El agua dulce que no se ve: el Acuífero Guaraní y la defensa de los bosques de las comunidades Mbyá Guaraní en Itapúa, Paraguay

Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay comparten el Acuífero Guaraní, una de las reservas de agua subterránea más grandes del mundo. El gran yacimiento de agua subterránea tiene una de sus áreas más vulnerables está en Paraguay, y la Comunidad Mbyá Guaraní es el último flanco para protegerla del avance de la soja y los agroquímicos. En un mini documental, un equipo periodístico de AJ+Español muestran la realidad que viven los índigenas y las amenazas sobre el ambiente natural.

 

Un equipo de periodistas, en colaboración con International Center for Journalists viajó a la zona y difundió un mini documental esta semana, para mostrar cómo esta comunidad indígena está protegiendo el agua, amenazada por los cultivos de soja y el uso de agroquímicos.

El Acuífero Guaraní tiene una extensión estimada de 1.2 millones de km 2 y puede almacenar 40 km3 de agua .

El agua será un recurso escaso al 2050, indican informes de la ONU, por lo que el Acuífero Guaraní toma cada vez mayor relevancia.

“Defender el bosque, defender el agua” es el mensaje de los guaraníes en el departamento de Itapúa, frente al avance de la soja, y hay una región del Bosque Atlántico del Alto Paraná o selva paranense y el área de la reserva del acuífero. Una comunidad Mbya guaraní liderada por el Cacique Constancio Chaparro, es la defensora de la zona

Paraguay tiene una de las tasas de deforestación más altas del mundo.

Aquí la historia narrada por la periodista Noelia González, de AJ+Español, con testimonios de Oscar Rodas, director de Cambio Climático de WWF Paraguay; Danilo Antón, geólogo uruguayo quien bautizó al área como Acuífero Guaraní porque su alcance abarca en los cuatro países mencionados (Argentina, Paraguay, Brasil y Uruguay) a territorio ancestrales de Guaraníes; y el Cacique Constancio Chaparro, quien expresó la lucha de su comunidad por el reconocimiento de su territorio, la defensa de su cultura y el derecho humano al acceso al agua potable.

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.