Política forestal: plantean la necesidad de una nueva “Coordinación Interministerial para el Desarrollo Foresto Industrial Sostenible” del país

Gustavo Cortés (Tierra del Fuego) y Jorge Trevin (Buenos Aires), profesionales vinculados a la actividad y miembros activos de la Agrupación Peronista Forestal “Lucas Tortorelli” (AFoPe) analizan en el presente artículo sobre la situación actual institucional y política que enfrenta la actividad y acercan una propuesta para pensar de manera operativa y eficiente como lograr el real impacto de desarrollo local con una actividad esencial, estratégica y de gran potencial.  

 

ARGENTINA (Junio 2020).- Avanzar en nuevas políticas forestales que permitan desarrollo local y soluciones de corto, mediano y largo plazo para la foresto-industria del país, proponen los profesionales de AFOPE en su artículo. “Establecer, dentro del ámbito de la Jefatura de Gabinete de Ministros, una Unidad de Coordinación Interministerial para el Desarrollo Foresto Industrial Sostenible, o en su defecto una Comisión Interministerial para el Desarrollo Foresto Industrial Sostenible”, plantean como primera acción.

 

Situación actual

El sector foresto industrial argentino tiene la capacidad de generar empleo, disminuir el déficit comercial sectorial, colaborar en la disminución del déficit habitacional y contribuir a la seguridad alimentaria mediante el uso sustentable de los bosques nativos y plantaciones forestales y la elaboración de sus productos.

A pesar de ello hace 70 años que con diversas acciones de gobierno se ha promovido el desarrollo sectorial con pocos resultados. Hoy tenemos un déficit comercial cercano a los 900 millones de dólares, generamos menos empleo y negocios que los potenciales, y no hacemos un uso sostenible de nuestros bosques.

Algunos avances productivos e industriales de importancia han tendido a concentrarse en una subregión, y provincias y regiones enteras de fuerte tradición forestal han quedado total o parcialmente excluidas.

La aplicación de incentivos no ha contribuido a balancear estos desequilibrios. Hemos perdido cuantiosas superficies de bosques nativos y los habitantes del bosque viven en la pobreza o directamente mueren de desnutrición.

En estos momentos, todavía exportamos madera rolliza sin valor agregado, generando empleo en zonas remotas de nuestro planeta. Esfuerzos aislados, no coordinados y muchas veces costosos entre distintos organismos han favorecido esta situación.

 En sus aspectos de producción primaria e industrialización el sector forestal argentino es influenciado, y en muchos casos afectado, por políticas y acciones extrasectoriales.

Esta característica de los recursos forestales y su sustentabilidad y producción como fuertemente condicionados por otras políticas y decisiones de gobierno es reconocida globalmente como una realidad común, particularmente presente en países menos industrializados (Gillis y Repetto 1988).

Diversos organismos actúan en Argentina tomando decisiones que tienen que ver directa o indirectamente con el sector foresto industrial, incluyendo el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, SENASA, Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Ministerio de Economía, Ministerio de Trabajo, Ministerio de Desarrollo Productivo, Ministerio de Interior, Obras Públicas y Vivienda, Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación y otros.

¿Qué hacer?

El Estado debería maximizar la eficiencia y efectividad de aquellas políticas que impactan sobre el sector forestal y sus industrias, generando una estrategia de desarrollo foresto industrial con acciones específicas definidas, que promuevan una mayor armonización y coordinación de sus distintas organizaciones  intervinientes. Con ello habría mayor probabilidad de  lograr resultados concretos en el corto y mediano plazo, generando más y mejor trabajo.

Que se lograría

  • Generar más empleos con base forestal.
  • Fomentar el agregado de valor en los productos forestales.
  • Garantizar la gestión sostenible de bosques nativos y plantaciones y mejorar la oferta tanto de bienes tangibles como de servicios ambientales.
  • Reducir el déficit de la balanza comercial de productos forestales.
  • Posicionar las maderas y los productos de madera argentina en los mercados globales.
  • Mejorar la matriz energética aumentando la utilización de biomasa forestal como combustible.
  • Alcanzar una mayor integración de la actividad primaria forestal con la producción agropecuaria.

Propuesta de acción

Establecer, dentro del ámbito de la Jefatura de Gabinete de Ministros, una Unidad de Coordinación Interministerial para el Desarrollo Foresto Industrial Sostenible, o en su defecto una Comisión Interministerial para el Desarrollo Foresto Industrial Sostenible.

De la misma deberían participar representantes de aquellas áreas del Estado con responsabilidades directas sobre aspectos que impactan fuertemente sobre la gestión y el desarrollo forestal y foresto industrial del país. Estas incluyen, pero no necesariamente se limitan al Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Ministerio de Economía, Ministerio de Trabajo, Ministerio de Desarrollo Productivo, Ministerio de Interior, Obras Públicas y Vivienda, y el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación.

Se trataría en cualquiera de sus formas de una unidad ágil, que no debería sumar a la planta de personal de JdG o de hacerlo debería serlo mínimamente. Debería trabajar sobre un plan de trabajo anual acordado y aprobado, y focalizado sobre el estudio de las cuestiones que, afectando al sector forestal y foresto industrial, tienen relación directa con otros ámbitos, ya sea en su origen o en su posibilidad de tratamiento o solución. Los resultados podrían ser, en algunos casos de menor complejidad e incidencia presupuestaria, implementados directamente desde los organismos del Estado correspondientes, o en casos complejos o afectando a varios ministerios JdG analizaría lo resuelto y decidiría sobre su posterior tramitación.

 

Referencia
Gillis, M. y R. Repetto. 1988. Public policies and the misuse of forest resources. Cambridge University Press.

 

 

Autores:

Gustavo Cortés. Ingeniero Forestal. Actual subsecretario de Desarrollo Forestal del Gobierno de Tierra del Fuego. 

Se desempeñó en varios cargos públicos, como extensionista de NEF (Núcleo de Extensión Forestal), en el sector forestal oficial de Neuquén.

Ex coordinador de la Comisión Asesora de la Ley 25.080 y ex director forestal nacional forestal en la Secretaria de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación. 

 

Jorge Trevin. Ingeniero Forestal. Experto en Gestión Forestal y Ambiental, con una trayectoria de más de 40 años.

Experiencia extensiva en gestión forestal y ambiental. Experiencia profesional en regiones templadas y tropicales desarrollada en funciones de planificación, gestión incluyendo gestión de proyectos internacionales, ejecución, evaluación, docencia, investigación, extensión, auditoría, capacitación y administración.

Experiencia en bosques y cambio climático, evaluación y monitoreo ambiental y social, análisis y aplicación de salvaguardas sociales y ambientales, participación pública, certificación forestal, FLEG y REDD+. En el XIII Congreso Forestal Mundial realizado en Buenos Aires en 2009, moderador de la sesión sobre Gestión y Procesos Participativos.

Experiencia profesional forestal y ambiental en terreno en varios países incluyendo experiencia de largo plazo (dos o más años) en Argentina, Canadá, Honduras, Guyana y San Vicente y las Granadinas; experiencia de corto plazo en varios países de América Latina, África y Europa.

Participación en programas y proyectos con varios organismos internacionales incluyendo BIRF (Banco Mundial), BID, FAO, PNUD, PNUMA, CIDA, OIMT, IUFRO, IICA, Iwokrama International Centre for Rainforest Conservation and Development y la ONG internacional CARE.

 

Miembros de la AfoPe
@pe_afo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *