Investigación: el uso de la inteligencia espacial en la toma de decisión para reforestación y co-beneficios ambientales aportarían a la reducción de costos

La reforestación en áreas privadas, considerando el uso de la inteligencia espacial, podría reducir hasta 4.5 millones de dólares sus costos, además de garantizar co-beneficios ambientales, según un estudio recientemente publicado sobre “Planificación de la restauración forestal en tierras privadas con cobeneficios de conservación a escala de paisaje” (*) por investigadores de Brasil, Argentina y España. En el presente artículo, Felipe Sodra Barros, miembro del equipo, analiza los principales resultados y resume algunas de las conclusiones  del estudio para ArgentinaForestal.com.

Por Patricia Escobar 

@argentinaforest

 

ARGENTINA (17/02/2020).- Algunas semanas después de que Argentina, Chile, Costa Rica, Uruguay, Perú, El Salvador y Colombia, renovaran sus objetivos de reforestación, en el marco de la cumbre del clima COP25 (Madrid diciembre 2019) , fue publicado un nuevo artículo científico que promete cambiar la forma de desarrollo de los proyectos de reforestación, “ya que se incorpora inteligencia espacial en la toma de decisión, considerando distintos criterios en el proceso de planificación del proyecto”, explica el investigador Felipe Sodre Barros, quien se desempeña en la actualidad en el Centro de Referencia en Tecnologías de la Información para la Gestión con Software Libre (CeRTIG + SoL) de la Universidad Nacional de Misiones (UNaM) y en el Departamento de Geografía, Instituto Superior Antonio Ruiz de Montoya.

La propuesta del estudio sobre Planificación de la restauración forestal dentro de propiedades privadas con co-beneficios de conservación a escala de paisaje (*) surge por el hecho de que los objetivos de reforestación (de vegetación nativa) son bastante ambiciosos: 30 millones de hectáreas para el 2030 y avanzar a 250 millones para el 2050, según documentos oficiales publicados por ArgentinaForestal.com.

Al mismo tiempo, poseen restricciones en términos de recursos financieros. “Aunque la mayoría se imagine que lo más importante sea aumentar la cantidad de árboles, en realidad, los proyectos de reforestación pueden perseguir distintas metas, como por ejemplo: mejorar la disponibilidad de hábitat de los animales (facilitar su locomoción), aumentar la absorción de CO², reducir los costos de reforestación, entre otros”, explica el profesional.

Planificación de la restauración forestal dentro de propiedades privadas con co-beneficios de conservación a escala de paisaje

Pensando en esto, es que se desarrolló una novedosa herramienta de priorización espacial “multicriterio” para la planificación de la reforestación. “Con dicha herramienta se busca conciliar distintos co-beneficios. Es decir, compatibilizar la reforestación con otras actividades, identificando áreas prioritarias con la finalidad de  reducir sus costos”, detalla el investigador.

Para que los países signatarios de la “Declaración por la Restauración” puedan, de hecho, alcanzar sus metas, es importante tener políticas públicas bien ajustadas, ya que en su mayoría, la reforestación dependerá de áreas privadas. Entonces, reducir los costos y aumentar los beneficios será fundamental.

“La idea es incorporar la herramienta desarrollada a los organismos públicos para que ellos puedan dar la asistencia necesaria a los propietarios de las tierras y los ayuden a seguir la ley ambiental”, analiza Sodre.

En dicha investigación de inteligencia espacial, denominada de “Planificación de la restauración forestal en tierras privadas con cobeneficios de conservación a escala de paisaje”, se analizaron tres áreas distintas de 10.000 hectáreas con diferentes cantidades de vegetación nativa en área de Mata Atlántica, y considerando tres capacidades de dispersión de los animales (baja, media y alta), se calcularon cinco estrategias de reforestación distintas, en la que se consideró el aumento de hábitat y costo de reforestación, entre otras variables. “Lo que se pudo percibir es que, en una propiedad con baja cobertura forestal, al reforestar la misma cantidad de área, pero con la estrategia aleatoria, solo aumentó la disponibilidad de hábitat en 18%. Mientras que, al adoptar la estrategia de priorizar áreas que faciliten la locomoción de los animales, la misma aumentó en 159%. Eso reforestando la misma cantidad de superficie”, graficó Sodre.

En este sentido, manifestó que “se puede inferir que la herramienta pudo identificar las mejores áreas y priorizar el desarrollo de corredores forestales. Eso cumple dos funciones: aumenta la disponibilidad de hábitat y al mismo tiempo reduce los costos de la reforestación”, remarcó el profesional

Ante el hecho de que se identificaron las mejores estrategias para cada caso, en el estudio “se pudo estimar un aumento en 12 veces la cobertura forestal al mismo tiempo en que redujo 4.5 millones de dólaresel costo (para las propiedades simuladas), si lo comparamos con una estrategia aleatoria”, concluyó.

 

 

 

(*) Estudio realizado por Julia Niemeyer, Felipe S.M. Barros, Daniel S. Silva , Renato Crouzeilles ,  Mariana M. Vale. 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *