Nicolás Laharrague en Misiones: “El sector foresto-industrial debe confiar en el trabajo conjunto que se está llevando adelante para la construcción de políticas de largo plazo”

El director nacional de Desarrollo Foresto-industrial de la Secretaria de Agroindustria de la Nación acompañó al sector privado en la inauguración de la fábrica de viviendas de madera de la APICOFOM en el Parque Industrial de Posadas,  y participó del 140° Congreso Nacional Maderero de FAIMA. En ese contexto, pidió al sector forestal que “confíen en el gobierno actual,  en el trabajo que se está realizando en la gestión de la Dirección y la Mesa de Competitividad, ya que todos los logros obtenidos solo fueron el resultado de un trabajo conjunto entre el sector público y privado. Estamos  en este lugar para articular dentro del Estado en beneficio de la actividad”, expresó.

Por Patricia Escobar 

@argentinaforest

MISIONES (29/6/2019).- El director nacional de Desarrollo Foresto-industrial, Nicolás Laharrague, fue uno de los invitados por la Federación Argentina de la Industria de la Madera y Afines (FAIMA), y la cámara anfitriona APICOFOM, a la inauguración oficial de la nueva fábrica de viviendas de madera instalada en el Parque Industrial de Posadas, realizada este viernes en el marco del 140° Congreso Nacional Maderero.

La planta instalada en el Parque Industrial Posadas es resultado de una inversión conjunta realizada entre la asociación de siete PyMEs nucleadas en la Asociación de Productores, Industriales y Comerciantes Forestales de Misiones y NE de Corrientes (APICOFOM), y se estima con su puesta en marcha generar nuevas fuentes de trabajo. En la etapa inicial 30 personas por turno, cerca de cien personas en forma directa, y cuando funcione a pleno alrededor de 2.500 puestos de trabajo en el sector  en todo lo que implicará la cadena de valor que movilizará, siempre que la demanda acompañe.

La inversión fue de 10 millones de dólares, montada en una impresionante nave de 7.500 metros cuadrados y equipada con maquinaria alemana de última tecnología. Tiene, además, una capacidad para fabricar más de 5.000 casas pequeñas por año. Fue presentada como la mayor fábrica de la Argentina en viviendas de madera y la de mejor tecnología de Latinoamérica.

“En la actualidad, la región de la Mesopotamia argentina dispone de una base de superficie forestada de un millón de hectáreas, con un volumen de producción de casi 30 millones de metros cúbicos (m3), por lo que son necesarias las inversiones industriales del sector privado. La puesta en marcha de esta fábrica de viviendas de madera industrializadas en Posadas es un ejemplo para el país, de cómo un sector que se asoció para conformar una UTE, que trabajó por un proyecto común desde una cámara empresaria en la que unió a siete PyMEs, hizo posible esta iniciativa y se animó a invertir”, expresó Laharrague ante los empresarios madereros presentes en el evento.

Paralelamente, el funcionario nacional también valoró las inversiones en bioenergía y fábricas de aserrado que se están concretando este año en Corrientes. “Próximamente también estaremos compartiendo la inauguración de FRESA, la mayor central eléctrica con generación de fuente de biomasa forestal que se construye en Gobernador Virasoro, entre otras inversiones industriales con valor agregado en las localidades de Santa Rosa y Saladas”, mencionó.

“Obviamente que aún hay aspectos macro de la economía del país que en la actualidad no ayudan al sector empresario, como las altas tasas de interés no nos está jugando una buena partida, pero es algo que irá convergiendo hacia llegar a un momento en el que puedan existir líneas de crédito de largo plazo con mejores tasas. Para lograr alcanzar estos objetivos volvemos a invitar al sector privado que apueste a futuro, la foresto-industria es una actividad de largo plazo y desde la Mesa de Competitividad Sectorial podremos seguir trabajando en conjunto”, convocó Laharrague.

Pidió también el funcionario al sector forestal que “confíen en el gobierno actual,  en el trabajo que se está realizando desde la Dirección Foresto-industrial de Agroindustria, que todos los logros obtenidos solo fueron el resultado de un trabajo conjunto entre el sector público y privado, para eso estamos, para ayudar y articular dentro del Estado en beneficio de la actividad”, expresó respecto a su compromiso y el rol que ejerce dentro de la gestión pública nacional.

En lo cotidiano el diálogo directo colaboraría en resolver situaciones burocráticas, según el ejemplo que compartió en el acto. “A veces podemos intervenir logrando resultados positivos en conjunto, como fue el caso del llamado de Guillermo Fachinello (presidente de la APICOFOM) hace dos meses atrás, cuando le quedaron 9 contenedores varados en el Puerto de Buenos Aires. El problema fue por la faltad de actualización de algunos datos en el sistema informático de Aduanas, un problema burocrático pero que frenaba todo. Era un trámite que era necesario resolver y rápido. Intervenimos, y en 48 horas, desde la DNFI logramos ayudar en este problema. Hoy la planta industrial esta casi lista para su puesta en marcha, con todo los tiempos que debían ser cumplidos. Eso es parte de la articulación conjunta entre los público y lo privado”, dijo Laharrague.

En la línea de las buenas noticias que llegaron desde la Secretaría de Vivienda de la Nación, se refirió al anuncio de la pre-adjudicación de APICOFOM para que el Estado Nacional pueda recurrir en casos de emergencias climáticas o situaciones de catástrofes (inundaciones, huracanes, terremotos, etc) y que puedan responder en forma rápida en proveer una solución habitacional, a partir de la puesta en marcha de la fábrica industrializada. “Es un paso más, la idea es trabajar en programas que desarrollen otro tipo de viviendas con madera en otras provincias, hay mucho por hacer”, expresó el funcionario.

De esta manera, destacó que Misiones es una provincia argentina pionera en todo lo que es construcción en viviendas de madera. “Hay conversaciones para trabajar en Corrientes, Entre Ríos, Chaco, y Neuquén también. Son varias las provincias que se están sumando a la iniciativa de construcción de casas con madera que proponen los empresarios misioneros. Pero no es un camino fácil, todos conocemos el cuento de la casa de los tres chanchitos, la casa de paja, madera y ladrillo, y los prejuicios generados con ello que había que revertir. En la actualidad, este cuento se revirtió, la casa de madera perdura en el tiempo, y perdura con calidad. Entre todos tenemos que llevar este mensaje a todo el territorio nacional, y así lograr incrementar el uso de la madera a nivel nacional. Este es nuestro objetivo desde la DNFI y como Estado Nacional”,  remarcó Laharrague en su discurso.

 

Este martes se realizará la 8va. reunión de la Mesa de Competitividad con Macri

En diálogo con ArgentinaForestal.com, tras el acto oficial, el funcionario se refirió en una entrevista a varios temas, remarcando en los tres ejes principales de su gestión y sus avances: lograr la instrumentación eficiente de la Ley 25.080, con sus modificaciones, tras la prórroga del régimen; garantizar el financiamiento de la misma para el pago de planes forestales pendientes y futuros, y la articulación público-privada en el marco de la agenda de trabajo de la Mesa Nacional de Competitividad Sectorial.

Este martes 2 de julio en Buenos Aires se concretará la 8va reunión de trabajo con el sector privado de la Mesa de Competitividad Sectorial que encabeza el propio Presidente de la Nación, Mauricio Macri. Entre los temas que se analizarán en el encuentro, adelantó que se presentará el estado de avance de la operatoria de la Ley 25.080 de Inversiones para Bosques Cultivados, ya que se está dando respuestas al sector a través de la ejecución del Fondo del Seguro Verde, indicó Laharrague. “Este es un objetivo logrado, el instrumento financiero innovador esta en marcha, a partir del convenio con las empresas aseguradoras. En julio se estarán destinando 335 millones de pesos, ya tenemos las resoluciones de pagos firmadas, y se suman a los 15 millones ya ejecutados los primeros meses de 2019”, precisó.

La Secretaría de Agricultura, Pesca y Alimentación habría firmado este viernes 28 de junio las resoluciones de pagos de planes forestales por 165 millones de pesos (segundo trimestre del Seguro Verde), que estarán en los próximos días de julio ingresando a las cuentas bancarias de los beneficiarios. En tanto, en el transcurso del mes de julio, paralelamente, se iniciarán en el organismo nacional los trámites para la firma de otros 170 millones de pesos (tercer trimestre del Seguro Verde) para el sector forestal, cumpliendo así con los anunciado en la reunión de Comisión Asesora de la Ley 25.080, el pasado 11 de junio, espacio institucional que tras 10 años de suspensión, el secretario Guillermo Bernaudo resolvió retomar.

“Fue un proceso administrativo interno que debimos ajustar, la administración pública tiene sus tiempos, pero ya se logró establecer el mecanismo y acordar la modalidad a instrumentar, creemos que en adelante todo será más operativo”, explicó el funcionario respecto a las demoras en lograr que los fondos del incentivo lleguen a la cuenta bancaria del productor en lo que va de 2019.

Consideró que, además de ejecutarse a julio los 335 millones de pesos del Fondo del Seguro Verde para el pago de planes forestales, “nos quedará como tarea saldar los 300 millones pesos pendientes para cerrar el segundo semestre del presente año”, dijo.

En el caso de Misiones, representantes del área forestal de la Provincia reclamaron una deuda de 400 millones de pesos de planes forestales, y solicitaron a la DNFI información respecto al estado de situación de trámites de casi 2 mil expedientes elevados para su aprobación de pagos.

Otro tema que analizarán en la reunión de la Mesa estará relacionado  la logística, un punto clave y fundamental para la competitividad  del sector forestal respecto a Puertos e Hidrovías. “Lograr mejoras en este aspecto permite dinamizar hacia una reducción de costos internos y movilizar las exportaciones forestales. Será importante en el próximo encuentro las noticias que lleven desde Misiones sobre la operatividad del Puerto Posadas, ya que la Nación aprobó todo lo que se necesitaba y la cadena de producción también, pero aún no se definió quien será el Operador”, explicó Laharrague. En tanto, Corrientes presentará sus avances de inversiones y reactivación portuaria, al igual que Entre Ríos que ya tiene operativos los puertos de Concepción del Uruguay e Ibicuy. “Hay un trabajo importante en marcha para lograr la combinación del ferrocarril en forma eficiente en la región, que permitirá movilizar mayores toneladas de cargas por mes”, acotó el funcionario.

Foto de Archivo: Reunión de la Mesa de Competitividad Sectorial en Esperanza, Misiones (Abril 2018)

AF: ¿Cuál sería hoy el cuello botella que le llevan desde el sector al Presidente Macri?

NL: Se logró avanzar mucho en esta Mesa. Es un espacio de trabajo que permitió resolver varios cuellos de botella fuertes. Hoy no tenemos uno puntual. Si desde FAIMA, que representan a las Pymes del Sector Madera y Mueble, llevarán varios aspectos que tienen que ver con medidas de AFIP, altas tasas de interés, moratoria fiscal, etcétera. El Programa Ahora 12, por ejemplo, es una medida que agradecen desde el sector privado, ya que ayuda a mover la economía y aumentar el consumo.

Otro tema de la reunión serán las acciones para la Construcción con Madera, donde se hay gestiones con avances y otros muchos trabajos por delante. Será una oportunidad para presentar ante los integrantes de la Mesa y al Presidente Macri, la inversión de la fábrica de casa de madera en Posadas. Esta inversión es lo que necesitaba el sector, fue presentada como la más grande del país y con la tecnología más moderna de Latinoamérica. Considero que es así, porque la tecnología instalada es nueva. Este proyecto era muy necesario para el sector foresto-industrial de Misiones.

AF: ¿Podría ser que desde Misiones se responda al déficit habitacional del país?

En eso hay aún un proceso de trabajo que llevar adelante, para ajustar todas las piezas, ya que además del fabricante, se necesita la otra contraparte, que es el desarrollador inmobiliario y la constructora. Esto es necesario para la obra pública y las licitaciones del Estado, o también para la demanda privada.

En Misiones, Corrientes, Entre Ríos, Chaco, pueden responder inicialmente. Pero ya la logística para la región del Centro o Sur del país aún no se llega con la estructura actual, a menos que consigan una contraparte, un constructor o desarrollador que responda con eficiencia, para que desde la fábrica de viviendas de Posadas puedan despachar las piezas partes. De esta forma, podría llegar a funcionar en el corto plazo si se presenta la demanda.

Otra novedad que se planteará en la reunión del martes será un programa nacional ante las emergencias climáticas, inundaciones, con las pre-adjudicaciones que se otorgarán para disponer de un pliego aprobado que permita, si ocurre esta necesidad social, que se pueda llamar en forma inmediata a los adjudicatarios y se pueda pedir lo que se necesite, según el plan de contingencia a llevar a delante.

Se necesita una respuesta rápida y Misiones, ahora con la fábrica de viviendas de madera industrializadas, podrá dar esta respuesta desde el sector forestal a este tipo de emergencias, con una calidad mayor en cuanto a la durabilidad de las casas, hasta que se pueda planificar la reubicación definitiva. Esto llevó a que la APICOFOM sea hoy un adjudicatario,  es un paso más.

En el país se adoptaron medidas, como la eliminación del requisito a la construcción con madera del CAT (Certificado de Aptitud Técnica) y hoy la madera ya es considerada una construcción tradicional. Además se avanza en capacitaciones para fomentar el conocimiento técnico entre arquitectos y desarrolladores inmobiliarios, de manera que se pierdan los prejuicios de construir con madera, y por el contrario, se conozca toda su potencialidad de uso.

También el sector privado tiene su parte de tareas pendientes, como estandarizar las medidas de la madera para el uso en la construcción. En Chile existen 6 medidas estándar y en la Argentina hay un promedio de 72. Este es un tema a corregir, pero es un trabajo voluntario, que desde el Estado se debe acompañar al privado a que den este paso que permita que los arquitectos confíen en los productos elaborados. Este tema lo estamos trabajando en conjunto con FAIMA, AFoA, e INTI Maderas.

 

AF: Estamos en un año político con próximas Elecciones Presidenciales ¿cómo toma estos momentos para su gestión actual y futura? En el Congreso Maderero de FAIMA se filtró la campaña, al estar en la provincia el candidato del Frente de Todos, Todas y Todes, Alberto Fernández, y recibir este viernes a los directivos de la Federación, Román Queiroz (Amayadap) y Leandro Mora Alfonsín para escuchar las demandas de la industria de la madera. Incluso, regresaron del encuentro con el compromiso del candidato Fernández de mantener el seguimiento de trabajo iniciado en la Mesa de Competitividad, si llegaran a ganar y volver al gobierno.

NL: Si. El compromiso que lograron realmente fue muy bueno para el sector. Estamos en un año de mucha incertidumbre. En lo personal, siempre lo digo, cuando asumí fue para ayudar desde mi lugar al sector foresto-industrial del país, que tiene un potencial de desarrollo por construir en el largo plazo y demanda de políticas de Estado.

Hay muchos políticos en cargos públicos que se ocupan de eso, de hacer política. En mi caso, quiero estar en lo técnico, aportando desde la profesión y el conocimiento que puedo aportar del sector, y que mucha falta hace desde el lado del Estado.

Quiero hacer cosas que generen competitividad al sector, con transparencia y cuidando los recursos del Estado.

AF: Este es un sector que demanda políticas de largo plazo. Se comenzó en estos últimos dos años en un proyecto sectorial con Cambiemos, pero ¿estaría dispuesto a continuar en otro espacio de gobierno?

Estoy comprometido en lograr las políticas de Estado para el sector. La política partidaria sigue su curso. Estoy cómodo en este espacio porque fue el que me convocó, me pidió que ayude y hemos logrado resultados que realmente antes no se habían logrado como la prioridad estratégica que tiene y ocupa hoy la actividad en el país.

De igual forma, continuaría aportando en donde sea convocado y me necesiten para el sector, sea en la  Mesa de Competitividad, en la gestión pública forestal, o donde el propio sector siempre me pide. En un año político, todos te preguntan qué haría a fin de año, pero realmente tenemos mucho por hacer diariamente, y en los próximos 6 meses. Sigo con las mismas ganas de siempre de trabajar hacia adelante, y avanzar en lo que se necesita y está en marcha.

A fin de año veremos que sucede, ahora estoy enfocado en las metas y objetivos planteados desde que asumí en la DNFI: lograr la instrumentación eficiente de la Ley 25.080, con sus modificaciones, tras la prórroga del régimen; garantizar el financiamiento de la misma para el pago de planes forestales pendientes y futuros, y la articulación público-privada en el marco de la agenda de trabajo de la Mesa Nacional de Competitividad Sectorial.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *