Acción climática en reservas privadas de Misiones: en San Sebastián restauran ambientes de la Selva Misionera y reforestan con 7 mil nuevos árboles nativos

En una acción climática conjunta con Fundación Vida Silvestre Argentina (FVSA), la colaboración voluntaria de guardaparques provinciales y estudiantes de la carrera técnica, de Ingeniería Forestal y de la EFA (Escuelas de Familia Agrícola de Andresito), como también de la comunidad local, amigos y familiares, llevaron adelante una actividad de plantación masiva en la reserva natural privada en Andresito, Misiones, ubicada en el corazón del corredor biológico Urugua-í Foerster, al norte argentino.

Por Patricia Escobar

Foto de portada: Simon Thibaud

MISIONES (25/9/2019).- Una actividad de plantación masiva se realizó en el corazón del Corredor Biológico que une los parques provinciales Urugua-í Foester con reservas naturales privadas en Andresito, a norte de la provincia de Misiones. “Nuestro principal objetivo es reconectar estas áreas regenerando la selva misionera y permitiendo que la fauna pueda desplazarse libremente en todo el sector”, señaló en diálogo con ArgentinaForestal.com el propietario de San Sebastián, Matías Romano.

La acción ambiental consiste en lograr en el largo plazo la restauración de ambientes de la Selva Misionera. La actividad realizada consistió en la reforestación con 7 mil nuevos árboles nativos. “Nació del trabajo conjunto que llevamos adelante con la ONG Vida Silvestre, con quienes desde hace tres meses ya veníamos preparando la tierra y las parcelas para las jornadas de plantación en la reserva”, precisó el propietario.

De la actividad participaron más de 80 personas, entre el 10 y 15 de septiembre del corriente año, y se plantaron más de 40 especies de árboles nativos de la selva misionera. Los plantines son del vivero de plantas nativas que la Vida Silvestre tiene en la reserva privada Urugua-í. En San Sebastián disponen de un vivero de plantines para las plantaciones con turistas, pero a menor escala.

La reserva privada tiene una superficie de 100 hectáreas, está ubicada sobre la Ruta 101, a medio camino entre los municipios de Andresito y San Antonio, y a unos 80 kilómetros del Parque Nacional Iguazú. El área natural forma parte central del corredor biológico que también integra la Bio-reserva Karadya, entre otras reservas privadas, ya que son áreas naturales que en conservación forman un puente de conectividad del Bosque Atlántico entre el Parque Provincial Urugua-í y Parque Provincial Foerster.

Foto: Fundación Vida Silvestre Argentina (FVSA)

Fotos: Matías Romano

Restauración de áreas para regenerar la selva

“Trabajamos en reforestación de un área de la reserva que antiguamente había sido utilizada para ganadería, con lo cual la selva no estaba presente. En dicha área se viene dando un proceso de regeneración hace ya más de 6 años cuando se adquiere la propiedad y se retira la ganadería, pero por existir una especie de pasto exótico que imposibilitaba el crecimiento de las especies nativas, es que se decidió realizar un trabajo de gran escala para recuperar el área”, detalló Matías.

De esta forma, en conjunto con Fundación Vida Silvestre quien viene trabajando en la reforestación hace años, lograron dar forma al proyecto de conservación y ejecutar este enorme evento de plantación.

Los plantines fueron financiados por la ONG a través de un programa que lleva adelante con aportes de donantes y voluntarios a la causa ambiental.

“Esta plantación viene a ser un empujón enorme para una zona que ya muestra grandes cambios de recuperación de monte natural. La fauna ha vuelvo a circular por una zona que antiguamente ya habían abandonado. Hoy  se pueden observar animales silvestres como Pecaríes de collar, Coaties, Puma, Oso Melero, Aguara Pope, entre muchos otros que utilizan esta zona en regeneración”, describió el naturalista.

Foto: Fundación Vida Silvestre Argentina (FVSA)

El desafío de la conservación en reservas privadas

El propietario de San Sebastián de la Selva también se refirió a los principales desafíos que enfrentan para la conservación en reservas privadas. “El principal desafío es poder realizar más y mejores trabajos de conservación, investigación y educación ambiental. Ese es siempre un Norte que tenemos como propietarios y, a la vez, un desafío que se nos presenta. Los tiempos económicos de nuestro país hacen que sea difícil ejecutar estas acciones, pero en San Sebastián de la Selva intentamos mantener este objetivo como prioritario”, indicó Matías en la entrevista.

Entre las acciones de educación ambiental y capacitación indicó que proyectan para “el año 2020 avanzar con algunos programas con comunidades educativas y, por supuesto, seguiremos reforestando y regenerando ambientes. Creemos que regenerar la selva es primordial y que todo lo demás viene luego por añadidura”, reflexionó el conservacionista.

Por otra parte, ante la consulta por los incendios forestales registrados en las ultimas semanas en Andresito dijo que “cada vez que un fuego quema un ambiente todo es pérdida para nuestra castigada naturaleza. Perdemos biodiversidad, perdemos conectividad y además liberamos más y más carbono a la atmósfera, con todo lo que eso significa ante la emergencia climática. Ya no importa donde sean los fuegos, si en Misiones, en el Chaco o en el Amazonas, en todos los lugares la pérdida para el ambiente es terrible”, concluyó.

Fotos: Simon Thibaud

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *