron otros focos Santo Tomé, San Miguel, Mburucuyá, General Paz, Riachuelo, El Sombrero, y Concepción. Pidieron ayuda de un avión hidrante a la Nación.

 

CORRIENTES (1/10/2020).- El jefe de Operaciones de Defensa Civil de Corrientes, Orlando Bertoni, advirtió que combatir los focos ígneos se convertirá en una tarea difícil por la circulación del viento norte y asevera que la causa es la negligencia, ya que rige la prohibición de quemar por las condiciones climáticas.

Los nuevos focos de incendios se desataron en la jornada del miércoles en cuatro localidades correntinas, según reportó el jefe de Operaciones. “Las llamas avanzan en Santa Ana, Empedrado, Santa Rosa y San Lorenzo”, indicó a la prensa correntina.

Se viven momentos de tensión ya que en algunas localidades los incendios amenazan varias casas. El alerta crítica por la sequía se mantiene en la provincia, como la prohibición de realizar todo tipo de quemas. “Corrientes necesita con urgencia la declaración de Emergencia Ambiental para la adaptación de los efectos del clima frente a la sequía, las altas temperaturas y la falta de lluvias”, explicó Bertoni.

Advirtió que en las próximas 48 horas el tiempo no va a ser favorable. “El viento norte es impresionante en el campo y estamos arriba de los 30 y 40 kilómetros por hora”, dijo en diálogo con Radio Sudamericana.

“Los fuegos son intencionales, porque no hay nada climático que lo haga y con la gran sequía que tenemos prende como si nada”, señaló. “Así como está la provincia de Corrientes, hoy no podemos prender ni siquiera un papel”, agregó.

En esa línea, Bertoni sostuvo que “prender hojas como se acostumbra en las veredas o en los baldíos es lo que provoca los incendios”.

En tanto, el jefe de Operaciones de Defensa Civil recomendó llamar al 911, 103, 105 y 100 para denunciar a las personas que provocan incendios y que se tome los correspondientes registros.

Eulogio Márquez, director de Defensa Civil de la Provincia, el intendente de Concepción, Lucio Fernández y Roberto Rojas, director de Recursos Forestales, también dialogaron acerca de los incendios que azotan al Paraje Caimán ubicado en el kilómetro 116 en San Miguel y un paraje Bataraz, ubicado en Concepción.

El intendente de Concepción aseguró en contacto con La Dos que “el avión hidrante estará trabajando en la zona”.

Por su parte, Roberto Rojas, en diálogo con el programa radial Antes que se Imprima, aseguró que “los incendios son principalmente en la zona de Santa Rosa” y afirmó: “El fuego se inició en horas de la siesta, el viento de 50 kilómetros por hora, complica la situación y extendió el incendio”.

En horas del mediodía de este jueves, informaron de un nuevo foco en el Parque Provincial San Cayetano, donde los guardaparques se encontraban aun sin refuerzos para combatir el fuego de bomberos voluntarios o brigadas de incendios, ya que se registran focos en diversos lugares en forma simultánea. El parque se ubica en la localidad de San Cayetano, municipio de Riachuelo, a 20 km de Corrientes Capital.

 

Un llamado a la comunidad a la prevención: “El riesgo es extremo” 

Santa Fe, Buenos Aires, Córdoba, Jujuy, Tucumán, Salta, Catamarca, Santiago del Estero, Corrientes, San Luis y La Rioja son las provincias más afectadas, indica el Reporte Nacional del monitoreo diario que realiza el Ministerio de Ambiente de la Nación.

Si bien hay muchas variables que influyen en la forma en que los incendios impactan, como tipo de suelos, contenido de agua, tiempo de exposición, vegetación, entre otros, podemos mencionar que las alteraciones físico-químicas ocurren a temperaturas más altas que las biológicas. La materia orgánica comienza a experimentar cambios internos en un rango de 200-310ºC, aunque puede empezar a consumirse a temperaturas más bajas. A temperaturas mayores a 300ºC se consume casi todo el mantillo y a los 450ºC la materia orgánica. En fuegos de severidad baja, la temperatura del suelo no supera los 130ºC en superficie y 50ºC a los 5 cm.

Cuando ocurre un calentamiento severo del suelo, la temperatura puede ser cercana a los 700ºC en la superficie, algo mayores a los 250ºC a los 10 cm y puede exceder los 100ºC a los 20 cm de profundidad. De esta manera, se generan condiciones que favorecen la degradación del suelo: mayor exposición a condiciones climáticas extremas, aumento en la tasa de mineralización del humus y pérdida de la estabilidad de los agregados, aumento en el escurrimiento superficial, aumento en la susceptibilidad a la erosión y a la compactación, disminución en la capacidad de almacenaje de agua, entre otras cosas.

Por otro lado, la pérdida de nutrientes está en función de la severidad del fuego. En este sentido, la velocidad de liberación de nutrientes por la quema es mucho mayor a la del proceso biológico, y esos nutrientes no pueden ser captados por la comunidad vegetal a la velocidad de liberación. Los procesos claves durante e inmediatamente después del fenómeno son la convección de cenizas, la volatilización, mineralización, erosión, escurrimiento y lixiviación.

La escorrentía superficial, puede producir el transporte de las cenizas y por lo tanto los nutrientes contenidos en ellas, a las partes bajas de los relieves ondulados e inclusive a cursos de agua superficiales que pueden tener cambios en el pH. Las columnas de humo, que se generan por corrientes convectivas o simplemente por los vientos, también transportan cenizas.

El 95% de los incendios forestales son producidos por intervenciones humanas, siendo dentro de estos los principales escenarios la preparación de áreas de pastoreo con fuego; fogatas y colillas de cigarrillos mal apagadas y el abandono de tierras.  

Los factores climáticos como la falta de precipitaciones, las temperaturas elevadas, el bajo porcentaje de humedad, las heladas constantes y los vientos fuertes inciden en su propagación. Por eso, debemos ser muy cautos y especialmente cuando se dan estas condiciones, para evitar que los incendios se propaguen

 

 

 

 

Fuente: con información de El Litoral, Radio Sudamericana, Radio DOS, Informe Reporte Nacional del SNPMF-Ambiente de la Nación (1/10/2020).-

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *