INBAR y UICN apuestan por una gestión sostenible del bambú en América del Sur

Representantes de la Organización Internacional del Bambú y el Ratán (INBAR por sus siglas en inglés) y la Oficina Regional de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) para América del Sur mantuvieron una reunión de trabajo para fortalecer las acciones conjuntas en conservación, manejo y uso sostenible del bambú en la región.

 

Fuente: UICN

 

Desde 2019, la Organización Internacional del Bambú y el Ratán (INBAR por sus siglas en inglés) es Miembro de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), y en ese marco, el martes pasado se organizó un espacio para dialogar sobre las iniciativas que las dos entidades llevan a cabo en beneficio de la conservación de la naturaleza, y de esa manera, buscar sinergias para trabajo conjunto, con especial énfasis en el bambú.

“Es importante dar a conocer el potencial del bambú y sus múltiples beneficios, ya que existe un desconocimiento por parte de la población y los tomadores de decisión para complementar sus medidas de gestión del territorio con esta importante especie”, manifestó el director regional para América Latina y el Caribe de INBAR, Pablo Jácome Estrella.

 

Durante este espacio, se presentaron varios de los beneficios que tiene la caña guadua o bambú como, por ejemplo: regulación hídrica, prevenir deslaves, la recuperación del suelo, captura de carbono, control de la erosión, entre otros.

Así, por sus diversos servicios ecosistémicos es una especie clave en la implementación de medidas de Adaptación basadas en Ecosistemas (AbE) frente a impactos del cambio climático; así también, puede aportar a medios de vida sostenibles, incluyendo su uso en la construcción, infraestructura productiva, artesanías, muebles, entre otros.

En la reunión participaron el Director Regional para América Latina y el Caribe de INBAR, Pablo Jácome Estrella; el Oficial Técnico Regional de INBAR, Pablo Izquierdo; el Director Regional de la UICN para América del Sur, Gabriel Quijandría, la Coordinadora Regional de Programa para América del Sur, Consuelo Espinoza y la Oficial Senior de Programa en Cambio Climático, Karen Podvin.

Frente a este panorama, los representantes de INBAR y UICN discutieron varias áreas en las que se podrían coordinar acciones conjuntas como el fortalecimiento de capacidades, asistencia técnica, investigación y gestión del conocimiento, y gobernanza e influencia política.

“Estamos gustosos de habernos reunido y esperamos que éste sea el inicio de varias iniciativas de cooperación futura para alcanzar objetivos de mutuo interés en las áreas de conservación y desarrollo sostenible en el marco de la ejecución del Programa de la Unión”, manifestó Gabriel Quijandría, director regional de la UICN para América del Sur.

Como próximos pasos se mantendrán reuniones técnicas para establecer planes de trabajo específicos.

La Organización Internacional del Bambú y Ratán (INBAR) es una organización de desarrollo multilateral que promueve el desarrollo ambientalmente sostenible utilizando bambú y ratán. Cuenta con 49 miembros y además de la sede de su Secretaría en China, INBAR tiene oficinas regionales en India, Ghana, Etiopía y Ecuador. Su configuración única hace que INBAR sea un representante importante para sus Miembros Estados. Con más de 40 de ellos en el Sur del Global, INBAR ha desempeñado un papel especialmente importante en la promoción de la cooperación Sur – Sur durante los últimos 20 años.

Desde su fundación en 1997, ha estado marcando una diferencia real en las vidas de millones de personas y entornos en todo el mundo, con logros en áreas tales como: elevar los estándares; promover una construcción con base en bambú segura y resistente; la restauración de tierras degradadas; desarollo de capacidades; e informar los objetivos de las políticas verdes y los objetivos de desarrollo sostenible.

En tanto, la  Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN – IUCN en inglés) es la red medioambiental más grande del mundo y de más trayectoria. Creada en 1948, la Unión está compuesta por Estados, organizaciones gubernamentales de la sociedad civil y de los pueblos indígenas.

La organización desarrolla actividades de conservación, uso sostenible y restauración de la Naturaleza en más de 160 países, para lo cual despliega la experiencia, los recursos y el alcance de sus más de 1,400 organizaciones Miembro y los aportes técnicos de más de 18,000 expertos organizados en sus Comisiones.

La Unión mantiene estatus oficial de observadora en las Naciones Unidas y es la única organización medioambiental que reúne a gobiernos y sociedad civil. Esta diversidad y extensa experiencia convierte a la UICN en la autoridad mundial sobre el estado del mundo natural y las medidas necesarias para salvaguardarlo. La UICN ha generado acuerdos internacionales clave como Convention on Biological Diversity (cbd.int), Convención del Patrimonio Mundial | UICN (iucn.org), Ramsar, CITES, entre otros.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.