Mariano Marcezwski: “La producción sostenible es lo que garantizará a perpetuidad los recursos forestales y la biodiversidad”

Sobre los desafíos de la Ingeniería Forestal en la gestión y ordenación forestal al servicio de la sociedad reflexionó el profesional que en la actualidad se desempeña en el ámbito de la gestión pública en áreas de Bosques Nativos del gobierno de Misiones, en la Dirección General de Bosques del Ministerio de Ecología de la provincia.

Por Patricia Escobar 

@argentinaforest 

 

MISIONES (20/7/2020).-La Ingeniería Forestal en Misiones tiene casi 300 profesionales matriculados en el Colegio de Ingenieros Forestales (COIFORM), ejerciendo en actividades del ámbito público, privado, en asesoramiento técnico o desempeño académico. En ese contexto, considerando que entre julio y agosto se conmemoran fechas que marcan la agenda forestal de la comunidad profesional, Jaime Ledesma, presidente del colegio y profesional de carrera en la administración pública, promovió un informe especial en ArgentinaForestal.com que permita dar a conocer la mirada desde la perspectiva y experiencia de los propios profesionales.

Sobre los desafíos de la Ingeniería Forestal en la gestión y ordenación forestal al servicio de la sociedad reflexionó, en esta oportunidad,  Mariano Marcezwski, profesional que en la actualidad se desempeña en el ámbito de la gestión pública en áreas de Bosques Nativos del gobierno de Misiones, en la Dirección General de Bosques del Ministerio de Ecología de la provincia.

El ingeniero forestal indicó que la profesión siempre se encuentra vinculada con los hechos relevantes de conservación de los recursos naturales de la provincia, particularmente del Bosque Nativo desde mediados del siglo pasado. “En cada evento importante de institucionalidad, política forestal o ambiental, o normativa, hubo alguna participación de conocimiento o “ideología” basada en las Ciencias Forestales, rasgos de la misma están en la emblemática y fundamental Ley XVI Nº 7 (antes Ley 854 /1977), donde además de establecer, entre otros aspectos, los criterios de Manejo de los Bosques Nativos, se establecen las primeras reservas, denominadas semilleras”, indicó Marcezwski.

Luego, remarcó que se consolidó la institucionalidad con la creación del Ministerio de Ecología y RNR- Ley N° 2.220 (1984), posteriormente en la Creación de la Reserva de Biosfera Yaboti- Ley XVI Nº 33 (antes Ley 3041) (1993), el Área Integral Corredor Verde Ley XVI Nº 60 (antes Ley 3631) (1999), la Guía Digital y Trazabilidad de Productos del Bosque Nativo (SACVEFOR) y varios eventos que ha posicionado a la Provincia, como líder en la Conservación de la Biodiversidad y en la Producción Sustentable del Bosque Nativo.

“La formación del Ingeniero Forestal fue adaptándose a las necesidades de la sociedad y los gobiernos, generando en la actualidad un recurso humano profesional y comprometido con el equilibrio entre la producción y la conservación del Recurso Natural, particularmente el Bosque Nativo”, explicó Marcezwski .

Consideró que la formación profesional lo capacita y habilita a desempeñar actividades en áreas como, la Ordenación del Bosque Nativo (monte), la Silvicultura, garantizando la sostenibilidad del recurso boscoso, a través de una combinación de  herramientas técnico- económicas, que gestionan  el aprovechamiento sustentable del bosque.

“De esta forma, se garantiza la persistencia del mismo sobre el suelo y de su capital fundamental, extrayendo solamente la renta anual, precediéndolo un periodo de descanso del mismo, para su reposición, de al menos 20 años”, explicó.

La formación del ingeniero forestal brinda, además, las bases de conocimiento  para el manejo y la ordenación de Cuencas Hídricas, tan clave y estratégico para el territorio misionero.

Asimismo, consideró que la formación permite el conocimiento para relevar y gestionar planes, para los bienes y los servicios ecosistémicos del bosque, incluido la biodiversidad que en la actualidad adquirió un reconocimiento de importancia.

De esta manera, Marcezwski destaca que “los valores logrados por los misioneros, en los últimos 50 años, van desde la institucionalidad, normativas, recursos profesionales, más de 1, 6 mil hectáreas de bosques remanentes, 400 mil hectáreas de forestaciones (de importante valor ambiental e hidrológico y como alternativa económica al Bosque Nativo); y todo esto no son hechos aislados ni fortuitos, personas que nos precedieron han tenido la visión de hacerlo pensando en la aptitud y vocación  del territorio misionero y nos han dejado ese legado”, expresó el funcionario.

“Nuestro compromiso, como profesionales de la Ingeniería Forestal, es seguir cuidando esos logros y transmitir esos valores recibidos de aquellos “pioneros” maestros a las generaciones de misioneros actuales y futuras, sin perder ese fin superior, de producir sosteniblemente, que es lo que garantiza la conservación a perpetuidad del recurso forestal y su biodiversidad”, concluyó.

 

Leer noticia relacionada 

Ingeniería Forestal: reflexiones sobre los desafíos globales presentes y futuros de la profesión

 

 

Leer más: 

Ernesto Crechi, el primer ingeniero forestal egresado de la carrera de la facultad de la UNaM, a 40 años de graduarse asevera: “La Ingeniería Forestal es la carrera del futuro”

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *