Arauco Argentina es la primera empresa forestal del país certificada FSC por la conservación de especies amenazadas y reconocida por los servicios ecosistémicos que brindan sus reservas naturales

Dos de las especies de mamíferos más emblemáticas de la Argentina: el yaguareté (Panthera onca) en Misiones y el ciervo de los pantanos (Blastocerus dichotomus) en el Delta del Paraná son protegidas en áreas naturales de la compañía forestal. Ambas especies se encuentran en la Lista Roja de Especies Amenazadas de Extinción, tanto a escala mundial como nacional. Por ello, la empresa Arauco Argentina fue verificada por el impacto positivo del manejo forestal en los “Servicios Ecosistémicos” ante el ForestStewardship Council® (FSC® por sus siglas en inglés), que promueve la gestión sostenible, socialmente beneficiosa, ambientalmente apropiada y económicamente viable de los bosques del mundo.

BUENOS AIRES (7/2/2020).- Por primera vez en Argentina, una empresa forestal obtiene una certificación internacional por su manejo responsable de bosques y preservación de los servicios ecosistémicos. La empresa Arauco Argentina, fue verificada por el impacto positivo del manejo forestal en los “Servicios Ecosistémicos” ante el ForestStewardship Council® (FSC® por sus siglas en inglés), organización no gubernamental global independiente que promueve la gestión sostenible, socialmente beneficiosa, ambientalmente apropiada y económicamente viable de los bosques del mundo.

Para ello, FSC® implementa un sistema de certificación para identificar y etiquetar productos provenientes de bosques bien manejados.

Arauco Argentina se convierte así en una de las diez organizaciones a nivel mundial, y la primera en Argentina, en recibir esta certificación, mediante la cual se reconoce el impacto positivo de la empresa a la conservación de dos de las especies de mamíferos más carismáticas de la Argentina: el yaguareté en Misiones y el ciervo de los pantanos en el Delta del Paraná.

 Esteban Carabelli, director de FSC Argentina, indicó: “La certificación de los servicios ecosistémicos verifica el manejo forestal que se desarrolla en un predio, vital para mantenerlos. En el caso de Arauco, particularmente hablamos de conservación de biodiversidad, un reconocimiento al manejo forestal que permite mantener, mejorar o restaurar especies raras, amenazadas o endémicas y sus hábitats, a través de zonas de conservación, mejoras en la conectividad y otras medidas que impactan directamente, y de forma positiva, en su supervivencia y viabilidad”.

En palabras de Ricardo Austin, gerente Forestal de Arauco, “es un orgullo para nosotros recibir esta certificación, donde el trabajo articulado entre organizaciones del sector público, académico y privado, demuestra que es posible desarrollar soluciones innovadoras para la conservación de la biodiversidad y los servicios ecosistémicos que sean compatibles con el desarrollo productivo nacional”.

La gestión responsable de bosques nativos y forestaciones proporciona un hábitat natural para numerosas especies. Los predios manejados por Arauco “San Jorge” y “Campo Los Palmitos” en la Selva Paranaense de Misiones y “Oasis” en el sector bonaerense del Bajo Delta del Paraná representan dos territorios clave para la conservación de estas especies emblemáticas para sus regiones.

Junto a investigadores del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) y del Centro de Investigaciones del Bosque Atlántico (CeIBA) de Iguazú, Misiones, Arauco identificó que más del 90% de la superficie de bosque nativo de sus predios en Misiones forma parte del paisaje de conservación del yaguareté.

El Dr. Agustin Paviolo, investigador del CONICET y coordinador del Proyecto Yaguareté mencionó “los relevamientos con cámaras trampas que realizamos desde hace más de 13 años indican que las áreas manejadas por Arauco, son claves para la conservación de la especie. El movimiento constante de individuos entre los predios de Arauco y las áreas protegidas vecinas como el Parque Nacional Iguazú y los Parques Provinciales Puerto Península y Urugua-í hablan claramente de la importancia de éstas áreas para la conservación de la especie. Estos relevamientos y asesoramientos, producto de la articulación público-privada, resultaron fundamentales para la propuesta y certificación de FSC®.

Ciervo de los pantanos, un habitante necesario en el bajo Delta del Paraná

Por su parte, un equipo conformado por miembros del CONICET, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y la Asociación para la Conservación y el Estudio de la Naturaleza, nucleados en la iniciativa “Proyecto Pantano”, fue el encargado de evaluar el rol del predio “Oasis” (de alrededor de 11.000 hectáreas) para la conservación del ciervo de los pantanos en el Bajo Delta del Paraná. Sus estudios poblacionales sobre este cérvido (el mayor de Sudamérica) y sobre la calidad del hábitat de la región, demostraron que este predio forestal posee un rol fundamental para el mantenimiento de la especie a nivel de paisaje.

Para la Mg. Natalia Fracassi, del INTA-Delta del Paraná, la obtención de este certificado “es el resultado de un camino construido con trabajo interdisciplinario e interinstitucional y con objetivos comunes” para demostrar que “hay diferentes estrategias para lograr la conservación de las especies amenazadas y de los humedales que las sostienen”. Y agregó que “la producción forestal es un eslabón fundamental en la cadena socio-productiva del Delta, por lo que hay que buscar alternativas para acompañar su desarrollo buscando siempre la sustentabilidad ambiental”.

Por su parte, el Dr. Javier Pereira, investigador del CONICET y director del Proyecto Pantano, recordó que “el predio Oasis es conocido desde hace tiempo por su abundancia de ciervos, pero estudios recientes muestran que su importancia se extiende también al mantenimiento de la población a nivel regional. Esta certificación es una herramienta clave en los esfuerzos por conservar a este emblema del Delta del Paraná”. El compromiso asumido para los próximos años por la empresa forestal en este predio apunta a mantener las condiciones de hábitat para incrementar el número de ciervos presente en ese establecimiento, continuar con el control de la cacería furtiva mediante el empleo de guardafaunas y profundizar las actividades de concientización, tanto entre su personal como hacia el resto de la comunidad regional

.

El yaguareté y el ciervo de los pantanos figuran en la Lista Roja de Especies Amenazadas de Extinción, tanto a nivel mundial como nacional. La certificación FSC® de los Servicios Ecosistémicos obtenida recientemente por Arauco Argentina, en el marco del Certificado de Manejo Forestal (FSC-C128100), producto de la articulación entre el sector productivo y el académico-ambientalista, muestra que soluciones innovadoras y creativas son necesarias para compatibilizar el desarrollo productivo nacional con la conservación de la biodiversidad y de los servicios ecosistémicos derivados.

 

Fuente: Prensa Arauco Argentina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *