Hay 600 especies en riesgo de extinción en Colombia

La Universidad Nacional implementó un programa como apoyo a los planes nacionales de preservación.

 

 

Fuente: El Tiempo

Germán Amat

COLOMBIA (19/2/2014).- En la actualidad hay cerca de 600 especies que pueden correr la misma suerte del patico zambullidor y el pez graso: hallarse disecados en las colecciones científicas de los museos.

Por lo anterior, el Instituto de Ciencias Naturales (ICN) de la Universidad Nacional, implementó el Programa Estratégico de Especies Amenazadas, como apoyo a los planes nacionales de preservación.

“El objetivo es sensibilizar a la sociedad y establecer estrategias para que ninguna especie desaparezca y quede como objeto disecado en las colecciones científicas”, indicó el profesor Germán Amat, director del ICN.

Según datos de la Universidad Nacional, el patico zambullidor era una de las aves que abundaba en los humedales de la Sabana de Bogotá y en las grandes lagunas andinas, en los años 40. Sin embargo, la caza indiscriminada solo dejó el recuerdo de un ejemplar disecado en el ICN.

Por su parte el pez graso – otra de las especies ya extintas en nuestro país- que vivía en ambientes acuáticos de alta montaña y era usado por la gente como antorcha debido a su piel grasosa, presenta su último reporte de existencia en 1942, según crónicas de la época, dice el Instituto.

Especies en peligro

Dentro de las especies que están en peligro se encuentra la araña pollera, que vive en climas templados andinos, y cuya causa de desaparición es el tráfico ilegal que le pone un valor de 60 mil pesos en el mercado negro.

“Estas arañas son controladoras biológicas que comen insectos plagas que atacan cultivos y hogares; comen cucarrones y reducen el crecimiento excesivo de estas poblaciones”, indicó Yeimi Cifuentes estudiante de Biología de la Universidad Nacional.

Otra especie en peligro es el escarabajo Titanius giganteus, que está en la categoría de los insectos más grandes del mundo, pues alcanza tallas entre los 16 y 18 centímetros (superado solo por los insectos palo que llegan a los 20 cm). Su distribución está reducida a las selvas húmedas tropicales y las zonas bajas del valle del Magdalena.

En cuanto a plantas, se puede mencionar una especie de orquídeas y otra de magnolias, cuya supervivencia depende de la conservación del bosque.

*Con información de la Universidad Nacional

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *