Chaco: preocupa la situación de pequeños productores forestales por la deuda de la Ley 25.080

A pesar de las sucesivas devaluaciones, afirman que siguen recibiendo los pagos calculados a un dólar de 20 pesos. Los incendios intencionales y la deuda del Estado agravan la situación.

Fuente: El Enfiteuta

CHACO (25/10/2018).- El sector de la madera -como muchos otros- está dividido entre quienes tienen la posibilidad de exportar sus productos y quienes dependen únicamente de las ventas en el mercado interno. Esta diferencia se manifestó con las devaluaciones ocurridas durante este año.

Los exportadores de carbón vegetal se han visto beneficiados por la suba del precio de sus productos a nivel internacional. Venden a distintos países europeos, a Chile y a Estados Unidos. Es por eso que los productores que les venden la materia prima les pidieron que de alguna manera esos beneficios sean trasladados también al precio que pagan. Sin embargo, estos últimos dicen que siguen cobrando sus productos a un dólar a 20 pesos. La caída del consumo interno no ayuda a esta situación.

Gran parte de la población del Chaco vive de la industria foresto-industrial, particularmente en los departamentos de Almirante Brown, Güemes, Machagai y Quitilipi. Los productores han percibido una caída en las ventas del mercado interno que preocupa al sector más pequeño y mediano de la industria.

 

La deuda del Estado

El Gobierno nacional debe alrededor de 400 millones de pesos por el pago de planes forestales correspondientes a la ley 25.080 de Inversiones para Bosques Cultivados. Son fondos que van directamente a los productores y que tienen un carácter progresivo, es decir, los pequeños productores son más beneficiados que los más capitalizados. Además, la norma brinda estabilidad fiscal a las empresas productoras.

Anualmente, el presupuesto nacional asigna un monto para esta partida. Sin embargo, desde hace cuatro años es el mismo, sin actualizaciones: 100 millones de pesos que no alcanzan para cubrir estas deudas. El director nacional de Foresto-industria, Nicolás Laharrague, afirmó al respecto que se solicitó desde el Ministerio de Agroindustria una partida extrapresupuestaria para cubrir los pagos pendientes y que “se está analizando si podrá darse o no”.

Al ser consultado sobre la actualización de esos 100 millones de cara a próximos presupuestos, el funcionario afirmó que “habrá una partida presupuestaria asignada en forma anual para destinar al sector forestal por los planes pendientes de pago. Ese monto dependerá de lo que se apruebe y asigne en el Congreso Nacional. Por experiencia, sabemos que siempre fue un monto exiguo lo que se termina aprobando”.

El funcionario agregó además que “en paralelo esperamos que entre en funcionamiento el fondo del Seguro Verde para el pago de planes forestales del sistema de promoción durante el último trimestre del año vigente”.

 

Los incendios intencionales

La situación económica de los productores madereros chaqueños se ve agravada por la gran cantidad de incendios intencionales que tienen lugar en los bosques de la zona, que genera paralización de la actividad y como consecuencia de ello, grandes pérdidas que los pequeños y medianos no pueden afrontar.

Una de las mayores demandas es que hay solamente 40 bomberos destinados a prevención y control de incendios en toda la provincia, algunos de los cuales son voluntarios.

“Necesitamos recursos humanos, fue un tema debatido, como también elementos, y ahí surgió en la reunión que los productores también somos poco solidarios, porque afirman los bomberos que tuvieron muchos casos en que no se les quiso ceder fuentes de extracción de agua para apagar incendios y ahí se analizó en conversar con organismos como APA para la búsqueda de fuentes subterráneas que permitan la extracción en casos de emergencia”, indicaron los productores y bomberos luego de una reunión conjunta.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *